Finanzas

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Finanzas

Finanzas

31 May 2017
1 comentarios

Economía consciente y sostenible como clave de rentabilidad social

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Gonzalo de Anta

Economía consciente y sostenible

En estos últimos tiempos en los que vocablos procedentes del inglés como Millennials, Startups o e-Commerce están tan de moda, también se plantean temas y disyuntivas relacionados con los nuevos modelos de negocio, las desiguales tendencias de consumo y la relación cada vez más estrecha entre empresa y sociedad.

Uno de ellos es la llamada economía consciente, una filosofía de empresa todavía poco implantada en España que busca lograr una rentabilidad social y económica  impulsando equipos de trabajo que se autogestionan a través de la colaboración y que sustituye a aquella jerarquía predominante en el modelo tradicional y amparada básicamente con las figuras de jefe y empleado.

¿Quieres saber más sobre la economía consistente? ¡Sigue leyendo!

Artículos relacionados:

Sus defensores apuestan por crear un entorno agradable donde el trabajador se sienta a gusto con lo que hace y disfrute de una flexibilidad que le permita desarrollar todas sus capacidades, habilidades y talento dentro de una organización. Partiendo del bienestar y el respeto por las personas y el entorno, las empresas que ya lo aplican subrayan sus bondades económicas, reflejadas en el balance de resultados y su rentabilidad social, otro concepto también del siglo XXI que alude a la consecución de valores dentro de la empresa por parte de los trabajadores, que se identifican con el proyecto empresarial al sentirse más útiles, valorados y auto realizados, lo que también repercute en su rendimiento y, por ende, en la cuenta de resultados de la empresa.

Además de su mayor competitividad, con el modelo de economía consciente se reduce el nivel de conflictividad entre trabajador/empresa y también entre trabajador/trabajador, ya que el trabajo, en estas nuevas condiciones, no se ve únicamente como una obligación que se realiza a desgana, sino como una oportunidad de crecer juntos, progresar y lograr éxitos comunes que repercutan en todo el equipo, ya que el éxito o el fracaso se concibe desde una perspectiva de colectividad alejada del individualismo predominante.

Compromiso social


La labor de mecenazgo y el compromiso con la sociedad también forman parte de esta cultura empresarial consciente, especialmente dirigida hacia organizaciones e instituciones del entorno más cercano a la empresa. De esta manera se trabaja también en la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de la compañía para obtener un rédito social gracias a la implementación de políticas relacionadas con valores en alza como la protección y el respeto por el medio ambiente, la igualdad entre géneros, la conciliación de la vida laboral y familiar, el fomento de los hábitos saludables, la justicia social, la difusión de la cultura, la protección del territorio o la recuperación de tradiciones y costumbres.

Posiblemente son las nuevas empresas surgidas del ámbito tecnológico (startups) las que pueden adaptarse de manera más rápida y sencilla a este tipo de organización diferente y no tan jerarquizada. Se trata de propiciar un clima más colaborativo que competencial para sumar esfuerzos, crear sinergias y aumentar la productividad, uno de los grandes caballos de batalla de las empresas españolas.

La #EconomíaConsciente propicia un clima más colaborativo que competitivo

En busca de la sostenibilidad


Hablamos de economía consciente, de rentabilidad social, etc., pero también de sostenibilidad. Conceptos todos ellos relacionados. Ahora bien, ¿Qué entendemos por empresa sostenible? La empresa sostenible es la que opera haciendo un uso eficiente de los recursos, la que maximiza el valor que aporta a la sociedad, la que no está aquí sólo para vender, la que a la hora de utilizar procesos piensa en una triple vertiente: la económica, la social y la medioambiental.

El cambio en los hábitos de consumo, fruto de la modificación de nuestros hábitos y rutinas a consecuencia de la irrupción de las últimas tecnologías y el modelo económico y social imperante, ha conllevado al mismo tiempo la formación de una corriente de consumidores cada vez más formados que empiezan a tomar decisiones conscientes en sus elecciones de compras. Y las empresas, tanto las grandes corporaciones como, y esencialmente, las pymes, no pueden quedar al margen. Especialmente en un momento en el que la constitución de sociedades parece que encara la senda del crecimiento.

Esta apuesta por la sostenibilidad se encuentra con inconvenientes como un posible mayor coste de producción y la dificultad, todavía existente en nuestro país, de restar importancia al precio por encima de otras bondades que ofrece nuestro producto. No en vano, un estudio de una consultora internacional de referencia presentado hace poco ponía sobre la mesa que aunque el 75 por ciento de los consumidores españoles afirman tener en cuenta la sostenibilidad en sus compras, el precio sigue siendo el principal factor que orienta sus decisiones de consumo, por lo que no se puede desdeñar este dato a la hora de diseñar nuestras estrategias de marketing

Los beneficios de la Economía consciente y sostenible 


Sin embargo, adoptar rutinas y procesos relacionados con una economía consciente y sostenible debe reportar a medio/largo plazo más ventajas que inconvenientes:

  • Reducción de conflictividad laboral.
  • Mayor seguridad en el trabajo.
  • Una apuesta por la calidad.
  • Mayor prestigio gracias al reconocimiento social.
  • Incremento de precios y reducción de costes debido a la mejora de la imagen y reputación de la empresa.

En este sentido, el tamaño de las empresas es, al contrario de lo que pueda parecer, un factor clave para adoptar estos nuevos mecanismos. La lógica, y ahora también la experiencia, nos dice que las pequeñas y medianas empresas (PYMES) tienen más agilidad a la hora de mantener la sostenibilidad de su cadena de producción.

Los valores que defienden las empresas sostenibles están relacionados con disfrutar realmente del trabajo, considerando lo que realmente se necesita hacer, cómo y en qué momento justo hacerlo:

  • Actuar de manera coherente con los valores que defiende y propugna la empresa para transmitir entusiasmo.
  • Crear equipos afines.
  • Ser justo y responsable con los recursos existentes.
  • Actuar con la comunidad y el entorno de forma responsable.
  • Defender la equidad social.

En suma, economía social y sostenible equivalen a rentabilidad social y económica.

Si tienes un proyecto de e-Commerce y quieres crear tu propia empresa, puedes echar un vistazo a nuestro Postgrado en e-Commerce Omnichannel, donde realizarás un viaje a través de todo el proceso de compra, desde conseguir que el usuario entre en nuestra web y ejecute un pedido, hasta que lo recibe en casa.

Postgrado en e-Commerce Omnichannel

Logra una visión transversal del comercio electrónico

¡Me interesa!

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Un comentario en “Economía consciente y sostenible como clave de rentabilidad social”

  1. Felicidades, gran post. La economía y las entidades deberían tender a estos valores. Por el benefico de la sociedad pero también creo puede ser rentable a nivel económico a largo plazo ( hay índices bursátiles que recogen entidades así y no suelen ir mal). Hay que promover el win to win y coopetition que modelos como Open innovation, han demostrado es eficiente.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

No gracias, seguir leyendo el post