CategoríaRRHH 4.0

Productividad en el trabajo: 10 consejos para mantenerte enfocado

Tiempo de lectura: 8 min
1

Los estudios no mienten: según datos de Microsoft, cada vez que miramos el móvil tardamos 15 minutos en volver a concentrarnos en la actividad que estábamos realizando. La dependencia que hemos desarrollado por los teléfonos móviles, la facilidad de distraernos cuando teletrabajamos y, en definitiva, la cantidad de estímulos que hacen que perdamos la atención constantemente se han convertido en un verdadero problema a la hora de trabajar. Y es que estamos constantemente expuestos a distracciones que nos impiden cumplir nuestros objetivos, generando frustración y alargando las jornadas constantemente. Si quieres saber cómo mejorar tu productividad en el trabajo, tenemos 10 consejos con los que podrás cambiar tu vida.

Te puede interesar: Master en Dirección de Recursos Humanos 4.0

El reto de concentrarse en un mundo imparable

¡No estás solo en esto! De media, cada español consulta el teléfono hasta 150 veces al día sin conseguir pasar más de una hora sin comprobar si le ha llegado una nueva notificación. Aunque para esta adicción generalizada ya existe una definición formal (nomofobia), lo cierto es que como sociedad hemos desarrollado un problema que puede llegar a generarnos una gran ansiedad cuando no conseguimos desconectar y alcanzar nuestros objetivos diarios. ¡Si quieres saber cómo mejorar tu productividad en el trabajo, sigue leyendo!

Productividad en el trabajo: 10 consejos para mantenerte enfocado - nathan dumlao NZeMMrsUu7M unsplash 1024x683

Nos hemos convertido en personas multitareas a las que cada vez nos cuesta más enfocarnos en una sola cosa, siendo la fuerza de voluntad y la implementación de hábitos una solución que parece más fácil de entender que de poner en práctica. Nuestro cerebro tampoco juega a favor: ¿sabías que cada vez que buscamos un estímulo nuevo que nos parece atractivo se activa la dopamina en nuestro sistema nervioso y, por tanto, una sensación de relajación y felicidad? Luchar contra ello no parece sencillo, sobre todo cuando consumimos 30 veces más información al día que hace tres décadas…

¿Quieres aprender a mejorar tu productividad en el trabajo y a enfocarte en tus tareas? ¡Pues apunta bien los siguientes consejos!

1# Ponle límites a la conexión digital

Que hayamos normalizado el hecho de estar disponibles las 24 horas no significa que sea algo ni normal ni saludable. Cuando entre a la oficina o quieras disfrutar realmente de tu tiempo libre, te aconsejamos que dejes de lado el impulso constante de consultar tus redes sociales y comprobar las nuevas notificaciones. De lo contrario, verás cómo tu tiempo vuela. Si quieres mejorar tu productividad en el trabajo, ponte horarios de uso y plantéate hasta qué punto el hecho de estar disponible siempre es beneficioso tanto para tu salud como para tu desarrollo profesional y social.

Nuestro consejo: si no eres capaz de dejar de comprobar tu teléfono, desconecta tus datos o silencia el móvil. Dale la vuelta a esa presión que nos ponemos a nosotros mismos al no estar disponibles para los demás al instante y edúcate a ti mismo y a tu entorno.

Productividad en el trabajo: 10 consejos para mantenerte enfocado - eli defaria vCzh1jOyre8 unsplash 1024x683

2# Cuida tus hábitos alimenticios y tu descanso

Si no cuidas tu alimentación y tus horas de sueño, estás perdido. No queremos caer en el tópico de las ocho horas diarias de sueño y las cinco comidas al día, pero estamos seguros de que te conoces lo suficiente como para saber lo que mejor te sienta.

A menudo, por simple inercia, perdemos los hábitos saludables y el cansancio fruto de la falta de energía nos hace vivir en modo zombie. Y eso no ayuda a que entregues lo mejor de ti. Ni en el trabajo ni en el resto de áreas de tu vida. Cuida los aspectos más básicos y notarás el cambio en cómo te sientes en muy poco tiempo. Por cierto, ¿alguna vez has comprobado cómo mejora tu día si incorporas una breve siesta de 30 minutos con la que reiniciarte a mitad del día? ¡Te animamos a probarlo!

3# Prioriza y aprende a renunciar

Estarás cansado de escuchar aquello de aprende a decir no, una de las frases más manidas de la autoayuda. Pero es cierto: tienes que comunicar hasta dónde puedes llegar y desprenderte de lo que no puedes enfrentar en cada momento. Por una cuestión de sentido común, ante todo.

Si no llegas a todo lo que te están pidiendo tus superiores, dilo. Pero no acumules, porque sólo te frustrarás y en el momento que explotes será peor… Comunica tus necesidades, sé justo contigo y no te pongas más obstáculos en el camino. Esta es una de las mejores maneras con la que conseguirás mejorar tu productividad en el trabajo.

