Innovación

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Innovación

💡 Innovación

21 Dic 2018
5 comentarios

Formación online vs. Formación presencial: Ventajas, inconvenientes y cómo elegir la mejor

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Oscar Fuente

Siempre que pienso en la formación presencial viene a mi mente aquella escena en la que un profesor dictaba su clase a un alumno que era un mero espectador ausente en la última fila. Y me sigo preguntando para qué iba a clase y ahora me pregunto ¿Qué es mejor la formación online o la formación presencial?

En este artículo resolveremos preguntas como ¿Cuál es mejor la formación online o la presencial?; ¿Qué ventajas tiene estudiar online?; ¿Cuál elegir?

formacion online vs presencial

El otro día un profesor de universidad me explicó que, cansado de impartir siempre la misma clase, había decidido grabarla en vídeo. Al principio me impactó la noticia pero luego me di cuenta de que en realidad era mucho mejor. El alumno podría ver la clase cuando quisiese y el profesor destinaría su tiempo  a tutorizarle.

Había transformado su clase presencial en un modelo mucho más flexible aprovechando las ventajas de la formación a distancia, en este caso el vídeo.

Formación online vs. Formación presencial: Ventajas, Inconvenientes y Cuál elegir

Analicemos la formación presencial. Para que esta suceda necesitamos un espacio, un tiempo determinado, un profesor y un grupo de alumnos que deberán desplazarse hacía el espacio de impartición de la clase a la hora acordada.

En la formación online las barreras de espacio y tiempo desaparecen gracias a la tecnología –no hay distancias-. Hoy en día hay que reconocer que lo único que sigue siendo insustituible es el contacto físico entre las personas, pero todo lo demás lo es.

En cuanto a resultados, diversos informes tanto del gobierno de los Estados Unidos como de algunas asociaciones de directores de personal, demuestran que en ambos casos los resultados académicos son muy similares, acreditando eso sí que la formación online desarrolla el pensamiento crítico y la capacidad de aprender a aprender entre los que eligen esta opción.

Además, la formación online está evolucionando mucho más rápido que la presencial. Los modelos de aprendizaje interactivos, la aplicación de la tecnología y la medición de los datos redundan directamente en modelos cada vez más personalizados para el alumno y, por lo tanto, de alto impacto.

Las ventajas que te ofrece una formación Online sobre la presencial son:

  • Gracias a la formación online el alumno es mucho más productivo y aprende más en menos tiempo y con menos esfuerzo.
  • La formación en línea te permite mantenerte actualizado y es la mejor manera de llevar al día la formación continua profesional.
  • El contenido es accesible veinticuatro horas y siete días a la semana, en cualquier lugar y momento.
  • Se puede aprender de los mejores profesionales no importa de donde sean o donde estén.
  • El alumno aprende de los demás y comparte su conocimiento siendo esta una de las claves por las que aprende mucho más con menos esfuerzo.
  • La comunicación entre profesores y alumnos es constante y el trabajo se desarrolla en entornos de colaboración y aprendizaje en grupo.
  • La educación virtual permite a los estudiantes ser más creativos, consistentes, eficaces y más rápidos a la hora de buscar y crear soluciones.
  • Posibilita combinar el aprendizaje formal con el informal y el social.
  • Se adapta a las necesidades de cada alumno creando entornos personales de aprendizaje.
  • El alumno potencia habilidades fundamentales como el pensamiento crítico o su capacidad de aprender a aprender.

Algunas diferencias entre la formación presencial y la online

  • En la formación presencial el centro está en el profesor y en su capacidad para transmitir su conocimiento.
  • La formación online pone en el centro al alumno y su capacidad para aprender a partir de la práctica, por eso damos la vuelta a la clase y lo más importante es aprender a través de la experiencia con prácticas.
  • En la presencial se trata de crear una experiencia única para el profesor para que pueda transmitir mejor lo que sabe y el alumno memorice todo lo que pueda.
  • Dentro de la formación online construimos una experiencia única de aprendizaje para el alumno en un entorno colaborativo donde adquiere experiencia a partir de la práctica “Experience Learning”
  • En la formación presencial memorizas lo que te enseñan y te evalúan con exámenes. Aprendes lo que debes saber pero muchas veces no aprendes cómo aplicarlo, ¿verdad?
  • En la formación online resuelves proyectos aprendiendo en grupo con tus compañeros y mentor y recibes un feedback profesional y no académico con evaluaciones continuas.
  • La formación online está transformando la cadena de valor desde un modelo centrado en el contenido y el profesor a un modelo centrado en el alumno y su aprendizaje.

¿De verdad, aún piensas que la formación online no es tu mejor opción?

En definitiva, se está produciendo un cambio de modelo donde el alumno deja de ser un mero espectador para convertirse en el verdadero protagonista.

IEBS aplica una metodología moderna y a la vanguardia de la innovación ofreciendo formación y masters online. Está considerada entre las 10 mejores escuelas de negocios de España y la primera online según el Ranking del CSIC y la 2ª de Latinoamérica según el ránking Iberoamericano.

¡Descubre IEBS!

