RRHH 3.0

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de RRHH 3.0

RRHH 3.0

03 Ene 2014
4 comentarios

El fundraiser cultural, una profesión con futuro

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (14 votes, average: 4,86 out of 5)
Cargando…
renriquez

fundraising cultural La coyuntura actual de crisis económica que atraviesa España ha dado una vuelta al mantenimiento y desarrollo de las instituciones y proyectos culturales. La mayoría, se nutría de dinero público que bien era dado por designación directa de presupuestos o a través de Ayudas o Subvenciones públicas. Mantener la calidad y exigencia continua con que las tradicionalmente realizan sus proyectos y dan servicio a sus públicos hace necesaria, no solo un nuevo planteamiento de gestión, sino también intentar una colaboración más estrecha con el sector privado, trabajando en los beneficios mutuos que de esta unión se derivan.

En paralelo, hay una tendencia creciente y muy selectiva dentro del sector privado de apoyar la cultura. Cada vez son más las empresas que se vinculan al mundo cultural mediante patrocinios, no sólo por la visibilidad social que consiguen y las contraprestaciones que obtienen para sus empleados y compromisos, sino también por la evidente herramienta de comunicación que esto les supone. Por ello, sus necesidades de imagen y posicionamiento les obligan a ser más meticulosos y exquisitos a la hora de elegir los productos culturales con los que asociarse. Entienden sus acciones de patrocinio como una pata más de su estrategia de comunicación. En Europa y el mundo anglosajón, esta corriente se manifiesta con acuerdos entre instituciones o programas culturales y empresas privadas, destinados al desarrollo y producción de acciones culturales a cambio de fuertes retornos para los patrocinadores.

Por lo tanto, la cultura en España tiene una ocasión única para aprovechar las tendencias establecidas en Europa y Estados Unidos, y con ello mantener, difundir y garantizar la calidad y estabilidad de los espacios y las programaciones culturales. La suerte es que podemos mirar fuera y aprender lo que se está haciendo en Estados Unidos, en Inglaterra, en Francia… pero sus parámetros no podemos copiarlos por la idiosincrasia española, aunque sí adaptarlos.

Las instituciones y proyectos culturales deben desarrollar sus propios planes de captación de recursos con el objetivo de que las empresas se vinculen a ellos y aporten la cuantía necesaria para su mantenimiento y desarrollo. Los planes deben ser concebidos en sintonía con las tendencias actuales, es fundamental escuchar a las empresas y hacer realidad sus ideas de patrocinio elevando el nivel de sus expectativas y enseñarles nuevas opciones. La clave radica en conjugar las necesidades de las instituciones culturales con las necesidades de las empresas.

Lógicamente, para que esta búsqueda de financiación sea exitosa, debe delegarse en manos de profesionales: fundraiser o recaudadores de fondos. Expertos en fundraising o captación de recursos que sientan de corazón lo que es una institución o un proyecto cultural; que sepan transmitirlo generalmente a alguien ajeno al mundo de la cultura; que realicen dosieres que sinteticen la esencia de los proyectos; que posean los instrumentos y oratoria comerciales suficientes para enganchar a los patrocinadores; que tengan herramientas básicas de marketing y comunicación; que lleven a cabo negociaciones y acuerdos comerciales… este trabajo no puede llevarse a cabo por cualquiera. Es un trabajo que requiere una especialización profesional muy elevada.

El fundraising es una salida profesional real. La cultura ha emprendido la carrera de solicitar fondos en el mundo empresarial ante la escasez de dinero público, pero se encuentra con que no hay especialistas en llevar a cabo estrategias de patrocinio. Prepararse y formarse de la manera adecuada será clave del éxito.  ¿Te gustaría inscribirte a nuestro curso de Fundraising Cultural? ¡Pulsa el enlace!

Sobre el autor:

  ruth enriquez Artículo escrito por , licenciada en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Gestión Cultural. En 2011 funda  PARAPOR, donde está llevando a cabo un modelo nuevo de búsqueda de financiación para las instituciones culturales.

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

4 comentarios en “El fundraiser cultural, una profesión con futuro”

  1. Enhorabuena Ruth por la temática que has sacado a la luz y por la visión que tienes sobre la nueva figura del fundraiser cultural sobre todo en el ámbito de asociaciones y espacios culturales!
    En nuestra asociación CHOMANDOS. Más allá de la aventura, por ejemplo nos basamos en la teoría de la sostenibilidad y hemos creado un concepto de empresa social tratándonos de autofinanciarnos a través de las propias actividades que ofrecemos. Así, tratamos de evitar la financiación pública en un acto de responsabilidad con la situación económica actual y de solidaridad con la sociedad en general. Creemos que no son momentos de buscar subvenciones del estado en una fase de relativa gravedad para el país, donde es necesario el compromiso y esfuerzo de todos para avanzar en la buena dirección 😉

  2. Gracias por tu comentario. Siempre está bien conocer las experiencias de las personas que os dedicáis al desarrollo de iniciativas sociales. Al final, la financiación es necesaria para sacar adelante los proyectos, sean de la naturaleza que sean y el fundraising es una alternativa que Ruth detalla muy bien en el artículo.

  3. Hola Ruth,
    muchas gracias por el artículo, es muy interesante. Estoy visualizando el webinar y quería comentarte que no creo que siempre sea erróneo hablar de micromecenazgo. Sí que lo es en muchos casos, especialmente cuando hay una recompensa a cambio o se recibe participaciones de una empresa o intereses, pero cuando se trata de donaciones creo que es correcto poder utilizar el término. Hay muchas plataformas de crowdfunding dedicadas a las donaciones o incluso a recompensas y donaciones. Supongo que en estos casos el término sería correcto. Cierto que no son la mayoría, y que el término micromecenazgo se ha extendido de forma incorrecta, como bien dices, pero pienso que se podría aceptar en estos casos específicos. No sé qué opinas.
    De nuevo gracias por el webinar, es muy útil.
    Sheila

    1. Hola Sheila,
      Estoy totalmente de acuerdo con lo que indicas. Si la plataforma está dedicada a donación sí es correcto usar el término micromecenazgo, por la propia definición que indicaba: no tiene contraprestaciones a cambio. De todas formas, la gran mayoría de las que conozco sí que ofrecen algo, por poco que sea, al que hace una aportación, por lo que se debería decir micropatrocinio.
      Es una lucha dura emplear a estas alturas el término correctamente puesto que ya se ha extendido el de micromecenazgo de forma incorrecta, pero debemos intentarlo.
      Gracias por tus palabras.
      RUTH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

No gracias, seguir leyendo el post