CategoríaInnovación

Gamification: qué es la Gamificación y cómo funciona

17

«La gamificación consiste en hacer videojuegos» es una frase totalmente imprecisa y limitante del verdadero e increíble poder que ofrece la gamificación. Y lo mejor de todo es que podemos gamificar casi cualquier cosa: procesos, experiencias educativas, una estrategia de marketing o incluso una rutina de gimnasio. En este post hablaremos sobre qué es gamificación y cómo funciona, pero además lo diferenciaremos de los «Serious Games» y hablaremos del «ABV» o Aprendizaje Basado en Videojuegos. ¿Nos acompañas? Vamos allá!

También te puede interesar: Master en Gamificación

¿Qué es la Gamificación, Gamification o Ludificación?

La definición formal de Gamificación es «El uso de elementos típicos del juego, como la puntuación, la competencia con otros usuarios y mucho más». En esencia, la gamificación consiste en extraer las mecánicas de juego (lo que lo hace «adictivo») y llevarlo a otras experiencias.

¿Por qué gamificamos entonces? Porque nos permite motivar, generar concentración, fidelizar y generar otros valores positivos del juego. Se usa como una técnica de product marketing para fomentar el compromiso con un producto o servicio.

En resumen, se trata del uso de la mecánica del juego y el diseño de experiencias para motivar e involucrar digitalmente a las personas a lograr sus objetivos.

La gamificación también se ha integrado en las estrategias de marketing desde un inicio, aunque la popularidad de este término es medianamente reciente. Un gran ejemplo son los sorteos (o social loops) y la tokenización.

En el caso de los sorteos tenemos un ciclo de trigger (desencadenante)-acción-recompensa variable-inversión claramente definido que nos permite incentivar a las personas a compartir en sus redes sociales personales unas creatividades previamente diseñadas por nosotros.

Gamification: qué es la Gamificación y cómo funciona - hook 1 1024x704

La tokenización podemos verla claramente con las técnicas de fidelización de clientes por puntos (como hacen las grandes Aerolíneas o las tarjeas tipo «travel»). Instalando recompensas variables por acumular puntos permiten generar una rutina que eventualmente se convertirá en un hábito que construye clientes recurrentes y fieles a una marca.

Imagina una cafetería en la que puedes regalar 1 café por cada 9 que se han comprado anteriormente. Eso es una simple recompensa que te permite gamificar tu experiencia de compra y mejorar la fidelidad de tus clientes.

Gamification: qué es la Gamificación y cómo funciona - free loyalty card template 5

Se trata de una gran oportunidad para interactuar con diferentes audiencias objetivo y forjar una relación y construir lealtad de marca a largo plazo.

Ventajas de la gamificación

Gamifiación es la variación que utilizamos del termino anglosajón Gamification, que también se traduce como Ludificación.

Es un simulador. Llevas a cabo varias acciones: practicas “hard skills”, aprendes a utilizar una herramienta o un vehículo, pones a prueba un algoritmo y también un conjunto de comportamientos coordinados que llevan a una acción. Por lo que, pruebas “algo” en un entorno de test y de forma controlada.

Un juego aplicado no es lo mismo. Es un desarrollo específico que cuenta con elementos de juego (no como el simulador) que permiten que la motivación se suscriba al aprendizaje y también al “engagement”.

Adicionalmente, se ponen en práctica “soft skills de manera explícita. Por ejemplo, el trabajo en equipo, la visión global y holística o el pensamiento estratégico, la atención a la diversidad, la gestión de la frustración y el estrés, la creatividad, etc.

En el aprendizaje basado en juegos hacemos algo similar a lo anterior pero en vez de desarrollar un producto singular y específico, utilizamos un juego o videojuego existente para vehicular el aprendizaje.

La gamificación se aplica cada vez en más sectores. El inbound marketing suele ser el más común y útil si lo que queremos es conseguir un mayor engagement e implicación de los usuarios.

¿Cuál es el objetivo de la gamificación?

