CategoríaLean Startup

Guía de valoración de empresas para 2022

0

¿Cuánto vale mi empresa? Seguro que has oído esta pregunta en numerosas ocasiones. La respuesta no es sencilla. De hecho, tendemos a sobrevalorar nuestros propios proyectos, ideas e iniciativas, muchas veces teñidas por elementos subjetivos que tienen que ver con el esfuerzo o la pasión. Sin embargo, el mercado necesita, una vez más, datos. En este artículo te explicamos los aspectos que se tienen en cuenta y cómo valorar una empresa. ¡No te lo pierdas!

Te puede interesar: Master en Dirección Financiera

Infografía

Qué es el fintech: definición, sectores y ejemplos de startups

Descargar

¿Qué es valorar una empresa?

Primero de todo, hay que tener en cuenta que una compañía valdrá lo que alguien esté dispuesto a pagar por ella.  Esto, que sabemos que es una obviedad, es la primera clave para entender que la valoración que se realice de una empresa determinará su recorrido. Por ejemplo, en el caso de enfrentarse a distintas posibilidades de financiación.

En este sentido, valorar una empresa es determinar su valor. Antes de llevar a cabo una inversión, todo comprador querrá saber y estudiar si valdrá la pena invertir tiempo y dinero en esa compañía. Podemos pensar en el valor de la empresa como cuánto costaría comprar el negocio o cuál sería el precio de venta de una organización. Aquí hay que tener en cuenta todos los aspectos, incluidos sus activos.

Hay que saber diferenciar el valor de una empresa de su precio. Por un lado, el precio es el valor específico de una empresa materializado en el momento de la venta en función de la oferta y la demanda del mercado en ese momento. Por otro, el valor de la empresa es lo que el comprador potencial le da a esa empresa en función de su perfil e intereses. Es la medida monetaria de cuán útil será la empresa para esa persona.

¿Por qué necesitas valorar tu empresa?

En el mundo de las fusiones y las adquisiciones, el proceso de valoración de una empresa juega un papel fundamental en la determinación de ambas partes. Valorar nuestra empresa es fundamental, porque será la principal herramienta para la venta de nuestro negocio. Si consideras la venta, además de valorar correctamente el negocio, tendrás que pasar por diferentes etapas que te ayudarán a maximizar el precio final.

Muchos empresarios y emprendedores subestiman, o igual simplemente desconocen, lo que conlleva el proceso de valoración de empresas y dónde empieza. Aunque parezca mentira, este es un escenario bastante común, ya que el proceso de valoración es complejo y contiene varios pasos con diferentes métodos de enfoque. Se trata de una ciencia incierta, pero si queremos vender nuestra empresa es importante realizarlo de forma cuidadosa y estricta, tratando de que nos brinde elementos para plantear una buena negociación con los potenciales compradores.

Entonces, ¿para qué necesitamos conocer el valor de una empresa? Pues para más propósitos, seguramente, de los que nos pueden venir en un primer momento a la cabeza. Por supuesto, ante situaciones en las que buscamos un inversor o nos enfrentamos a procesos de compraventa, fusiones, herencias, arbitrajes y conflictos. Conocer el valor de nuestra compañía es un elemento esencial desde una óptica estratégica, valorando, por ejemplo, las rentabilidades por línea de negocio para poder decidir potenciar su crecimiento o comenzar su abandono, así como medir el impacto de eventuales políticas de empresa relacionadas con la creación o destrucción de valor. También, por supuesto, si queremos implantar sistemas de remuneración basados en la creación de valor.

Guía de valoración de empresas para 2022 - Bear market bro 1024x1024

Factores que determinan el valor de una empresa

Además de utilizar fórmulas específicas para valorar una empresa, es importante conocer los factores que suelen tenerse en cuenta:

  • Activos tangibles: incluyen cuestiones como la maquinaria, propiedades o inventario. Por lo general, es bastante fácil calcular el valor de los activos intangibles.
  • Activos intangibles: incluyen el reconocimiento de marca, marcas comerciales o patentes. Estos activos agregan un valor enorme al negocio y deberemos tener una idea del valor monetario de los activos intangibles.
  • Pasivos: engloba cualquier deuda que deba la empresa. Sin duda, esto influye mucho en su valoración.
  • Métricas financieras: si es rentable el negocio, cuál es el beneficio anual, cuántos ingresos genera… Debes conocer los estados financieros externos e internos, ya que los posibles inversores o compradores querrán conocer todos los detalles al respecto.

¿Quién realiza la valoración de una empresa?

