CategoríaCreación de empresas

Emprendedor, empresario e intraemprendedor, ¿en qué se diferencian?

64

A la hora de meterse de lleno en un sector es fundamental estudiar las palabras más comunes para ser lo más preciso posible. Algunos crean hasta diccionarios propios para entender bien la jerga de una industria. Con el paso de los años el vocabulario emprendedor también ha ido variando. En este artículo os explicamos las diferencias entre emprendedor, empresario e intraemprendedor. ¡Sigue leyendo!

Te puede interesar: MBA en Emprendimiento Digital

Diferencias entre emprendedor, empresario e intraemprendedor

La diferencias entre emprendedor, empresario e intraemprendedor son una duda generalizada y suelen confundirse los términos. Por eso, y para aclarar los atributos que caracterizan a cada grupo, vamos a definirlos individualmente.

¿Qué es un emprendedor?

Podríamos resumir el término emprendedor como una persona que inicia un negocio. Es un soñador. Un individuo con una idea e ilusiones que, en condiciones de incertidumbre y asumiendo grandes riesgos, pone en marcha su propio proyecto.

El emprendedor es la persona que descubre una oportunidad de negocio. Quien provee los fondos de la inversión e invierte todo el capital necesario para crear la empresa. También, por otro lado, es el principal tomador de decisiones. Decide cuánto, dónde y cómo se producirá y venderá el producto o servicio. Además, de en qué mercado y de qué forma.

A un emprendedor le diferencia su capacidad para innovar. Esto no tiene por qué implicar crear un negocio desde cero. Simplemente puede empezar a gestionar de forma diferente una idea que ya existe.

En resumen, es la persona que emprende con resolución acciones o empresas innovadoras, que vive en riesgo permanente, que busca compañeros y no empleados, que no tiene horarios y que su proyecto supone un compromiso y obligación moral con ellos mismos y con lo que hacen.

Características del emprendedor. ¿Cómo piensan los grandes emprendedores?

Aunque cada emprendedor es un mundo, los emprendedores exitosos suelen seguir un patrón. Para conseguir los objetivos deseados deben seguir las siguientes características:

Liderazgo

La capacidad de liderazgo es fundamental. Pero no solo en los buenos momentos. Especialmente en aquellos de más descontrol y desorden, cuando las cosas no salgan como lo esperado, un emprendedor debe saber tomar decisiones y guiar a su equipo eficazmente.

Responsabilidad

Como responsabilidad entendemos a una persona sensata y seria. Es decir, aquel que abre y cierra la oficina. La dedicación no puede ser una opción y el compromiso tampoco. La responsabilidad deberá hacerse patente, sobre todo, a la hora de asumir riesgos y de tomar decisiones importantes.

Creatividad

La creatividad, así como el espíritu innovador y disruptor es lo que llevará al éxito a un emprendedor. Esa capacidad de romper con lo establecido, crear nuevos conceptos y llegar al público de formas novedosas es muy importante para tener éxito.

Pasión

Una de las mayores características de un emprendedor es la pasión por lo que hace y por su proyecto. Debe vivir el proceso y cada etapa del proyecto al máximo, ya que de su esfuerzo y empeño dependerá que este tenga éxito o acabe siendo un fracaso.

Visión

La visión se da por asegurado. Un emprendedor no podrá tener éxito si no tiene un olfato que le permita anticiparse al mercado. Además, también tiene que ser observador para encontrar nuevas oportunidades donde nadie más las ve.

Asertivo

Por último, un emprendedor no podrá tener éxito sin la confianza por uno mismo, así como una actitud positiva. Ambos conceptos serán fundamentales para trasladárselo al resto. Ser asertivo también le permitirá no dar rodeos y centrarse en los objetivos planteados.

¿Qué es un empresario?

Una vez sabiendo lo que conlleva el término emprendedor, vamos a definir las características comunes de un empresario. Un empresario es aquel titular, propietario o directivo de una industria, negocio o empresa.

MBA en Emprendimiento Digital

Aprende a crear y lanzar tu propio negocio.

¡Quiero informarme!

Es un gestor y un jefe que tiene muy calculado el riesgo que está dispuesto a asumir. Su objetivo es desarrollar un negocio económicamente viable. Esto choca con la principal motivación de un emprendedor, por ejemplo, que suele ser sacar adelante su proyecto dejando huella.

El empresario suele adaptarse a cualquier sector si detecta una oportunidad de negocio. En cambio, el emprendedor es creativo, y se centra en desarrollar ideas propias y personales.

