Creación de empresas

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Creación de empresas

Creación de empresas

01 Oct 2013
Sé el primero en comentar

Bootstrapping: cómo montar un negocio con nuestros propios recursos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Christian Pastrana

el bootstrapping o cómo montar un negocio con pocos recursos La situación económica actual ha generado nuevas vías de financiación alternativas para los emprendedores como el crowdfunding o el crowdlending. No conseguir inversión provoca que muchos abandonen sus ideas, olvidando así que pueden lograrlo mediante sus propios recursos. Es lo que se conoce como Bootstrapping.

Aunque hay negocios que sí requieren una importante inversión inicial, como un restaurante, hoy en día es fácil montar una empresa online con pocos medios. El bootstrapping apuesta por eso: crear un negocio a partir de nuestros propios ahorros y los ingresos que vamos obteniendo de su actividad, es decir, a partir de las ventas.

Podemos empezar desde cero y empezar a vender online nuestros productos sin necesidad de contar con una gran tienda virtual. Plataformas como eBay ofrecen servicios a compañías que quieran comercializar sus productos y servicios. Si optamos por esta opción, probaremos si funciona nuestro negocio y posteriormente podremos crear nuestra web gracias a las ventas.

¿Qué es el bootstrapping? Ventajas e inconvenientes

.
Este término, que se ha puesto de moda en Estados Unidos a raíz de la crisis económica mundial, aunque no es ninguna novedad. Muchos emprendedores se han decantado por ir creando su negocio poco a poco sin requerir financiación externa, para asegurar así el total control de su empresa.

El bootstraping hace referencia a la creación de empresas sin contar con muchos recursos. Se trata de apostar por tu idea de negocio y venderla desde el primer momento. Si tenemos conocimientos en finanzas, será mucho más fácil lograrlo. ¿Acaso conseguir financiación asegura el éxito empresarial? Los clientes son el motor de todo negocio y mediante esta práctica podemos poner en práctica nuestras ideas e ir desarrollándolas y mejorándolas. Si finalmente logra tener el respaldo de los clientes, podemos empezar a expandirnos.

Ésta es una de las principales ventajas del boostrapping pero no es la única:

  • Alternativa a la dificultad de acceso a la financiación externa.
  • No dependes de terceras personas. Además de ser quien controle en todo momento el rumbo de tu negocio, los beneficios no tendrás que dividirlos y podrás ir innovando según lo que tú creas oportuno. Tampoco deberás capital a nadie, eliminando así una de las máximas preocupaciones de los emprendedores.
  • Aprendizaje. Al empezar desde cero y sacar al mercado tu producto tan pronto, podrás ir descubriendo si realmente estás solventando una necesidad y qué línea de negocio debes seguir para atraer a más clientes. Además puedes ir mejorando el producto o servicio constantemente.
  • Focalización. Cuanto menos tienes, menos puedes gastar. Un error común entre los emprendedores es intentar abarcar muchas cosas en la primera fase y dejándolas casi siempre a media. Al no disponer de muchos recursos, nos centramos en lo prioritario y en gastar.
  • Fomento de la creatividad. Con pocos recursos, tendremos que innovar para conseguir lo mismo que lograríamos si tuviésemos más capital.

Eso sí, también presenta algunos inconvenientes. Ya hemos dicho que esta práctica no está orientada a empresas que requieran una inversión inicial importante. Además, al no tener financiación externa y centrarnos en lanzar el producto para generar ingresos, el periodo de maduración en la creación y desarrollo de estos es menor.  Tampoco podremos llevar a cabo aquellas operaciones comerciales que nos obligan a disponer de un margen financiero.


Casos de éxito de bootstrapping: Goldstar

.
Aunque la teoría está muy bien, ¿puede llevarse a la práctica el bootstrapping y tener éxito? Sí, y el mejor ejemplo de ello lo encontramos en la compañía Goldstar, dedicada a la venta de entradas online.

Sus tres fundadores, Rich Webster, Jim McCarthy y Robert Graff, lograron conseguir más de un millón y medio de suscriptores con un capital inicial de sólo 1.000 dólares (800 dólares de un préstamo y 200 dólares de sus propios bolsillos). La idea surgió al comprobar cómo, pese a regalar las entradas, muchos teatros no conseguían llenarse. Así vieron una oportunidad y decidieron crear en 2001 una empresa que vendiese las entradas a mitad de precio para lograr atraer a más público a los espectáculos menos conocidos.

De esa pequeña inversión a la actualidad, Goldstar ha crecido significativamente; la empresa cuenta con más de 4.000 socios en el mundo del espectáculo y entradas para más de 900 espectáculos diferentes, convirtiéndose en uno de los referentes en el sector.

Otros ejemplos de grandes empresas que empezaron sin apenas recursos son Microsoft o HP. Ambas corporaciones tecnológicas tuvieron su primera sede en un garaje. Esta última surgió cuando dos jóvenes universitarios William Reddington Hewllet y David Packard empezaron a trabajar en un osciloscopio, su primer producto, invirtiendo 538 dólares.

¿Quieres ser tú el próximo caso de éxito? Si ya tienes la idea, el bootstrapping puede ser la solución para arrancar. En IEBS apoyamos a los emprendedores ofreciéndoles todas las vías y prácticas para lograr el éxito empresarial. ¿Buscas formación para emprender? En este enlace puedes echar un vistazo. ¡Da el paso!

.
Artículo escrito por:

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

No gracias, seguir leyendo el post