CategoríaCreación de empresas

El Emprendimiento Social, clave para una economía sostenible

Tiempo de lectura: 8 min
1104

Crear tu propio negocio conlleva esfuerzo, perseverancia, y pasión por lo que haces. La gran pregunta sería si, además de todo eso, con tu empresa consigues que el mundo (en menor o mayor medida) sea un poco mejor. El Emprendimiento Social hace referencia justamente a los nuevos modelos de negocio que se sirven de la innovación para apaciguar los estragos de la pobreza, aminorar el cambio climático y hacer, en general, que la economía prospere al tiempo que mejora el entorno.

Te puede interesar: Master en emprendedores

¿Qué es el emprendimiento social?

Dicho esto, el emprendimiento social es un término con el que se hace referencia a todas aquellas actividades y procesos que nacen con el objetivo de descubrir, definir y explotar oportunidades para mejorar la riqueza social mediante la creación de nuevas empresas o la gestión de organizaciones existentes de una forma innovadora.

Es decir, cuando un individuo o un grupo de personas asumen la responsabilidad de resolver los problemas predominantes de la sociedad. No tienen por qué ser problemas a gran escala, sino también pueden ser pequeñas acciones a problemas de proximidad. Lo realmente importante es que la actividad o iniciativa genere un cambio positivo en la vida de alguien.

Un nuevo orden mundial: La Economía Social

Si hasta ahora hemos hablado de emprendedores sociales, en este punto podemos echar un vistazo a los términos macroeconómicos. Según CEPES, entendemos por Economía Social el conjunto de las actividades económicas y empresariales privadas que persiguen, además del interés colectivo de sus integrantes, el interés general (tanto económico como social). En definitiva, la denominada «economía social» es un término global que hace referencia a todas aquellas entidades que conforman un nuevo tipo de economía, mientras que el «emprendimiento social» pone el énfasis en la innovación y los nuevos modelos de negocio.

Para ver la importancia que está cobrando la economía social, solo hace falta que echemos un vistazo a los datos: Solamente en España, la Economía Social proporciona unos 2,2 millones de empleos directos e indirectos.

Características de un emprendedor social

Una vez definido a grandes rasgos qué es el emprendimiento social, debemos centrarnos en cuáles son las cualidades que tiene un emprendedor social. Los emprendedores sociales se dedican a la innovación social y a la transformación en varios temas incluyendo la educación, la salud, el medio ambiente y el desarrollo. En resumen, un buen emprendedor social:

  • Consigue un cambio a gran escala de manera sostenible a través de un nuevo intento, un enfoque distinto, o aprovechando mejor la tecnología.
  • Tiene el objetivo de crear algo beneficioso para la sociedad y el medio ambiente, y intenta optimizar la creación del valor financiero.
  • Innova encontrando un nuevo producto, un nuevo servicio, o un acercamiento nuevo a un problema social.

Lo más importante es resaltar que todos podemos ser emprendedores sociales y encontrar una solución a un problema. Para ello, se necesita mucha fuerza de voluntad y muchas ganas de hacer el bien.

Tipos de emprendimiento social

Existen diversos tipos de emprendimiento social, entre los que destacamos los siguientes:

1# Emprendedor social comunitario

En primer lugar, tenemos el emprendedor social comunitario. Este tipo de emprendedores son contribuyentes modestos que se dirigen a sus comunidades inmediatas y buscan resolver sus problemas. Suelen enfocarse en temas como la educación, alfabetización, alimentación, higiene, salud, empleo, etc.

Por lo general, están ubicados en áreas geográficas pequeñas con una visión amplia y un equipo que cree en sus objetivos. Una vez consiguen los resultados esperados en sus comunidades, intentan expandirse y llegar a otras, allanando el camino para convertirse en una empresa social más grande.

2# Emprendedor social sin fines de lucro

En segundo lugar tenemos a los emprendedores sociales sin fines de lucro. Estos perfiles están más motivados por la ganancia social que por la financiera. Empiezan con un coste inicial y, cuando el negocio empieza a generar beneficios lo reinvierten en la causa. Esto les ayuda a expandir su visión y a crecer gradualmente hasta convertirse en una empresa social más grande resolviendo problemas más importantes.

Por ejemplo, imagina una empresa social cuya visión inicial era brindar atención médica básica gratis a quienes la necesiten. A medida que van creciendo y generando beneficios, podrán ampliar su misión para incluir también a aquellos que necesitan cirugía u operaciones caras que no se puede permitir.

Por lo general, las organizaciones con presupuestos elevados y los empresarios de éxito eligen este modelo porque les resulta más fácil generar suficientes ganancias para expandirse.

3# Emprendedor social transformacional

El emprendimiento transformacional suele ser la siguiente etapa del emprendimiento social sin fines de lucro. Estos empresarios se enfocan en las necesidades y problemas sociales que normalmente están fuera del alcance de otras empresas o gobiernos.

