RRHH 3.0

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de RRHH 3.0

RRHH 3.0

04 Sep 2014
Sé el primero en comentar

7 claves básicas pero muchas veces olvidadas en la búsqueda de empleo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Sabina Serrano Pelegrín

claves buscar empleo Después de verano es un momento clave en muchos aspectos de nuestra vida: es el momento de la tradicional vuelta al cole, pero también significa para los mayores la vuelta a la actividad profesional, el inicio de una nueva etapa formativa y si estamos en situación de búsqueda de empleo, es el momento de afianzar nuestra búsqueda, puesto que desde el mes de septiembre se activan muchos procesos de selección.

Como reclutadora y consultora en la mejora de la candidatura profesional de quienes buscan empleo, debo decirte que son muchas las personas que cometen los mismos errores y pasan por alto el cumplimiento de los básicos fundamentales en la búsqueda de empleo. Muchas veces se omiten por desconocimiento, otras porque no se tenían las ideas muy claras al respecto y en otras ocasiones es simplemente porque con la rutina y el buscar trabajo en “modo automático” hizo que se fueran pasando algunas cosas por alto. Este artículo pretende recordar qué claves básicas se han de tener siempre en cuenta en la búsqueda de empleo, y aunque hay más, creo que empezar por estas siete es importante.

1. Conócete a ti mismo.

Tal como estaba inscrito en el templo de Apolo en Delfos. Este es un primer paso básico, necesario e imprescindible. ¿Realmente tenemos claro qué opción laboral estamos buscando?, ¿qué nos gusta?, ¿en qué destacamos?, ¿qué tipo de trabajo encaja mejor con nuestras aptitudes?, ¿qué talentos tenemos?, ¿qué esperamos de nuestra vida profesional?, ¿qué imagen tenemos de nosotros mismos?

No es fácil esto que te planteo, de hecho para muchas personas es el principal obstáculo en su camino hacia el éxito: no tener claro qué hacer ni tener una visión determinada de lo que se quiere.

2. Tu eres único, tu CV también.

Te doy mi opinión personal como reclutadora: los CVs realizados con plantillas, los generados con páginas web que confeccionan CVs de forma automática y cualquiera que puedas descargar de Internet es casi lo mismo que perder el tiempo.

¿Sabes cuántas personas utilizan esos mismos formatos prefabricados? Muchas, tantas que tu CV pasará desapercibido, no será diferenciador, será uno más del montón… y tu no eres del montón, no permitas que tu CV diga eso de ti.

Tampoco debes innovar y querer hacer lo que muchas veces vemos en informativos o en reportajes en Internet: los currículums de diseño o en vídeo solo sirven en contadas ocasiones y para profesiones muy determinadas, en las que la forma es tan importante como el fondo.

No se trata de tener un CV súper original, sino de tener el CV adecuado para tus necesidades, que transmita bien tu mensaje y que sirva para vender tu candidatura. Y para esto, te repito, no necesitas un currículum especialmente bonito y con colorines, sino bien hecho, estructurado y con las palabras claves adecuadas tras haber realizado un profundo análisis de tu candidatura y el mercado de trabajo al que te pretendes incorporar.

3. El networking no va de coleccionar contactos.

Tener miles de contactos en LinkedIn o Facebook no te sirve de nada si son meros contactos. La calidad siempre prima sobre la cantidad, y un buen contacto se convierte en una conexión cuando sirve para acceder a información relevante (en forma de presentarte a otras personas interesantes, informarte de asuntos exclusivos, etc.) y realmente es útil.

Pero todo el mundo quiere un networking válido, por lo que no pienses en pedir si antes no has dado. El networking se basa en construir relaciones de confianza, duraderas y en las que hay que dar para tener opciones de recibir. No hay que cultivar conexiones con el interés de conseguir algo, sino de querer ayudar… y ya verás como esa ayuda vendrá de vuelta de alguna forma en algún momento.

4. Las redes sociales te pueden quitar más que dar.

Como suelo decir, es posible que con las redes sociales no consigas trabajo, pero es posible que te alejen del mismo. Esto es debido a que muchas personas, que buscan trabajo, no se han parado a analizar la imagen que ofrecen en redes sociales: ¿qué actitud muestro al mundo?, ¿qué tipo de contenidos estoy compartiendo?, ¿doy imagen de ser una persona pesimista y negativa o todo lo contrario?, ¿aparezco en situaciones como recomendables para ganar la confianza de un empleador?

