CategoríaFinanzas

Break even point: la fórmula para el éxito financiero

Tiempo de lectura: 6 min
3

Cuando abrimos cualquier negocio es probable que las ganancias tarden meses o incluso años en llegar. Para visualizar y estimar cuándo será este momento y qué necesitamos para llegar a él, se calcula el Break even point o punto de equilibrio. En este artículo te enseñamos qué es, la fórmula y cómo mejorarlo en el caso de que lo necesites. ¡Sigue leyendo!

Te puede interesar: Master en Finanzas

Infografía

Qué es el Fintech, definición, sectores y ejemplos de startups

Descargar

¿Qué es el Break even point o punto de equilibrio?

El «Break even point», también llamado «punto muerto» o «punto de equilibrio» es el punto en el que el coste total y los ingresos totales son iguales. Esto significa que no hay ni pérdidas ni ganancias en la empresa. Es decir, que hemos alcanzado el nivel en el que los costes de producción son igual a los ingresos de un producto.

Puede parecer banal pero se trata de un cálculo importante para cualquier negocio nuevo, ya que los inversores potenciales de una empresa no solo quieren conocer el rendimiento de nuestras inversiones, sino también el momento en el que lo obtendremos.

No hay un tiempo estipulado para todas las empresas para alcanzar el Break even point. De hecho la mayoría tardan años en tener ganancias y, por lo general, perdiendo dinero en los primeros meses, o incluso años, hasta conseguir el punto de equilibrio.

Por otro lado, para las organizaciones, conocer el punto de equilibrio suele ser una herramienta útil no solo para analizar los costes y evaluar las ganancias que tendrán dependiendo del volumen de ventas, sino también para demostrar su potencial de recuperación.

¿Cómo se calcula el Break even point?

Ahora que ya sabemos qué es, veamos cómo calcularlo.

Esta fórmula nos permite conocer cuántas unidades necesitas vender para encontrar el Break even point y cuándo deberás ingresar para conseguirlo. La fórmula es la siguiente:

Punto Equilibrio = Costes Fijos / (Precio de Venta – Coste de venta)

Es decir, deberemos dividir el coste fijo por la diferencia entre el precio unitario y el coste variable unitario. A la diferencia entre el precio de venta y el costo variable unitario se le llama «Margen de Contribución».

Veámoslo en un ejemplo. Imagina que el producto cuesta el valor de 100€ y el coste variable unitario es de 50€ y los costes fijos suman 25.000€.

Punto Equilibrio = 15.000 / (100 – 50) = 300

Master en Finanzas

Aprovecha las oportunidades del fintech en el sector financiero y bancario

¡Quiero informarme!

En este caso, el punto muerto es 300, lo que significa que tendrán que vender 300 unidades para conseguir el Break even point.

Por qué necesitas conocer el punto muerto

Existen muchas formas en las que un análisis de equilibrio puede afectar a las decisiones comerciales de una empresa. Esto se debe a que puede ayudar a determinar cómo variables de coste, precio y cantidad vendida pueden afectar a la rentabilidad de la compañía.

Los beneficios son los siguientes:

  • Determinar cuándo un negocio empieza a generar beneficios: Nos permite saber cuántas unidades necesitamos vender para obtener beneficios. Esto puede ayudarnos a establecer objetivos de ingresos adecuados.
  • Establecimiento de precios: El Break even point puede influir en nuestra estrategia de precios. Las empresas en mercados competitivos fijan el precio de sus productos para atraer y competir con sus competidores. Sin embargo, entender cómo la estrategia de precios afecta al margen bruto es crucial para mantener un resultado financiero saludable.
  • Análisis de costes: También es útil para analizar los costes de un negocio, incluidos los costes fijos totales. Para evitar que una empresa opere con pérdidas, deberás mantener los costes del negocio bajo control. Para ello, tendrás que identificar las fluctuaciones en los costes totales para cubrir los gastos que pueden haber sido pasados por alto. También es útil para identificar tendencias en los costes del negocio. Esto te ayudará a detectar si los costes variables por unidad están aumentando.
  • Analizar el rendimiento del producto: Calcular y monitorizar el punto de equilibrio puede ayudar a analizar el rendimiento y el margen de contribución de un producto. También es importante para determinar el riesgo asociado con el almacenamiento de un nuevo producto. Las líneas de productos que son costosas o que no se venden bien pueden tardar más en volverse rentables. Del mismo modo, un producto o servicio con un margen de contribución demasiado bajo supondrá que la empresa tarda más en alcanzar la rentabilidad.

¿Cómo mejorar el break even de una empresa?

Como nos podemos imaginar, lo importante es intentar mantener el punto de equilibrio lo más bajo posible para que el negocio siga siendo rentable incluso en el caso de que las ventas disminuyan. Para reducir esta cifra puedes hacer lo siguiente:

Reducir costes fijos

Las empresas convencionales suelen tener muchos gastos fijos, como el alquiler de las oficinas o del local, los salarios de la plantilla o el equipo de producción que se utilice. Al reducir estos costes la empresa necesitará realizar menos ventas para cubrir los costes fijos restantes.

Reducir costes variables

Otra opción para reducir el punto de equilibrio de una empresa es aumentar el margen de contribución promedio que se obtiene de cada venta. Una forma de hacerlo es reduciendo los costes variables. Esto puede traducirse en rediseñar los productos para reducir los costes, estandarizar los componentes en todas las plataformas de productos para obtener descuentos por compras por volumen o aumentar la fiabilidad de los productos de modo que requieran menos reparaciones en garantía.

Mejorar el margen de contribución

Otra forma es vender una mayor proporción de bienes y servicios con márgenes de contribución más altos. Esto se puede hacer modificando las acciones de marketing para favorecer y promocionar los productos que tengan el margen más alto, así como aumentando las comisiones sobre estos.

Incrementar precios

Por último, otra opción será establecer precios más altos. Este enfoque solo funciona si los clientes no son especialmente sensibles a los aumentos de precios. De lo contrario, comprarán en otro lugar, lo que resultará en una reducción directa de las ventas. Aumentar los precios es una buena opción cuando la empresa es vista como un proveedor de alta calidad o los productos tienen una marca muy bien percibida.

Aunque parezca sencillo, reducir el punto de equilibrio no es fácil. Por ejemplo, la reducción de costes fijos puede afectar directamente a la capacidad de producción de la compañía o, por otro lado, aquellos negocios que tengan una fuerte competencia pueden impedir que aumenten los precios. Cada negocio es un mundo, y tendrán que tomar las decisiones que más se ajusten a sus necesidades.

¿Qué te ha parecido este artículo sobre cómo calcular el Break even point? Deja tus comentarios y ¡comparte!

Hoy en día se necesitan expertos que lideren proyectos, profesionales adaptados a los desafíos de la industria que sepan cubrir las necesidades actuales de sus clientes. Si quieres ser uno de ellos, fórmate con el Master en Finanzas. Sé capaz de desarrollar modelos de negocio adaptados a los cambios tecnológicos que se está sufriendo en los entornos de la industria fintech. ¡Te esperamos!

Master en Finanzas

Aprovecha las oportunidades del fintech en el sector financiero y bancario

¡Quiero informarme!

Elena Bello

Periodista especializada en comunicación corporativa. Departamento de Marketing y Comunicación de IEBS Business School. Leer más

Deja una respuesta

Síguenos en las redes