Comunicación Digital

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Comunicación Digital

Comunicación Digital

22 Feb 2017
1 comentarios

Cómo preparar material e-Learning para una formación de calidad

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Julia Martínez

material elearning

Seguro que te has visto en la situación de tener que redactar algún tipo de contenido e-Learning sabiendo perfectamente de lo que quieres hablar pero no has sabido por dónde empezar ni cómo hacerlo. Claramente, es muy diferente escribir un libro o preparar una clase presencial a gestionar una formación a través de la enseñanza online. Por esa razón, hemos decidido plasmar algunos consejos que te ayudarán a preparar tu material e-Learning sin morir en el intento.

Artículos relacionados:

En la enseñanza e-Learning, el alumno opta por asumir un rol activo en su propio aprendizaje y, como docente, has de saber cómo elaborar un material que motive y facilite la adquisición de conocimientos.

Como verás a continuación, es importante crear introducciones que despierten interés, intentar despertar emociones, proponer retos, crear escenarios… En definitiva, crea atracción y consigue que así sea durante todo el contenido. Haz que el alumno viva tu clase, que la disfrute. ¡Pero nunca pierdas de vista los objetivos de aprendizaje!

¿Cómo preparar material e-Learning efectivo?

Planifícate


#1 Determina tus objetivos

Antes de empezar a plantearte qué vas a escribir, deberás tener muy claro por qué vas a hacerlo. ¿Cuál es tu objetivo?, y aún más importante, ¿qué objetivo persiguen tus lectores?

Trata de ser lo más específico posible a la hora de plantear los objetivos. Empieza por escribir todos los objetivos que asumirán tus lectores al finalizar la formación y ordénalos por prioridad.

Por ejemplo, podría decir que el último objetivo de este artículo es “aprender a redactar contenidos e-Learning” pero, eso solo estaría reflejando el objetivo general del artículo. Para ser más específica, diría también que aprenderás a planificar la información antes de redactarla, conocer los diferentes recursos que puedan ayudarte a convertir el texto en algo más atractivo, saber conectar con el público, etc… Por eso es importante plantearse tanto los objetivos generales como los específicos.

#2 Sé realista

Debes pensar en las características generales que tendrán tus lectores, en el formato y duración previstos para la formación y, además, también es importante que seas consciente de las ventajas y de las limitaciones que tiene el e-Learning así como del tiempo del que disponen los alumnos para alcanzar dichos objetivos.

#3 Selecciona y organiza el contenido

Una vez hayas identificado los objetivos, ya puedes empezar a seleccionar el contenido. ¿Cuál es la información imprescindible para conseguir esos objetivos?

Para ayudarte, puedes hacer una tabla de relación entre objetivos y contenidos. De esta forma, te asegurarás de que todos los objetivos planteados se consigan y evitarás añadir más información de la necesaria.

Una vez hayas concretado el contenido y los objetivos, es hora de decidir en qué orden los vas a presentar y cuál va a ser su estructura. Puedes ordenarlos según su importancia, cronología, categoría, secuencia, etc. Trata de elaborar un mapa donde puedas proyectar tanto el orden de las temáticas como su relación.

#4 Ponte en el lugar de tus lectores

Para una persona que no tiene conocimientos sobre un tema, cuanto más le estructures y le dividas el contenido, más fácil le resultará elaborar sus propios esquemas y construir su aprendizaje.

Dedica tiempo a los títulos


Normalmente se le suele dar poca importancia a los títulos y es un grave error. Piensa que el título es la primera impresión que tendrán de cada capítulo y, en consecuencia, esto es lo primero que debería inducirles a la lectura.

En principio, un título debe reflejar el contenido de su apartado aunque también puedes emplear una estrategia en la que utilices un título más implícito que consiga generar más interés.

Intenta no plantear títulos muy largos pero, a su vez, hazlos explícitos o atractivos. Por ejemplo:

elearning

Atrévete con nuevos recursos audiovisuales


El uso de recursos audiovisuales como medio (nunca como fin) incrementará la atención y comprensión del alumno, a la vez que estimulará la retención de la información. Por todos estos motivos, sería muy positivo implementar estos recursos en tus contenidos e-learning. Las imágenes y los vídeos son muy efectivos y te recomiendo que hagas uso de ellos, pero.. ¿te atreves a incorporar recursos diferentes? A continuación te damos algunas ideas.

#1 Infografías

Seguramente has vivido algún momento en el que dudaste sobre qué medio utilizar para comunicar algo. ¿A través de un texto? ¿Una imagen? ¿Hago un esquema? En una infografía puedes recopilar mucha información de forma gráfica y, de este modo, harás que tus alumnos profundicen en su aprendizaje y visibilicen los contenidos.

¡Prueba a crear tu infografía con herramientas como Easel.ly, Piktochart o Visual.ly!

#2 Notas y destacables

Destacar las palabras clave, utilizar recuadros para resaltar información importante o incorporar notas son técnicas que facilitan la comprensión. Si, por ejemplo, hay un apartado más denso, gracias a este recurso conseguirás que el alumno reconozca aquello que consideras más importante (a la vez que le darás un descanso visual).

