CategoríaDigital Business

Teletrabajo vs trabajo en casa: consejos para trabajadores y empresas

3

En este artículo hacemos una reflexión sobre la creciente tendencia a trabajar desde casa, derivada del confinamiento fruto del COVID-19. Pero la gran cuestión es ¿trabajar desde casa es realmente teletrabajar? Aquí te damos las claves del teletrabajo vs trabajo en casa.

Pues con esta pregunta ya tenemos para un rato de debate. Si te interesa, quédate en esta lectura para profundizar en algunos aspectos que, en ocasiones, no estamos teniendo en cuenta.

También te puede interesar: Master en Dirección de Recursos Humanos 4.0

¿El teletrabajo como nuevo paradigma? Teletrabajo vs trabajo en casa 

Según los datos estadísticos antes de la era COVID-19 solo un 3% de los trabajadores de España teletrabajaban. Yo, como parte de ese 3% desde hace 4 años, puedo decir algunas cosas que posiblemente hayan ocurrido en estos meses y que no son exactamente teletrabajo. Sigue leyendo y te contamos los beneficios del teletrabajo vs trabajo en casa:

  1. Trabajar desde casa no implica que estés teletrabajando: la situación excepcional en la que nos hemos encontrado nos ha obligado a llevar la oficina a casa, lo cual nos ha llevado a habilitar espacios poco adecuados para poder dar respuesta a las necesidades de nuestras empresas, pero que yo tenga montado el ordenador en casa, siempre y cuando tenga equipo para ello, no es suficiente para teletrabajar. Para que eso ocurra necesito los medios adecuados, que la empresa facilite a sus equipos los elementos de seguridad y productividad suficientes para trabajar en el entorno idóneo. En muchos casos, el éxito ha dependido mucho más de la voluntad y el sentido de solidaridad que ha primado en estos momentos que de una estrategia de implantación del teletrabajo, por lo que insisto, esto no es teletrabajo. Si queremos que este sea nuestro nuevo paradigma tenemos que invertir en los medios para nuestros colaboradores, generar una estrategia sostenible y formar a nuestros equipos y mánagers para ello.
  2. Compartir el espacio de trabajo con toda la familia no es teletrabajar. El teletrabajo necesita poder concentrarse y dedicar tiempo de calidad a las tareas que estamos haciendo, pero cuando tienes que enviar un informe o una propuesta, mientras en la otra pestaña del Chrome tienes abierto el Teams para la videoconferencia del cole de tu hijo, no es teletrabajar. Eso es hacer malabares y además, aumentar la sensación de que no estás llegando correctamente a todo lo que te estás enfrentando. El teletrabajo tiene un punto de idealización: puedes trabajar donde quieras cuando quieras, eso puede ser verdad en algunos casos, pero lo importante no es el prefijo TELE si no el verbo TRABAJAR, y para ello necesitas concentración y atención, lo cual es complejo cuando se mezclan los intereses profesionales y los familiares. 
  3. Hacer las cosas como si estuviéramos en la oficina no es teletrabajar. Una de las claves del teletrabajo es la autonomía y la responsabilidad. Así que lo que no podemos pretender es trabajar igual que cuando estamos presencialmente en la oficina, uno de los grandes ejemplos han sido las reuniones. Si nos centramos en la productividad de las mismas podemos decir que hemos salido ganando, una de las características de estas reuniones es que el tiempo se aprovecha mucho más, la ineficiencia se reduce porque aumenta la puntualidad y la orientación al resultado. Igual que esto es una de las grandes ventajas, la cantidad de reuniones se ha visto incrementada y esto no es teletrabajar (de aquí que este post esté dedicado al teletrabajo vs trabajo en casa), es necesario ser más ágiles, confiar más en los equipos y potenciar el uso de herramientas de gestión de proyectos que permitan el acceso a la información sin necesidad de convocar ocho reuniones para tener y contrastar una dato.
  4. El “telepresentismo” no es trabajar. Trabajar de sol a sol ha sido la tónica de muchas personas que han teletrabajado durante la pandemia, jornadas maratonianas para dar respuesta a las necesidades de mucho mánagers inseguros que de repente han perdido el control de sus equipos, así que, el teletrabajo se convirtió, en muchos casos, en reuniones encadenadas con un nivel de presión insostenible, porque sacar los resultados en esta época ha sido complicado para todos, excepto algunos sectores muy concretos. Estar en casa y tener un ordenar a mano no debería ser excusa para estar conectados 24 horas, el teletrabajo te permite conectarte cuando tú quieras, pero no debería permitirte obligar a los demás a que haga lo mismo que tú.

Por lo tanto, no todo es teletrabajo, así que cuando poco a poco retomemos nuestra actividad demos pensar cuál es nuestra estrategia y modelo de trabajo, porque a teletrabajar también se aprende, no todo vale. Si queremos un nuevo paradigma hay que repensar nuestro modelo e implantar una nueva manera de trabajar, aprovechemos para hacer las cosas mejor y dejar de reproducir los errores del pasado.

Cómo implementar el teletrabajo en la empresa

Para las empresas hay claras ventajas del teletrabajo vs trabajo en casa. Si realmente queremos implantar un modelo de teletrabajo eficaz debemos tener en cuenta cuatro palancas vitales:

  1. El cambio de mindset de los mánagers. No nos va a valer el modelo de management tradicional, así que empecemos a pensar cómo vamos a liderar en remoto, para lo que hay dos ingredientes básicos: confianza y comunicación eficaz. 
  2. Metodologías ágiles. Para avanzar tenemos que incorporar metodologías ágiles que permitan en los proyectos avancen de modo adecuado, minimizando las ineficiencias y potenciando la colaboración. 
  3. Gestión del conocimiento. En el mundo del teletrabajo es vital que la información y el conocimiento fluyan de modo sencillo, accesible y seguro, para ello hay que ser generosos y saber compartir lo que sabemos, pero también rigurosos en la aportación de datos de valor y en la implantación de herramientas adecuadas, para eso no queda más que invertir.
  4. Foco en las personas. Dejo este punto para el final porque si no te acuerdas de lo anterior no pasa nada, pero este punto es crucial, el más importante de todos, las personas son las que hacen, desde la oficina o desde casa, que las empresas funcionen, pongamos el foco en cuidar y desarrollar. Como dice Tom Peters: “no nos acordaremos de las empresas con mejores resultados, nos acordaremos de las empresas que cuidan mejor a las personas”.

¿Te han quedado un poco más claras las ventajas del teletrabajo vs trabajo en casa? Ahora más que nunca se están generando oportunidades que podemos aprovechar del mundo digital. No te pierdas nuestro MOOC gratuito de Teletrabajo y Organización de Equipos Deslocalizados.

Y si lo tuyo es la organización de los recursos de una empresa, te recomendamos el Master en Dirección de Recursos Humanos 4.0 donde aprenderás las últimas técnicas de reclutamiento, selección, organización y motivación, así como las nuevas prácticas de la dirección de personas en la era digital.

Master en Dirección de Recursos Humanos 4.0

Lidera el cambio digital

¡Quiero apuntarme!

María Villaraviz

Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en las redes