CategoríaRRHH 4.0

Qué es la gestión por competencias y cómo afecta en la productividad

0

Gran parte de la popularidad actual del coaching en las empresas es el resultado del cambio de paradigma en la forma en que las organizaciones gestionan a las personas. De hecho, la gestión por objetivos, que en su día reemplazó el formato tradicional de gestión de las empresas, está dando paso ahora a una forma más justa de gestionar a las personas: la gestión por competencias. ¿Quieres saber en qué consiste? ¡Sigue leyendo!

Te puede interesar: Master en Recursos Humanos Online

¿Qué es la gestión por competencias?

Cada vez son más las empresas que adoptan un sistema de gestión por competencias. Todo parece indicar que los directivos son cada vez más conscientes de que la diferencia entre las empresas de éxito y las que no lo tienen es el personal. Ya no se puede gestionar una empresa sin tener en cuenta el desarrollo profesional y el compromiso de los trabajadores. La capacidad de implementar una buena estrategia depende de los empleados, de cómo se les trata, de sus habilidades y competencias y de su esfuerzo por contribuir a la empresa.

En este sentido, la gestión por competencias es la práctica de identificar las habilidades clave necesarias para que un empleado alcance el desempeño objetivo en su función específica. Luego, esas habilidades se desarrollan para alinearse mejor con la estrategia comercial de una organización.

Si analizamos el significado, hay que observar las competencias en sí mismas. También conocidas como habilidades, valores y comportamientos. Representan «cómo se debe conseguir» en vez de «cuál es el objetivo» de una meta. Tener las competencias claramente definidas permite a los trabajadores saber exactamente qué se espera de ellos y cómo deben llevar a cabo sus tareas.

La gestión de competencias también engloba las competencias de la propia organización. Toda empresa debe tener de cuatro a seis competencias que les represente. El objetivo es fortalecer la cultura del negocio y resaltar las diferencias con los competidores.

En resumen, la gestión de competencias es el proceso de identificar, gestionar y desarrollar las competencias de los empleados. Se trata de alinear las habilidades y comportamientos de los empleados con los objetivos de la empresa. Cuando se utiliza como base para reclutar, desarrollar, involucrar o retener a los empleados, brinda a las organizaciones una gran ventaja competitiva.

Video

Employer Branding: cómo atraer talento

Descargar

Ventajas de la gestión por competencias

Las empresas se enfrentan a desafíos cada vez mayores a la hora de retener empleados altamente cualificados en un mercado competitivo. Esto, lo hacen mientras intentan mejorar el desempeño y desarrollar el talento de liderazgo desde adentro. Veamos qué otras ventajas ofrece la gestión por competencias:

  • Identifica las habilidades que necesita cada persona para desempeñarse bien con el objetivo de tener éxito.
  • La capacidad de identificar las habilidades necesarias para un trabajo hace que el departamento de recursos humanos pueda identificar mejor a los candidatos que tendrán éxito en un puesto.
  • Se mejora la retención de empleados. Aquellos que sientan que su equipo de liderazgo está invirtiendo en ellos tienen más probabilidades de permanecer en su trabajo, manteniendo sus habilidades y conocimientos dentro de la organización.
  • La productividad mejora con la capacidad de evaluar las habilidades, identificar las que le faltan a un empleado y brindar la capacitación necesaria.
  • Los problemas y errores disminuirán a causa de esta mejora de la capacitación.
  • Conocer las habilidades necesarias para que la organización crezca será más fácil de cara a buscar a nuevos empleados.
  • Los líderes se pueden crear desde adentro. Las oportunidades de liderazgo son importantes para los empleados. Por eso, construir un equipo de liderazgo leal y capacitado a través de una gestión de competencias efectiva involucrará a los empleados a largo plazo.
  • La identificación de las competencias básicas de un puesto crea un empleado más fuerte y preparado.

¿Cómo se adquieren las competencias?

El desarrollo de competencias no es un tema fácil. Estamos hablando de adquirir nuevos hábitos. Este proceso muchas veces comienza con la eliminación de malos hábitos que dificultan los aspectos que deseamos mejorar. Para ayudar a las personas a desarrollar sus competencias, el primer paso es entender cómo se crean los hábitos a través de las decisiones que toman y cómo podemos influir en este proceso.

Algunas de las competencias más comunes son las siguientes:

  • Creatividad
  • Flexibilidad
  • Organización
  • Gestión del tiempo
  • Liderazgo
  • Enfoque en resultados
  • Pensamiento lógico
  • Negociación
  • Servicio al cliente

Por otro lado, las competencias son el resultado de los rasgos, conocimientos, motivaciones y habilidades innatos del individuo. Los rasgos innatos son los factores genéticos que afectan al comportamiento y son difíciles de cambiar. Por lo tanto, nos centraremos en el desarrollo de conocimientos, motivaciones y habilidades. El medio por el que se desarrolla cada uno de estos aspectos es a través de la información, la educación y la formación respectivamente.