No hay una única persona que realice este proceso. De hecho, suelen ser varias partes las que están normalmente implicadas. Eso sí, dependiendo del objetivo de la valoración. Las principales son:

  • Socios, accionistas o propietarios
  • Gestores y directivos del negocio
  • Compradores
  • Fondos e inversores
  • Asesores de fusiones y adquisiciones

Para que nos hagamos una idea, cada parte aplica el método o los métodos de valoración que creen pertinente y, a partir de esto, cada uno llega a su propia conclusión.

Cómo valorar una empresa en 9 pasos

Independientemente del método de valoración que elijamos, valorar una empresa es un proceso en el que se miden los elementos generadores de valor actuales del negocio, así como su posición competitiva dentro del sector y sus expectativas financieras futuras. Te explicamos cómo valorar una empresa en 9 pasos:

1# Contrata a un profesional experto en el ámbito

Teniendo en cuenta que cada empresa es única y que el propósito y el contexto son diferentes, la experiencia de un buen tasador comercial será necesaria.

2# Cada valoración debe tener un objetivo

El propósito de la valoración dicta el estándar de valor y el enfoque que aplicaremos.

3# Determina la base del valor

Considera el tipo de valor que medirás y las perspectivas de las partes en la transacción. No es lo mismo el valor del precio de la transacción entre un vendedor y un comprador dispuestos que el valor de la inversión para el propietario actual. La base del valor a menudo se estipula por reglamento, ley o contrato, y puede ser la razón para realizar la valoración.

4# Determina la premisa de valor

El propósito de la valoración y la base del valor determinan la premisa del valor: premisa de empresa en funcionamiento o premisa de liquidación ordenada o forzada. En el primero, se asume la operación continua del negocio y el uso de los activos del negocio. En el segundo, se asume la operación o venta de los activos individualmente o en grupo. Es decir, la empresa no continuará operando en su forma actual.

5# Reúne los datos más importantes

Será necesario analizar los registros financieros, los contratos, los acuerdos entre clientes y proveedores, los arrendamientos, los préstamos y todas las demás obligaciones que tendrán un impacto en la rentabilidad comercial futura. Estos registros deben ser recopilados por el cliente y proporcionados al tasador.

Guía de valoración de empresas para 2022 - Audit rafiki 1024x1024

6# Revisa el desempeño histórico de la empresa

Para conocer cómo se ha desempeñado la empresa en relación con negocios similares, es importante entender antes la historia, la estructura de propiedad y el desempeño financiero en el pasado. Esto permite la comparación con los datos de valoración empresarial de otras empresas que forman parte de la misma industria, que cuentan con la misma madurez y con tamaño similares.

7# Estudia las perspectivas futuras de la compañía

En realidad, a ojos de un comprador o inversor, el valor deriva de la perspectiva de flujos de efectivo futuros. Se puede pronosticar teniendo en cuenta la estrategia actual del negocio y su desempeño hasta la actualidad. Con esta información podemos proyectar los ingresos futuros, los gastos operativos, los impuestos, los requisitos de capital, el costo de capital y la participación del mercado.

MBA Online

Fórmate de la mano de los mayores expertos del sector

¡Me interesa!

8# Escoge el método de la valoración

Utilizar el enfoque correcto es muy importante. Deberá ser uno u otro dependiendo del propósito, la base y la premisa de valor. ¡Los distintos enfoques de valoración de empresas te los explicaremos en el siguiente apartado!

9# Conclusiones

El paso final es llegar a una conclusión de valor. Suele estar respaldado por un informe de valoración integral, que detalla la información y el enfoque que ha utilizado el tasador, así como las suposiciones realizadas en las proyecciones. Este informe defiende la conclusión de valor y muestra cómo se ha llegado a ese resultado.

Métodos para valorar una empresa

El tipo de método de valoración utilizado para el análisis dependerá de factores como el sector industrial en el que opera la compañía, el tamaño de la empresa, el flujo de caja esperado y el tipo de producto o servicio que se ofrece.

¡Valorar una empresa no es sencillo! Pese a que existe toda una batería de métodos basados en diferentes principios, no es habitual llegar a las mismas conclusiones al tomar caminos diferentes. Y entonces, ¿cómo valoramos? Por ejemplo, si la empresa cotiza en bolsa, el  valor de las acciones ya es una referencia válida y aceptada. Si no es el caso, empecemos a ver diferentes tipos de métodos que, esperemos, nos puedan servir.

