Logística

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Logística

Logística

23 Ago 2018
Sé el primero en comentar

Industria 4.0, en el umbral de la cuarta revolución industrial (y tú lo vas a vivir)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Juan Luis de los Ríos Sánchez

El concepto de Industria 4.0 se dio a conocer en Alemania en el año 2011 y tiene características que efectivamente inducen a pensar que se trata de una auténtica revolución industrial.

Índice de contenidos:

industria 4.0

Las revoluciones industriales acostumbran a estar caracterizadas por la confluencia de cambios significativos en cuanto a las fuentes energéticas y a las comunicaciones, generando un nuevo marco productivo más eficiente, eficaz y disruptivo.

Etapas de la revolución industrial

Las revoluciones industriales son objeto de análisis socioeconómico a posteriori, esto es, son tipificadas con posterioridad como consecuencia de los hechos observados, pero históricamente no se han podido predecir. Así:

  1. La primera revolución industrial acontece hacia 1784 y viene principalmente de la mano de la introducción de la máquina de vapor y de su capacidad para generar energía mecánica.
  2. La segunda revolución industrial sobreviene cuando a finales del siglo XIX se introducen la electricidad y el petróleo como fuentes principales de generación energética. Años más tarde aparece la cadena de producción y el concepto de división del trabajo en tareas.
  3. Hacia 1970 aproximadamente se empiezan a dar cambios en las tecnologías de información y en la electrónica que permiten una automatización de la producción, pudiéndose considerar como tercera revolución industrial.
  4. Y por primera vez en la historia, se preanuncia a la humanidad el advenimiento de una Revolución Industrial, la cuarta, Industria 4.0, pues durante las tres primeras o bien la comunicación masiva no existía o bien no se podía prever por adelantado el impacto de las confluencias tecnológicas necesarias. Sin embargo, ese sí es el caso de Industria 4.0, en la que están confluyendo varias tecnologías en punto óptimo de maduración.

La industria 4.0

Industria 4.0 es un ecosistema de producción avanzada, automatizada e interconectada gracias a una amalgama de tecnologías que se apoyan en sistemas ciberfísicos. Supone automatizar y robotizar las fábricas para obtener fábricas inteligentes (smart factories) donde producir productos inteligentes con conectividad y/o inteligencia (smart products).

La 4ª Revolución Industrial consistirá en la simbiosis entre los métodos de producción y las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) donde todo, procesos, productos y los distintos actores de la cadena de valor (proveedores, productores, distribuidores, clientes) estarán interconectados, circulará la información y se darán automatismos de decisión. Supone la hibridación entre el mundo físico y el digital, configurando nuevos ecosistemas industriales multiempresa interconectados y nuevos modelos de negocio sobre la base de las siguientes tecnologías:

  1. Internet de las Cosas (IoT, Internet of Things), que consiste en una red global que conecta objetos físicos valiéndose de internet, lo que permite transmitir información de dichos objetos o de su entorno a fabricantes, operadores del servicio, otros objetos y máquinas…, gracias a la instalación de sensores y a las crecientes capacidades de conectividad. Los productos inteligentes disponen de electrónica, software embebido y conectividad que, en conjunto, les otorgan nuevas características, capacidades y funciones. Se les denomina sistemas ciberfísicos (CPS) y son los habitantes del ecosistema de la Internet de las Cosas (IoT).
  2. Big Data para la adquisición y procesamiento de ingentes cantidades de información mediante modelos matemáticos, que incorporan técnicas de inteligencia artificial y pueden llegar a autoaprender.
  3. Cloud Computing, donde los servicios proporcionados en la nube van desde el almacenamiento, el cómputo de datos, la accesibilidad y la construcción de aplicaciones desde el lado hardware, hasta servicios de aplicaciones
  4. Ciberseguridad, necesaria por el uso, procesamiento, almacenamiento y transmisión de información en las organizaciones e infraestructuras industriales, permitiendo la protección de activos tan sensibles como la innovación y la información.
  5. Sistemas de integración (aplicaciones y plataformas) para obtener, analizar y gestionar información empresarial y de la cadena de valor de forma integrada, como los ERP, CRM y marketplaces, entre otras variedades.
  6. Robots, como máquinas autónomas dotadas de capacidad para la toma de decisiones en situaciones no predefinidas, concepto denominado Inteligencia Artificial. Los “nuevos” robots son programados para realizar tareas diversas, tienen capacidad para moverse en su entorno, percibir mediante sensores lo que ocurre a su alrededor, comunicarse con otras máquinas y/o personas, y tomar decisiones.
  7. Realidad aumentada, tecnologías y softwares especializados que permiten ver simbióticamente un entorno físico real enriquecido con elementos virtuales creando una realidad mixta en tiempo real con la que el usuario puede interactuar en mayor o menor grado.
  8. Fabricación aditiva o impresión 3D, tecnología que produce objetos físicos a partir de modelos digitales 3D diseñados por software, sin necesidad de moldes ni de utillajes de ningún tipo, y que abre la puerta a la fabricación de series cortas o unidades únicas a bajo coste.
  9. Simulación, tecnologías para crear entornos virtuales simulados y predecir el comportamiento en conjunto de máquinas, procesos y personas en tiempo real, buscando experimentar en entornos controlados y virtuales, realizar pruebas y obtener configuraciones óptimas para la fabricación en planta antes de empezar siquiera a producir el producto.

