CategoríaDigital Business

¿Qué significa IIoT o Internet Industrial de las Cosas?

Tiempo de lectura: 8 min
3

El Internet Industrial de las cosas (IIoT) es una parte importante de lo que se describe como la Cuarta Revolución Industrial o Industria 4.0, ya que ofrece la oportunidad a las empresas de utilizar los dispositivos inteligentes para automatizar procesos, realizar mantenimientos predictivos, montajes industriales, entre otras funciones en busca de mejorar la eficiencia de los equipos de trabajo.

En el siguiente artículo te contamos cómo funciona, cuáles son sus aplicaciones y cómo se puede beneficiar tu empresa, ¿te interesa? ¡Sigue leyendo!

Te puede interesar: Master en Industria 4.0

¿Qué es IoT Industrial o IIoT?

El Internet Industrial de la Cosas es una versión del ya conocido Internet de las Cosas (IoT) en donde la tecnología es usada para potenciar los recursos empresariales. Los dispositivos involucrados en el IoT industrial pueden usarse en vehículos de construcción, sensores agrícolas, riego inteligente, energía solar, entre otros.

El IIoT ayuda a las empresas a detectar ineficiencias y problemas en sus procesos permitiendo un ahorro de tiempo y dinero. Además, tiene un gran potencial para desarrollar actividades como recolección de datos en tiempo real que son usados para el posterior análisis y toma de decisiones.

El objetivo es conseguir que las organizaciones trabajen de forma más inteligente, no más dura. Esto no quiere decir que los humanos no sean necesarios, por el contrario, el Internet Industrial de las cosas abre nuevas oportunidades de nuevos empleos para poder poner en marcha estas soluciones.

Diferencias entre IIoT e IoT

Por lo que definimos anteriormente, se podría sacar una breve conclusión sobre las principales diferencias entre el Internet de las cosas y el IIoT.

El Internet de las cosas se usa para hacer referencia a objetos cotidianos que se conectar a una red e intercambian datos entre sí. El Internet Industrial de las cosas se centra en aplicaciones industriales y se trabaja en redes a gran escala.

Los dispositivos que incluye la tecnología IoT están más enfocados para el consumidor, como lo son luces, cerraduras, termostatos, y otras aplicaciones que generalmente no crean situaciones de emergencia si algo sale mal. Contrario a los que sucede con los dispositivos y maquinaria de IIoT que conecta industrias como el petróleo, gas, servicios públicos y de fabricación en donde el fallo de un sistema o el tiempo de inactividad puede ocasionar un problema de alto riesgo.

¿Cómo funciona el Internet Industrial de las Cosas?

Los sistemas de IIoT se conectan a través de las diferentes bases de datos para monitorizar, recoger, intercambiar y analizar los datos. Estos están formados por:

  • Dispositivos que puedan medir y almacenar información sobre sí mismos y comunicarse.
  • Una estructura de comunicación de datos (Internet, Cloud Computing)
  • Aplicaciones inteligentes que crean la información útil a partir de datos sin procesar.
  • Herramientas de análisis que ayuden a los profesionales a gestionar la información y tomar decisiones.

Los dispositivos envían información a la infraestructura que posteriormente se transforma en información útil sobre la maquinaria o el proceso concreto. Estos datos pueden usarse para optimizar un proceso o para prever un posible inconveniente .

Te ponemos un ejemplo básico: Piensa en un trabajador que se encarga de los sistemas de riego de una industria agrícola y debe conducir de un extremo a otro para asegurarse que todo este siempre funcionando de forma óptima. Con la implementación del IIoT, el mismo trabajador podrá controlar el proceso a través desde su ordenador portátil.

Si llegase a existir algún inconveniente, el sistema alertará al operario para realizar el mantenimiento adecuado indicándole cuál es el fallo y en dónde se encuentra (a través de GPS). La empresa y el trabajador se verán beneficiados ya que este puede destinar el tiempo que dedicaba a recorrer el terreno en realizar otras actividades que lo ayuden a ser más eficiente.

e-Book

Todo lo que necesitas saber sobre RPA

Descargar

Aplicaciones del IIoT

Las soluciones del IoT Industrial se pueden usar en una gran variedad de casos prácticos: dos de los principales son las fábricas y las empresas de servicios energéticos. A continuación mencionamos algunas aplicaciones de las que las empresas se pueden ver beneficiadas al implementar este sistema:

#1. Seguimiento de activos

Los dispositivos IoT Industrial habilitados para GPS pueden equipar a las empresas de una visibilidad remota y en tiempo real de la ubicación y distribución de sus activos. Las empresas pueden usar estos datos para mejorar la planificación logística y reforzar la atención al cliente al optimizar las recolecciones y devoluciones.

Master en Industria 4.0: IOT, Robótica y RPA

Mejora los procesos de tu empresa implementando tecnologías como Inteligencia Artificial y RPA

¡Quiero apuntarme!

#2. Optimización logística

Con la implementación de la IIoT es posible conocer en todo momento cuál es estado de un pedido y la cantidad de existencias que quedan. Por medio de alertas automatizadas las empresas pueden tener un informe en tiempo real del inventario de su empresa y los pedidos pueden reponerse de forma automática cuando sea necesario. Así se reducen los residuos, se mantienen las cifras de existencias y se garantiza que la cantidad correcta de materias primas esté siempre disponible.

