CategoríaBig Data

Inteligencia artificial: ¿Qué es y para qué sirve?

Tiempo de lectura: 9 min
1

Años atrás, la ficción nos mostraba películas donde la tecnología avanzaba a tal punto que las máquinas podían desempeñar actividades humanas. Actualmente, con la llegada de la Inteligencia artificial (IA) y otras tecnologías de la industria 4.0, ese panorama se aleja cada vez más y aterriza en el mundo real para ofrecer soluciones innovadoras a personas y empresas en busca de un futuro más automatizado. Si quieres saber de qué trata, sigue leyendo.

Te puede interesar: Master en Industria 4.0 e Inteligencia Artificial

¿Qué es Inteligencia Artificial?

La Inteligencia Artificial (AI) es la capacidad que tienen artilugios artificiales —como un ordenador o un robot— para realizar tareas asociadas a la inteligencia humana como la capacidad de calcular, memorizar datos, comprender significados y hasta jugar ajedrez. Sin embargo, aún no hay programas que puedan igualar la mente humana en ámbitos que requieran procesos que no sean cotidianos como la creatividad o el razonamiento por sí mismos.

Los objetivos de la inteligencia artificial incluyen imitar la actividad cognitiva humana. Por ahora, la tecnología ha avanzado a tal punto que puede imitar actividades de aprendizaje, razonamiento, percepción y resolución de problemas que detallaremos más adelante.

Uno de los inconvenientes al momento de definir la Inteligencia Artificial tiene que ver con la simple concepción de construir máquinas inteligentes. El concepto va mucho más allá ya que, lo que hace que estas máquinas sean inteligentes es una serie de tecnologías como el machine learning y el deep learning que vienen haciendo un cambio de paradigma en las diferentes industrias.

Origen de la Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial tuvo su primera aparición en 1950 con Alan Turing y su test (el test de Turing). Este consistía en poner a interactuar a una máquina con una persona. Si la máquina podía mantener la conversación sin que el humano se diera cuenta, esta era inteligente.

Unos años más tarde (1955) John McCarthy acuñó el término de forma oficial en la conferencia Dartmouth, en el que mencionó como objetivo de la IA: «Cada aspecto del aprendizaje o cualquier otra característica de la inteligencia puede, en principio, describirse con tal precisión que se puede crear una máquina lo simule. Intentaremos descubrir cómo hacer que las máquinas utilicen el lenguaje, a partir de abstracciones y conceptos, resuelvan problemas ahora reservados a los humanos y se mejoren a sí mismas».

Categorías de la Inteligencia Artificial

Inteligencia Artificial débil o Artificial Narrow Inteligence (ANI)

Cuando se habla de Inteligencia Artificial débil se refiere a un sistema diseñado para llevar a cabo un solo trabajo o un conjunto de tareas estrechamente relacionadas. Este sistema tiene a centrarse en la eficiencia.

La mayoría de experiencias de la vida cotidiana con esta tecnología, hacen parte de esta categoría. Un ejemplo de ello pueden ser los asistentes de voz: les haces una pregunta y ellos la responden. Otros ejemplos pueden ser:

  • Videojuegos
  • Reconocimiento facila
  • Software de análisis de datos concretos
  • Aplicaciones meteorológicas

Machine learning y deep learning

Gran parte de la implementación de la Inteligencia Artificial débil es gracias al machine learning y el deep learning. Es importante recordar que no significan lo mismo ni están al mismo nivel. Piensa en unas muñecas rusas: el nivel más grande es la Inteligencia Artificial, el segundo es el aprendizaje automático (supervisado y no supervisado) y por último está el aprendizaje profundo.

e-Book

Todo lo que necesitas saber sobre RPA

Descargar

Inteligencia artificial fuerte (AGI)

Contrario a la Inteligencia Artificial débil, este tipo de IA es más parecido al de las películas en donde las máquinas pueden emular la inteligencia y los comportamientos humanos de una forma estratégica, además de tener la capacidad de realizar tareas complejas.

La IA fuerte está pensada para que el humano no tenga que intervenir en ningún momento y se encuentra poco desarrollada. Un ejemplo de ello pueden ser los coches autónomos o algunos sistemas de robótica en hospitales.

Actualmente, la Inteligencia Artificial sigue siendo un complemento de las capacidades humanas y no un reemplazo.

Superinteligencia Artificial (ASI)

Este tipo de no está desarrollado aún — y no se sabe si se llegue a desarrollar— y consiste en máquinas conscientes y autónomas. Lo que quiere decir que no buscan simplemente replicar el comportamiento humano sino superarlo en todos los aspectos.

Tipos de Inteligencia Artificial

Máquinas reactivas

Este es el tipo de Inteligencia Artificial más básico de todos. Como su nombre lo indica solo puede reaccionar ante un comportamiento humano cuando ocurre una acción. Una máquina reactiva no puede almacenar memoria, por ende, no puede basarse en experiencias pasadas para actuar en consecuencia y tomar decisiones.

Fue una tecnología muy usada en la década de los 90s y ahora está pasando a ser obsoleta. Su ejemplo más recordado es Deep Blue, diseñada por IBM como un superordenador para jugar ajedrez que derrotó en su momento al maestro internacional Gary Kasparov.

Memoria limitada

La IA de memoria limitada puede almacenar datos y recopilar información basado en hechos pasados para poder sopesar posibles decisiones, es decir, cada vez que la máquina se expone a información, se crea una baste de datos relacionada con las interacciones anteriores y esto le permite aprender de los datos para futuros procesos.

Podemos verlo actualmente en sistemas como los chatbots y el reconocimiento facial.

Teoría de la mente

Cómo su nombre lo dice, esto es una simple teoría. En la actualidad no hay nada desarrollado bajo esta forma de IA que pretende que las máquinas comprendan cómo sienten y toman decisiones los seres humanos a través de la autorreflexión para así tomar sus propias decisiones.

Master en Industria 4.0 e Inteligencia Artificial

Aprende a automatizar los procesos de tu empresa con las tecnologías de la Industria 4.0

¡Quiero informarme!

Autoconciencia

Este tipo de Inteligencia Artificial se clasifica dentro de la categoría de ASI. Es el paso final en donde la máquina adquiere consciencia de sí misma y comprende todas las emociones y reacciones humanas.

Conseguir su implementación hará que las máquinas sean capaces de entender las necesidades del otro basándose no solo en lo que comunican sino en cómo se comunican.

Aplicaciones de la Inteligencia Artificial

Existen numerosas aplicaciones de los sistemas de IA y pueden aplicarse a diferentes sectores. Uno de los sectores en donde más se ha visto su implementación es en la industria de la salud ejecutando funciones como la dosificación de medicamentos para diferentes pacientes. Veamos algunas más.

Motores de recomendación

Gracias a los algoritmos de Inteligencia Artificial es posible descubrir tendencias de datos para usarse en estrategias de cross-selling efectivas. Esto es muy común en las tiendas online que durante el proceso de pago recomiendan al cliente un producto similar o que pueda complementar al ya escogido.

Redes sociales

Las redes sociales son uno de los canales con más horas de consumo en la actualidad, por ende genera una cantidad de datos innumerable proveniente de tweets, imágenes, vídeos, etc.

La IA en redes sociales se implementa con la verificación facial y la detección de rasgos. Un claro ejemplo de ello son los filtros en aplicaciones como Snapchat o Instagram.

El machine learning también entra dentro de redes sociales haciendo la recolección de datos de tu interés para en función de eso, diseñar tu feed.

Atención al cliente

Cada vez es más común entrar a sitios web que le ofrecen al cliente la posibilidad de tener una conversación con un chatbot 24/7 para resolver dudas sobre temas como envíos, asesoramiento personalizado, sugerencias, entre otros.

Existen diferentes niveles de implementación a tal punto que, en su versión más avanzada, el chatbot puede extraer la información del sitio y mostrarle al cliente lo que quiere puntualmente.

