CategoríaBig Data

Computación en la nube o cloud computing: guía 2022

Tiempo de lectura: 14 min
1

Si existe una tecnología considerada disruptiva desde hace tan solo unos años y que hoy está presente en el uso diario de toda organización, esa es, sin lugar a dudas, el cloud computing. La computación en la nube se ha convertido en la forma ideal de ofrecer aplicaciones empresariales dentro de la economía digital y en la solución predilecta de las empresas que buscan ampliar sus sistemas de tecnología de la información de cualquier índole, ya sea almacenamiento, capacidad de procesamiento e incluso servicios de inteligencia artificial o blockchain. ¿Quieres saber qué es exactamente cloud computing y para qué sirve? ¡Sigue leyendo!

También te puede interesar: Master en Data Science

¿Qué es cloud computing?

La computación en la nube o cloud computing es la ejecución de todo tipo de procesos sobre datos digitales de forma remota a través de internet y desde el centro de datos de una empresa que nos brinda dicho servicio. Este servicio tan habitual dentro del cloud computing es lo que se denomina nube pública y lo ofertan cientos de empresas como Amazon Web Services (AWS) o Microsoft Azure.

Es decir, hablamos de la entrega de servicios de computación bajo demanda. Esto engloba desde aplicaciones hasta capacidad de almacenamiento y procesamiento. Por lo general, se lleva a cabo a través de internet y se utiliza un sistema de pago por uso.

En vez de poseer su propia infraestructura informática o centro de datos, muchas organizaciones prefieren decantarse por alquilar el acceso a cualquier dato o documento a través de un proveedor de cloud computing. Uno de sus mayores beneficios es que las empresas evitan el coste inicial y la complejidad de poseer y mantener su propia infraestructura de IT. En cambio, simplemente pagan por lo que usan.

A su vez, los proveedores de servicios de computación en la nube se benefician de importantes economías de escala, ya que brindan los mismos servicios a una amplia gama de clientes.

Video

Business Intelligence: tendencias y casos de éxito

Descargar

¿Cómo funciona el cloud computing?

El cloud computing funciona como un conjunto de recursos tecnológicos que son puestos a disposición de las empresas en remoto y de forma virtualizada. Es como si la empresa que los recibe los tuviese dentro de sus instalaciones, siendo en realidad todo lo contrario, ya que dichos recursos se pueden encontrar a miles de kilómetros de distancia y en varias ubicaciones de forma simultánea.

Estos recursos tecnológicos puestos a disposición de las empresas suelen estar relacionados con la capacidad de procesamiento, el almacenamiento o las aplicaciones de terceros que son suministrados bajo demanda. En definitiva, según las necesidades de la empresa en un momento puntual, con todas las ventajas que esto aporta.

Para entender cómo funciona el cloud computing, podemos diferenciar frontend y backend:

  • Frontend: permite al usuario acceder a los datos almacenados en la nube mediante un navegador o un software de computación en la nube.
  • Backend: el componente principal de la computación en la nube, responsable del almacenamiento seguro de datos e información, es el backend. Comprende servidores, computadores, bases de datos y servidores centrales.

El servidor central facilita las operaciones siguiendo un conjunto de reglas conocidas como protocolos. Utiliza un software para garantizar una buena conectividad entre dispositivos vinculados a través de la computación en la nube. Por lo general, los proveedores de servicios de cloud computing tienen múltiples copias de los datos para evitar casos de amenazas a la seguridad, pérdida de datos…

Ventajas del cloud computing para las empresas

Las ventajas de la computación en la nube son numerosas y son originadas por una lista de propiedades que los sistemas de cloud computing disponen de forma inherente. Por ejemplo:

  • Elasticidad: es una de las principales propiedades del cloud computing. Hace referencia al hecho de que un cambio en la necesidad de recursos implica una modificación en el servicio de la empresa proveedora.
  • Escalabilidad: propiedad que ofrecen los proveedores de cloud computing referida a la idea de aumentar todos los recursos de forma ágil, rápida y automática según las necesidades de la empresa.
  • Flexibilidad: los sistemas de computación en la nube pueden iniciarse, detenerse o pausarse siempre que el cliente lo requiera y de forma muy rápida.
  • Pago por uso: cualidad clave de los servicios de computación en la nube que aporta a las empresas la ventaja de variabilidad de los costes tecnológicos, sin apenas inversión en activos.
  • Compartición: los sistemas en la nube permiten un acceso compartido a personas y equipos, independientemente de su ubicación, permitiendo un trabajo colaborativo.
  • Seguridad: los sistemas de cloud computing disponen de todo tipo de tecnologías para garantizar el acceso y la privacidad de los datos, así como complejos sistemas de copias de seguridad.