#3 Esquemas y mapas mentales

¿Cuántas veces has estado leyendo algo y sentías que no lo estabas comprendiendo del todo? ¿No entendías la relación entre algunos conceptos? ¿Quizá sentías que el tema era denso? Con un esquema, un mapa conceptual o mental puedes evitar que les suceda esto a tus alumnos. Este recurso lo puedes utilizar tanto a final de los contenidos, a modo de resumen, como al inicio para introducir la información, tener una visión de conjunto y relacionar ideas. Además, hoy en día existen numerosas herramientas que permiten crear este recurso de una forma sencilla como ExamTime, Text2MindMap o MindMup, entre otras.

#4 Gráficos y diagramas

Para sustentar los datos científicos o resultados de estudios que menciones en tus contenidos, no olvides incorporar gráficos o diagramas, siempre que sea posible. Proporcionarán mucho peso a tu material y automáticamente recibirán más credibilidad, a la vez que suscitará más interés. Además, gracias a los gráficos podemos comunicar más en menos espacio. ¡Eso sí! No olvides hacer un breve comentario del recurso para asegurarte de su correcta comprensión.

“No te cortes” y utiliza Gliffy, Cacoo, flowchart u otras herramientas para elaborar los tuyos propios.

#5 Gamificación

Existen infinidad de aplicaciones, ideas y codigos html para incorporar en tus contenidos que, te puedo garantizar, los harán más atractivos. Además, son muchos los estudios que demuestran cómo, a través del juego y la experiencia, se aprende de una forma más significativa que simplemente realizando una lectura.

Llama la atención


Como habrás podido comprobar, hacer una buena planificación de los contenidos es algo indispensable pero no suficiente. No buscamos solo informar y compartir información, también debemos conectar con el lector y mantener su atención.

Algunas de las técnicas que podemos utilizar para ello son:

#1 Ejemplos reales

A través de los ejemplos (personajes realistas y/o escenarios de la vida real) puedes transmitir el contenido mientras consigues que los alumnos se sientan identificados o familiarizados con la información.

#2 Hechos, estadísticas o resultados de investigación

Recurrir a estos elementos hará que tu audiencia tenga confianza y credibilidad en el contenido.

#3 El uso de la palabra “imagina”

Utilizar esta palabra puede ser de gran utilidad para involucrar al lector. Provocarás que salga de su pasividad y opte por un papel mucho más activo e involucrado en la lectura de tus contenidos.

#4 El humor

Teniendo en cuenta que la lectura de contenidos densos y/o complejos pueden provocar cansancio, tensión o saturación, una broma oportuna o un toque de humor pueden crear al lector una sensación más distendida. Puedes utilizar metáforas, exageraciones y/o maneras originales para describir cualquier situación u objeto.

#5 Originalidad

Diferentes estudios y seguro que tu propia experiencia, demuestran cómo el cerebro presta más atención a aquello que es nuevo. Usa ejemplos frescos y no convencionales, datos nuevos y sé impredecible. ¡Arriésgate!

Redacta


A la hora de redactar contenidos es mejor crear apartados breves, ya que un punto muy extenso y sin imágenes podría parecer denso y difícil de leer. Cuanto más organizada esté la información utilizando títulos y subtítulos, más ameno será el temario.

Recuerda: “breve y bueno, dos veces bueno”. No solo debes intentar crear apartados cortos, sino que también lo deben ser los párrafos y oraciones que incluyas. Debes ayudar al lector a que la lectura le resulte fácil de seguir.

Una de las ventajas del e-Learning es que facilita incluir información complementaria a través de enlaces. Si consideras que ya has explicado lo más significativo del punto pero todavía hay contenido del que se podrían informar mejor, enlázales a páginas externas donde puedan ampliar su información.

Piensa que el experto en la materia eres tú y no des por supuesto que hay cosas que el alumno debería saber de antemano. Si introduces un término, incluye una definición breve que contextualice al alumno sobre qué estás hablando e intenta no hacer uso de tecnicismos ya que puede desconcertarlo y frustrarle si no sabe a qué te refieres.  

Para finalizar, te recomiendo que intentes escribir con un tono coloquial y cercano que dé la sensación de que te diriges hacia el lector directamente, esto le ayudará a implicarse más en la lectura.

material elearning

¡Esperamos que estos recursos te sean útiles! Aun así, recuerda que todo en exceso es malo y el abuso de alguna de estas técnicas puede ser contraproducente. Te animamos a que sigas investigando para descubrir muchos más recursos. Si quieres seguir formándote, no te pierdas los Programas de formación online que te ofrece IEBS.

Conoce todos los programas de formación online, desde Masters, Postgrados y Cursos de Experto

Encuentra tu especialidad y aprende al máximo rentabilizando tu tiempo

¡Quiero apuntarme!

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Un comentario en “Cómo preparar material e-Learning para una formación de calidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

No gracias, seguir leyendo el post