4# Trabaja con una lista de objetivos diarios

Ya sea con una agenda, con un documento del bloc de notas o con publicaciones más especializadas, como el popular Diario de los seis minutos, usa herramientas que te permitan hacer balance al principio del día para que obtengas una visión panorámica de todo lo que quieres hacer durante la jornada.

Master en Dirección de Recursos Humanos 4.0

Aprende a aplicar las últimas técnicas de reclutamiento, selección, organización y motivación

¡Cuéntame más!

Y recuerda el punto anterior: no te excedas. Distingue lo urgente de lo importante y enfócate en lo que necesitas quitarte de encima para avanzar.

Productividad en el trabajo: 10 consejos para mantenerte enfocado - tim van der kuip CPs2X8JYmS8 unsplash 1024x683

5# Propón políticas de no interrupción

Cada vez más empresas aplican políticas de no interrupción entre sus empleados, ya sea estableciendo un protocolo a la hora de comunicarse entre departamentos, pidiendo permiso con un mensaje antes de realizar una llamada o avisando con un simple estado de no disponible que necesitas espacio para mantenerte enfocado. Es otra forma de mejorar tu productividad en el trabajo.

Exígeselo a los demás y aplícatelo con tus compañeros: cada vez que cortamos la concentración de los demás, estamos alargando su jornada sin querer verlo. Volver a concentrarse y fluir de nuevo con la actividad que estamos haciendo lleva su tiempo…

Infografía

Los 10 perfiles de marketing digital más demandados en 2021

Descargar

6# Enfócate en una sola tarea

Sabemos que es difícil y que vivimos en un mundo en el que el mercado cada vez nos exige en mayor medida que sepamos hacer varias tareas a la vez, pero su consecuencia es una ansiedad creciente y el hecho de no poder desarrollar una sola de esas tareas de manera óptima. ¡Ve a por tus objetivos de uno en uno! De nuevo, prioriza.

7# Pon en práctica la regla de los dos minutos

¿Conoces la regla de los dos minutos? Es sencilla: si una tarea que tienes pendiente puede hacerse en dos minutos o menos, hazla cuanto antes para quitártela de encima. Eso sí: durante un momento determinado al día. No dejes de lado las actividades que requieren más tiempo cada vez que se te ocurra una tarea que apenas lleve unos segundos. ¡No se trata de eso! Dedica una hora al día, por ejemplo, y quítate esas pequeñas cosas en las que llevas pensando varios días.

Productividad en el trabajo: 10 consejos para mantenerte enfocado - roman bozhko PypjzKTUqLo unsplash 1024x696

8# Cuida tu espacio de trabajo

Si trabajamos en un espacio que se presta a las distracciones, con ruido, desorden y en el que nos encontramos incómodos, es natural que nuestra productividad de resienta de forma considerable. ¿Qué tal si cuidas un poco el sitio en el que trabajas? Ordena tu espacio, selecciona bien aquello que te rodea y trata de provocar un entorno amable. Vas a pasar muchas horas a la semana en él y te mereces estar a gusto, ¿no?

9# Prueba la Técnica Pomodoro

Creada en los años 80 por Francesco Cirillo para mejorar la dedicación en su tiempo de estudio, la Técnica Pomodoro consiste en una herramienta para gestionar y administrar el tiempo dedicado a cada tarea, teniendo en cuenta el funcionamiento de nuestro cerebro. Se trata de estructurar el tiempo de concentración en espacios de tiempo corto, pero de alta intensidad, seguidos de pequeños descansos.

Aunque te animamos a que leas en profundidad cómo funciona este método, el resumen es que deberías establecer periodos de 25 minutos de concentración máxima (es decir, sin ningún tipo de distracción) seguidos de 5 minutos de descanso. Después de cuatro circuitos, el descanso debería ser de 20 o 30 minutos. ¿Te animas a probarlo?

10# Aíslate del ruido con música

Si en el sitio en el que trabajas no dejas de escuchar conversaciones ajenas o sonidos molestos que te impiden concentrarte, lo mejor que puedes hacer es buscar una playlist agradable y hacer uso de unos auriculares que aíslen del ruido para trabajar mejor. ¡Por aquí os dejamos una propuesta que hemos utilizado en más de una ocasión!

¿Qué te ha parecido el post? ¿Quieres dejarnos tus propios consejos para mejorar la productividad? Déjanoslo en un comentario y comparte el contenido con tu red de contactos en redes sociales para que podamos ayudar a mejorar su productividad laboral a todos aquellos que te rodean.

