Tecnología

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Tecnología

Tecnología

17 Sep 2015
Sé el primero en comentar

Smart Education: Una nueva forma de aprender en las Smart Cities

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Mireia More

smart-education

Si en otro artículo de este blog hablábamos de las nuevas innovaciones en educación gracias al Big Data, en este caso daremos un paso más allá y haremos una reflexión: ¿Con solo gestionar grandes cantidades de datos, cambiará realmente el sistema educativo cambie radicalmente? Si bien es cierto que el Big Data nos ayuda a dar un primer paso, vemos que en otras partes del mundo ya han conseguido cambiar la educación tradicional para convertirla en una Smart Education.

Corea del Sur y el nacimiento de la Smart Education

La Smart Education nada tiene que ver con los nuevos dispositivos, sino con un nuevo paradigma educativo pensado para nativos digitales. Los pioneros en este sentido fueron los maestros de Corea del Sur, como ByeongGuk Ku, que animó a sus alumnos a usar su móvil en clase justo cuando los smartphones se empezaron a hacer populares: “Primero, los estudiantes estaban perplejos, porque pensaban que los dispositivos móviles solo servían para llamar, mandar mensajes y jugar. Finalmente, los alumnos se adaptaron y entendieron la importancia del networking y las actividades en la nube”.

Según Ku, no solamente supuso una ventaja para los alumnos, sino también una nueva oportunidad para los profesores: “Muchos de los profesores estaban anclados en el siglo XX y no les interesaban los nuevos paradigmas educativos. Sostenían que la mejor forma de enseñar eran las metodologías tradicionales. Pero es inevitable que todos los profesores estudien los cambios drásticos que está sufriendo el nuevo paradigma educativo, y se dediquen a conocer y entender el nuevo paradigma de este siglo”.

En 2011, Ku desarrolló un modelo interactivo de enseñanza/aprendizaje que incluye servicios de social network y herramientas basadas en la nube. En ese momento, el gobierno de Corea del Sur implementó un nuevo plan educativo, al que bautizaron con el nombre de Smart Education. Para ello, aumentó la inversión con el objetivo de digitalizar los ambientes de aprendizaje en las escuelas y apostar por el uso de las nuevas tecnologías en el aula.

smart education

El término de Smart Educatio, según dice el profesor surcoreano, no deja de ser una abreviación para un tipo de educación “Auto dirigida, Motivacional, Adaptativa, que cuenta con todos los Recursos y la Tecnología necesarios”. La intención de este nuevo sistema fue que, para 2015, los estudiantes fueran capaces de acceder a servicios educativos basados en la nube y que pudieran utilizar los materiales para el estudio cuando y donde quisieran.

Eso es lo que decían los expertos en 2011, pero ¿han conseguido realmente implantar la llamada Smart Education? Según la página oficial del Servicio de Cultura e Información surcoreano, un buen ejemplo del funcionamiento de este nuevo tipo de educación lo encontramos, a día de hoy, en las escuelas de la ciudad de Sejong. Allí, cada aula tiene una pizarra digital que está interconectada con todas y cada una de las tablets de los alumnos. El profesor puede transferir datos a la pantalla de cada alumno, y puede saber quién está conectado y quién no. Además, cada escuela tiene una sala especial dedicada a las videoconferencias para que los alumnos puedan hablar con otros estudiantes de cualquier parte del mundo. Esto son solo algunos ejemplos, si queréis más detalles os animamos a visitar la página oficial del Servicio de Cultura e Información de Corea del Sur, donde también encontraréis fotografías de las clases que ya han implantado el sistema Smart Education.

Las claves de la Smart Education

Según el profesor Ku, una de las mayores oportunidades que ofrece la innovación en educación es que los alumnos pueden relacionarse con el mundo real gracias a las nuevas tecnologías. Hace unos años lo que los estudiantes podían ver, escuchar y sentir estaba delimitado por las paredes del aula. Pero ahora, los alumnos han traspasado la clase gracias a los dispositivos móviles y los servicios que ofrece internet. Y lo mejor de todo es que los estudiantes pueden comunicarse, intercambiar información y progresar de forma colaborativa junto con otros compañeros alrededor del mundo. A continuación hablaremos sobre cuáles son las claves del Smart Education según el nuevo sistema de Corea del Sur:

