CategoríaMarketing Digital

Influencers, ¿necesarios en la sociedad actual? #DebateIEBS

1

El marketing de influencers está teniendo su momento más álgido. Pero no todos comparten positivamente esta nueva tendencia, tantos pueden ser los seguidores de influencers como los que no confían en estos perfiles. Quédate con nosotros y reflexiona en este debate sobre cómo ha cambiado la publicidad desde la llegada de los influencers.

Te puede interesar: Postgrado en Influencer Profesional

Qué dicen los datos sobre marketing de Influencers en España

De esta relación de las marcas con los influencers, nace el marketing de influencers, una nueva rama del marketing que se centra en los vínculos de colaboración entre ambos. Para comprender con datos cómo interaccionan marcas, empresas e influencers, debemos fijarnos en los estudios del año pasado de Brand Manic y OnBrand Magazine.

Uno de los datos más impresionantes a día de hoy es que, según BrandManic, más de la mitad de las marcas españolas encarga sus campañas a influencers a agencias especializadas, concretamente el 56.5%. El mismo estudio muestra que el 46,8% paga a los influencers por publicación y el 22,6% por packs de publicaciones.

¿Qué piensan los usuarios de las RRSS y los influencers?

El estudio muestra qué redes sociales son consideradas como su canal de comunicación favorito y por cuales siguen las tendencias diarias:

Un 64,5% consideran que Instagram es su mejor opción

Un 14,5% piensan que es Facebook

Un 8,1% opinan que es YouTube

¿Qué piensan los profesionales del marketing?

En Brand Manic también muestra la inversión que han hecho los profesionales del marketing encuestados:

El 17,7% invierte entre 10.000 y 25.000€

Un 12,9%, entre 25.000 y 50.000€

Un 11,3% restante invierte más de 50.000€ en campañas de marketing de influencers.

Más del 95% aseguraba que incrementaría su inversión en marketing de influencers durante el año pasado

Por otra parte, OnBrand Magazine refleja en su estudio que el 43% de sus encuestados planea invertir más que el año anterior en marketing de influencers y hay un incremento del 22% en profesionales del marketing que han comenzado a trabajar con esta estrategia.

Pero no todo son datos son positivos para los influencers. El estudio de brandmanic muestra que casi un 5% ha pensado en disminuir el presupuesto en marketing de influencers. Hay vendedores que piensan que el marketing influyente es ineficaz, un desperdicio de dinero y parte de una burbuja que eventualmente estallará. Cuestionan el retorno de su inversión y tienen la seguridad y la consistencia de la marca en su mente, lo que los pone nerviosos por entregar su marca a una celebridad individual de Instagram. Estos mercadólogos son los que tienen más probabilidades de invertir en tecnología emergente como chatbots o asistentes de voz, cosas que pueden controlar.

En este contexto, cada vez más empresas apuestan también por los menos conocidos microinfluencers, que aportan un toque diferente y pueden cambiar el modelo de

Micro influencer: más especializados y menos comerciales

Sin duda una tendencia que nos ha dejado el último año son la de los micro-influyentes un nicho que está en crecimiento, que consisten en perfiles con menos de 10.000 personas pero que tienen mucho peso como experto dentro de su nicho.

Este nuevo género tienen mayor credibilidad entre sus seguidores dado que se especializan más en una temática, por lo que aportan mayor grado de autenticidad y confianza. A la hora de posicionar un contenido o temática específico puede ser clave porque estos influenciadores presentan un mayor engagement entre sus audiencias y el costo/efecto de la campaña puede llegar a ser más rentable que con un influencer con millones de seguidores.

¿Los influencers son intocables?

Sin duda los influencers se han convertido en poco tiempo en un boom mediático pero no debemos olvidar que también son personas normales y corrientes, que comenten errores y pueden llegar a protagonizar grandes polémica.

En ocasiones estas acciones incendian las redes y pueden poner en duda si su modus operandi es correcto o ético.

Sin duda en España, la influencer que más polémicas ha protagonizado es la conocida Aida Domènech más dos millones de suscriptores en Youtube conocida como Dulceida, con más de seguidores 2.5 mil en Instagram. Una de sus polémicas más sonada últimamente fue su viaje a Ciudad del Cabo (África) que le trajo más de un dolor de cabeza por fotografiarse dándose un baño, mientras la zona sufría una severa sequía o subir a instagram fotos de varios niños africanos portando gafas de su colección.

Otra polémica muy sonada que pone en duda el precio que ponen estos influenciadores a su trabajo es el de la influencers inglesa Elle Darby, con más de 98 mil suscriptores en Youtube y 102 mil seguidores en Instagram. Darby escribió a hotel irlandés The White Moose Café para proponerle difusión a cambio de hospedaje gratuito para ella y su pareja.   

“Mientras buscaba lugares para hospedarme, encontré su impresionante hotel y me encantaría enseñarlo en mis vídeos (…), para llevar clientes a su hotel y recomendarles a otras personas que hagan reservas en su establecimiento. A cambio [me gustaría disfrutar de] alojamiento gratuito”, escribía Darby.

A lo que el director del hotel respondió “¿quién va a pagarle al personal que cuida de ti? ¿Quién va a pagar a las camareras que limpian tu habitación? ¿A los que te sirven el desayuno? (…) Mis mejores deseos. P. D. La respuesta es no” y terminó prohibiendo la entrada a todos los influencers.

En España nos encontramos con polémicas similares como la que contó Jorge Lozano, el chef de Tapas 3.0 en este hilo de twitter: en el que una influencer intentó comer en su restaurante gratis a cambio de unas fotos y además pagarle 100€.

La revista TIME nombró el pasado año como una de las personas más influyentes de internet a Lil Miquela, una joven de 19 años, música y modelo con más de 1,5 mil millones de seguidores en instagram. ¿Qué tiene de raro? que Miquela no es humana, es un avatar y está simulada mediante realidad virtual.

Pero la duda que suscita este debate es cómo ha llegado estos influencers a ser verdaderos referentes que son capaces de usar su imagen como valor publicitario. Cómo de influenciable es la sociedad que necesita este tipo de referentes y cuanto de sana es esta relación. La sociedad está tan necesitada de referentes sociales como para seguir en masa a otras personas solo por su modo de expresarse en una determinada red, o incluso a un avatar.

¡Participa en nuestro debate!

  • ¿Crees que los influencers condicionan nuestra vida social?
  • ¿Necesita la sociedad de modelos a seguir, hasta el punto de no seguir a una persona real?
  • ¿Pueden marcar los influencers la agenda social?
  • ¿Crees que pueden exigir condiciones a hoteles o restaurantes por hacer una publicación en sus redes?
  • ¿Es posible que una persona se convierta en un producto?
  • ¿Hay riesgo de que los especialistas en ciertos temas se vean afectados por los influencers?

Y si lo que quieres es formarte con una base sólida no dudes en consultar nuestro Postgrado en Influencer Profesional. Porque ser una persona influyente lleva tiempo y un trabajo estratégico detrás que necesita una base sólida de conocimientos.

Postgrado en Influencer Profesional

Ser Influencer hoy en día implica manejar grandes conocimientos

¡Me interesa!

Ana Martín del Campo Fernández-Paniagua

Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en las redes