Para el empresario perder dinero es una gran preocupación, tiene muy clara su agenda, sus horas de trabajo y ve el mundo como una oportunidad. Su éxito suele estar ligado a la rentabilidad de un negocio y al empleo que ha creado.

Tipos de empresarios

Ahora que ya sabemos las diferencias entre emprendedor y empresario, profundizaremos más en qué tipos de empresarios existen. Podemos dividirlos en tres:

  • Empresario unipersonal: Trabaja por su cuenta y concentra el poder. Aunque para ciertas acciones a veces trabaja directamente con algunos empleados, por lo general no suele tener a nadie a su cargo, o muy pocos. Suele pertenecer a una empresa pequeña.
  • Empresario miembro: Se encarga más bien de brindar apoyo y consultoría financiera y administrativa. Es menos autónomo y suelen verse en empresas con muchos accionistas.
  • Socio clave: Es quien asume un rol activo en un equipo en comparación con el resto de socios. Estos últimos son quienes aportan capital.
e-Book

Diccionario para Emprendedores

Descargar

¿Qué es un intraemprendedor?

Por último y para aclarar las diferencias entre emprendedor, empresario e intraemprendedor, vamos a definir el rol menos conocido de los tres: el intraemprendedor. Existen dos tipos de interemprendedores.

Por un lado, nos encontramos a la figura de intraemprendedor como un trabajador que desarrolla una nueva línea de negocio o una innovación dentro de una empresa. Lo hace adquiriendo la responsabilidad y liderando un proyecto. Eso sí, manteniendo un salario.

Estos profesionales suelen estar muy involucrados con la compañía. Les encanta la búsqueda de oportunidades y están cómodos obteniendo responsabilidades y siendo líderes.

Por otro lado, existe la figura de interemprendedor como aquellos perfiles autónomos que realizan un proyecto innovador dentro de una compañía y amparados por esta. Aprovechan todo el know-how de la entidad y utilizan sus recursos, por lo que el intraemprendedor suele tener cubiertos la mayoría de sus costes.

Este grupo de profesionales son cada vez más buscados por las empresas. Se caracterizan por tener un carácter perseverante, creativo y se apasionan por lo que hacen. Para poder llevar a cabo su trabajo tranquilamente, su relación con las organizaciones se basa en la confianza, en la independencia y en la flexibilidad.

Ventajas del intraemprendimiento

Entre las ventajas que puede tener el intraemprendimiento para las organizaciones destacan las siguientes:

  • Posibilidad de poner en marcha nuevas líneas de negocio
  • Sana competencia por los mimos recursos
  • Revalorización del trabajo del empleado
  • Contemplar todas las ideas da paso a la innovación
  • La posibilidad de desarrollar nuevos proyectos mantiene al equipo motivado
  • Entorno adecuado para establecer procesos de trabajo transversales que facilitan la comunicación multidireccional
  • Da buena imagen, denota que la empresa invierte en sus empleados. Esto atraerá al talento y mejora la percepción de nuestros clientes

Características comunes: las claves del éxito y visión de negocio

Ahora que ya conocemos las diferencias entre emprendedor, empresario e intraemprendedor veamos cuáles son las claves del éxito. El éxito empresarial ha estado siempre muy asociado a los beneficios económicos de su actividad comercial. Aunque es cierto que es un baremo fiable a tener en cuenta a la hora de medir el prestigio de una organización, no lo es todo. La búsqueda de beneficios no es la única forma de aspirar al éxito empresarial. De hecho, este concepto también recoge cuestiones como la esencia del negocio y la actitud de sus responsables a la hora de hacer frente a los diferentes retos.

Sin duda, independientemente de ser un emprendedor, empresario o intraemprendedor, para tener éxito se deberá tener pasión por lo que se hace, trabajar duro y perseguir la excelencia. Por otro lado, también es importante saber focalizarse en el producto centrando la mirada sobre los nichos de consumidores que nos interesen, conocer bien el mercado en el que queremos entrar o estamos, tener capacidad de innovar y mostrar perseverencia.

¿Has aclarado tus dudas sobre las diferencias entre emprendedor, empresario e intraemprendedor? ¡Comenta y comparte!

Y si tienes alma de emprendedor pero no sabes cómo lanzar tu propio proyecto, fórmate con el MBA en Emprendimiento Digital. Es un programa único diseñado para ayudar a aquellos que desean emprender o estén en el proceso. ¡Te esperamos!

MBA en Emprendimiento Digital

Aprende a crear y lanzar tu propio negocio.

¡Quiero informarme!

Elena Bello

Periodista especializada en comunicación corporativa. Departamento de Marketing y Comunicación de IEBS Business School. Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en las redes