Qué duda cabe de que jugando al Monopoly podemos aprender a diferenciar entre una operativa estratégica o una decisión táctica o de que jugando a Pictionary ponemos en práctica el enfrentamiento de nuevas situaciones desde la creatividad. Y también que cuando se “vídeojuega” a Fortnite se trabaja en equipo, y al procesar muchas señales en tiempo real, se practica la visión global y holística.

Master en Gamification y Narrativa Transmedia

¡Lleva a cabo estrategias de gamificación increíbles!

¡Quiero saber más!

Entonces, la gamificación, ¿qué es? Quizás valga la pena hablar de Diseño Motivacional e imaginar que la gamificación viene acompañada de buenas narrativas que son transmedia porque ocurren en medios diversos. Ese diseño motivacional abraza todas las iniciativas anteriores. En definitiva, se persigue un crecimiento competencial y en habilidades, un aprendizaje específico, una motivación potente y un cambio de comportamiento. Todo ello gracias a una experiencia memorable.

Ya sea mediante “advergames”, que son juegos publicitarios, “exergames” en deporte y fisioterapia, “games for health” en salud, “edugames” educativos, “newsgames” de comunicación y sin duda campañas de gamificación en recursos humanos y marketing u para ociosos diseños en entretenimiento y turismo. Todo va de diseño motivacional.

De dotar a nuestros usuarios, clientes, pacientes, estudiantes, trabajadores o colaboradores de autonomía para que tomen sus propias decisiones y no se sientan obligados. De ofrecerles un buen control de la experiencia en el que su nivel de dificultad esté perfectamente ajustado al de su destreza. Y es que la autonomía y el control es lo que ofrecen los buenos juegos. Los buenos videojuegos. Y las experiencias memorables.

¿Cómo funciona la Gamificación?

Seguro que piensas en cómo puedes haber sobrevivido sin gamificar durante tanto tiempo o sin ofrecer a tus usuarios la dosis de autonomía que necesitan para poder acometer cualquier acción desde su decisión y gracias a un amplio abanico de posibilidades, de alternativas y, por lo tanto, huyendo de la obligación. Si te obligan ya no es jugar.

Cómo he sobrevivido sin ofrecer experiencias que sean controladas por quienes las disfrutan y que así les hagan fluir.
Sin ofrecer experiencias en las que primen las motivaciones intrínsecas, nacidas desde dentro, y no tanto extrínsecas, que desde fuera se asemejan más a los trofeos y premios.

Tipos de experiencias en gamificación

Es necesario ofrecer experiencias en las que lo importante no sea aparecer en un ranking o acumular centenares de miles de puntos sino disfrutar de:

  1. Utilizar todos los sentidos y es que tocar, ver y escuchar siempre es mejor que ver solamente, por ejemplo.
  2. Regalar una historia a los oídos de los demás y revivirla mientras la cuento o también escucharla de otra persona. Una historia significa una vivencia y de ellas emergen los aprendizajes.
  3. La inmersión que se produce cuando uno olvida “lo de fuera” para refugiarse en “lo de dentro” porque está viviendo una experiencia intensa. ¡Así ocurre cuando leemos un libro por las noches y no podemos apagar la luz por lo interesante que es!
  4. La personalización y la libre expresión. De la misma forma que seleccionamos la ropa que nos ponemos o el peinado que queremos llevar hoy, deberíamos de poder escoger la experiencia a disfrutar en cuanto a su formato y estética.
  5. El reto y es que “mi teoría” es que en realidad no existen ni el perezoso ni la perezosa sino personas desubicadas que no hacen lo que realmente desearían y que por lo tanto huyen de su día a día. Superar una prueba permite que nos midamos y que crezcamos en todo tipo de habilidades porque lo hacemos. No sólo lo decimos y pensamos.
  6. La sorpresa y el descubrimiento. ¡Preferimos que no nos lo cuenten todo y que nos dejen buscar y explorar para encontrarlo a nuestro aire!
  7. Y la comunidad, el grupo, la tribu urbana y nuestra visibilidad en todos ellos y es que resulta fundamental sentir que nuestra opinión es relevante para los demás pues ello nos hace visibles y nos da el estatus que sentimos como la mejor recompensa.

