CategoríaRRHH 4.0

Qué es el Growth Mindset y cómo desarrollarlo

0

El Growth Mindset o mentalidad de crecimiento consiste en creer en uno mismo y especialmente en nuestra capacidad para cambiar, aprender y desarrollarnos. Las personas con una mentalidad de crecimiento o Growth Mindset se emocionan con los desafíos, quieren mejorar constantemente y creen que pueden hacerlo con trabajo duro y práctica. ¿Quieres saber más sobre qué es el growth mindset? ¡Sigue leyendo!

Te puede interesar: Master en Dirección de Recursos Humanos 4.0

¿Qué es el Growth Mindset?

Como hemos comentado, el Growth Mindset o mentalidad de crecimiento es ver oportunidades en vez de obstáculos. Es la filosofía de aquellas personas que ven el fracaso como una oportunidad para desarrollar aún más sus habilidades en vez de esconderse del mundo.

Los humanos atravesamos distintas etapas de desarrollo a lo largo de nuestra vida y cada una está definida por el desafío que se debe superar para pasar a la siguiente. Sin embargo, a medida que vamos creciendo vamos cambiamos nuestra perspectiva, dejando de creer que somos capaces de desarrollarnos y construyendo, a menudo, una imagen de nosotros débil y estática.

El término de Growth Mindset lo acuñó la Dra. Dweck, investigadora en la Universidad de Stanford, que estudió la motivación humana. La Dra. Dweck notó que había una diferencia importante entre el enfoque del éxito y el fracaso de los estudiantes, lo que la inspiró a comenzar a investigar y construir una teoría en torno a ella. Acuñó el término Growth Mindset para describir a aquellas personas que creen que pueden conseguir grandes cosas sólo a través del trabajo arduo y de las relaciones sólidas con los demás.

Una mentalidad de crecimiento es una perspectiva de la vida en la que una persona cree que sus talentos, inteligencia y habilidades pueden desarrollarse todavía más. Quienes poseen esta mentalidad buscan oportunidades para aprender, adquirir nuevas habilidades y mejorar las existentes. Cuando se presenta un desafío, una persona con una mentalidad de crecimiento no lo ve como una oportunidad de fracasar, sino como una oportunidad para crecer. Creen que el trabajo duro, y no la suerte o el azar, puede llevarlos lejos en la vida. Sin embargo, creer no es suficiente es la actitud y tus acciones lo que hacen que una mentalidad de crecimiento funcione.

Fixed Mindset vs Growth Mindset

Existen dos tipos de mentalidad:

  • Fixed Mindset 0 Mentalidad fija
  • Growth Mindset o Mentalidad de crecimiento

Fixed Mindset o Mentalidad fija

Una persona con una mentalidad fija cree que la inteligencia tiene un limite. Los individuos con este tipo de mentalidad creen que la inteligencia no se puede desarrollar ni mejorar y que con la que nacemos morimos. Además, consideran que tampoco podemos crecer. Si alguien triunfa o tiene éxito, lo resumen en que unos tienen suerte y otros no.

La forma en que vemos nuestra personalidad es una de las creencias más básicas que un ser humano lleva consigo mismo a lo largo de la vida. La Dr. Dweck descubrió que las personas con una mentalidad fija creen que el éxito es solo la afirmación de nuestros rasgos inherentes: nuestra inteligencia, habilidades o talentos. No tiene sentido intentar hacer o aprender cosas nuevas porque, si fueras bueno en algo, ya lo habrías sabido.

En resumen, aquellas personas que tienen una mentalidad fija:

  • Evitan desafíos
  • Ignoran el feedback constructivo
  • Quieren parecer inteligente
  • Creen que la inteligencia es estática
  • Ven el éxito de quienes les rodean como una amenaza
  • Se rinden fácilmente
  • Pueden lograr hasta un límite, creen que el esfuerzo no da sus frutos

Growth Mindset o Mentalidad de crecimiento

Por otro lado, aquellos que poseen una mentalidad de crecimiento creen que las habilidades pueden cambiar y que nada viene dado. Consideran que nacemos con una mentalidad y habilidades, pero que con el tiempo podemos ir aprendiendo y que la mentalidad de desarrolla.

