Marketing Digital

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Marketing Digital

Marketing Digital

11 May 2016
1 comentarios

Ejemplo de Growth Hacking: qué causó el rápido crecimiento de Tinder

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Sonia Mañé Vernia

Ejemplo de Growth Hacking

 

Desde que la aplicación Tinder se lanzó al mercado en 2012 se ha convertido en todo un fenómeno que en tan solo 2 años llegó a alcanzar 10 millones de usuarios. En la primavera de 2014 se hablaba de que la compañía ya valía 1 billón de dólares. Pero, ¿cómo consigue una startup crecer a este ritmo? Hoy analizamos el “milagro” Growth Hacking que llevó a Tinder a convertirse en la aplicación de citas más popular del mundo.

Otros artículos relacionados con el Growth Hacking que te pueden interesar:

 

Tinder, un ejemplo de Growth Hacking

Para quienes no estén familiarizados con Tinder, básicamente es una aplicación para encontrar a gente con la que tener citas y que esté cerca de ti. Nada que parezca fuera de lo común, así que, ¿por qué tanto éxito y tanto revuelo? Vamos a ver cómo fue la estrategia Growth Hacking que siguió la compañía para estar donde está ahora y por qué Tinder es un buen ejemplo de cómo el Growth Hacking puede ayudar a las startups o incluso a empresas consolidadas. 

Ejemplo de Growth Hacking

Recordemos que el Growth Hacking se basa en hacer mucho con poco y su filosofía reside en conseguir aprovechar al máximo las herramientas digitales y la nueva comunicación social para hacer crecer un negocio. En este sentido, veremos que Tinder, así como otras startups, ha usado estas técnicas en su estrategia de crecimiento.

 

 

Crear la oferta y confiar en el poder del boca a boca

La forma más sencilla de poner en marcha un mercado es hacer crecer la oferta del mismo. ¿Cómo? Puedes pagar a alguien para que use tu producto o servicio, dar incentivos para participar, etc. Así lo das a conocer. En el caso de Tinder, se tubo en cuenta una tendencia que se ha detectado en las plataformas de este tipo: lo que desencadena la participación de los hombres es una alta participación previa de las mujeres. Aunque suena muy mal, el hecho es que las mujeres se convertían en el “cebo”, es decir, en la oferta que conseguía atraer a la demanda; los hombres. Este paso era la mecha que encendía la cerilla, aunque más adelante el servicio se estabilice por sí mismo.

Tinder hizo participar a mujeres de una hermandad como primeras usuarias y a medida que habían más mujeres participando, los hombres estaban más dispuestos a descargar y ver cuáles estaban cerca de ellos. Dado que la generación de los millennials son digitalmente inteligentes, sobretodo en el uso del móvil, la aplicación se convirtió en una forma fácil, gratis y rápida de quedar con alguien, así que el fenómeno se extendió con el boca a boca rápidamente.

La combinación del boca a boca y la creación de la oferta consiguió que una aplicación desconocida tuviera pronto 15.000 usuarios y alcanzara la masa crítica necesaria para afianzarse como red.

 

El efecto Red Social

Para las redes sociales (Facebook, LinkedIn, Instragram, etc) la cantidad de usuarios base es algo esencial y crítico para conseguir el éxito. En el caso concreto de Tinder este factor es aún más relevante. Dado que la aplicación se basa en la localización de los usuarios, ya que las sugerencias de personas que te pueden interesar se basan en la cercanía geográfica de éstas respecto a ti, si hay muy poca cantidad de usuarios la cantidad de sugerencias sería insuficiente y la diversión acabaría demasiado rápido. Después de todo, no importa lo divertida o bonita que sea la interfaz y la experiencia de usuario si no se cuenta con potenciales sugerencias para tener citas.

Aquí es donde se hizo entrar en juego al “Greek System”, un conjunto de hermandades cuyos integrantes eran un grupo potencial de usuarios activos en la red. Además, al haber ya una red de hermandades era más fácil contar con que se iba a extender rápidamente por la zona y crear así una comunidad activa de usuarios que le diera suficientes datos a Tinder como para generar sugerencias.

Una vez Tinder tenía suficientes usuarios para empezar, el resto se conseguía con el efecto red social: cuantos más usuarios hay, más valiosa se convierte la red y más personas la usan.

 

La experiencia de usuario y las citas 3.0

Hay que tener en cuenta que una red que no está bien hecha o que no llama la atención, por mucho bombo que le des no va a despegar. En este sentido, es interesante analizar las claves que han hecho de Tinder una app diferente y potencialmente compatible.

Para empezar, Tinder fue inteligente a la hora de analizar tendencias de uso y la psicología de los clientes para hacer de la aplicación algo de lo que mereciera la pena hablar y, además, algo adictivo.

1. La experiencia de usuario

A grandes rasgos la principal diferencia entre Tinder y otras aplicaciones móviles es la forma en la que navegas por los llamados “matches” o sugerencias que pueden gustarte. Los matches se presentan como una tarjeta virtual y puedes descartar a una persona de forma muy rápida e intuitiva en el móvil, simplemente deslizando el dedo hacia un lado u otro para indicar si te gusta o no. Este método deja además más espacio libre para fotos e información adicional.