Desventajas del cloud computing para las empresas

Como hemos comentado, el cloud computing beneficia a las empresas en muchos sentidos para, entre otras cosas, reducir costes. Sin embargo, también tiene desventajas, especialmente en lo referente a las operaciones más pequeñas. A continuación, te enumeramos algunas:

  • Tiempo de inactividad: el tiempo de inactividad se relaciona a menudo como una de las mayores desventajas de la computación en la nube. Dado que los sistemas de computación en la nube están basados ​​en internet, las interrupciones del servicio son siempre una posibilidad y pueden ocurrir por cualquier motivo.
  • Seguridad y privacidad: aunque los proveedores de servicios en la nube implementan los mejores estándares de seguridad y certificaciones de la industria, almacenar datos y archivos importantes en proveedores de servicios externos siempre conlleva riesgos.
  • Vulnerabilidad: en la computación en la nube todos los componentes son online, lo que los convierten en vulnerables. Incluso los mejores equipos sufren ataques y brechas de seguridad.
  • Control y flexibilidad limitados: dado que la infraestructura de la nube es propiedad del proveedor de servicios, la administra y la supervisa en su totalidad. Por tanto, se transfiere un control mínimo al cliente.
  • Dependencia: las organizaciones pueden tener dificultades para migrar sus servicios de proveedor. Las diferencias entre las plataformas de los proveedores pueden crear dificultades para hacerlo. De hecho, podría equivaler a costes adicionales y complejidades de configuración.
  • Costes: la adopción de soluciones en la nube a pequeña escala y para proyectos a corto plazo puede considerarse costosa. Sin embargo, el beneficio más significativo de la computación en la nube es en términos de ahorro de costes de IT.

Cloud computing vs edge computing

Podríamos decir que la tecnología de cloud computing no es muy novedosa, ya que lleva instaurada en las empresas varios años. Sin embargo, el término edge computing a menudo va relacionado con el 5G o el Internet of Things.

Para que nos hagamos una idea, el edge computing se puede aplicar a cualquier cosa que implique colocar el suministro de servicios, los datos y la inteligencia más cerca de los usuarios y dispositivos. Es decir, cubre mucho más aspectos que el cloud computing.

Se trata de acercar los recursos informáticos al usuario en el borde de la red en vez de hacerlo en un centro de datos en la nube a hiperescala, pudiendo estar a muchos kilómetros de distancia del núcleo de la red. Este enfoque enfatiza la reducción de la latencia y proporciona un procesamiento de datos más cercano a la fuente.

Tenemos que pensar que existen millones de dispositivos que recolectan información pero no hacen nada con ella. La envían a la nube, donde la procesan centros de datos para obtener conclusiones. Este funcionamiento pasivo de todos esos dispositivos es lo que busca transformar el edge computing. Una filosofía que nace para aportar mucha más autonomía a todos esos dispositivos, logrando que sean más inteligentes.

Tipos de cloud o nube

El servicio de cloud computing se puede clasificar según la ubicación de los servicios o datos a utilizar. Dicho de otra forma, según de quién sea la propiedad del centro de datos. Veamos los tres tipos que existen:

1# Nube pública

Un modelo de servicio bajo una nube pública hace referencia al uso de un conjunto de datos o servicios de forma remota, encontrándose ubicados en un centro de datos externo a la empresa que lo contrata y mediante un acceso a través de la red.

Es el uso más habitual del servicio del cloud computing. Entre las empresas proveedoras que lo lideran destacan Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure o Google.

2# Nube privada

Un modelo de servicio bajo nube privada reduce las tecnologías, servicios y datos que se pueden implementar dentro de los centros de datos propiedad del propio cliente y mediante acceso de redes privadas. 