Prueba gratis nuestra metodología

Inscribirme

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

5 comentarios en “Formación online vs. Formación presencial: Ventajas, inconvenientes y cómo elegir la mejor”

  1. Juan González at 1:52 pm

    Hola,

    Buen artículo. Dejando a un lado los métodos didácticos de la educación pública, creo que los cursos online están en auge al igual que los negocios online debido a que los tradicionales se deben adaptar al mundo 2.0 para no quedarse rezagados.

    Saludos cordiales.

  2. Rodrigo Carrasco at 8:53 pm

    Buenos días.
    He sido alumno utilizando ambas modalidades y también he sido profesor (relator) de cursos técnicos y profesionales, tanto presenciales como online por poco menos de 10 años.
    Mi experiencia me dice que ambas modalidades mantienen ventajas sobre la otra, y como en la mayoría de las cosas en la vida, no podemos extremar una posición o elegir una opción sin considerar todos los puntos de vista y a todos los involucrados, que no son solamente las instituciones y sus metodologías de trabajo muy bien pensadas.
    En este comentario no expondré todos mis puntos de vista, sino más bien una conclusión sobre la cual vale la pena debatir: el hábito de estudio del Estudiante.
    Desde mi óptica, lo más complejo de la enseñanza es habituar o disponer de buena forma al Estudiante para que aprenda algo nuevo. Y eso se hace en una interacción personal (presencial u online) rigurosa. Es cierto que no podemos restringir la interacción a una clase que se dicta en un lugar donde no todos podrán desplazarse o llegar a la hora o sentarse de los primeros (siguiendo el razonamiento de vuestra nota), pero tampoco a un lugar tan virtual que no nos obligue a participar o trabajar con los demás clase a clase, terminando por promover un alejamiento del grupo cuando algo «no va bien en el Estudiante» o pase el tiempo mientras éste decide «cómo interactuar con los recursos».
    Ambos mecanismos presentan problemas, y a mi juicio, ninguno se hace cargo de estimular al Estudiante para que active su potencial de aprendizaje a niveles mucho mayores cada vez. Cuando leo la nota anterior, distingo que se recalcan los peores atributos de una educación presencial y los mejores de una educación online, lo que no le hace justicia al debate ni incorpora realmente la visión centrada en el Estudiante. Tampoco veo esa «cadena de valor» explícita o que me convenza de que una opción es mejor que otra.
    Creo que el grado de diferenciación debe estar centrado en vestir a cada Docente con las herramientas pedagógicas adecuadas para hacer frente a una heterogeneidad de Estudiantes muy diversos, con distintos grados de madurez y que requieren les apliquen distintas formas de «invitarlos a aprender», como también herramientas de estudio y psicológicas adecuadas que permitan a cada Estudiante encauzar sus fortalezas hacia el objetivo de potenciar sus habilidades y engrosar sus conocimientos, de manera participativa, comprometida y con una exigencia adecuada, que haga la diferencia con otras instituciones. Una mezcla entre promover y moderar actividades grupales como también individuales.
    Una institución no puede darse el lujo de perder el control sobre docentes ni alumnos, sino que debe tratar el paradigma enseñanza-aprendizaje como un proceso continuo que irá requiriendo muchas mejoras a medida que se desarrollan los cursos.
    A mi me gustaría leer una propuesta que contemple todas estas variables y se haga cargo de impulsar al Estudiante a que se comprometa y gratifique en el viaje que emprende cada vez que ingresa a un nuevo curso. Una metodología que no permita que cada Estudiante escoja el modelo que mejor se adecúe a su realidad de tiempo y dinero disponibles, sino más bien este último «compre» una metodología que le enseñe a estudiar y aprender bajo cualquier contexto (con/sin trabajo, desde la casa, en una universidad, en un aula virtual, etc.) y el desafío (o misión) de una institución debe ser el atacar la motivación del Alumno para que en primer lugar asimile herramientas que le permitan estudiar de forma ordenada y productiva y que en paralelo le permita acumular más conocimientos con contenidos adecuados, actualizados y con una carga teórico-práctica balanceada.
    Mi experiencia me ha enseñado que un Alumno con mala base no rinde en ninguna estructura educativa si no es reforzado continuamente bajo un modelo que le permita sentirse desafiado constantemente, iniciando en un nivel adecuado a su realidad y cuya exigencia va subiendo también continuamente, a un ritmo que finalmente le permita conseguir los objetivos que se traza.

  3. Eduardo Cazal at 6:32 pm

    Creo que la formacion on-line es lo que se impone, ahora bien, en este articulo cuando se exponen las diferencias entre la formación presencial y la online; se toma un modelo de enseñanza presencial conductista y vertical. Si hablaramos de un aula que trabaja en aprendizaje significativo y construcción de conocimiento las diferencias no serian tan evidentes

    • Marta Estaún at 1:36 pm

      Hola Eduardo, muchas gracias por tu comentario, es muy interesante lo que propones. Nos alegra que añadas más información y tu punto de vista ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBETE AL BLOG
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog
SUBCATEGORÍAS
LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

Si lo prefieres puedes seguir nuestro RSS: