Lean Startup

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Lean Startup

Lean Startup

20 May 2016
2 comentarios

Cómo formar un equipo para una startup que funcione

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Sonia Mañé Vernia

FORMAR UN EQUIPO PARA UNA STARTUP

 

El grupo que pondrá los cimientos de la empresa es el más importante; de él dependen las decisiones clave que pueden llevar la startup al éxito o al fracaso. Así que antes de empezar la aventura de iniciar un negocio, es conveniente saber qué equipo multidisciplinar se necesita al arrancar y cómo formar un equipo para una startup que asegure una buena base de la que partir. 

Otros artículos relacionados que te pueden interesar:

 

Encontrar talentos complementarios; la clave para formar un equipo para una startup


El equipo perfecto para una startup empieza por encontrar perfiles distintos, capaces de hacer frente a los retos que se van a tener que ir superando. No interesa meter a 5 personas expertas en analítica, con una o dos bastará. Los recursos han de distribuirse sabiamente y en esa tónica habrá que plantearse: ¿qué necesito para arrancar?

Si el negocio va a ser online, lo primordial será tener varios desarrolladores web y algún diseñador. Luego habrá que promocionar el producto o servicio, así que hay que tener expertos en comunicación y marketing para que empiecen a pensar en campañas y estrategias. ¿Quién llevará las cuentas? La contabilidad y finanzas es uno de los dolores de cabeza de la empresa y, desgraciadamente alguien tiene que hacerse cargo de ello. Es mejor encontrar a una persona a la que le guste y que tenga experiencia, si termináis haciéndolo entre todos, será un caos, y nadie se ocupará con la suficiente dedicación ni empeño.

El “equipazo” será aquel que sepa buscar la variedad e incluya a personas con perfiles, tanto profesionales, como personales, complementarios. No interesa que todos piensen igual, sino que surjan ideas, se valoren y se discutan para combinarlas y elegir la mejor opción.

 

Los perfiles básicos de toda startup


  • CEO

Es un cargo que suena super importante pero, una vez metidos en la creación de la startup, os daréis cuenta que no tiene tanta relevancia, porque el objetivo será que todos seáis CEO’s de lo que estáis creando y os impliquéis con el mismo ímpetu que el creador de la idea. A efectos teóricos, que no prácticos, el CEO será el líder del proyecto y, seguramente a la hora de tomar grandes decisiones tenga más peso su opinión que la del resto, pero no siempre.

  • “Director” financiero

No nos gusta poner la palabra director, porque implica jerarquías, y en seguida os vamos a contar lo poco productivas que son las jerarquías en una startup, pero nos sirve para desarrollar la idea de que es necesario un perfil que sepa velar por el equilibrio de los ingresos y los gastos. Será, digamos, el médico de las finanzas de la startup.

  • Encargados del marketing y la comunicación

Área imprescindible en cualquier startup. Recomendamos además que sean perfiles orientados al growth hacking, el modelo de crecimiento más de moda para conseguir resultados con bajo coste o incluso sin gastar un duro. El equipo de comunicación debe también hacerse cargo de las relaciones y colaboraciones de la empresa.

  • Abogados o equipo legal

La ley es la base en la que se va a tener que estructurar la startup, si no se tienen en cuenta las fases legales, no llegaremos muy lejos. Se necesitarán contratos, pedir licencias, cerrar acuerdos, etc. La mejor manera de no dejar flecos sueltos y no tener sorpresas en un futuro es apostar por un perfil legal que vaya guiando la ruta de la startup.

  • Desarrolladores y diseñadores

Crear la web y la imagen de la marca será crucial para que todo lo demás se desarrolle alrededor. El diseñador que se elija conviene que tenga conocimientos UX para colaborar con la creación de la web de forma más eficaz, creando experiencias de usuario acordes a los objetivos de marketing y comunicación.

  • Responsables de ventas

La persona o personas de esta área de la startup deben trabajar codo a codo con marketing, es la única forma de que las ventas funcionen mejor.

  • El comodín

Además de sus funciones como experto en alguna área, se le puede usar como cobaya para probar los planes de diseño, las campañas de marketing, etc. y ver sus reacciones, tomándolas como referente de cómo podría responder el cliente real. El problema es que debe ser un perfil que esté más desconectado de las estrategias, para que sus reacciones no estén influenciadas. Sería bueno que fuese el perfil de finanzas o el inversor del proyecto, así como el business angel.

