Tecnología

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Tecnología

Tecnología

02 Mar 2016
Sé el primero en comentar

Avances tecnológicos: el lado luminoso y el lado oscuro de la fuerza #debateIEBS

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Sonia Mañé Vernia

Avances tecnológicos

La semana pasada concluyó el congreso 4YFN, creado y producido bajo el cobijo del Mobile World Congress, un evento que se ha convertido ya en el hogar en el que nacen las startups más prometedoras del futuro. El debate de este mes surge del asombro que algunos hemos tenido con una de las startups que resultó premiada. La startup en cuestión se llama Photomath; consiste en una aplicación que podemos instalar en nuestro dispositivo móvil y usarla para resolver problemas matemáticos. Su funcionamiento es muy simple: haces una foto a un problema de matemáticas y la aplicación te lo resuelve.

En el vídeo podéis ver que la herramienta te ofrece primero el resultado final marcado en rojo, pero si deseas consultar la formula y los pasos que hay que seguir para llegar a ese resultado puedes hacerlo con un clic. La pregunta que nos surge es: ¿realmente es necesaria y útil esta aplicación, o se trata de un avance que, a la larga, será perjudicial para el desarrollo del aprendizaje? El último gran avance que se hizo en términos de calcular, fue la propia calculadora. Sin embargo, las calculadoras no eligen por ti la formula que debes usar para resolver el problema, eres tú quien debe desarrollarlo y te sirves de la su ayuda para solucionar los distintos pasos del problema. Photomath, por el contrario, te da todo el trabajo hecho, y aunque se pueda consultar el proceso, ¿cuántos de los usuarios acabarán fijándose en él más que en la solución final?

Este suceso nos ha servido para desarrollar un debate más amplio y profundo; al fin y al cabo esta aplicación es solo un ejemplo de cómo la tecnología está cambiando las rutinas de la sociedad, aunque la cuestión es conseguir que lo hagan para ir a mejor. ¿Cómo podemos controlar los malos efectos de los avances tecnológicos? De momento, Photomath ha ganado el premio en el congreso 4YFN, así que por el momento no parece haber un filtro que diferencie lo positivo de lo negativo.

 

Ventajas de los avances tecnológicos


Las últimas décadas la tecnología nos ha traído inventos increíbles, apoyados por un contexto de economía y política capitalista, hemos avanzado más en esta generación que en varias generaciones anteriores juntas; el ritmo al que se crece es arrollador. Tenemos productos y aplicaciones que han cambiado el modo en el que nos comunicamos; los teléfonos móviles, Skype o Whastapp con claros ejemplos de cómo ahora es más fácil que nunca estar conectados en la distancia de forma rápida, fácil y barata. Seguro que muchos aún recordáis esos momentos de desesperación buscando una cabina por la ciudad, pensando en cambiar el billete que lleváis en la cartera para conseguir suelto. A nadie le parecería una buena idea volver a esos tiempos… ¿o si? Hay gente que opina que vivimos demasiado enganchados a nuestros dispositivos; no sin razón, imágenes como esta que os muestro a continuación son una clara representación de esa opinión:

Avances tecnológicos

Sin embargo, ¿qué hacemos con el móvil o con la tablet en el trayecto del metro? Muchos lo usan para leer, ya sea un libro, o la prensa desde la web de sus medios favoritos, trabajo… Otros ven películas, otros juegan… En definitiva, nos distraemos. ¿Es tan distinto de los que hacíamos antes? Echad un vistazo:

Avances tecnológicos

En muchos casos la necesidad que cubren las tecnologías es la misma que cubrían los productos de “antaño”, simplemente con mejoras… Los teléfonos fueron disminuyendo de tamaño, la velocidad de conexión ha ido aumentando y las llamadas entre continentes ya no cuestan un riñón gracias al wifi, entre otras cosas.

Volviendo al entorno educativo, según un estudio elaborado por Economist Intelligence Unit denominado Humanos y Máquinas, un 90% de los líderes del sector educativo considera que gracias a la tecnología son más imaginativos y creativos, y un 80% afirma ser más productivo. En cuanto a los alumnos, existen muchísimas aplicaciones que hacen la tarea de aprender mucho más divertida: por ejemplo, DotToDot numbers & letters es una aplicación pensada para los peques de la casa con la que pueden practicar las series de números o letras. La aplicación se puede personalizar, tú eliges la dificultad, el nivel, la música, los efectos… para adaptarla a las necesidades de los pequeños jugadores. Esta clase de herramientas aprovechan lo que ya hace años que sabemos; jugar gusta más que estudiar. La combinación de ambas ha vivido un boom con la llegada de las tecnologías, ya que existen muchos más soportes interactivos que permiten desarrollar estos métodos.

La fomentación de la actividad científica es otra de las grandes ventajas del nuevo mundo tecnológico; la sanidad es el ejemplo más claro. Cada día hay más posibilidades de sobrevivir a enfermedades que antes eran incurables. También se ha fomentado la actividad comercial; hay más posibilidades en la producción de nuevos productos, más agilidad y más rapidez. Los procesos de creación y construcción se simplifican, se modernizan y todo contribuye a que la rueda del crecimiento no se estanque.

 

Desventajas de los avances tecnológicos


Pero no es oro todo lo que reluce y, a veces, ocurren cosas como que gane el premio 4YFN una startup que, a priori, parece premiar el no esfuerzo y estancar el desarrollo del aprendizaje. El siglo XXI se encuentra ante un panorama muy dividido y su mayor reto será el de afrontar los daños colaterales de ciertos avances.