Por cierto: si te apasionan los recursos humanos, te aconsejamos que te informes sobre nuestro Master en Dirección de Recursos Humanos 4.0, un programa que te prepara para dirigir un área que se ha visto transformada por el entorno digital, la web 4.0 y los cambios que hemos vivido en los últimos años, para lo que se necesitan nuevos modelos en los métodos de selección, motivación, formación, gestión del talento y capital intelectual de la empresa. ¡Te esperamos!

Master en Dirección de Recursos Humanos 4.0

Aprende a aplicar las últimas técnicas de reclutamiento, selección, organización y motivación

¡Cuéntame más!

David Molina

Periodista especializado en redacción y social media. Departamento de Marketing y Comunicación de IEBS Business School. Leer más

13 comentarios en Productividad en el trabajo: 10 consejos para mantenerte enfocado

  1. Me es muy interesante la forma en la que se desenvuelve el clima laboral, muy creativo, sin embargo siempre se deben de buscar también la manera que la creatividad no tenga limites y siempre las capacitaciones dinámicas y actividades donde se proporcione lo mas actual dar mayor seguridad y satisfacción en el procesos y desempeño de las labores correspondientes.

  2. Hola, a mi me parecen buenas formas, pero creo que ha y que contemplar muchas mas, como pueden ser las que puede aportar la tecnología, estoy estos dias viendo cada vez más herramientas que permiten trabajar mas y mejor desde el dispositivo móvil, si bien es verdad que tambien dan un mayor control a las empresas, apps como Kramagot o Efectivus me parecen buenas solcuiones para esto, aunque imagino que habran más. te adjunto su web por si os interesan http://www.efectivus.com

    1. Muy a favor de incorporar la tecnología para mejorar tanto el rendimiento de los trabajadores como la productividad de la propia empresa. Yo conozco una de las herramientas que nombras Jacinto. Actualmente estoy trabajando con efectivus z para el tema del control horario de los trabajadores. Pienso que pequeñas herramientas como puede ser esta app posibilitan la mejora del trabajo día a día.

  3. Sigo sus publicaciones desde Perú. Acá, especialmente en la empresa en la que trabajo, hacemos 50 horas a la semana, el horario es de 7 am a 5 pm, de 8 am a 6 pm o de 9 am a 7pm. Si se opta por el último, con el tráfico que hay en Lima (que ya colapsó por la cantidad de autos y transporte público deficiente)…algunos llegamos a casa solamente para dormir. En algún momento tuve el horario de más temprano, pero a las 5 empieza la hora punta e igual llegaba a casa a las 7-7:30 pm. Cansada y fastidiada por el tráfico. Si tuviera la oportunidad de trabajar 30 horas, sin lugar a dudas estaría muy contenta y es más para lograr resultados óptimos buscaría estrategias para volver más eficiente mi trabajo (como la matriz de Eisenhower), noto que muchos de mis compañeros pierden mucho tiempo conversando y comiendo, es que no pueden hacerlo fuera del trabajo, entonces buscan algo de vida social con los compañeros de trabajo, y pronto ese se vuelve su único círculo social, volviendose el centro de trabajo en un lugar donde el profesionalismo queda de lado, precisamente porque ahí se centra su vida laboral, social y hasta familiar.

  4. España no es un país tan maduro como Suecia para implementar esto.
    Si se implementase una jornada de 6 horas, en muchos casos la productividad aumentaría, ya que se pierden muchas horas. SI tienes un tiempo justo para hacer tu trabajo, se evitarían cafés, reuniones ineficaces y malos hábitos.
    Habría que comenzar por afrontar un problema de base, como es el cultural.
    Tampoco el ejemplo de Google es el más acertado, primero por el potencial económico de la empresa y luego, como bien apuntan mis compañeros, porque con esa filosofía de que parezca un sitio distendido, al final acaban echando muchas horas. Hay casos de ex empleados que lo atestiguan.
    Tenemos que pensar en un futuro donde el teletrabajo va a ser la norma y eso evitará muchos desplazamientos y cuando estos sean necesarios podremos ir trabajando ya que no necesitaremos conducir. Hablo de 10/15 años vista.
    En oficina uno de los principales problemas que yo veo es que no se domina el Office y eso quita mucha productividad, con un buen dominio de ese paquete ( independientemente de que luego trabajes con otras plataformas que también habría que dominar) actos rutinarios se verían reducidos en tiempo y la inversión tanto en tiempo como en dinero, sería asumible por la mayoría de las empresas

  5. Uno de los aspectos a mejorar son los aspectos emocionales (inteligencia emocional), además del clima laboral y la desvirtuación de información, moobing o antiética, además de la responsabilidad social corporativa y el trato hacia el empleado y los propios empleados-empleados como ovejas negras (se requiere: interacción abierta, conectividad/comunicación y identificación identidad) para obtener un trabajo productivo real y positivo. Rentable real, creativa y con calidad. Una productividad coherente y respetuosa. Acorde y harmónica.

