Agile y Scrum

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Agile y Scrum

Agile y Scrum

17 Jul 2014
Sé el primero en comentar

Éxitos y fracasos en proyectos Scrum: Spotify Vs. Healthcare

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Markos Goikolea

casos de exito y fracaso en scrum ejemplos En los proyectos de desarrollo de software la correcta gestión ágil puede suponer la clave para el éxito o para el fracaso. En este post vamos a analizar dos casos de buen y mal uso de Scrum.

Jeff Sutherland, cocreador de Scrum y Asesor Senior y Coach de OpenView, explica las razones del fracaso de Healthcare y del éxito de Spotify en una entrevista de Labcast, en la que nos hemos basado para escribir este artículo.

Mal ejemplo de Scrum: Healthcare.gov

Healthcare es un proyecto del gobierno americano diseñado para ofrecer toda la información y transparencia sobre el mercado de los seguros sanitarios, para que los consumidores puedan asegurarse de obtener el mejor valor. Jeff lo cita como ejemplo de mala gestión de un proyecto Scrum.

Las principales causas del fracaso en el desarrollo de Healthcare fueron la falta de coordinación entre el Front End y el Back End, la falta de liderazgo en un proyecto con más de 20 consultoras implicadas y no haber lanzado el proyecto fase a fase sin testeo ni aprendizaje de por medio, haciendo que fuese imposible detectar las fases que sí funcionaban y las que no.

Según Jeff Sutherlands, el fracaso de este proyecto no debería sorprendernos tanto ya que se trata de un proyecto de desarrollo en cascada, y afirma que el 86% de este tipo de proyectos suelen acabar en fracaso.

Tras trabajar en el desarrollo durante varios años, sólo se tuvieron seis días para testear la aplicación debido a las presiones para el inminente lanzamiento. Es de entender que con tan corto periodo de testing el proyecto no saliese bien lo que provoco que, aunque el equipo del Back End realmente trabajó como un proyecto ágil y en unos meses ya habían terminado su trabajo, el error estuvo en no respetar el segundo principio del manifesto Agile de aceptación del cambio: “Aceptamos que los requisitos cambien, incluso en etapas tardías del desarrollo. Los procesos Ágiles aprovechan el cambio para proporcionar ventaja competitiva al cliente.” Así que por mucho que acabasen el desarrollo, no lograron que funcionase.

Buen ejemplo de Scrum: Spotify

No obstante, existen muchísimas compañías que desarrollan software de una forma ágil y exitosa. Google, por ejemplo, cuenta con 15.000 desarrolladores trabajando en una rama del código. Lanzan cambios varias veces al día y realizan 75 millones de tests automáticos diariamente.

Una empresa que ha sabido adaptarse perfectamente a las metodologías ágiles es Spotify, haciendo especial hincapié en la figura del Scrum Master. Muchas veces contratan un Agile Coach externo con una gran experiencia en el campo para liderar los proyectos. Vemos aquí la importancia de contar con roles especializados que conozcan las metodologías ágiles para llevar un proyecto de este tipo al éxito. Ya no solo el Scrum Master, sino también otros roles como el Product Owner, responsable de entender al cliente y al usuario para saber trasladar en tiempo y forma la información adecuada al equipo de desarrollo.

Spotify es consciente de la metodología de trabajo de su competencia (Google o Apple por ejemplo), por lo que decidieron acercarse al Scrum de forma muy sistemática. Compitiendo contra semejantes corporaciones, sabían que en cualquier momento podrían ser derrotados a menos que fuesen más rápidos, más baratos y mejores.

Por ejemplo, fijémonos en el nuevo iTunes Radio, ofrece exactamente lo mismo que Spotify. Es por eso que han tenido que mejorar sus equipos de trabajo para asegurarse que van más rápido. En Spotify los equipos se organizan por escuadrones (squads), pequeños equipos de Scrum con la habilidad de implementar el software desarrollado al final de cada sprint, sin romper ningún otro equipo. Una característica curiosa del funcionamiento de Spotify es que cada uno de estos pequeños grupos tiene una parte del producto que es totalmente suyo. Después crean tribus (tribes) agregando distintos escuadrones, tal y como vemos en la imagen a continuación.

squad y tribus en spotify
Fuente: agilerescue

Aun así, Spotify necesita implementar, cambiar y actualizar su código constantemente sin romper nada más. Para ello es necesaria una buena coordinación central de la compañía.

Si quieres ser rápido también es necesario deshacerse de todas aquellas partes del proceso que entorpezcan el avance. En Spotify, por ejemplo, contaban con un equipo de operaciones que se encargada de las implementaciones, pero el funcionamiento era demasiado lento. Por eso decidieron eliminar esta fase y hacer que los propios desarrolladores implementasen sus trabajos.

Cada vez son más las empresas que operan en el mundo digital y necesitan optimizar sus procesos al máximo para asegurarse la primera posición en el mercado. Es por ello que las metodologías ágiles como el Scrum están adquiriendo una importancia especial dentro de las organizaciones y los profesionales especializados en la gestión de este tipo de proyectos son cada vez más demandados. Si quieres formarte para esta creciente demanda del mercado te aconsejamos este Postgrado en Agile Project & Product Management ¡Aprende a trabajar de forma ágil desde ya!

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

No gracias, seguir leyendo el post