Se trata de ser tu mismo, eso es cierto, pero con la precaución adecuada. Al final se trata der ser cuidadosos, pues cada vez más reclutadores revisan y comprueban el perfil social de los candidatos, y no solo en LinkedIn, donde se presupone cierta corrección, sino en Facebook y otras redes, donde se ve más cómo somos realmente.

5. Las entrevistas personales se han de preparar.

Tener un buen CV no es suficiente ni es garantía de absolutamente nada. Un gran CV hará que te llamen para una entrevista y eso habrá sido un primer pero importante paso. La entrevista es tan importante como construir un CV poderoso, pero la realidad es que son pocos los candidatos que a cada proceso de selección acuden con una entrevista muy bien preparada.

Me refiero a que no es posible que, en el mejor de los casos, el candidato apenas tenga alguna idea de la empresa tras haber visto su web. Eso es lo que hace todo el mundo, no te servirá para destacar. Una entrevista bien preparada exige exprimir la red buscando noticias, productos, servicios, testimonios, reportajes, etc. Y cuando hablo de red no me refiero solo a Internet, sino que también se ha de acudir a la red de contactos, ese networking del que antes hablábamos: ¿conocemos a alguien que nos pueda dar información exclusiva y de primera mano?, ¿tenemos a alguien que trabaje en el mismo sector, industria o mercado?, ¿sabemos de algún cliente, proveedor o antiguo empleado?

No se trata de conocer información confidencial, sino de acceder a información relevante y cualitativa, ese tipo de información que solo sabe alguien que conoce muy bien la empresa y su entorno.

Como te puedes imaginar este tipo de información, de un nivel superior no aparece en la primera página de resultados ni en la web corporativa, va a hacer que tu candidatura pase a un nivel superior.

6. Los pequeños detalles importan.

Y son determinantes a lo largo de un proceso de selección. Desde cómo es la fotografía que has usado en tu CV, qué email de contacto has puesto (ya sabes que el conejitaplayboy@mail.com no es buena idea…), cómo has enviado tu CV por correo electrónico o cómo de bien o mal has ido vestido a la entrevista de trabajo.

Son muchas las personas que consideran que cuidar de ciertos detalles es rozar lo absurdo, pero créeme si te digo que estos pequeños y para muchos insignificantes detalles son los que pueden llegar a marcar las diferencias finales cuando un proceso de selección llega a su final con varios candidatos muy igualados para tomar una decisión definitiva.

7. La estrategia y la constancia como base del éxito.

Buscar trabajo es duro, es una tarea que debemos afrontar con determinación, constancia y siguiendo la coherencia de una estrategia, y para esto debes saber que cada candidato y cada persona debe tener su propia estrategia.

De igual manera que cada CV debe ser único para que identifique de la mejor manera posible a la persona que representa, la estrategia es también única para cada caso. Cada industria y sector tiene sus particularidades y cada puesto, nivel jerárquico y especialización profesional tiene igualmente matices que son diferenciadores y marcan el camino a seguir a la hora de establecer una estrategia para buscar empleo.

¿Crees que un director general debería buscar empleo de la misma manera que un becario?, ¿y crees que la estrategia de un profesional de la ingeniería puede ser la misma que la de un experto en marketing online? Es evidente que hay semejanzas y hábitos en la búsqueda de empleo que son similares en todos los casos, pero las diferencias y los matices son lo suficientemente importantes como para que unos tengan más éxito que otros en su búsqueda.

Apenas hemos empezado a desvelar unos cuantos aspectos básicos en la búsqueda de empleo, como ves, antes de lanzarse a completar un CV es necesario hacer una pausa y dedicarnos el tiempo necesario a despejar todos estos aspectos que nos servirán para encontrar empleo.

Recuerda que tu formación es uno de los factores que más te ayudan a destacar en un proceso de selección. Para un mundo laboral cada vez más cambiante y digitalizado échale un vistazo a los programas de IEBS Business School ¿En qué quieres destacar?

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

No gracias, seguir leyendo el post