Empecemos por el que, creo, más preocupa: el efecto negativo en el medio ambiente. Ya en 2010 se publicó un estudio que aseguraba que las tecnologías más contaminantes aún estaban por desarrollarse. ¿Porque no se usa el avance para frenar la contaminación en vez de crear más? Al final, parece contraproducente crear tantas cosas mientras destruyes otras; como el propio planeta. El derecho internacional ambiental reconoce cómo la tecnología puede contribuir a los objetivos ambientales y es por ello que la mayor parte de acuerdos multilaterales sobre medio ambiente contienen cláusulas para identificar las tecnologías más innovadoras y eficientes, y para promover su desarrollo y difusión. ¿Qué es lo que está fallando entonces? Lo podríamos resumir toscamente a un problema de conflicto de intereses empresariales, de grandes fortunas y de políticas de los países del llamado primer mundo más interesadas en el dinero que en la sociedad. Pero dejamos esto para el debate para que cada uno aporte su visión.

Otro gran problema que ha surgido es la seguridad: ¿cómo podemos garantizar la seguridad de la sociedad? Un articulo de El Confidencial nos muestra 3 actos cotidianos que pueden comprometer nuestra seguridad: conectarse a un wifi abierto es uno de ellos, cualquiera puede acceder a los datos que hayas introducido mientras navegabas y robarlos. Hacerse fotografías y colgarlas en la red es otra mala idea; le estás contando al mundo entero dónde estas y qué haces, dando la oportunidad a otras personas de saber que tu casa está vacía y desprotegida. Comprar por internet y escribir contraseñas en ordenadores que no son el tuyo también es algo que deberíamos evitar y no lo hacemos. Hay infinidad de cosas que deberíamos considerar y que no nos paremos a pensar; ya sea por inconsciencia, despreocupación o confianza en que está todo vigilado y controlado, sin saber que en realidad no es así.

Pero no sólo la seguridad en términos de protección de datos es la que debe preocuparnos; existen muchas otras formas en las que la tecnología puede dañarnos, especialmente cuando hacemos mal uso de ellas. Además de los problemas más gordos o urgentes, las tecnologías nos traen pequeños cambios que, aunque ahora perezcan menores, a la larga se convertirán en una nueva seña de identidad de la humanidad, como lo fueron los cambios entre el austrolopáitechus hasta el homo sapiens.

Avances tecnológicos

Por ejemplo, el famoso síndrome del túnel carpiano, una lesión que antes de que existieran los ordenadores solo afectaba a las personas mayores pero que ahora puede afectar a cualquiera que use un ratón. El llamado “dedo de blackberry”, extrapolable a los smartphones, anteriormente conocido como la artrosis de las costureras, viene del hábito de teclear, una acción que sobrecarga nuestro dedo pulgar. Los portátiles han hecho aumentar las patologías cervicales; al poder trabajar en cualquier sitio, falla la ergonomía, y hay más problemas en las cervicales porque la pantalla no está a la altura de los ojos; sin mencionar el daño que supone el uso del portátil apoyado en las piernas; que puede afectar negativamente a la fertilidad. El uso de dispositivos electrónicos justo antes de dormir dificulta la conciliación del sueño, o los aparatos electrónicos de reproducción de música con auriculares nos exponen a un peligro para nuestra audición.

 

Sesión de debate


Nos surgen varias preguntas a raíz de los planteamientos que hemos hecho que queremos compartir con vosotros y animaros a participar ya sea dejando comentarios en el post, o en las publicaciones que iremos poniendo en Facebook y Linkedin, o con el hashtag #debateIEBS en Twitter. A final de mes recogeremos las conclusiones que hemos sacado del debate y las compartiremos. Los grandes cambios se producen cuando empezamos a hablar de ellos todos juntos, así que si hay algo que queráis decir, ¡adelante!.

  • ¿Ponerle límite al uso que hacemos de las tecnologías está en nuestras propias manos? He oído muchas veces a personas quejarse de que no dejan de recibir mensajes y correos al móvil y que sienten la responsabilidad de contestar inmediatamente a cualquier notificación, como si fuera descortés no hacerlo. Si nos gustaría estar menos enganchados a la “responsabilidad social y laboral” de tener un móvil, ¿porque no lo hacemos?
  • ¿Deberíamos aplicar un filtro a la tecnología que permitimos que entre a nuestras vidas, y separar así lo positivo de lo negativo?, ¿Cómo crees que debemos clasificar lo bueno y descartar lo malo?
  • Suponiendo que decidamos hacer esa clasificación, ¿de quién sería la responsabilidad de hacerlo? ¿Debe ser la gente la que frene ciertas tendencias, negándose a comprarlas o consumirlas, o el filtro ha de venir de más arriba, han de ser las políticas gubernamentales las que pongan freno a ciertas cosas?
  • El libre mercado y el capitalismo fomentan los avances tecnológicos, pero lo hacen sin control: ¿crees que prima el interés de la sociedad o el interés de las grandes empresas en la decisión de fabricar nuevos productos y servicios? La idea más primaria de la fabricación de algo era la de satisfacer una necesidad, pero cada vez es más complicado ver la diferencia entre lo que realmente necesitamos y lo que creemos que necesitamos porque la industria nos crea esa necesidad.
  • ¿Somos capaces de renunciar a ciertas cosas para mejorar nuestro planeta, nuestra salud y nuestra sociedad? ¿Cómo se vencen los intereses de los que manejan el mundo?

 

“Sé el cambio que quieres ver en el mundo”, Gandhi

Postgrado en Comunicación y Periodismo Digital

Aprende a orientar la comunicación al soporte web y consigue que tu mensaje llegue a más gente

Quiero saber más

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

No gracias, seguir leyendo el post