2. La gamificación aplicada al sistema de citas

La parte adictiva de Tinder se consigue haciendo uso de la gamificación y aplicando la dinámica de los juegos. Es imposible ver más sugerencias hasta que no has aceptado o descartado una; para pasar a la siguiente has de dar una respuesta. Esa urgencia por saber qué más hay es la que hace que los usuarios no puedan parar: ¿y si la persona perfecta está en la siguiente sugerencia? Esta técnica se usa mucho en los juegos y funciona muy bien en Tinder. Muchos usuarios reconocen que la aplicación se ha convertido en una rutina más de su vida social en la red. Mientras que otras aplicaciones y empresas de citas te prometen encontrar el amor eterno y la pareja idea, Tinder promete que encuentres quien hay en la zona en ese momento y elegir si te gusta o no para descubrir si están interesados en ti. Aunque hayas tenido una mala experienci en una cita, la parte del “juego” de la app hace que se genere una fuerte necesidad de volver a ver si qué más hay ahí fuera y si tienes suerte la próxima vez.

Ejemplo de Growth Hacking

3. Cercanía a las experiencia de la vida real

Cuando estás en un bar con amigas o amigos y te fijas en alguien lo primero que te llama la atención de la persona es su físico y luego entablas una conversación, si quieres, con esa persona. Tinder funciona exactamente igual; el primer vistazo es el que cuenta para saber si te gusta alguien o no, y después de eso hay la posibilidad de hablar con esa persona.

4. Altas probabilidades de “match” con el mínimo esfuerzo

Tinder ofrece la posibilidad de encontrar citas en poco tiempo y de forma fácil, algo que hoy en día, en un mundo con dinámicas de trabajo muy ajetreadas y tiempo limitado, es de agradecer. No hay que rellenar largos cuestionarios, los usuarios se inscriben de forma rápida y en menos que canta un gallo pueden empezar a conocer a gente.

[Tweet “En menos de 4 años la App de citas Tinder ha pasado de nada a valer millones, ¿por qué?”]

Externalizar la App con nuevas extensiones

Matchmaker

Tinder lanzó una extensión llamada Matchmaker, diseñada para permitir a los usuarios presentar a dos amigos, ya fuera con fines románticos o no. Una vez estaban dentro estos amigos podían chatear mediante la aplicación. Lo que parecía una simple incorporación de nuevas opciones se convirtió en una forma de abrir el mercado de Tinder. Antes los usuarios solo podían encontrar matches para ellos mismos, y el límite de usuarios se establecía, presumiblemente, en solter@s que buscaban citas. Desde el lanzamiento de Matchmaker la aplicación se hizo accesible a más personas, incluyendo aquellas que no buscaban citas, como personas casadas o en relaciones sentimentales.

Listas

La herramienta de listas permite crear grupos de personas y categorizarlos según los intereses (citas, amistad, etc) o zonas geográficas, etc.

Moments – Snapchat e Instagram

Esta extensión permite a los usuarios compartir fotos con sus matches y cambia el modo en que se interactúa en la red, aumentando el engagement y los mecanismos de retención.

 

Marketing con influencers

Una de las cosas que propició el crecimiento de Tinder, además de todo lo que ya hemos comentado, fue la estrategia de marketing con influencers. La ayuda de “celebrities” para dar a conocer Tinder ha sido una de las redes de influencia más importantes para la empresa en los últimos años. Básicamente Tinder contactaba con usuarios potentes y famosos para que se hicieran una cuenta en la red, a cambio de algo, y la promocionaran. En 2015 Tinder se convirtió en una de las 100 aplicaciones con más descargas en Android y iOS en hasta 44 países.

 

La monetización de Tinder

Siempre se quiso que Tinder fuera gratuita, sin embargo, se han ido buscando forma de monetizar la aplicación de otras formas. Por ejemplo, se estuvo considerando cobrar un suplemento si se quería acceder a la opción de aceptar un match que había sido descartado por el usuario, ya que una vez eliminado no se puede volver a ellos. También se introdujo una campaña en la que los personajes de la serie de televisión “Mindy Project” hacían match con los usuarios.

Ejemplo de Growth Hacking

Finalmente en 2015 se anunció Tinder Plus, un plan premium de pago para usar la aplicación cuyo precio depende de la edad, la localización o el género.

 

¿Qué será lo siguiente para Tinder? 

Con la introducción del pago es posible que el crecimiento fomentado por la filosofía “for free”, es decir, gratis, se estanque y Tinder empiece a alcanzar ritmos de crecimiento más bajos o afronte nuevos retos empresariales.


¿Que te ha parecido el Growth Hacking? ¿Lo ves aplicable a la empresa u organización para la que trabajas? Si se te ocurre una idea no la descartes y arriésgate a comentarla con tus superiores a ver que les parece. Si quieres convertirte en Growth Hacker, uno de los perfiles digitales más demandados en el mundo del marketing actualmente, infórmate sobre el único Postgrado en Growth Hacking de España.

Posgrado en Growth Hacking

Descubre cómo crear motores de crecimiento para las empresas

Quiero saber más

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Un comentario en “Ejemplo de Growth Hacking: qué causó el rápido crecimiento de Tinder”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

No gracias, seguir leyendo el post