CategoríaMarketing Estratégico

Descubre cómo influyen las emociones en el proceso de aprendizaje del alumnado

0

Existen ciertas emociones consideradas universales en las que cualquier ser humano se puede comunicar independientemente de su origen o idioma. Es por eso que las emociones son una parte fundamental del ser humano. Éstas provocan determinados comportamientos en el mismo, y, por tanto, pueden incluso llegar a influir en el rendimiento y motivación del estudiante. ¿Pero, cómo se consigue mejorar el aprendizaje de la enseñanza por medio de las emociones

Te puede interesar: Postgrado en Storytelling, Narrativa Transmedia y Branded Content

Cómo influyen las emociones en el proceso de aprendizaje

Las emociones son ciertos estímulos o impulsos que provocan actuaciones y reacciones en un sujeto dentro de un contexto determinado. Si trasladamos este contexto al ámbito educativo, las emociones que se dan (o se provocan) en el aula como la felicidad, el amor, la admiración, la sorpresa, la empatía, la compasión o la tristeza pueden desencadenar una mayor participación e implicación del alumnado en el aula.

Como docentes, si queremos aumentar la motivación e implicación del alumno en el aula, y, por ende, mejorar su rendimiento académico, un método útil sería el de trabajar actividades en el aula que despierten la parte emocional del alumnado.

¿Qué conseguimos con este método?

Uno de los principales beneficios al trabajar las emociones en el aprendizaje es que éstas permiten recordar los contenidos a largo plazo sin que requiera un gran esfuerzo. Entre otros beneficios encontramos que aumenta la participación y motivación en el aula, y, por tanto, mejora el rendimiento del estudiante.

Por otro lado, cuando se trabaja la Inteligencia Emocional se desarrollan ciertas habilidades útiles para el futuro del estudiante. Por ejemplo: saber gestionar y afrontar los problemas que puedan surgir en el futuro tanto profesional como personal. De hecho, un sujeto con un Cociente Intelectual alto, pero con una Inteligencia Emocional baja, podría no ser capaz de automotivarse, de empatizar con los demás y de controlar los impulsos, pudiendo resultar tan decisiva o más que el nivel de Cociente Intelectual para tener éxito en la vida. 

Técnicas y estrategias para promover emociones en el aprendizaje

Para ponerlo en práctica es muy útil aplicar técnicas y estrategias para promover la motivación y la participación en el aula por medio de las emociones:

  • Actividades que incluyan la lectura de diálogos, fábulas, mitos o cuentos que se acompañen de situaciones emocionales como la empatía, la tristeza o la admiración hacia los personajes dando lugar a profundas reflexiones.
  • Trabajar con la música. A menudo, la música va cargada de un gran componente emocional y puede servir para introducir ciertos contenidos que se van a impartir. Por ejemplo: por medio del análisis de una canción.
  • El uso de las películas como técnica para mostrar historias ficticias o reales capaces de generar emociones en el espectador. El cine sirve como punto de partida para crear estímulos, aprender, pensar, sentir, reflexionar y empatizar.
  • Llevar al aula contenido multimedia de manera que permita analizar ciertas situaciones y emerger al estudiante en el mundo emocional que se presenta.
  • Utilizar la interrogación didáctica creativa. Se basa en cuestionar absolutamente todo. Las emociones entrarían en juego al realizar las preguntas desde el humor o por medio de preguntas disparatadas que les pille por sorpresa, por ejemplo. Todo ello, hace que las ideas fluyan a causa del contagio emocional que generan.
  • Análisis de mensajes publicitarios con componentes emocionales. Este aspecto puede servir en las áreas de Comercio y Marketing.
  • Ofrecer al alumnado espacios para el desarrollo de su imaginación, reflexión y desarrollo de sus emociones. Por ejemplo, con actividades de desarrollo con preguntas abiertas sobre ciertos temas.
  • Conocer vivencias y experiencias del alumno, para adaptar las actividades a su realidad personal. Al identificar el contenido con su propia experiencia de vida se pueden desarrollar aspectos emocionales y aumentar su implicación y motivación en el aula.

Habilidades interpersonales para promover emociones en el aprendizaje

Para poder tener éxito en las emociones en el proceso de aprendizaje es importante tener en cuenta las habilidades interpersonales recomendables del docente: 

  • Transmitir positivismo y alegría. En un entorno positivo, las emociones fluyen y se gestionan mejor.
  • Confiar en los alumnos, evitando prejuicios y considerando los errores como parte del aprendizaje. 
  • Saber realizar preguntas de alto nivel, provocando curiosidad natural y reflexión. De esta manera, se produce una profunda reflexión de los contenidos.
  • Que el docente viva la materia desde la emoción y el entusiasmo.
e-Book

¿Qué significa ser alumno de IEBS?

Descargar

Gracias a Internet, disponemos de una gran cantidad de recursos que permiten trabajar las técnicas y estrategias mencionadas en los apartados anteriores. Por tanto, esta metodología se puede aplicar mejor que nunca en cualquier materia y etapa educativa.

En definitiva, lo que se busca con esta metodología es que el docente busque una relación afectiva con el contenido para ser recordado a largo plazo, ya sea por medio de alguna de las técnicas mencionadas o por cualquier otra que el docente considere válida con la misma finalidad.

Es importante tener en cuenta la actitud, estilo pedagógico y personalidad del docente, ya que juegan un papel importante en el éxito de esta metodología. Por poner un ejemplo, se dice que la lectura promueve la curiosidad y la reflexión crítica. Sin embargo, no es esa metodología en sí la que promueve la reflexión, sino el modo en el que el docente genera en el estudiante la curiosidad y necesidad de querer realizar esa lectura en particular.

Al igual que en educación, generar emociones en el ámbito empresarial también puede resultar un método útil. Por poner un ejemplo, cuando un cliente vive una experiencia emocional positiva, ésta será recordada y el consumidor posiblemente volverá al mismo lugar. Por ello, resulta interesante generar emociones positivas como la alegría o la felicidad y trabajar la empatía con el cliente cuando ocurren incidentes. De esta manera, el usuario valorará positivamente la atención recibida. 

¿Qué te ha parecido este artículo en el que hablamos de las emociones en el proceso de aprendizaje? Comenta y ¡comparte! 

Si te ha parecido interesante el contenido, te animo a que te apuntes al Postgrado en Storytelling, Narrativa Transmedia. Aprenderás a desarrollar estrategias de transmedia de la mano de la mano de los mejores profesionales.

Postgrado en Storytelling, Narrativa Transmedia

Aprende a mejorar la experiencia de los alumnos

¡Apúntate!

Lorea Sánchez Romero

Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en las redes