Estas dos mentalidades se manifiestan desde una edad temprana y dan forma a gran parte de nuestro comportamiento, relaciones y enfoque de los fracasos y éxitos. Si sabemos cómo desarrollar este tipo de pensamiento seremos capaces de no ver el fracaso y los errores que nos van pasando en nuestra vida como algo malo, sino como un aprendizaje.

La mentalidad de crecimiento permite alcanzar lo que uno se proponga, porque podemos aprender. Con una mentalidad fija en muchas ocasiones no se puede tener el lujo de equivocarse. En cambio, solo hay dos opciones: triunfar o fracasar. El miedo al fracaso nos obliga a ceñirnos a aquello en lo que somos buenos y nunca dar un paso adelante.

Lo que realmente importa es la actitud frente a las situaciones. Cómo se afrontan. Con la mentalidad fija abandonas, mientras que con Growth Mindset piensas que, por diferentes razones, algo puede no haber funcionado pero que seguirás persistiendo hasta que lo consigas.

En resumen, aquellas personas que tienen una mentalidad de crecimiento:

  • Creen que la inteligencia puede desarrollarse
  • Quieren aprender
  • Creen que el fracaso es una oportunidad para crecer
  • Tienen niveles de logros más altos
  • Hacen frente a los desafíos
  • Persisten hasta el final
  • Ven las críticas como una oportunidad para aprender y seguir creciendo
  • Se inspiran en el éxito de quienes le rodean

Las tres claves fundamentales para crecer

Para crecer y sumarnos al Growth Mindset debemos seguir tres claves fundamentales:

Master en Dirección de Recursos Humanos 4.0

Aprende a gestionar el activo más importante de una empresa: el capital humano

¡Quiero informarme!

Primera clave: aún no

Si tenemos una mentalidad fija creemos en la tiranía del ahora. Piensas «ni lo he conseguido ahora ni lo conseguiré más adelante» y «no lo he conseguido y nunca lo conseguiré porque no es para mi».

En cambio, aquellos con mentalidad de crecimiento creen en el «aún no». Es decir, «por ahora no lo he conseguido, pero lo conseguiré». No hablan desde el fracaso, algo que abre la puerta a la mentalidad de crecimiento, a otras opciones. Tener una mentalidad de crecimiento no quiere decir que dejes de tener problemas, sino que es tu actitud frente a tus problemas lo que importa.

Segunda clave: la actitud

Las personas acostumbramos a abandonar porque creemos que no tenemos las habilidades ni las capacidades necesarias, lo hemos intentado una vez, y ya basta. Esto es una mentalidad fija. A alguien con mentalidad de crecimiento en el fondo le estimulan mucho los retos. Considera que el fracaso no es determinante y que mientras estés vivo existe la posibilidad de conseguirlo.

Esto es muy importante sobre todo de cara a encontrar trabajo. Cada vez son más las empresas que valoran y premian la actitud por encima de los conocimientos. Es mejor tener un equipo de personas sin mucha experiencia, pero con una actitud constante y afán de superación. Promover el Growth Mindset en el equipo es fundamental, y esto puede hacerse impulsando una actualización diaria y animando a tomar riesgos.

Tercera clave: inspírate en el éxito ajeno

Por último, aquellos con una mentalidad fija se sienten intimidados por el éxito ajeno. Es como si hubiese una cantidad limitada de éxito y piensan que si alguien lo ha conseguido ya no lo haremos nosotros. En cambio, con el Growth Mindset te sientes inspirado por el éxito y la felicidad ajena.