 

[Tweet “El mejor equipo con el que puede contar una startup es un equipo multidisciplinar y variado”]

Procesos de selección fuera de lo común


Si tu equipo necesita incorporar algún perfil más y os decidís a buscarlo en portales de trabajo, no sigáis las mismas tácticas que usa todo el mundo. Vuestra startup tiene una personalidad característica, seguro, y también el equipo que habéis formado. Teniendo en cuenta estas premisas, lo importante es orientar el texto del anuncio a algo más que el típico “buscamos un experto en analítica web, con experiencia de tantos años, conocimientos en tal y pascual…”.

Al compañero de equipo ideal lo encontraréis si sois específicos: ¿qué carácter tendría? extrovertido, introvertido, tranquilo, animado… ¿Debe tener experiencia en empresas o en proyectos pequeños? Las personas que han trabajado en grandes empresas pueden aportar unas cosas, pero aquellos que han empezado proyectos desde cero se desenvuelven mejor en otras; identificad lo que preferís incorporar a vuestra startup.

Si ya habéis identificado a algunos candidatos porque sus currículums os llaman la atención, es momento de centrarse en sus méritos reales. El cv es una forma de acercarte a la persona, de saber su perfil profesional, pero la verdadera información útil para la startup la vais a encontrar en el trabajo práctico del candidato. Por ejemplo, si buscáis un desarrollador para hacer la página web, evidentemente os conviene más apartar la vista del currículum e ir a buscar las páginas y códigos que ha hecho dicho candidato; testarlas, ver cómo funcionan, si su estilo y diseño coinciden con lo que buscáis, etc. Igual os aconsejaríamos con algún candidato para el puesto de comunicación y marketing; ¿qué campañas ha desarrollado? hacer una búsqueda en Internet de las redes sociales que ha manejado, de los post que ha escrito, los copys que ha elaborado, etc.

 

Seleccionar a personas que no necesiten supervisión y en las que se confíe


Una startup es un mundo caótico e impredecible; nunca sabes qué será lo siguiente. En vistas de que el futuro será incierto los próximos meses o años, lo mejor que podéis hacer es encontrar a personas en las que confiar. ¿Cómo? El proyecto debe convertirse en algo que ellos también quieran, la idea les ha de gustar, la han de compartir y se tienen que implicar tanto como si la hubieran tenido ellos mismos. Por supuesto, es deber también de los que tuvieron la idea original, el hacerles sentir como si esa también fuese su casa. Lo que se conseguirá con esta mentalidad es que cada persona se implique en sus proyectos dentro de la startup y que si surgen problemas, que surgirán, no escurran el bulto y esperen a que otros lo arreglen, sino que se impliquen para buscar una solución. El equipo fundador deberá ser una familia, no puede haber ni un solo miembro de la familia que piense en una jerarquía de jefes como las empresas corrientes, porque entonces nunca tomarán las riendas de su departamento o función.

Uno de los errores más habituales de los emprendedores es pensar en la startup como en una empresa pequeña y empezar a diseñar en su cabeza estructuras verticales, departamentos, etc. Sin embargo, todos los integrantes del equipo han de colaborar con cada detalle, cada uno en la medida que pueda y siempre teniendo sus propios proyectos o objetivos dentro de la estrategia de crecimiento de la startup. Las jerarquías y, por lo tanto, los jefes, están para supervisar y en una startup no hay tiempo para supervisar, solo hay tiempo para que cada uno tome decisiones y las lleve adelante.  Evidentemente, en casos de grandes decisiones que puedan afectar al futuro de la empresa, antes de hacer algo se debe consultar para ver si al equipo le parece bien.

La clave para formar un equipo para una startup es que este sea aventurero; no ha de importarle no tener estabilidad y jugársela todo a una. Porque, no nos engañemos, las startups son campos de minas, hay que ir sorteando obstáculos constantemente y es necesario invertir mucha energía y tener muchas ganas de trabajar en ello. Al mismo tiempo, descubriréis que crearéis, con suerte, una pequeña familia que comparte un proyecto increíble y apasionante. 

¿Os animáis a seguir adelante? Entonces tal vez os interese informaros de nuestro Máster en Creación de Empresas: el Start Up del Emprendedor, en el que, con la colaboración de la aceleradora Seedrocket, ayudamos a emprendedores a sacar adelante sus proyectos. O mejor aún, venid a nuestra Semana del Emprendedor y participad en una semana de talleres, compartir conocimientos y, si os atrevéis, podéis presentar vuestro proyecto y ganar hasta 6.000 euros y mentoring por parte de IEBS. ¡Todo gratis!

 

La Semana del Emprendedor en IEBS

Un a oportunidad única para aprender y desarrollar proyectos

¡Apúntate!

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

2 comentarios en “Cómo formar un equipo para una startup que funcione”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

No gracias, seguir leyendo el post