A continuación, toma nota de los métodos más importantes para valorar una empresa:

1# Método basado en el valor patrimonial

Los métodos basados en el valor patrimonial tratan de evaluar la empresa a través de su balance, por lo que consideran que el valor radica fundamentalmente en los activos. Edificios, terrenos, maquinaria o intangibles como marcas entran en este juego. Fue uno de los métodos utilizados para valorar El Corte Inglés en la ya legendaria batalla que sus diferentes dueños liberaron hace unos años. Para una startup no parece demasiado útil, ¿no?

Estos métodos, entre los que debemos destacar el valor contable (recursos propios), valor de liquidación o valor de reposición, proporcionan una perspectiva estática, sin tener en cuenta cualquier posible evolución ni el valor temporal del dinero. A menudo se utilizan correcciones para adecuar los valores en libros a la realidad del mercado.

2# Método basado en la cuenta de resultados

Los métodos basados en la cuenta de resultados tratan de determinar el valor de la empresa a través de la magnitud de los beneficios, las ventas o algún otro indicador, multiplicando por un coeficiente normalmente estimado en estudios sectoriales. El valor de los beneficios (PER), valor de dividendos o múltiplos de EBITDA son métodos de aplicación sencilla, siempre que se disponga de tablas adecuadas.

3# Método basado en el cash flow

Con los métodos basados en el descuento de flujos de fondos (cash flow), la cosa empieza a tener sentido para una startup, ya que no hablamos de lo que tengo hoy, sino de lo que soy capaz de generar en los próximos años. Sin entrar en cuestiones matemáticas, lo que hacemos es sumar los flujos de caja que estimamos que vamos a generar en, supongamos, un periodo de tres años. Las pegas vienen precisamente del mismo lugar que sus ventajas, ya que estamos estimando, y eso es, casi siempre, muy subjetivo.

Guía de valoración de empresas para 2022 - Audit pana 1024x1024

4# Método de la capitalización de mercado

Es una de las medidas más simples a la hora de valorar una empresa que cotiza en bolsa. Se calcula multiplicado el número total de acciones por el precio actual de la acción.

Una de las deficiencias de la capitalización de mercado es que solo representa el valor de las acciones, mientras que la mayoría de las empresas se financian mediante una combinación de deuda y acciones.

5# Otros métodos

Hay otros tipos de métodos, por completar la lista, como los mixtos, muy utilizados en el pasado, pero que por su complejidad han caído en desuso. O los basados en la creación de valor, de entre los que destaca el EVA. La valoración por opciones es otra técnica compleja que tiene en cuenta la incertidumbre.

No podemos olvidar que, además, las compañías que operan en internet han introducido una familia propia de indicadores que, complementando o no todo lo anterior, se adaptan muy bien a las nuevas realidades y resultan muy efectivos. La tasa de conversión en cualquier proceso es clave, valores como el ticket medio de compra, el coste de adquisición de un cliente o su valor de vida han abierto el modo en que debemos valorar para llegar a una conclusión válida en este tipo de empresas.

Cap table: valoración e inversiones

Terminaremos aportando una herramienta que nos enseña a calcular cómo cambia el mapa accionarial de una empresa ante la entrada de uno o varios inversores. Ante este hecho, en primer lugar se debe negociar un valor sobre el cual se ofrece una parte al inversor. Es la llamada valoración post-money. Deduciendo de esta cantidad el capital a aportar, llegamos al valor pre-money.

Los porcentajes iniciales de los socios antes de la ronda deben variar a la baja para permitir la participación de los nuevos socios. Este fenómeno es conocido como dilución, que se recoge junto a la estructura accionarial de cada uno de los socios en una tabla comúnmente conocida como cap table tras cada etapa

El siguiente ejemplo muestra un caso muy sencillo donde dos socios que tenían el 50% de los 30.000 euros de capital social reciben una inversión en la que se cede el 20% a cambio de 250.000 euros.

Guía de valoración de empresas para 2022 - Tabla cuánto vale mi empresa

La sociedad pasa a tener un valor (post-money) de 1.250.000 euros y los porcentajes de los fundadores se diluyen de un 50% a un 40%.  Esto podría parecer negativo, pero si observamos el valor de las acciones antes y después, quizá no lo sea tanto.

¿Qué te ha parecido este artículo sobre cómo valorar una empresa? ¡Deja tus comentarios y comparte!

Estas formas de financiación surgen también gracias al nuevo comportamiento del consumidor y a la transformación digital, factores que han permitido abrir nuevos caminos de ruta para los negocios. Por eso, si lo tuyo es la gestión de las finanzas Master en Dirección Financiera. ¡Te esperamos!

MBA Online

Fórmate de la mano de los mayores expertos del sector

¡Me interesa!

Elena Bello

Periodista especializada en comunicación corporativa. Departamento de Marketing y Comunicación de IEBS Business School. Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en las redes