La mera confluencia de tecnologías tan poderosas en el mismo momento en un punto óptimo de madurez nos da la talla del salto cualitativo que van a suponer para la organización y gestión de la cadena de valor de la industria.

Industria 4.0 tiene más similitudes con la tercera revolución industrial que con las dos primeras. Efectivamente, por su configuración no surge como consecuencia de un impacto tecnológico concreto (como supuso en su momento la máquina de vapor o la cadena de producción), sino como acumulación coyuntural de tecnologías diversas que venían desarrollándose progresivamente con anterioridad hasta confluir en un momento determinado en el tiempo en que su impacto combinado comienza a ser muy significativo.

Así, Industria 4.0 no es fruto de una tecnología concreta sino de un ecosistema tecnológico formado por tecnologías e innovaciones en diferente grado de desarrollo, siendo muy difícil por consiguiente asignarle una fecha de nacimiento exacta. No viene ni siquiera acompañada, por desgracia, de un cambio dramático en las fuentes energéticas (tan necesario para la Humanidad), pese a que puede significar un factor catalizador en la transición hacia un escenario fundamentado en energías limpias y renovables.

Conclusión

Industria 4.0 no tiene, pues, un punto de arranque concreto sino que se está incorporando progresivamente a nuestras vidas por difusión. La combinación sinérgica de los factores tecnológicos que la caracterizan hace pensar que su generalización va a ser mucho más rápida de lo que podamos imaginar. Por ello, va a requerir de un cambio cultural acelerado y una necesaria adaptación social, laboral, ética y legal nada sencillos de conseguir, máxime cuando viene a instalarse en un contexto socioeconómico que atraviesa por sus particulares dificultades e incertidumbres y que no nos permite atisbar cuáles van a ser los efectos reales de tan potente impacto tecnológico.

Los más pesimistas prevén un incremento del desempleo debido a las crecientes eficiencias que se conseguirán y a la inadaptación tecnológica de buena parte de la base de trabajadores… Evidencias no faltan en un mundo colonizado por el neoliberalismo.

Por el contrario, los tecno-optimistas argumentan (y en términos históricos tienen razón) que tras cada revolución industrial ha habido un período de expansión, pues la natural destrucción de unos puestos de trabajo ha sido sobradamente compensada por la creación de nuevos puestos de trabajo de una cualificación superior… Sin embargo, lo que también es cierto es que la hipereficiencia de Industria 4.0 irrumpe en un punto álgido de sobreexplotación de los recursos naturales y de riesgo planetario contrastado bajo el prisma de la comunidad científica…

El tiempo, como siempre, dará y quitará razones. Sea como fuere, Industria 4.0 ya está aquí y ha llegado para quedarse, va a significar un gran impacto con características asimilables a las de una cuarta revolución industrial y un punto de inflexión socioeconómico de características todavía difíciles de prever.

https://youtu.be/YceY7FoG1sU


 

Siendo este un tema que plantea una inquietud al alza en la actualidad, en IEBS hemos querido estar a la altura del reto. Es por ello que en la novena edición de nuestro Master en Supply Chain Management & e-Logistic, que abrirá sus puertas en octubre de 2018, dedicaremos por vez primera un módulo lectivo de un mes de duración al análisis y estudio de eso que hemos dado en llamar Industria 4.0.

Master en Supply Chain Management & e-Logistic

Lidera la revolución industrial 4.0

¡Quiero informarme!

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

SUBCATEGORÍAS

LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

Si lo prefieres puedes seguir nuestro RSS: