Redes Sociales

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Redes Sociales

Redes Sociales

09 Feb 2017
1 comentarios

¿Ha conseguido triunfar el S-Commerce?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (10 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Ana Ivars Parcero

s-commerce

Los medios sociales no sólo han supuesto un cambio en la forma en que comunicamos o nos socializamos, sino también en el modo en el que adquirimos productos. Años atrás se vaticinaba un futuro exitoso y muy rentable para el ámbito social commerce. Las marcas se frotaban las manos pensando en los miles de euros que les ocasionaría la venta a través de las redes sociales, todo un mundo virtual aún por descubrir.

Por aquel entonces, el e-Commerce ya era un diamante en bruto aún por pulir, llevando como compañero de viaje el social commerce. Los expertos entendían este nuevo concepto como una experiencia para el usuario basada en la confianza e interacción. Claro queda que los usuarios que adoran una marca y la defienden a capa y espada, son grandes activos que se pueden convertir no sólo en clientes, sino también en prescriptores y ¡eureka! Ya tenemos la combinación perfecta de compraventa en las redes sociales.

Artículos relacionados:

Compraventa, usuario y RRSS: la ecuación del S-Commerce


Las marcas definían el social commerce de diferente manera: experiencia de compraventa en las redes sociales, ramificación del comercio eléctrico y un nuevo canal en el que el usuario y posible comprador busca la adquisición de productos a través de las redes sociales. Al final de la ecuación tenemos tres denominadores en común: compraventa, usuario y redes sociales. Parecía que el fin de las marcas no era sólo investigar, atraer y conseguir leads, un nuevo concepto llamaba al éxito, comenzaba la época de oro del social commerce.

El concepto de tiendas sociales dónde el usuario tenía la oportunidad de ver un catálogo, comentar con el resto de internautas la calidad o precio del producto, para después adquirirlo, era una idea bastante exitosa. Comprar siempre había sido una actividad estrechamente ligada a nuestra vida social, por lo que se podían aprovechar las redes sociales con el reto de llegar a consumidores activos y potenciales. Sin embargo, aún existían ciertas barreras que se debían superar, ya que el usuario comenzaba la compra en su red social favorita pero acudía a la tienda online de su página web para finalizarla.

Por otro lado, los internautas buscaban en las redes sociales su marca preferida, la interacción con ellos y por supuesto un beneficio. Es absurdo pensar que los usuarios no buscan nada a cambio, nada es gratis ni si quiera su fidelidad. Promociones, descuentos, cheques regalos, cupones comerciales y demás ofertas aparecían en Facebook y Twitter. Las marcas encantadas con esta nueva forma de negocio comenzaron a desarrollar estrategias, innovar y adaptar su  publicidad a este nuevo canal de venta. Pues esperaban el engagement, la credibilidad y reputación que sólo los clientes podían aportar a sus productos. La compra social existe, los usuarios comparten sus experiencias y dudas antes y después de adquirir el producto, pues necesitamos el consejo de nuestros similares.

Social Commerce

Un consumidor evolucionado aparece, quiere opinar, hablar y ser escuchado. Marcas y usuarios buscan la bidireccionalidad en la comunicación, preguntas y repuestas, dudas y soluciones. En las redes sociales el usuario pasa de ser extraño a conocido, adquiere el protagonismo, las marcas le asignan nombre y apellidos. Por lo que era una clara conversión: los amigos se convierten en clientes y los clientes en venta segura. Si los usuarios pasaban más del 40% del tiempo pegados a las redes sociales podría parecer lógico que las ventas del futuro fueran a través de este medio.

➡️ Twitter fue la primera red social que se lanzó a la aventura en 2014, introduciendo su botón de  “Comprar” en las publicaciones. Un nuevo enfoque comercial basado en el papel que las redes sociales ocupan en la vida de los usuarios.

➡️ Facebook también se aventuró a introducir en su menú el botón “Shopping” a través del cual los usuarios podían ojear los catálogos, descargarse los productos e información y finalmente con un clic adquirirlos. Sin embargo la red de Mark Zuckerberg no sólo quedaba ahí, pues aplicaciones externas como Beetailer, Ecwid o Tiendy aparecían para crear tiendas online en Facebook.