Con la mentalidad fija conseguirás mucho menos de lo que tu potencial te ofrece porque tienes una mentalidad limitante. Con una mentalidad de crecimiento puedes superar tus expectativas.

Lo que es aún peor: una mentalidad fija no solo afecta a una persona que tiene esta actitud, sino a toda su esfera social. Estas personas tienden a ver a los demás como una competencia, en lugar de encontrarlos como inspiración. La mentalidad fija hace que las personas tengan dificultades para ser felices por los éxitos de otras personas. Por lo tanto, es difícil ser verdaderos amigos suyos.

Cómo desarrollar una mentalidad de crecimiento

La clave para conseguir adoptar una mentalidad de crecimiento es evitar que los problemas que puedan surgir te impidan seguir trabajando para mejorar. Hay que recordar que los contratiempos pueden ser una buena oportunidad de ver más claro el camino a seguir. La autodefensa es clave para avanzar. Por ejemplo, hablar cuando algo no funciona y pedir ayuda cuando lo necesites puede llevar a soluciones y, por lo tanto, a una mejora.

Piensa en la parte positiva

Es fácil obsesionarte y acabar atrapado en un bucle de pensamientos negativos cuando de repente todo son problemas. Por eso, empieza a cambiar el enfoque. En vez de pensar en lo que está mal piensa en todo aquello que va bien. Las personas optimistas ven el mundo de manera diferente en comparación con los pesimistas. Encuentran la oportunidad en cada peligro. Mientras, los pesimistas encuentran el peligro en cada oportunidad. Es por eso que las personas optimistas tienen cuatro veces más éxito que las personas pesimistas.

Video

Cómo seleccionarán el talento las empresas del futuro

Descargar

Considera el fracaso como una oportunidad de aprendizaje

La forma en que elegimos actuar frente a un fracaso determina el nivel de éxito que vamos a conseguir. La mayor diferencia entre personas exitosas y fracasadas es la manera en la que responden al fracaso. Las fracasadas creen que no son capaces de hacerlo. Sin embargo, las exitosas creen que necesitan aprender otra forma de hacerlo. Consideran que el fracaso es parte del éxito y del crecimiento. De lo contrario, no podrán aprender qué funciona y qué no.

Pide ayuda

Hay personas que siguen pensando que pedir y necesitar ayuda es una demostración de debilidad. Sin embargo, no hay nada más humano que esto. En este sentido, la autodefensa se trata de crear soluciones en lugar de simplemente luchar contra los desafíos.

Acepta la situación

Céntrate en los pasos que conducen a un resultado, no en el resultado en sí. El objetivo de la mentalidad de crecimiento es aprender y mejorar, no solamente conseguir lo que nos hayamos propuesto.

Sé curioso

Como dijo Albert Einstein, “la curiosidad es el mejor maestro”. Cuando sientas curiosidad por todo, comenzarás a encontrar respuestas con las que la mayoría de las personas se enfrentan. Las personas exitosas son curiosas y siempre están buscando una nueva forma de tener más éxito. Es algo que te permite aprender cosas nuevas todos los días y crecer diariamente.

Cree en ti mismo

La confianza llega cuando crees en ti mismo, incluso cuando los demás no lo hacen. Es difícil ser positivo si uno no cree que lo puede conseguir porque no es suficientemente válido.

¿Qué te ha parecido este artículo sobre Growth Mindset? ¡Deja tus comentarios y comparte!

Por último, si te interesa convertirte en un experto en recursos humanos y aprender a seleccionar, retener y motivar el talento que aporte más valor a la empresa, fórmate con nuestro Master en Dirección de Recursos Humanos 4.0. ¡Te esperamos!

Master en Dirección de Recursos Humanos 4.0

Aprende a gestionar el activo más importante de una empresa: el capital humano

¡Quiero informarme!

Elena Bello

Periodista especializada en comunicación corporativa. Departamento de Marketing y Comunicación de IEBS Business School. Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en las redes