Digital Business

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Digital Business

Digital Business

02 May 2013
Sé el primero en comentar

¿Por qué no invierten las empresas en formación? Conclusiones del nuevo #debateIEBS

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (7 votes, average: 4,57 out of 5)
Cargando…
Christian Pastrana

¿Has tenido que realizar algún curso en tu empresa? ¿Deben incluirse planes de formación en la gestión de recursos humanos? Durante las últimas semanas hemos estado debatiendo sobre la importancia de invertir en formación entre los empleados y nos hemos preguntado cómo lo afrontan las compañías.

Así, a raíz del último barómetro IFAES que revelaba que el 75% de las compañías no invierte en formación, planteamos a nuestros seguidores en redes sociales la siguiente cuestión:

DebateIEBS Recursos Humanos - Formación

A partir de aquí, y tras valorar todas las opiniones que nos habéis enviado, podemos sacar las siguientes conclusiones:

  1. Los empleados tienen la percepción de que las empresas no dotan de suficientes recursos en la formación de empleados.Causas: gastos, visión cortoplacista, dificultad para medir resultados.
  2. La formación dota de ventajas a empleados y empresas.

 

¿Falta de interés en invertir en formación por parte de las compañías?

“Si tengo ingresos sin coste para qué voy a invertir, que se formen solos, total nadie es imprescindible” Así de contundente resumía Nana74 en Twitter, la principal razón por la que las empresas no quieren apostar por desarrollar el talento de sus empleados.

Esta opinión ha sido compartida por la mayoría de usuarios, quienes consideran que las empresas en ocasiones ven la formación como “un gasto” en lugar de una “inversión”. El coste de los cursos para empleados es una de las barreras para los directivos, quienes restan valor al crecimiento de la empresa a largo plazo. “Tienen prisa por conseguir resultados. Se olvidan que para llegar a la meta antes hay que prepararse” nos comentaba Ana Fernández.

Es precisamente esta visión a corto plazo otra de las causas de la falta de interés percibida. Una visión que está motivada por el temor a que los empleados dejen su puesto de trabajo. “Piensan que gastan tiempo y dinero en trabajadores, que se marcharán a aplicarlo en otras empresas” ha recalcado Juan Carlos en Twitter.

Vinculado a ello, nos encontramos otro de los hándicaps: la dificultad para medir los resultados de la formación. Según Gustavo García, “es una mejora muchas veces demasiado gradual, que no se puede apreciar concretamente” de ahí que las organizaciones se desinteresen. ¿Cómo se garantiza que tras realizar un determinado curso, los empleados van a ser más productivos? Rafa Liñán cree que la solución pasaría por “vincular directamente a un proyecto o el alcance de unos objetivos en la empresa”, mientras que Elsa López apuesta por “hacer una buena descripción de puestos, y un programa de evaluación de desempeño para detectar las necesidades de capacitación”.

Como conclusión, “el desarrollo humano no es prioritario aún en las empresas” tal y como nos indicaba también María Naranjo. No obstante, también hay quienes han matizado este aspecto como es el caso de Antonio Yucal, que considera que la formación a empleados debe ofrecerse en aquellos casos en los que “existan aptitudes no buscadas de inicio y que el negocio sí necesita ahora”.

Metodología E-Learning para empresas

Empresas y empleados: ventajas de la formación para ambos

Muchas empresas consideren que pagarles un curso a sus empleados no repercutirá en sus resultados. Un error si tenemos en cuenta que la formación dota a la persona de más conocimientos para desempeñar mejor sus funciones. Así nos lo comentaban en Twitter desde el medio de comunicación ecoAula: “la formación es imprescindible para mejorar el rendimiento de la plantilla”.

Entre los beneficios para los empleados, Virginia Guerrero determina que éstos pueden actualizar sus conocimientos y evitar la ineptitud, uno de los motivos de despido actuales. Además, “pueden desplegar su creatividad en su puesto de trabajo y ejercer liderazgo desde ahí” como recoge María Naranjo, quien señala además que así todos estarían más motivados y podrían fidelizar más con la empresa.

Estas ventajas repercuten directamente en la empresa pues los empleados adquieren nuevas competencias y mejoran su rendimiento. “Al formarse no se quedan estancados y por tanto dan mejor servicio”, señala Andrea R. Lluch en Twitter. De igual modo, también tiene aspectos positivos para la imagen de la compañía. Aquellas empresas que tienen un plan de formación para sus empleados tienen mejor consideración tanto interna como externamente.

Por su parte, Claudia de la Vega nos planteaba en Facebook lo siguiente: “si no invierten en los empleados es como no invertir en la empresa, y ¿quién no quiere ganar más?”.

¿Quieres ver todas las opiniones sobre nuestro #debateIEBS? Te dejamos el ‘Storify’ para que no te pierdas detalle. ¡Te esperamos en el próximo!

Si estás interesado en implantar un plan de formación en tu empresa o quieres conocer las nuevas tendencias en gestión de RRHH, en nuestro master en recursos humanos te enseñamos las técnicas más innovadoras. ¡Conócelo!

 

Artículo escrito por:

IEBS In Company

El centro de nuestra metodología gira alrededor del alumno y de sus necesidades.

¡Quiero informarme!

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

No gracias, seguir leyendo el post