En España algunas empresas del sector turístico se lanzaron en la aventura, pero fue en USA dónde pudimos ver empresas que dieron el gran salto al social commerce. Varios ejemplos son P&G. con su venta de pañales Pampers a través de Facebook. o la marca de ropa Pull&Bear, que a través de una aplicación de Facebook quería que los usuarios compartieran fotografías probándose la ropa en su red social y así motivar la venta a través de este canal.

[Tweet “Twitter y Facebook dieron marcha atrás en sus estrategias #SocialCommerce ¿Por qué? @AnaIvarsParcero”]

Fase de despegue abortada


En un boom, todas las redes sociales comenzaron a crear su estrategia de venta, lanzar los botones de compra y hacerse un hueco a codazos en el social commerce. Todo parecía apuntar un nuevo éxito. Los usuarios aumentaban el consumo frente a sus plataformas sociales favoritas y por lo tanto era de pensar que el siguiente paso sería realizar compras. Los analistas y expertos aseguraban un futuro próspero para la venta a través de las redes sociales.

Sin embargo, lejos de la realidad el social commerce parecía no cuajar entre los usuarios. ¿Qué había pasado? Diversas teorías saltaron sobre la palestra. Algunos afirmaban que los usuarios acuden a Facebook y Twitter para establecer comunicación con sus contactos, ver el último Gif de Kim Kardashian o ser policía de Grimsborough por unas horas en Criminal Case, no para comprar productos.

Google trends social commerce

Vuelo cancelado


A principios de este año, Twitter anunciaba que retiraba su botón de “Comprar” como una de las acciones enmarcadas en su estrategia comercial, ya que no había causado interés entre los consumidores. Por otro lado, Facebook tiene una serie de planteamientos bien diferentes al social commerce. Queda claro que todo ha quedado en un boom pasajero.

Esta ha sido la respuesta de los usuarios ante un nuevo canal de venta. A día de hoy tan sólo un 1,8% de los internautas utilizan las redes sociales para comprar, nadie se ha dejado convencer por esta estrategia.

El error quizás no reside en pensar que la compra a través de las redes sociales era algo imposible, sino en no determinar que la búsqueda de productos para su compra en las redes sociales no es más que una fase durante el proceso de adquisición. Analistas siguen ratificándose en la potencialidad y protagonismo que tiene el social commerce. A pesar de este primer pinchazo, aún tiene muchas ruedas de repuesto. Pero teniendo en cuenta las verdaderas necesidades de los usuarios, simplemente debemos digerir que no les gusta comprar en las redes sociales. Por su parte las Redes Sociales no pueden esperar a que el usuario cambie de parecer, el tiempo corre en su contra. Otras estrategias deben arrancar motores y llevarles al éxito.

[Tweet “El fracaso del #SCommerce: “a los usuarios no les gusta comprar en las #RedesSociales” @AnaIvarsParcero”]

En estos cinco minutos de lectura, has compartido conmigo la subida al éxito y la caída al fracaso del social commerce. Espero que te haya gustado y no dudes en dejar tus aportaciones y compartir el artículo en tus redes sociales.

Las redes sociales son la herramienta ideal para apoyar tu crecimiento, así que si tienes un comercio electrónico no dudes en darles una oportunidad. Si quieres aprovechar todas las posibilidades del social media, la geolocalización y la movilidad en tu tienda virtual, con el Postgrado en e-Commerce Omnichannel, donde lograrás una visión transversal del comercio electrónico.

Postgrado en e-Commerce Omnichannel

Realiza un viaje a través de todo el proceso de compra

¡Me interesa!

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Un comentario en “¿Ha conseguido triunfar el S-Commerce?”

  1. En España tenemos un problema importante con los e-commerces: la logística. No se trata del tiempo de entrega, sino del coste del tiempo de entrega.
    Mientras no resolvamos el “e”-commerce, no tendremos respuestas para el “s”-commerce.
    El segundo da entrada, el primero frustra expectativas.

    Buen artículo, Ana, Felicidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

SUBCATEGORÍAS

LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

Si lo prefieres puedes seguir nuestro RSS:
x
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

No gracias, seguir leyendo el post