Relaciones Laborales

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Relaciones Laborales

Relaciones Laborales

03 Jun 2015
Sé el primero en comentar

Cómo gestionar equipos virtuales

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Mireia More

gestion equipos virtuales

Cada vez es más común que las empresas contraten a personas para que trabajen desde otros países. La mejora de las nuevas tecnologías ha permitido que muchos empleados puedan desempeñar su trabajo desde su residencia, y conectando con la empresa a través de Internet. A pesar de que pueda parecer un método innovador y cómodo, en realidad el hecho de gestionar equipos virtuales puede conllevar ciertas dificultades. En este artículo hablaremos de cuáles son los retos de tener empleados fuera del área habitual de trabajo y cómo implementar un buen liderazgo.

Muchas empresas optan por tener equipos virtuales de trabajadores porque es muy fácil encontrar talento en un abanico tan amplio como es el mundo. El Reino Unido, por ejemplo, es uno de los países dónde hay más empresas con equipos virtuales, seguramente porque a día de hoy el inglés se ha convertido en la lengua del mundo empresarial por excelencia.

Los retos de gestionar un equipo virtual

Tener a un trabajador o a un equipo entero de personas trabajando fuera de la oficina genera ciertos desajustes si no se gestiona de manera adecuada, tal y como señala el último estudio de The Economist Intelligence Unit. No solamente tenemos que fijarnos en cómo encontrar el talento adecuado, sino que también hemos de saber qué podemos exigir de los trabajadores y qué debemos ofrecerles como empresa. A continuación detallamos algunas de las principales dificultades que podemos encontrar al gestionar estos equipos:

  • Falta de planificación. 1 de cada 3 ejecutivos cree que los equipos virtuales necesitan un liderazgo mejor en comparación con los equipos tradicionales. En la mayoría de los casos, esto es debido a que están gestionando equipos virtuales de manera espontánea y sin haberlo planificado con anterioridad. Uno de los fallos de planificación más comunes son los que se derivan del propio uso de la tecnología, que puede llevarnos a una confusión: Por ejemplo, si un trabajador no contesta un e-mail, su compañero puede pensar que no está trabajando ese día, cuando en realidad puede que no haya contestado porque está priorizando un trabajo más importante y no quiere distracciones.
  • Diferencia de zonas horarias y de calendario. No hace falta que nos encontremos en puntos opuestos del planeta para notar las diferencias horarias y en las fechas de vacaciones. Sin ir más lejos, en Europa se siguen horarios laborales completamente distintos dependiendo del país, además de que las fiestas nacionales que dictan el calendario  también son diferentes.  Aunque parezca trivial, es importante definir un horario y un calendario adaptado para el equipo virtual (para que los trabajadores puedan compaginar la vida familiar con la laboral) y que consiga adaptarse al mismo tiempo a los hábitos de la empresa.
  • Malentendidos derivados de las diferencias lingüísticas y culturales. Aunque se utilice la misma lengua puede haber malentendidos derivados muchas veces del argot o incluso de la cultura.
  • Fallos en la comunicación. Puede que hablemos la misma lengua y tengamos un argot similar, pero siempre puede haber malentendidos cuando trabajamos virtualmente si no lo revisamos. El mayor ejemplo fue seguramente lo que le pasó a la Nasa en 1999 con el satélite Mars Climate que debía orbitar alrededor de Marte. Cuando se encontraba a punto de llegar al planeta rojo, el satélite se estrelló por culpa de un fallo en los cálculos, perdiendo así 125 millones de dólares. En la investigación posterior al incidente, los responsables revelaron que hubo una comunicación pésima por parte de los dos equipos de científicos que llevaban la misión (uno localizado en Colorado y el otro en California). Se comunicaban regularmente a través de e-mail, pero resultó que el equipo de California estaba trabajando con el sistema métrico decimal (kilómetros) y el de Colorado hacía sus cálculos en pulgadas. Un fallo garrafal que podría haberse solucionado de haber existido una comunicación más clara y formal.

equipos virtuales

7 consejos para manejar equipos virtuales

Después de haber visto todo lo que puede salir mal, proponemos algunos puntos recomendables para mejorar el funcionamiento de los equipos virtuales:

1. Pon metas claras, cuantificables y alcanzables y monitoriza todo el proceso. Es lógico que la comunicación con un equipo virtual sea menor que con un equipo tradicional, y por eso mismo es necesario planificar al milímetro los objetivos.

2. Acuerda cómo gestionar cada detalle antes de ponerte a trabajar. Es importante durante la fase de planificación del proyecto acordar cuestiones aparentemente triviales como la respuesta a e-mails. Puedes acordar, por ejemplo, que los e-mails se tienen que responder antes de 48 horas o que las reuniones tienen que comunicarse con una semana de antelación.

3. Aprovecha las entrevistas virtuales. Cuando hagas una entrevista online puedes probar las habilidades del candidato: Hacer una entrevista a un candidato con una tecnología determinada (que será la misma con la que tendrá que trabajar) es una buena oportunidad para ver cómo se desenvuelve. Por ejemplo, puedes pedirle al candidato que haga una presentación usando una herramienta para hacer conferencias online, y seguir con un chat informal usando mensajería instantánea.

4.  Haz siempre un double-check. Nunca des nada por hecho, y revisa siempre los detalles importantes.

5. Programa reuniones presenciales. Uno de los aspectos más importantes de trabajar a distancia es encontrarse cara a cara en algún momento. Según la empresa Aroxo, lo ideal es encontrarte con los empleados de equipos virtuales 3 o 4 veces al año para fomentar el compañerismo y la confianza mutua. Para los nuevos equipos, reunirse en persona cada 2 o 3 meses sería lo más adecuado.

6. Fomenta las relaciones en el equipo. Los trabajadores de equipos virtuales deben ser parte de todo el equipo, no sólo un elemento de soporte. Así, deben formar parte de la cultura o “espíritu” de la empresa, y deben tomarse en consideración en el proceso de toma de decisiones.

7. Selecciona unas buenas herramientas de comunicación. Debes tener en cuenta las preferencias del equipo virtual además de las de la empresa (dependiendo del país, existen costumbres de usar unas y no otras) y seleccionar las herramientas de comunicación adecuadas.

La gestión innovadora de los Recursos Humanos

Hoy en día los responsables de recursos humanos deben tener en cuenta distintos factores para encontrar talento y gestionarlo a través de Internet. Como hemos visto, los equipos virtuales son cada vez más comunes y las empresas necesitan a profesionales formados que sepan lidiar con estas nuevas tendencias. Para saber más, te recomendamos que eches un vistazo al Postgrado en Recursos Humanos y Gestión Innovadora 2.0 de IEBS. Y si este artículo te ha parecido interesante, ¡No te olvides de compartir!

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Regala formación

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

SUBCATEGORÍAS

LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

Si lo prefieres puedes seguir nuestro RSS:
x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

No gracias, seguir leyendo el post