Creación de empresas

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Creación de empresas

Creación de empresas

11 Nov 2015
Sé el primero en comentar

Liderazgo para emprendedores (III): el consenso es nocivo en la empresa

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Daniel Sánchez Reina

liderazgo-para-emprendedores

En la píldora anterior expliqué mis motivos para desaconsejar la toma de decisiones por consenso en la empresa. Aparcar lo que divide al colectivo y quedarse con lo que une, puede provocar pervertir la razón de ser de la empresa, el porqué y el para qué de su esencia. Lo ejemplificaba utilizando la metáfora del caballo y el camello: entramos en una reunión queriendo crear un caballo y el consenso nos lo convertirá en un camello.

Existen algunas excepciones en que el consenso puede y debe ser utilizado. Te pondré tres ejemplos a modo de paradigma:

  • Busca el consenso en la creación de argumentarios de venta: ¿Por qué? La venta está dirigida a ciudadanos, ya sean negocios B2B o B2C. Los equipos de ventas y/o de marketing de las empresas, como ciudadanos que son, tienen diferentes sensibilidades también, son una muestra de la sociedad y por tanto representan las distintas sensibilidades que encontrarás en tus clientes. Por tanto, una decisión sobre argumentarios de venta tomada por consenso entre el personal de ventas y/o de marketing será probablemente la que mejor represente el sentir de tus clientes. Asegúrate también que en esta toma de decisiones participan equitativamente hombres y mujeres. Las motivaciones de compra de unos y otras son diferentes, y por tanto el aporte de ambos sexos enriquecerá el argumentario.
  • Busca el consenso en el diseño de procesos transversales: ¿Por qué? Los procesos transversales son aquellos que afectan a varios departamentos, con sus conflictos de intereses y con diferentes opiniones sobre la mejor manera de hacer el trabajo. El consenso es un buen instrumento para que todos los actores del proceso se encuentren cómodos aplicándolo en su día a día. Un ejemplo sería la decisión sobre el rol que cada cual debe jugar en el proceso que va desde la generación del pedido de venta hasta el cobro al cliente. Intervienen varios actores: ventas, compras, almacén y logística, servicio de atención al cliente, contabilidad, facturación. Es crucial que todos se encuentren lo más cómodos e integrados posible para que el proceso sea ágil y la percepción de servicio por parte del cliente sea excelente.
  • Decisiones urgentes sobre asuntos sobrevenidos, graves y complejos, donde el directivo o los directivos competentes no tienen una postura definida. Todos hemos experimentado situaciones en la vida en que suceden hechos no esperados, imposibles de anticipar y de planificar. Situaciones de gran calado, que nos pillan con el paso cambiado, que nos rompen esquemas y que nos generan mucha inseguridad. Busca la mejor solución a través del consenso en tu equipo, porque necesitarás que te marquen el rumbo que tú no encuentras.

Fíjate que estos tres casos se sitúan en el terreno operativo. Es decir, se trata del CÓMO, no del QUÉ. El QUÉ está situado en el ámbito estratégico, no debe gestionarse nunca  mediante el consenso.

Si yo fuera un empleado de una compañía donde las decisiones a alto nivel se toman por consenso, me sentiría muy inseguro. Entré en esa empresa conociendo su misión y su estrategia, y me inspiraba unas garantías mínimas de seguridad laboral. La visión de la alta dirección hasta ese momento me generó esa confianza. Cualquier día, en una reunión de importancia estratégica, el consenso puede poner todas esas garantías patas arriba, pervirtiendo la razón de ser del proyecto al que yo me sumé.  

Y si eres un empresario o directivo y tomas esas decisiones estratégicas por consenso, pregúntate dos cosas: ¿Para qué estás en esa posición? Se supone que tienes una misión y una visión que llevar a cabo. No puedes pervertirla para contentar a todos porque acabarás sin contentar a nadie. ¿Qué te mueve a tomar las decisiones estratégicas por consenso? Quizá tengas un problema de baja autoestima, de inseguridad en ti mismo. En ese caso busca un profesional del coaching que te pueda ayudar a fijar criterios y directrices claras.

Adelante, sin miedo!


¿Qué os ha parecido este tercer número del especial Liderazgo para emprendedores? Si os habéis quedado con ganas de saber más al respecto, os recomendamos que le echéis un ojo al pasado IEBS on air donde tuvimos a Daniel Sanchez en persona hablando sobre este y muchos otros más temas.

Por otro lado si lo que queréis es formaros con profesionales de vuestro sector para que os ayuden a dominar las herramientas y superar los retos día a día, el Máster en Dirección de empresas para emprendedores está hecho a vuestra medida. ¿Aún os lo seguís pensando? Al igual que os anima daniel, nosotros hacemos lo mismo desde la escuela ¡Fórmate ahora!

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

SUBCATEGORÍAS

LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

Si lo prefieres puedes seguir nuestro RSS:
x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

No gracias, seguir leyendo el post