  • Aceptación de los errores. Hasta ahora, a los estudiantes se les pedía que contestaran correctamente a algunas preguntas. Lo que quiere el nuevo paradigma educativo es que se permita a los alumnos que se equivoquen y, entonces, se les dé las oportunidades necesarias para que aprendan por sí mismos.
  • Facilidad para la comunicación. Tanto dentro como fuera de la clase, la mayoría de estudiantes quieren comunicarse con los profesores o con sus compañeros. Así que los profesores tendrían que ayudarles a hacerlo sirviéndose de los dispositivos móviles.
  • Proyectos colaborativos. En el pasado, los alumnos hacían su trabajo de forma individual y recibían su propia nota. A día de hoy, el mundo laboral no contempla casi nunca que un empleado haga su trabajo totalmente solo. De la misma forma, los alumnos deberían emplear la mayor parte de su tiempo a trabajar como equipo, a conseguir juntos los objetivos y a compartir responsabilidades. Como las habilidades colaborativas son cruciales, los profesores tendrían que diseñar proyectos colaborativos y enseñar la mejor forma de trabajar juntos. En este sentido, aunque en las universidades cada vez se tiene más consciencia de la necesidad de los trabajos en grupo, ello no quiere decir que realmente ese equipo de personas trabaje como un sistema de engranajes sólido. Podría ser que, en este caso, faltara una base de sentimiento de equipo que, aunque esté presente en primaria, se pierde muchas veces cuando el estudiante llega al instituto.
  • Creación de desafíos. Muchas veces, los trabajadores y las empresas tienen que enfrentarse a la incertidumbre y a un futuro incierto. Pero en clase, con un currículum bien diseñado, los estudiantes pueden hacer frente a cualquier desafío en un entorno seguro. Precisamente, una de las cosas más esenciales en un emprendedor es que sabe lidiar con la incertidumbre y salir adelante en situaciones que se escapan de su zona de confort. No significa, ni mucho menos, que los profesores tengan que poner a los alumnos entre la espada y la pared, sino que aprovechen las nuevas tecnologías para preparar actividades que sí representen un desafío real.

smart education

Las Smart Cities y su impacto en la educación

No es casualidad la elección de la ciudad surcoreana de Sejong para alojar la primera escuela inteligente del país. Y es que, desde finales del 2011, el gobierno de Seúl decidió convertir esta ciudad en el nuevo centro administrativo del país y, asimismo, hacer de ella una Smart City. Para entrar un poco en materia, podemos recordar que una Smart City consiste en un desarrollo urbano basado en la sostenibilidad y en la capacidad de responder adecuadamente a las necesidades de las instituciones, empresas y de sus habitantes.

¿Qué relación hay entre una Smart City y el desarrollo de un nuevo modelo de educación? Según Alan Greenberg, experto en el nuevo paradigma de la educación online, las Smart Cities ofrecen algunas ventajas claras que podrían mejorar el sistema educativo. Greenberg pone el ejemplo de un chico universitario: “Chris acaba de empezar el curso: Una app en su móvil le dice en qué aula tiene la primera clase, le guía hasta ella, y luego le ayuda a encontrar el libro de la biblioteca que el profesor ha pedido para la siguiente clase”. A parte de estos servicios tan prácticos, una Smart City ayudaría a dinamizar las clases universitarias (que muchas veces resultan monótonas para los estudiantes). Así, Greenberg propone que, si se diera el caso, un profesor podría organizar una serie de tareas que requirieran que los alumnos de desplazaran hasta distintas partes del campus o de la ciudad para desbloquear el contenido de la siguiente sesión.

Este nuevo modelo de ciudad inteligente serviría, por tanto, para emplear nuevas metodologías y mejorar el aprendizaje. Como ya vimos en el artículo del Big Data en educación, utilizar las nuevas tecnologías también implica un seguimiento personalizado del alumno y la adaptación de la materia a sus necesidades. Si te gustaría tener más información acerca de los nuevas metodologías educativas que existen a día de hoy, te recomendamos que visites la página de IEBS, la escuela de la innovación y los emprendedores. Y si este artículo te ha parecido interesante, ¡No te olvides de compartir!

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

No gracias, seguir leyendo el post