Master en emprendedores

Adquiere los conocimientos necesarios para afrontar los retos del mundo empresarial

¡Quiero informarme!

Además, están enfocados a crear un gran impacto social y generar beneficios económicos para las organizaciones. Suelen operar a gran escala y tener sus propias normas y regulaciones. En algunos casos, incluso crecen lo suficiente como para colaborar o integrarse en organismos gubernamentales enfocados en la solución de problemas sociales.

4# Emprendedor social global

Por último, tenemos a los emprendedores sociales globales, que son grandes jugadores que abordan problemas sociales y ambientales a escala mundial. Su objetivo es lograr un cambio en los sistemas sociales utilizando su posición financiera e internacional.

En general, las grandes organizaciones y los multimillonarios siguen el camino del emprendimiento social global cuando se vuelven socialmente responsables y concentran sus esfuerzos en lograr un cambio positivo. Estas organizaciones tienen objetivos de alto nivel, como luchar contra la escasez de alimentos en África o erradicar ciertas enfermedades del mundo. Como resultado, trabajan con una red de otras organizaciones y emprendedores sociales para lograr los resultados deseados.

Sin embargo, sus ambiciosos objetivos y su extensa red también los exponen a un mayor riesgo, ya que su fracaso los perjudica más que a una empresa social de pequeña escala.

Empresa social VS emprendimiento social

Aunque las empresas sociales y el emprendimiento social pueden parecer lo mismo, son conceptos muy diferentes. Mientras que el primero tiene como objetivo resolver un problema social, el segundo nace para crear un cambio social positivo.

Es decir, el primero es un negocio social y utiliza las ganancias para el beneficio de la comunidad mientras que el segundo es una actividad social y utiliza las ganancias para resolver un problema social.

Casos de éxito en emprendimiento social

Si bien hay muchas empresas que han tenido éxito (no solamente ganan dinero, sino que han conseguido mejorar su entorno social y medio ambiente) hemos hecho una selección de algunos buenos ejemplos:

La Fageda

Se trata de una empresa que fabrica yogures y otros productos lácteos. El valor añadido en este caso es que muchos de sus trabajadores tienen alguna discapacidad mental, de manera que el trabajo pasa a ser otro tipo de terapia. Cuentan con educadores sociales, psicólogos y otras muchas ayudas para las necesidades especiales de sus trabajadores. Cabe destacar que es una de las empresas con mejor reputación corporativa de España y son reconocidos tanto por su labor social como por sus productos de calidad.

El Emprendimiento Social, clave para una economía sostenible - image 21 1024x503

Coronilla

Es una empresa que produce alimentos sin gluten ubicada en Bolivia. En este caso, se trata de un negocio familiar centrado en el Comercio Justo y en los productos ecológicos. Además, Coronilla propone volver a los alimentos «ancestrales» como los cereales andinos.

El Emprendimiento Social, clave para una economía sostenible - image 22 1024x504

Pro Mujer

Se trata de una organización de desarrollo y microfinanzas para mujeres en América Latina. En concreto, conceden pequeños préstamos para iniciar negocios, realizan talleres sobre conocimientos financieros y tienen programas de educación en salud preventiva.

El Emprendimiento Social, clave para una economía sostenible - image 23 1024x504

SalaUno

Se dedican a ofrecer tratamientos para prevenir la ceguera a precios accesibles. Es una empresa mexicana que, por el momento, ha atendido a 70 mil pacientes y aseguran ser un 60% más baratos que su competencia.

El Emprendimiento Social, clave para una economía sostenible - image 24 1024x498

Ecosia

Es un motor de búsqueda que ayuda a mejorar el medio ambiente. El mecanismo es sencillo: lo que cobra Ecosia por cada anuncio (en concreto, el 80%) lo destina a plantar árboles en Brasil. De esta forma, cada vez que alguien realiza una búsqueda está ayudando a repoblar el pulmón del planeta.

El Emprendimiento Social, clave para una economía sostenible - image 25 1024x502

¿Qué te ha parecido este artículo sobre emprendimiento social? Deja tus comentarios y ¡comparte!

Como hemos visto, las empresas sociales van ganando relevancia y en el futuro, probablemente, serán las que más abunden en el panorama económico mundial. Por eso, si tienes una idea de negocio que, además de de beneficios económicos, crees que también conseguirá mejoras sociales, fórmate con el Master en emprendedores de IEBS para aprender a ponerlo en marcha. ¡Te esperamos!

Master en emprendedores

Adquiere los conocimientos necesarios para afrontar los retos del mundo empresarial

¡Quiero informarme!

Mireia More

Periodista de profesión. Apasionada por informar y enseñar a emprendedores e innovadores Leer más

Deja una respuesta

Síguenos en las redes