Además, es posible identificar, ubicar y monitorear un producto en movimiento desde cualquier parte del mundo permitiendo a las empresas y a los clientes solicitar reemplazos con anticipación.

#3 Mantenimiento predictivo

Año tras año distintas empresas se ven perjudicadas en sus procesos de producción y entrega debido a diferentes daños en la maquinaria o equipos defectuosos. Con la implementación de sensores de IoT, los propietarios de las industrias pueden predecir fallos en piezas concretas permitiendo la prevención y solución de los mismos.

¿Cómo funcionan? Los sensores monitorean las métricas de rendimiento base de cada maquinaria en tiempo real y envían alertas cuando algo no va bien. Esto hace que el proceso sea más eficiente tanto para la empresa como para el cliente.

#4 Control remoto

Además de proporcionar actualizaciones constantes sobre la geolocalización y el estado mecánico de la maquinaria industrial, los sensores IIoT ofrecen el poder de cambiar configuraciones, activar equipos o detener procesos de forma remota cuando surja la necesidad.

Esto es muy útil para maquinaria que se encuentra ubicada en áreas de difícil acceso ya que no requiere del envío de un técnico para solucionarlo, especialmente si la única acción que se debe hacer para reactivar el flujo de trabajo es reiniciar el dispositivo. En dado caso de que no sea así, se puede pausar de forma remota y seguido a eso, solicitar la ayuda de un especialista.

Esto es una gran solución, ya que como comentamos anteriormente, el no detectar este tipo de incidencias puede causar daños o riesgos mayores.

#5. Medición de la eficiencia energética

El sector de la energía verde utiliza la automatización para modificar el comportamiento de los diferentes equipos en función de las condiciones. Mediante el uso de medidores inteligentes, las unidades de fabricación pueden realizar un seguimiento de cómo se distribuyen y consumen los recursos, reducir los costos operativos, reducir los robos y mejorar la previsión. Si el sistema identifica, a través de sensores que hay un consumo innecesario de energía, lanza una alerta para que de forma remota se pueda controlar.

Ventajas de usar Internet Industrial de las Cosas

Aparte de buscar la mejora en la eficiencia y la productividad de las empresas, el Internet Industrial de las Cosas cuenta con algunas otras ventajas:

  • Gracias a la implementación de diferentes dispositivos, podremos obtener información que nos ayude a adelantarnos a posibles inconvenientes y a tomar decisiones que nos ayuden a mejorar los procesos.
  • Con las mejoras anteriormente mencionadas, se reducirán las posibilidades de inconvenientes al momento de distribuir un producto y esto se verá reflejado en la satisfacción del cliente.
  • Gracias al Internet de las cosas en la industria, los fabricantes pueden digitalizar la gestión de datos en mayor medida, reduciendo la cantidad de veces que los humanos ingresan o envían datos manualmente. Esto evita posibles errores o alteración en la seguridad de la información.

Retos de implementar un sistema de IIoT

Como todas las ideas nuevas, existen obstáculos que las organizaciones enfrentan cuando intentan implementar soluciones de IIoT. Estos incluyen la identificación de los problemas comerciales prioritarios para abordar, hasta la capacitación del personal para adaptarse a la nueva tecnología.

Por ello antes de plantearte incorporar IIoT en tu empresa, considera estos desafíos:

  1. Costo: Las soluciones de IoT industrial van más allá del valor del hardware o software. También se deben tener en cuenta los recursos para educar a los trabajadores y contratación de nuevo personal
  2. Selección de la tecnología adecuada: Antes de empezar, es importante analizar las prioridades para poder decidir cuál es la tecnología que se alinea con esa primera necesidad.
    Es importante establecer cuál es el resultado esperado al momento de implementar el sistema IIoT para que los resultados sean óptimos.
  3. Seguridad: Es importante asegurarte de incluir un sistema de protección de información ante posibles amenazas.

El IoT Industrial presenta una gran oportunidad de evolución para las empresas. La correcta implementación hace posible que estas se conviertan en versiones mejoradas y más competitivas de ellas mismas. Sin embargo, para llegar hasta ese punto hay que avanzar lentamente e identificar todos los posibles obstáculos que pueden surgir en el camino.

¿Qué te ha parecido este artículo sobre el IIoT y sus diferentes aplicaciones? Dejanos en los comentarios si conoces algún otro uso.

Si quieres capacitarte en las tecnologías emergentes que trae la industria 4.0 te invitamos a participar de nuestro Master en Industria 4.0. Podrás analizar y aplicar tecnologías como la Inteligencia Artificial, Robótica, Internet of Things o Blockchain entre otras. ¡Te esperamos!

Master en Industria 4.0: IOT, Robótica y RPA

Mejora los procesos de tu empresa implementando tecnologías como Inteligencia Artificial y RPA

¡Quiero apuntarme!

Lorena Ramírez

Periodista apasionada de los entornos digitales y la tecnología. Departamento de Marketing y Comunicación de IEBS Business School Leer más

Síguenos en las redes