CategoríaTecnología

Curva del olvido: La razón por la que no recordamos lo que aprendemos

Tiempo de lectura: 5 min
37

¿Alguna vez te ha pasado que estudias para un examen y a los pocos días no recuerdas ninguno de los conceptos? Sí, ¿verdad? La razón es que memorizar no siempre significa aprender, y esto se debe a la curva el olvido de Ebbinghaus. ¿Qué representa esto para los modelos educativos tradicionales? ¿Tiene sentido invertir tiempo y dinero en algo que no se quedará en la mente? Descúbrelo en el siguiente artículo.

Te puede interesar: Descubre nuestra oferta formativa

¿Qué es la curva del olvido?

La curva del olvido fue establecida por primera vez a finales del siglo XIX por el psicólogo alemán Hermann Ebbinghaus. Según Hermann, la curva del olvido modela el ritmo exponencial con el que los humanos olvidamos la información que hemos «aprendido».

Lo que memorizas se desintegra de forma tan rápida que pasadas unas horas, ya solo recuerdas aproximadamente el 50% de la información, y así sucesivamente, como lo muestra el gráfico a continuación:

Curva del olvido: La razón por la que no recordamos lo que aprendemos - xQCwxeJkGLhP5fzmnbSPWpEQsoToAjttn3EOCvSelcCPu4NXbqXAZjnyDlI52YO wPQrqmqZ 94Xnss9Y48l 3BYH xkBs6RXBDUD3bMpEnR4hFWd2AqS 7xHtuF0wvXzhPy7cacFFmpkkUjRw

¿Por qué no recordamos lo que aprendemos?

Ebbinghaus experimentó con su propia capacidad de recordar, usando una lista de sílabas sin sentido que intentó recordar después de diferentes períodos de tiempo. Sus experiencias y resultados revelaron una serie de aspectos importantes:

1. Los recuerdos se debilitan de forma rápida

Si aprendes algo nuevo, pero no intentas reforzar esa información, recordarás cada vez menos a medida que pasa el tiempo.

2. Relevancia

Las cosas con poco o ningún significado (como las sílabas sin sentido que Ebbinghaus trató de aprender) se ajustan más a la curva del olvido. Es por eso que, si estás escuchando una charla sobre un tema que no entiendes o por el que tienes poco interés, probablemente lo olvidará más rápido que otro que te emocione o te motive.

3. Dificultad

La forma en la que presentas algo afecta la capacidad en la que retienes información: El mismo conjunto de información se puede hacer más o menos memorable, dependiendo de qué tan bien se comunique. Es probable que te resulte más fácil recordar algo que ha sido organizado lógicamente y presentado con claridad que elementos sin orden ni sentido.

4. Estrés

Ebbinghaus creía que los factores fisiológicos, como el estrés y el sueño, juegan un papel importante en la forma en que retenemos la información. Muchas personas experimentan esto como un círculo vicioso: sienten estrés, lo que hace que sea más difícil recordar, lo que crea aún más estrés.

¿Cómo evitar la curva del olvido?

Después de ver lo anterior, parece que el panorama del aprendizaje es muy sombrío. Sin embargo, hay diferentes formas de evitar caer en lo que suelen hacer los modelos tradicionales de educación y propagar la curva del olvido. A continuación, analizamos algunas estrategias que puede utilizar para mejorar el poder de recuerdo:

Aprender espaciadamente

Para poder aprender con este método, es importante tener en cuenta dos elementos. El tiempo y la repetición. El descubrimiento más relevante que hizo Ebbinghaus fue que, al revisar nuevamente la información, en momentos clave en la curva de olvido, se puede reducir y/o detener la curva del olvido.

El aprendizaje espaciado consiste en esto. Los espacios de revisión de entre sesiones de revisión pueden ser más largos a medida que pasa el tiempo. Por lo tanto, puede actualizar su aprendizaje de una conferencia al día siguiente, luego dos días después, luego después de una semana, luego después de 30 días y así sucesivamente.

Descubre nuestra oferta formativa 2022/23

Fórmate de la mano de los mayores expertos del sector

¡Quiero informarme!

Ofrecer educación accesible

Si deseas que tu contenido de capacitación se mantenga, es crucial hacer que el acceso a los cursos sea conveniente para tus alumnos. Ellos deben tener la capacidad de completar el entrenamiento donde sea que estén, en cualquier momento del día. Como nuestra metodología IEBS.

Realiza formación atractiva

Tener formación interesante no solo mejorará las tasas de finalización del programa, sino que también contribuirá con la motivación de los estudiantes, y asimismo a la retención de información.

¿Cómo conseguirlo? Pues bueno, nuestra sugerencia como expertos en formación es hacer el contenido del curso fácil de entender y dinámico. Está comprobado que la concentración del alumno disminuye cuando ve mucha información o no entiende lo que intentan transmitirle.

Por eso, acudir a recursos que mantengan el interés puede hacer que presenten atención y además que aprendan. Puedes usar vídeos, imágenes, seminarios, entre otros. Así como motivar a los alumnos a que participen activamente.

Fomenta una cultura de aprendizaje

Hacer que los miembros del grupo compartan lo que aprendieron días después es una de las formas más efectivas de superar la curva del olvido y garantizar un cambios. Puede ser una simple interacción o alguna proyecto que pueda reforzar estos conocimientos.

Ofrece contenido relevante

Además de implementar todos estos consejos, debes darle al alumno contenido relevante. Y por relevante nos referimos a aplicable en su trabajo. Muchas escuelas y universidades se limitan a explicar conceptos teóricos que, si bien son útiles, no tienen sentido si no se entienden en un concepto real.

El cerebro humano es selectivo y cuando se trata de almacenar información permanente, es aún más exigente. Por eso, te recomendamos planificar la formación y hacer que prevalezca la información más adecuada. Mientras más aplicable a sus tareas diarias sea el contenido, más significativa se vuelve la experiencia de aprendizaje.

Ayuda a conectar la nueva información con conocimientos que ya tienes

El conocimiento que ha permanecido en la mente por un largo tiempo no se ha visto afectado por la curva del olvido, por lo que puedes pedirle a los alumnos que intenten relacionar todos los nuevos conceptos y datos a memorias que ya hayan construido.

Superar la curva del olvido se hará mucho más fácil si encuentras espacios de formación en los que puedas aplicar lo mencionado. Por eso, te invitamos formar parte de nuestra escuela, IEBS.

No ofrecemos educación autoformativa, sino que todos y cada uno de los alumnos trabajarán a un mismo ritmo y sin horarios. La idea es que puedan aportar ideas entre todos y conocer diferentes puntos de vista. Además, trabajarán en proyectos que ayuden a potenciar los conocimientos de forma colaborativa. Si te interesa, te invitamos a conocer nuestra oferta formativa.

¿Qué te ha parecido este artículo sobre la curva del olvido? ¿Conoces otras formas de evitarla? Déjanos tu opinión en los comentarios. 

Descubre nuestra oferta formativa 2022/23

Fórmate de la mano de los mayores expertos del sector

¡Quiero informarme!

Lorena Ramírez

Periodista apasionada de los entornos digitales y la tecnología. Departamento de Marketing y Comunicación de IEBS Business School Leer más

2 comentarios en Curva del olvido: La razón por la que no recordamos lo que aprendemos

  1. ¡Excelente artículo! Muy claro, didáctico e informativo. Es justo lo que me hacía falta para mejorar mi organización del estudio. Creo que combinando lo explicado aquí con los conceptos de Aprendizaje significativo y Aprendizaje constructivista, se pueden generar criterios afectados para estudiar eficazmente.

Comments are closed.

Síguenos en las redes