Este caso es el que más se aleja del concepto de cloud computing, pero podríamos decir que los empleados internos de la empresa reciben un servicio con todas las propiedades anteriormente citadas.

3# Nube híbrida

Tal y como su propio nombre indica, un servicio de cloud computing bajo un modelo de nube híbrida hace referencia al uso de servicios y datos que podrán estar ubicados indistintamente en el centro de datos propio de la empresa o contratado de forma externa. Es decir, en las nubes híbridas aparecen al menos dos centros de datos, uno propio y otro de una empresa proveedora de este tipo de servicios.

Master en Data Science

Aprende a utilizar todas las herramientas de la Ciencia de Datos, Big Data y Business Intelligence

¡Quiero apuntarme!

En su forma más avanzada tecnológicamente, la nube híbrida implica la creación de entornos paralelos en los que las aplicaciones pueden moverse fácilmente entre nubes públicas y privadas. En otros casos, las bases de datos pueden permanecer en el centro de datos del cliente e integrarse con las aplicaciones de la nube pública, o las cargas de trabajo del centro de datos virtualizado pueden replicarse en la nube durante los momentos de máxima demanda. Existen multitud de opciones y todas ellas son ventajas claras para cualquier organización que pueda llegar a estos niveles de tecnología.

4# Multiclouds

Este término se refiere a un enfoque de nube compuesto por al menos dos servicios de nube. Estos son proporcionados por, al menos, dos proveedores de nube pública o privada. Todas las nubes híbridas son multicloud. Sin embargo, no todas las multicloud son híbridas. Es decir, las multicloud se convierten en híbridas cuando se conectan diferentes nubes con algún tipo de integración u organización.

Este tipo de entorno puede crearse a propósito o sin querer. Si se hace a propósito es porque se busca controlar mejor los datos confidenciales o como un espacio de almacenamiento redundante para una mejor recuperación ante desastres. Por otro lado, si se hace sin querer, suele ser resultado de la Shadow IT. De cualquier forma, es cada vez más común que los negocios que buscan mejorar la seguridad y el rendimiento con una amplia cartera de entornos tengan varias nubes.

Tipos de servicios más extendidos del cloud computing

Los servicios ofrecidos por la computación en la nube son muy amplios. Sin embargo, casi todos ellos se pueden asignar en una de las siguientes categorías:

SaaS o software como servicio

Es un tipo de servicio brindado habitualmente a través de una nube pública que ofrece a las empresas que lo contratan el uso de una aplicación con todas las características y ventajas del cloud. En este caso, el cliente solo puede hacer uso de un software que se encuentra alojado en la nube. Es decir, todos los aspectos relacionados con el mantenimiento, el desarrollo, el soporte y las operaciones pasan a convertirse en responsabilidad de la organización que ofrece el servicio.

Salesforce lidera a nivel mundial esta modalidad para su suite de aplicaciones, tipo CRM y ERP. También es un buen ejemplo el uso de cualquier servicio web de correo electrónico, como Gmail.

IaaS o infraestructura como servicio

En este caso, los proveedores de nube pública de IaaS ofrecen servicios de almacenamiento y computación mediante pago por uso con una gran cartera de servicios. Por ejemplo:

  • Bases de datos altamente escalables
  • Redes privadas virtuales
  • Análisis de Big Data
  • Herramientas para desarrolladores
  • Aprendizaje automático
  • Monitoreo de aplicaciones

Amazon Web Services lidera con diferencia este tipo de servicios. El cliente adquiere del proveedor externo todos los recursos y suele llevarse a cabo mediante una plataforma de virtualización. Es el servicio que otorga un mayor control al usuario y el que tiene una mayor complejidad de uso.

PaaS o plataforma como servicio

Esta modalidad proporciona conjuntos de servicios y flujos de trabajo que se dirigen específicamente a los desarrolladores de tecnología, los cuales pueden usar herramientas, código, procesos y APIs compartidas para incrementar la eficiencia y el desarrollo de código, así como las pruebas y el despliegue de aplicaciones. Cloud Foundry es uno de los servicios más populares en esta modalidad.

Últimamente están apareciendo nuevas modalidades de servicios bajo tecnologías cloud computing, como son BaaS o blockchain como servicio, donde las empresas pueden construir, usar y hospedar sus soluciones bajo esta tecnología. Otros servicios basados en cloud computing que están surgiendo son analítica como servicio, backup como servicio, pagos como servicio y un largo etcétera.

Los mejores servicios de cloud computing en 2022

Para que nos hagamos una idea de lo presente que está el cloud computing, veamos algunos ejemplos que te serán familiares:

  • Los servicios comunes de SaaS incluyen Dropbox, Salesforce o Cisco WebEx.
  • Entre los servicios de PaaS destacan Google App Engine, Apache Stratos y OpenShift.
  • Algunos servicios de IaaS conocidos son Amazon Web Services (AWS), Cisco Metapod y Microsoft Azure.

Pero, ¿cuáles son los mejores servicios de computación en la nube?

1# Microsoft Azure

Microsoft Azure se lanzó en 2010. Gracias a esta herramienta, los usuarios pueden ejecutar cualquier servicio en la nube o combinarlo con cualquier aplicación, centro de datos o infraestructura. Ofrece una amplia gama de soluciones para todo tipo de industrias.

Por otro lado, tiene una opción gratuita que incluye acceso a los servicios más populares.

Computación en la nube o cloud computing: guía 2022 - image 5 1024x487

2# Amazon Web Services

Amazon Web Services es una plataforma basada en la nube para crear soluciones comerciales utilizando servicios web integrados. Ofrece una amplia gama de servicios IaaS y PaaS. Incluyen Elastic Cloud Compute (EC2), Elastic Beanstalk, Simple Storage Service (S3) y Relational Database Service (RDS).

Computación en la nube o cloud computing: guía 2022 - image 6 1024x485

3# Google Cloud

Google Cloud permite a los usuarios crear soluciones comerciales mediante servicios web modulares proporcionados por Google. También ofrece una amplia gama de servicios que incluyen soluciones IaaS y PaaS. Con la infraestructura segura de varias capas de Google Cloud se aseguran de que todo lo que compilen, creen, codifiquen o almacenen sus usuarios esté protegido.

Computación en la nube o cloud computing: guía 2022 - image 7 1024x484

4# IBM Cloud

IBM Cloud es un conjunto de servicios de computación en la nube ofrecido por el gigante tecnológico IBM. La solución ofrece plataforma como servicio, software como servicio e infraestructura como servicio. Sin embargo, no todos sus servicios están basados ​​en la nube. También cubre servidores virtuales y basados ​​en hardware, compuestos por redes públicas, privadas y de gestión.

Computación en la nube o cloud computing: guía 2022 - image 8 1024x484

5# Oracle Cloud Infraestructure

Por último, Oracle Cloud Infrastructure es otro servicio en la nube de un gigante de la informática y, como era de esperar, se trata de una plataforma potente y repleta de funciones. Una informe reciente de Forrester señaló que los servicios de Oracle son especialmente sólidos a la hora de admitir diferentes cargas de trabajo. Especialmente para IoT, OLTP y microservicios, junto con aplicaciones que dependen de la inteligencia artificial y el machine learning. Hay dos disposiciones de servicios principales disponibles: arquitectura en la nube y almacenamiento de datos.

Computación en la nube o cloud computing: guía 2022 - image 9 1024x486

¿Qué te ha parecido este artículo sobre qué es cloud computing? ¡Deja tus comentarios y comparte!

¿Te interesa el mundo de los datos y quieres dedicarte a ello? En el Master en Data Science te enseñamos, desde la práctica, a utilizar todas las herramientas que la Ciencia de Datos, el Big Data y el Business Intelligence nos proporcionan para que seas capaz de utilizar algoritmos de IA a través de machine learning con el objetivo de anticiparte y predecir el futuro. ¡Te esperamos!

Master en Data Science

Aprende a utilizar todas las herramientas de la Ciencia de Datos, Big Data y Business Intelligence

¡Quiero apuntarme!

Elena Bello

Periodista especializada en comunicación corporativa. Departamento de Marketing y Comunicación de IEBS Business School. Leer más

Síguenos en las redes