Consejos para aplicar la Gamificación

Viendo estos placeres que toda experiencia memorable debería ofrecer, quizás entendamos mejor lo que el diseño motivacional en general y la gamificación en particular pueden ofrecernos: experiencias en las que se multipliquen las alternativas entre las que escoger.

Crea una historia relevante

No se puede diseñar una experiencia memorable que pretenda mejorar habilidades e invitar al cambio del comportamiento relacionada con un tratamiento de salud o algunos aprendizajes en contexto educativo o incluso que te conecte con una oferta turística distinta si no se acompaña de una historia relevante que nos haga entender el porqué. Si no se motiva y mide a la vez para, sabiendo lo que ocurre, tomar decisiones de rediseño y si no se armoniza todo ello con una estética adecuada al “target” y en unas plataformas, digitales o analógicas, adecuadas a éste.

Una buena narrativa y estética

Rodéate de personas que conozcan las ciencias que a ti no se te dan bien o que no dominas porque no lo vas a poder hacer todo. La gamificación tiene que acompañarse de la narrativa y también de la estética, la usabilidad y el contenido. Todo ello operando en un conjunto de plataformas Transmedia. Es por lo tanto una ciencia que opera en base a la multidisciplinariedad y que requiere de cocreación y participación constante por parte de distintos roles y perfiles competenciales.

Autonomía

Por otro lado, no olvidemos que la autonomía y el control son los pilares de cualquier buen juego que se precie y también las reglas claras y justas. Sin ellas, se trataría más bien de un juguete. Bien para un ratito, pero nada más.

Si la actividad ya está siendo realizada por los usuarios, gamificarla puede agregar valor al momento. Si por lo contrario estás tratando de convertir a los visitantes y que tengan un comportamiento concreto, deberás asegurarte de que el proceso de gamificación sea fácil de aceptar para ellos

Ten claro el incentivo que ofreces

Para que la estrategia sea un éxito, debe existir una razón válida y que tenga sentido para introducir la gamificación. También un incentivo para motivar a los usuarios. Esto puede ser desde recompensar a las personas con un mejor estado, con acceso a contenido nuevo o ofreciendo productos gratuitos. Es decir, hay que tener claro cómo pretendemos motivar a la audiencia antes de llevar a cabo una técnica de motivación.

Contexto

Si quieres utilizar la gamificación como una herramienta de recursos humanos, por ejemplo, deberás asegurarte de que la tecnología sea accesible para todos como un servicio web y no sólo como una app. Si tu público objetivo ya está usando un dispositivo en concreto, deberás desarrollar una solución en torno a sus opciones tecnológicas. Es decir, asegúrate que la audiencia está en la plataforma adecuada.

Objetivos

Como toda estrategia, antes de ponerla en marcha tenemos que poner un objetivo a corto o a largo plazo. Regalar producto gratuito suele funcionar y obtendremos ganancias rápidamente, pero otros incentivos como brindar acceso a contenido exclusivo puede generar más lealtad a largo plazo.

Y si te ha gustado mi explicación, déjanos un comentario y ¡Comparte!

¿Te gustaría implementar la gamificación en procesos de aprendizaje? No dudes en echar un vistazo a nuestro Master en Gamificación para conocer las bases de la gamificación y las leyes del Game Design y sus aplicaciones al mundo de la empresa, crear guiones transmedia y por último planificarlo, prototiparlo y ejecutarlo.

Master en Gamification y Narrativa Transmedia

¡Lleva a cabo estrategias de gamificación increíbles!

¡Quiero saber más!

Oscar García Pañella

Leer más

1 comentario en Gamification: qué es la Gamificación y cómo funciona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en las redes