CategoríaCreación de empresas

Errores de un nuevo líder que no deberías cometer

Tiempo de lectura: 8 min
1

Conseguir un ascenso o comenzar como emprendedor es un reto que conlleva nuevas responsabilidades para las que no siempre estan preparados. Te proponemos conocer los errores que como nuevo líder no deberías cometer. Porque un ascenso no solo conlleva mayor salario, sino también saber actuar como un verdadero líder. ¿Quién no ha tenido nunca un jefe al que habríamos aconsejado?

Te puede interesar: MBA en Emprendimiento Digital 

¿Qué es un buen líder?

Antes de saber qué errores puede cometer un nuevo líder es importante entender a qué es el liderazgo.

El liderazgo son todas esas habilidades que posee una persona para influir en los demás, hacer que trabajen en equipo y por un mismo objetivo. El liderazgo no se centra únicamente en el líder sino que engloba a todo el equipo.

Según John Kotter, de la Harvard Business School, un buen líder define cómo será el futuro, alinea a las personas con esa visión y las inspira a que la lleven a cabo a pesar de los obstáculos. Pensemos por un momento en el discurso I have a dream de Martin Luther King. Sin ninguna duda, ese discurso cambió la historia de EE.UU.

Una visión puede ser el motor que impulse a las personas a lograr un objetivo común. Y lo que hace un líder es conseguir que las personas hagan suya esa visión. Finalmente tiene que ser capaz de movilizar toda esa energía a la consecución de las metas.

Teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente, te contamos algunos errores que puedes cometer como nuevo líder.

Errores de un nuevo líder

1. Desconocer las competencias de tu equipo

Al comenzar en un puesto con personas a tu cargo, lo primero que deberías hacer es conocer quién se dedica a qué.

Analizar el perfil de cada uno de ellos encontrando las fortalezas y debilidades permitirá que veas quién te puede acompañar y aconsejar durante los primeros meses. Para ello debes ponerte en su lugar de puesto de trabajo. Cuanto más conozcas las competencias de cada empleado podrás identificar oportunidades para mejorar la eficiencia y el entorno.

2. Querer cambiarlo todo

Otro de los errores surge cuando deseas hacer cambios dentro de la empresa y acabas de llegar. Muchas veces no eres consciente y lo haces por entusiasmo y por traer propuestas nuevas. Sin embargo es importante analizar si ya se han contemplado y por qué no se han hecho antes.

Recuerda que todo cambio debe estar justificado según la lógica interna de la empresa y que afecta de cierta manera a los trabajadores

3. No abandonar tu puesto anterior

En muchas ocasiones es difícil desligarse de la labor anterior —emocional o laboralmente— debido a la sensación de seguridad que este generaba. Es por ello que es importante hacer un proceso de transición y entrega de funciones para poder enfocarte en lo nuevo.

4. Líder ¿yo?

Asumir un puesto nuevo y adaptarse a él lleva su tiempo. En este caso, como nuevo líder, no solo importa el trabajo diario que hagamos, sino también cómo nos comportemos con los empleados, con otros socios y clientes. 

Hay que tener en cuenta que cuando estás tanto dentro como fuera de la empresa eres líder. Este es uno de los errores más comunes como nuevo líder. Muchas veces es fácil olvidarlo, pero es en los pequeños detalles donde un líder actúa como tal.

5. Descuidar el equipo

Los beneficios para ti lo son para la empresa y para todo el equipo. Es fundamental, además de conocer al empleado, que este esté motivado. No solo permanecemos en un puesto de trabajo por motivos económicos, necesitamos incentivos que van mucho más allá del dinero.

Como nuevo líder debes conocer cuáles son estas motivaciones. Puede que tu equipo no esté rindiendo lo que debería, no porque no sepa como hacerlo sino por falta de reconocimiento. Establecer lazos con los empleados ayudará a generar una confianza que permitirá una mejor comunicación, mejoras en el entorno y resultados positivos en el trabajo.

Si ves que no hay forma de cambiar la actitud del equipo de trabajo, puedes trabajar en conjunto con el departamento de Recursos Humanos para llevar a cabo acciones que identifiquen los motivos y la búsqueda de una mejor relación.

Video

Retos y tendencias de emprendimiento digital

Descargar

6. No saber delegar

No se trata de que tomes todas las decisiones, lo ideal y coherente es crear un equipo en el que poder apoyarse y contar con ellos a la hora de liderar. Poder hacerlo todo no significa que se pueda hacer sin ayuda. Al asumir más labores no estás buscando la eficiencia sino perpetuar tu rol como autoridad.

Esta carga de trabajo que nos echamos al hombro se da debido a que cuando estamos en un puesto de trabajo asumimos la responsabilidad de nuestras tareas. Esto debe cambiar cuando se entra en una empresa como líder ya que el volumen de trabajo aumenta exponencialmente y querer realizarlo todo por nosotros mismos nos resultará imposible. Aquí yace la diferencia entre jefe y líder.

Recuerda que delegar no solo liberará tu carga para dedicarte a otras funciones, además transmitirá confianza.

Master en Emprendimiento Digital

Aprende con los mejores profesionales

¿A qué esperas?

7. Tener miedo a una situación clave

Este es un error que como nuevo líder es normal cometer. En algún momento a lo largo del tiempo nos tendremos que enfrentar a la toma de decisiones que recaen únicamente sobre nosotros.

Conseguir hacerse cargo de una situación complicada, aunque esta acabe saliendo mal, demuestra la capacidad de gestión y reacción.

Piensa por ejemplo en la conversación con un empleado que no está rindiendo como te gustaría. Es una conversación que no quieres tener pero que, entre más retrases, más repercusiones tendrá sobre la empresa y sobre el desempeño del departamento que tienes a cargo.

Recuerda que la forma de comunicarte es clave en situaciones así, usar palabras inadecuadas o mostrarte inseguro puede llevar a malentendidos o a empeorar la situación.

8. Imponer la autoridad

Debes saber cómo dirigirte al trabajador. Demostrar tu poder y tomar decisiones solo porque puedes, no es una buena estrategia a seguir.

Imponer decisiones arbitrarias no refuerza tu posición de líder, sino todo lo contrario. Con ello sólo consigues miedo y que los empleados no aporten nuevas ideas o mejoras, por lo que nunca sabrás por qué no avanza la empresa.

9. No tener objetivos de equipo

Plantéate objetivos a medio y largo plazo que sean alcanzables y en los que cada integrante de tu equipo pueda participar y aportar. Así avanzarás con una meta clara y verás los resultados de tu trabajo.

10. Dejar de lado la tecnología

Estar al día en tendencias tecnológicas y en los modelos laborales que se están generando es fundamental. No solo para tu cliente sino para tu equipo. Mantenerte actualizado permitirá traer la innovación a tu empresa e impresionar a tu cliente.

Además, como líderes también tenemos la responsabilidad de conocer cómo va cambiando el liderazgo e integrar esos cambios en nuestra figura de líder.

Caso Navy SEAL: 2 errores de todo nuevo líder

Jocko Willink y Leif Babin fueron dos comandantes de la Navy SEAL (los equipos Mar, Aire y Tierra de la Armada de los Estados Unidos) que tras años en puestos de liderazgo han creado un negocio basado en una guía sólida y directa sobre cómo lo hacen los SEAL’s, y por qué a su manera funciona.

Gracias a la disciplina mental y física y las habilidades de liderazgo que aprendieron pudieron identificar 2 errores que todo nuevo líder comete:

Piensan que deben saberlo todo

Si hay algo que no sabes lo mejor que puedes hacer como nuevo líder es levantar la mano y decir, “Chicos, soy nuevo en esto ¿Conocéis una forma de hacerlo mejor? o ¿Sabéis cómo hacerlo? o ¿Podéis echarme una mano?”.