Conocimiento

El conocimiento se obtiene mediante la adquisición de nuevos datos. Tanto información cuantitativa como cualitativa de la realidad. Esto generalmente se logra haciendo cursos o leyendo libros especializados. Para desarrollar cualquier tipo de competencias (por ejemplo, negociación, trabajo en equipo o gestión del tiempo) lo mejor es comenzar adquiriendo conocimientos teóricos sobre el tema.

En este sentido, sin una actitud adecuada por parte de la persona que escucha o lee es prácticamente imposible aprender nada. Una parte importante del trabajo del coach es fomentar esta actitud favorable hacia el aprendizaje y sugerir los cursos o libros más adecuados para la adquisición de una competencia determinada.

Master en Recursos Humanos Online

Aprende a emprender de la mano de grandes profesionales

¡Quiero informarme!

Motivaciones

Las motivaciones son los impulsos que tiene un individuo para realizar una determinada acción. El desarrollo de las motivaciones adecuadas requiere de un proceso educativo que permita al individuo conocer de antemano las consecuencias de sus acciones y omisiones.

Una fuente de educación fundamental es el ejemplo de otras personas y los valores fomentados por la cultura en la que trabaja el individuo.

Habilidades

Las habilidades son aquellas capacidades operativas que facilitan la acción. El desarrollo de habilidades requiere un proceso de formación. La práctica adecuada permite la adquisición de hábitos y formas de hacer las cosas más eficaces.

Por ejemplo, para desarrollar la competencia de la gestión del tiempo una persona debe adquirir una serie de habilidades. Una de ellas es el uso efectivo de la agenda, que consta a su vez de varios hábitos: programar actividades, registrarlas correctamente, consultar la agenda con frecuencia, etc.

Cómo implementar la gestión por competencias

A continuación, te explicamos cómo implementar la gestión por competencias:

1. Evaluación

El primer paso es asegurarse de que los empleados cuenten con las competencias esenciales que necesitan para hacer bien su trabajo. Para ello, podemos realizar una evaluación de falta de habilidades para identificar las cruciales, de modo que podamos proporcionar exactamente la capacitación que necesitan.

Este modelo mejora el impacto y la rentabilidad de su formación, ya que nos aseguramos de que los trabajadores dediquen su tiempo a mejorar las habilidades que marcarán la diferencia.

2. Desarrollo de liderazgo

En segundo lugar, deberás identificar y preparar a los futuros líderes. Para ello, puedes utilizar herramientas de gestión de competencias como una evaluación de habilidades para identificar a aquellos empleados que están mejor preparados para asumir roles de liderazgo. También deberás seleccionar a aquellos que consideres que podrían ser líderes en un futuro.

Una vez detectados, se le brindará la capacitación, los planes de desarrollo, el apoyo y las experiencias que necesite para fortalecer sus competencias de liderazgo.

3. Planifica la sucesión

Anticiparse a las situaciones te brindará más posibilidades de tener éxito. Por eso, debes empezar con años de anticipación a planificar la sucesión de los líderes y preparar a la próxima generación. Los motivos pueden ser diversos, desde una jubilación hasta por un cambio de clima empresarial o por cambios en la industria.

4. Planificación

Igual que el punto anterior. Cuanta más planificación de la continuidad del negocio haya, mejores resultados obtendremos. Una empresa no puede permitirse que los desastres naturales, las pandemias u otras crisis interrumpan el negocio de su organización cuando, por ejemplo, los empleados no puedan ir a la oficina a trabajar. Los sistemas de gestión de competencias proporcionan un catálogo listo de habilidades de cada empleado para que puedan analizarse las pérdidas y desarrollar una respuesta lo más rápido posible.

¿Qué te ha parecido este artículo sobre la gestión por competencias? Deja tus comentarios y ¡comparte!

Por último, si quieres aprender a dirigir el capital humano de una empresa, desde la retribución, la contratación, la prevención de riesgos laborales y la extinción laboral, fórmate con el Master en Recursos Humanos Online. Aprenderás de la mano de los mayores expertos del sector. ¡Te esperamos!

Master en Recursos Humanos Online

Aprende a emprender de la mano de grandes profesionales

¡Quiero informarme!

Elena Bello

Periodista especializada en comunicación corporativa. Departamento de Marketing y Comunicación de IEBS Business School. Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en las redes