Negocios Internacionales

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Negocios Internacionales

Negocios Internacionales

22 Jul 2015
Sé el primero en comentar

Sobre la Logística Inversa y sus fases [infografía]

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Mireia More

Desde hace ya algunos años la concienciación acerca del impacto ambiental que producen nuestros actos va en aumento. No solamente ejercemos un tipo de consumo mucho más responsable que antaño, sino que también hemos interiorizado la necesidad de reciclar. Y no solo en nuestros hogares, ya que las empresas están dando cada vez más pasos en dirección a una producción sostenible. En este contexto nace la Logística Inversa, el sistema destinado a la creación de canales de recogida selectiva de residuos industriales como pueden ser embalajes, envases,  vehículos y neumáticos fuera de uso, equipos electrónicos o residuos de la construcción.

Según Interempresas, la logística inversa se encarga de la recuperación y reciclaje de los desechos en empresas, así como de los procesos de retorno de excesos de inventario, devoluciones de clientes, productos obsoletos e inventarios estacionales.

Ventajas de la Logística Inversa

La logística inversa presenta varias ventajas:

• Da una buena imagen de marca, ya que representa una claro compromiso con el medio ambiente.

• Permite que se sustituyan materias primas vírgenes por material reciclado. Además de ayudar a la sostenibilidad, también permite un gran ahorro de costes.

• Reduce la cantidad de productos en los inventarios

Cuáles son las fases de la Logística Inversa

Para ilustrar cuáles son las fases de la Logística Inversa cuando hablamos de reciclaje y gestión de residuos, hemos preparado esta infografía:

Logística Inversa

1. Diagnóstico: Se trata de un diagnóstico medioambiental de la situación de la empresa a través de una inspección rigurosa. Se analizan las pérdidas, residuos, desechos y entradas al sistema.

2. Fuentes de generación: Se realiza un análisis de las fuentes de emisión de los residuos que genera la empresa y de los clientes potenciales que los recibirán al final del proceso.

3. Clasificación de residuos: En esta fase se evalúa el residuo teniendo en cuenta diferentes criterios como  son su estado, el grado de peligrosidad, su origen, el grado de control que existe sobre ese residuo, sus características y el almacenamiento temporal.

4. Estrategia: Se determina cuál es la estrategia que debe seguir el residuo. Para ello, es importante contar con la ayuda de especialistas y consultar todas las normativas a nivel nacional e internacional. Además, uno de los puntos importantes es analizar los costes que genera el tratamiento.

5. Tratamiento o Destino: Una vez identificada la estrategia a seguir se realiza el tratamiento, que puede ser de distintos tipos:

  • Vertido sin Control. Consiste en la acumulación de residuos sin ningún tipo de tratamiento. Aunque es el método más económico para deshacerse de los residuos, no es aceptable desde el punto de vista ambiental.
  • Relleno Sanitario. Se trata del almacenamiento de residuos en terrenos amplios que se excavan y se rellenan con capas de desechos y de tierra compactada.
  • Incineración. Se trata de quemar los residuos, un proceso que puede servir para generar energía eléctrica dada la gran cantidad de calor que se desprende. A pesar que es un poco más salubre que los dos anteriores, tampoco se trata de una eliminación total: La quema de residuos genera cenizas y gases.
  • Reciclado. Sin duda la mejor opción, y por la que abogan cada día más empresas aplicando sistemas de Logística Inversa. Se trata de aprovechar los residuos y convertirlos en materia prima para generar otros productos. Además, el reciclaje permite un gran ahorro de energía y de recursos naturales.

6. Transporte y Almacenamiento: En este punto se debe tener en cuenta la frecuencia de recogida y sus horarios, los equipos y el personal que se verán implicados y las rutas que se van a seguir.

7. Medición y Control: Deben medirse y controlarse diversos elementos de cada una de las etapas del proceso, evaluarlas y planear soluciones para cada ocasión. Algunos posibles indicadores serían: El coste total de la gestión, el coste de almacenamiento y transporte y la cantidad de residuos que finalmente se acaba recuperando.

Sin duda el futuro de la logística en los próximos años pasará por reutilizar de forma responsable los residuos de las empresas. No solamente es esencial para el medio ambiente, sino que es un proceso ligado al nuevo tipo de consumo responsable que cada vez imperará más en el mercado. Si estás pensando en dedicarte al mundo de la logística pero todavía tienes dudas, te recomendamos que eches un vistazo al Máster en e-Supply Chain Management & Logística Internacional de IEBS. Y si este artículo te ha resultado interesante, ¡No te olvides de compartir!

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

No gracias, seguir leyendo el post