    1. Hola David,
      Sin duda la comunicación y un ambiente de trabajo agradable dinamitarían que el resto de iniciativas funcionasen mejor y de forma más fluida. Creo que el «mal rollo» solo fomenta competitividad negativa y sucia, el moobing como bien decías, y, en general, un espíritu de individualismo en vez de trabajo en equipo que resulta perjudicial para la empresa, ya que los empleados van a su rollo en vez de remar hacia un mismo sitio.

      Saludos 😉

  6. Creo que aún falta mucho para esto. En España hoy por hoy tenemos otra mentalidad. Aquí impera el escaqueo, el enchufismo, el peloteo y las largas reuniones improductivas. A las empresas no le importa la felicidad o infelicidad de los trabajadores y la desmotivación y el aburrimiento son la tónica general. Antes que salas para echar la siesta o jugar, me parece más motivador que las empresas fomentaran el desarrollo de las carreras profesionales, que existieran más oportunidades de crecimiento, de potenciar talento y experiencia, y la formación de nuevas habilidades. Si yo fuera alta dirección propondría flexibilidad de entradas y salidas, nada de horarios rígidos, y un sistema de evaluación por resultados, cumplimiento de objetivos, productividad individual y por equipos. Fomentaría la creatividad y el entusiasmo con bonos o incluso, vacaciones. Pero eso está lejos, en muchas empresas aún se sigue fichando al entrar o salir como en la época de los Picapiedra…

    1. Hola Ana,
      El tema de la flexibilidad y trabajar por objetivos me parece también fundamental empezar a incorporarlo a la dinámica de las empresas. Pero creo que en este punto sería muy importante trabajar en la confianza. ¿Qué objetivos son razonables pedirles a mis empleados? El trabajador ha de poder confiar en que sus superiores le van a poner metas asequibles en tiempos razonables; no por tener «flexibilidad» hay que dejar que las horas de trabajo se eternicen a causa de objetivos demasiado ambiciosos para una sola persona.

      ¡Saludos!

    2. En mi empresa, tenemos esos horarios flexibles y se trabaja por objetivos.. .nadie esta con la escopeta en tu nuca mirando si te levantas de tu sitio o no…
      La manera de hacer que los objetivos sean realisticos es que el trabajador que los va a hacer los analize y valore también, y tenga palabra en los terminos de cuando y como tiene que estar acabado, entonces entre todos decidir un tiempo «razonable» para finalizar el objetivo.
      Nosotros lo hacemos así y funciona muy bien, porque no solo el jefe te ha asignado algo, sino que tú has participado en valorar el esfuerzo, con lo cual te has comprometido en ello.

    3. Hola Joan, muchas gracias por tu comentario. La verdad que es eso, poner un poco cada uno de su parte, establecer tiempos realistas y luchar por los objetivos. Si te ha gustado nuestro contenido, te animo a que te suscribas en el blog y puedas participar en más debates. Un saludo

  7. La productividad laboral depende de dos factores: por un lado el rendimiento del trabajador y por el otro los costes laborales. La idea de rebajar un 25% la jornada laboral (y el sueldo) y congratularse de que la gente hace lo mismo y cobra menos me parece una tomadura de pelo.

    A lo mejor el problema es que no hay carga de trabajo en las empresas para justificar todo ese mogollón de horas de presencia física… que también puede ser.

    La hay en las empresas de los otros ejemplos… en las que sí: si quieren, los empleado pueden mudarse a vivir aquí con tal de que curren. Así tienes gente en Google que entre partidita y partidita se echa 50 horas semanales.

    Las empresas son instrumentos que generan valor… no son nuestras madres. Y, si generan valor gracias al esfuerzo de sus trabajadores, es lógico que compartan con ellos sus beneficios a través de los sueldos. El que logre esa ganancia con horarios de 4, 6 u 8 horas al día de trabajo puede irse a su casa o a jugar al pin-pon en donde le dé la gana.

    1. Hola José!

      Estoy totalmente de acuerdo con lo que has dicho sobre los empleados de Google, que probablemente acaban pasando unas 50 horas en las oficinas. Al final, el trabajo real es posible que sea menos, sin embargo, el espacio de trabajo es tan amplio y ofrece tantas actividades que gastan mucho más tiempo del habitual en él y crea un ambiente mucho más confortable y cómodo. A los trabajadores «no les importa ir a la oficina» porque allí es donde pasan el rato además de ser el sitio donde trabajan. Estoy segura que a más de uno nos ha pasado que cuando nos sentimos bien en un trabajo acabamos estando más horas de las que nos tocan, ya sea para pasar el rato con los compañeros o terminar algo que queremos que salga perfecto. La cuestión es hacerlo porque estamos a gusto y queremos, no por obligación, así también nuestras aportaciones serán mejores, creo.

      Saludos!

Comments are closed.

Síguenos en las redes