e-Commerce

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de e-Commerce

e-Commerce

20 Oct 2014
Sé el primero en comentar

7 sencillos consejos para comprar de forma online sin miedo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Txema Sanchez

Año 2014, con Internet desde los 90, mirando páginas y páginas online a diario, consultado información desde cualquier rincón y a cualquier hora, con dispositivos ultraavanzados (y cada vez más) y con una conexión que en milésimas de segundo nos introduce en la web. A la hora de pagar cada vez somos más propensos a hacerlos mediante tarjeta, en ocasiones sin tener que pasarla tan siquiera y poco a poco nos vamos animando en aquello de hacerlo pasando simplemente el Smartphone de última generación por el escáner de pago… Compra on line

Somos una sociedad tecnológica, 2.0, pero a pesar de todas estas acciones descritas que realizamos casi a diario… En general vemos algo que nos gusta en Internet y no nos lanzamos a comprarlo hasta que no lo vemos en la tienda, ¿Por qué tanto temor a la compra online?

A pesar de que cada vez disfrutamos más de la inmediatez, no la aplicamos a las compras y somos más propensos a buscar por Internet para ojear más que para adquirir.

Y es que el miedo a no recibir lo pactado o directamente no recibir nada nos puede, por no hablar del miedo al phishing y a que algún desalmado se quede con nuestros datos bancarios.

Pero haciendo el símil con la compra física, a estas alturas donde la tecnología está tan desarrollada y los protocolos de compra-venta tan establecidos, temer la compra por Internet es como temer ir a una tienda de ropa en el centro de la ciudad y que nos atraque un ladrón a punta de pistola.

Pese al optimismo, no obstante no conviene lanzarse al mundo del eCommerce sin unas nociones previas, ya que al fin y al cabo no estamos dejando de dar los datos bancarios a un desconocido por mucha seguridad, por mucho sistema de detección de malware que exista. Para ello, para que el placer de comprar sea eso, un placer y no una angustia hasta que llega el extracto del banco, a continuación os detallamos una serie de consejos “cotidianos” y buenas prácticas que harán de vuestra compra online una transacción cómoda y rutinaria.

Los mandamientos de la compra online

  • Busca un distintivo de confianza: existen sellos como el de Confianza Online o el calificativo de “página segura” en la barra del navegador (https) que nos certifica al 100% que la gestión se va a llevar de forma segura. ¿Quiere decir esto que no compre en páginas sin distinciones de este tipo? Por otra parte que una página no tenga tales distinciones no quiere decir que no sea segura: estos certificados suelen tener costes o requisitos demasiado elevados para la mayoría de las empresas, por lo que no está muy extendida su implantación. No obstante existen otras categorías semánticas de “distintivos de confianza”: la página de una marca a la que compro de toda la vida, ese logo tan familiar del supermercado al que acudo a diario es una manera “romántica” de otorgar nosotros mismos esa confianza.
  • Comprar siempre en páginas a la que hayamos accedido nosotros por nuestra propia voluntad: si tenemos una necesidad de compra, vamos al buscador web y del listado, acudimos a la página que más nos convenza o vamos al a página de la marca que conocemos del sector. Este es el proceder “habitual” del comprador online. Si la página de compra nos ha llegado mediante un mailing al que no estamos suscritos no conviene acceder y menos dar nuestros datos. El correo electrónico es el gancho para el fraude más habitualmente usado en Internet.
  • Anticípate al posible reclamo: No se trata de ser neuróticos, sino previsores. ¿Cuál es el principal factor por el cual consideramos una compra segura aquella que no es online? Porque si no estamos convencidos de lo adquirido, siempre podemos acudir a la tienda y reclamar la devolución, el cambio o al menos desahogar nuestra indignación. ¿Ocurre esto en el mundo online? Si el comercio tiene establecimientos físicos tenemos mucho ganado, pero existen otros indicativos como las condiciones indicadas en el contrato de compra, una dirección de oficinas centrales o de reclamaciones, un teléfono de contacto y email etc. Y para desahogarnos, ahí tenemos las redes sociales 😉
  • Comprueba que a la hora de dar los datos, estos se solicitan de forma segura: para comenzar, un pago online nunca requiere de código pin, no lo des en ninguna circunstancia. Después existen otras “pistas” de que el pago se está realizando de forma segura, como lo es el hecho de que se encripte la información bancaria, que aparezca el icono de un candado cerrado o una llave junto a la barra de respuesta, o el citado https en la barra de navegación.
  • Asegúrate de conseguir una factura: si el comercio online no nos proporciona la factura digital o no nos envía un comprobante de pago, solicítalo. Mientras tanto hazte con “facturas provisionales” (pantallazos de la realización final del pago, extracto del banco, registro de actividad etc.). Lo más natural es que el comercio online, al momento de producirse el cobro te mande un email con la confirmación y con los datos de la compra. Una buena forma de asegurarte que el pago queda reflejado es no salir de la pantalla de confirmación y comprobar en otra pestaña que hemos recibido el email con esta información.
  • Ten activo el antivirus y actualizado el navegador: parece una obviedad, pero en ocasiones nos encomendamos a la configuración predeterminada y no reparamos en que los navegadores se van actualizando con las medidas de seguridad más avanzadas del momento y mejorando debilidades de la anterior versión. Y qué decir del antivirus… No hace falta tener el mejor del mercado puesto que los hay gratuitos muy competentes, pero lo que sí es de vital importancia es que analicemos en busca de malware con frecuencia y por supuesto siempre activo.
  • Vincula tus tarjetas a opciones de pago seguro: cada vez son más las entidades bancarias que ofrecen con sus tarjetas servicios de pago seguro por internet. Estas opciones no sólo te evitarán sustos en caso de pérdida de tarjeta, sino que te permitirán tener controlado al segundo cuánto te cobran y por que causa.

… Sin ser neuróticos

La finalidad de este post es incidir en que la clave está en la prudencia. Si algún requisito no se lleva a cabo no es que la compra deje de ser segura ni que estemos siendo unos temerarios con nuestras cuentas bancarias. No obstante el conocimiento del entorno de las compras online sería el mandamiento rey.

En definitiva, a estas alturas, como en todo, la cuestión es no tener miedo a “lo nuevo” (que insistimos en que a estas alturas lo 2.0 no tiene nada de nuevo) sino ser cautelosos y precavidos. No obstante si te has quedado con ganas de saber qué hay detrás de una compra 100% segura, en el postgrado en eCommerce Multicanal: local, social, mobile aprenderás no sólo lo que atañe a tus compras, sino a todo el comercio electrónico en general, incluso a montar el tuyo propio. ¡Que el desconocimiento no te limite!

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

No gracias, seguir leyendo el post