Willink aseguró que el miedo a perder credibilidad hace que los líderes eviten realizar estas simples preguntas. Sin embargo, es este acercamiento aumenta el respeto del grupo ya que demuestra honestidad.

Así que no te preocupes por decir “no lo sé” dice Willink. “Está bien. ¡Acabas de llegar! Nadie espera que lo sepas todo. Relájate. Y haz algunas preguntas”.

Esto puede sorprender a aquellos que han aprendido que el liderazgo exige saber todo sobre el trabajo del equipo y ser así la máxima autoridad. El segundo error que como nuevo líder no debes cometer no lo habíamos visto hasta ahora.

Piensan que sus problemas son únicos

Babin contó que encuentra de forma regular a nuevos líderes convencidos de que los problemas a los que se enfrentan son tan específicos para ellos que la ayuda que se pida no servirá de nada. “Y piensan que sus problemas son más duros que los problemas de los demás”.

«Siempre que te pongas excusas a ti mismo, nunca vas a resolver los problemas que están causando que no actúes como deberías, y por lo tanto continuarás repitiendo los mismos fallos” dijo Babin. “Da un paso adelante, encuentra la forma de resolver esos problemas y gana”.

Los integrantes de las SEALs están sometidos a una presión y a una disciplina difícil de imaginar para cualquiera de nosotros. Por eso, estos dos excomandantes como formadores SEALs, saben que la práctica y el trabajo en el campo de batalla son lo que forman a un buen líder.

Después de ver estos puntos ¿piensas que un líder nace o se hace? Si apuestas por la segunda opción, te proponemos nuestro Master en Emprendimiento Digital. Aprende a desarrollar y validar tu idea y modelo de negocio, plantear una estrategia de crecimiento empresarial y aprender las competencias y habilidades imprescindibles para tener éxito en un emprendimiento de base tecnológica y de internet.

Master en Emprendimiento Digital

Aprende con los mejores profesionales

¿A qué esperas?

Marta Estaún

Leer más

3 comentarios en Errores de un nuevo líder que no deberías cometer

  1. no soy la mejor pero la verdad es que muchos de los aspectos negativos que mencionan de un lider no los tengo, aun asi llevo años en una jefatura y el equipo ya no es el mismo y la verdad es que me cuesta mucho, esta vez, resolver que hacer, nada los motiva, no quieren aportar, prefieren el chisme, se quejan por todo, piden beneficios y los deberes no los cumplen. no es todo el equipo claramente sino que hay 3 o 4 personas que estan mal influyendo. parecen estudiantes y no profesionales, no hay una autocritica pese a haber conversado con ellos, la verdad esta vez empiezo a ver difuso el camino, porque hay reaccion, no son capacez de hacer analisis, en fin…solo un desahogo

  2. Son muchos las personas que llegan a posiciones de dirección y cometen estos errores. El ego es la principal causa del descuido del equipo y creer saberlo todo. Y esto no pasa solo en los directivos de mayor edad. Ahora hay muchos nuevos jóvenes emprendedores que creen que son estrellas e infravaloran a su equipo, imponiendo sus ideas a los empleados a pesar de que ellos sean especialistas en un tema. La clave para dirigir un equipo es el desarrollo de un liderazgo transformacional en que se confíe en las decisiones de cada empleado y que todos persigan un mismo objetivo. Si os interesa aquí podéis ver algunas claves de esta modalidad de liderazgo: Emprende Pyme. Pero como ya he dicho, el principal problema es la personalización de un proyecto en una persona que se lleva todo los méritos. Eso fastidia y desgasta a los empleados.

    1. Hola Emilio, muchas gracias por tu comentario. Efectivamente, estamos de acuerdo en todo lo que has dicho, por ello uno de los errores que mencionamos es creer que lo sabes todo. Esto te lleva no confiar en tu equipo y, como dices, acabar por desgastarlo. Un buen líder no tiene que tener miedo a preguntar y a recibir feedback. Gracias de nuevo, ¡esperamos que te haya servido el contenido!

Comments are closed.

Síguenos en las redes