Otro aplicación de Inteligencia Artificial dentro de la atención al cliente es el uso de VCA (ayuda virtual para clientes). Este sistema predice y responde consultas a través de teléfono sin necesidad de interacción humana. En caso de que la consulta sea muy compleja de resolver para el sistema, la llamada se redirige a una persona con la que el usuario pueda interactuar directamente.

Reconocimiento de voz (ASR)

A través del procesamiento de lenguaje natural (NLP) la máquina procesa el habla humana y lo transcribe. Actualmente hay muchos dispositivos inteligentes que incluyen esta funcionalidad para realizar búsquedas por voz. Un ejemplo de ello es Siri.

Domótica

Las aplicaciones de la inteligencia artificial son cada vez más usadas en hogares. Existen dispositivos como interruptores inteligentes, bombillas, cerraduras, puertas que se pueden control a través del móvil o por sistemas de voz.

En el mercado existen termostatos que tienen la capacidad de aprender y anticiparse a las condiciones climáticas de tal forma que se pueda automatizar la refrigeración y calefacción del lugar cuando el tiempo lo requiera.

Inteligencia artificial en vigilancia

La Inteligencia Artificial ha ido evolucionando en el campo de la seguridad. Gracias al reconocimiento facial y a la creación de diferentes algoritmos de seguridad, las cámaras con IA pueden reconocer amenazas potenciales, personas desconocidas en instalaciones, entre otras funciones, y notificar al humano encargado para que analice la situación.

Beneficios de la Inteligencia artificial

Implementar la Inteligencia Artificial tanto en la empresa como en la vida cotidiana puede traer grandes beneficios relacionados principalmente con el ahorro de tiempo en actividades rutinarias. Veamos qué otros beneficios trae la implementación de esta tecnología:

  1. Reducción de errores humanos: Las máquinas toma decisiones basadas en la información que van recolectando, esto hace que el método de implementación sea más exacto y preciso.
  2. Automatización y eficiencia: Las máquinas tienen una disponibilidad de 24/7 haciendo que los procesos pueden hacerse de forma más rápida y sin un desgaste. Además, la automatización no solo conduce a tasas más altas de producción y productividad, sino que también permite el uso más eficiente de las materias primas.
  3. Decisiones inteligentes: La tecnología IA puede proporcionar pronósticos, analizar tendencias, prever cambios, y cuantificar las incertidumbres para que con esos datos se puedan tomar mejores decisiones en las empresas.
  4. Resolución de problemas: Gracias al machine learning y al deep learning, la tecnología IA puede ser capaz de resolver problemas de gran complejidad como detecciones de fraudes, diagnósticos médicos, mejorar en la atención al cliente, entre otros.
  5. Gestión de tareas recurrentes: Las máquinas inteligentes tienen la capacidad de procesar de forma más rápida las tareas repetitivas con mejores resultados. Esto permite que los humanos puedan concentrarse en tareas mucho más complejas.

¿Por qué es importante la IA?

Después de ver qué es la inteligencia artificial y cómo se puede aplicar es posible concluir que tiene un gran potencial de cara al futuro. Las demandas de dispositivos con inteligencia han aumentado de forma significativa y por ende es importante que las empresas se sumen y la implementen.

De igual forma, se hace indispensable educar y capacitar a los empleados en el uso de esta tecnología para que se lleve a cabo de la mejor forma y se saque todo el provecho posible. No contar con maquinaria inteligente puede conducir a la obsolescencia y al fracaso empresarial.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿ya haces uso de la Inteligencia Artificial en tu empresa? Escribe en los comentarios.

Si quieres seguir aprendiendo sobre nuevas tecnologías y sus aplicaciones en la empresa, te invitamos a participar del Master en Industria 4.0 e Inteligencia Artificial. Aprenderás a analizar y aplicar tecnologías como la Inteligencia Artificial, Robótica, IoT, Blockchain entre otras. ¡Te esperamos!

Master en Industria 4.0 e Inteligencia Artificial

Aprende a automatizar los procesos de tu empresa con las tecnologías de la Industria 4.0

¡Quiero informarme!

Lorena Ramírez

Periodista apasionada de los entornos digitales y la tecnología. Departamento de Marketing y Comunicación de IEBS Business School Leer más

Síguenos en las redes