Digital Business

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Digital Business

🎓 Digital Business

16 May 2018
161 comentarios

El impacto de la transformación digital en las empresas sociales

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (12 votes, average: 4,00 out of 5)
Cargando…
María Mercedes García Díaz

[Actualizado Octubre 2018]

Cuando hablamos de empresas sociales hacemos referencia a un término más bien reciente que emerge en la última década y que alude a un nuevo modelo de gestión empresarial que no solo busca la rentabilidad económica sino que también se preocupa por los problemas de su entorno. Hablamos de empresas que entienden que conseguir un crecimiento económico con igualdad social y respetando el medio ambiente ha de ser un valor constitutivo del ADN empresarial.

Estas empresas, responsables socialmente, representan sin duda un cambio en la ética en los negocios dejando de lado la visión utilitarista clásica y dando paso a un nuevo paradigma donde se promueve un modelo de gestión que podemos denominar como “capitalismo consiente”.

Una nueva ética de la empresa en la actualidad se traduce en la apuesta por “empresas sociales”.

Por qué es vital apostar por empresas con ética

  • Estamos frente a la necesidad de renovar el modelo de crecimiento económico y más aún debido a la conciencia general que ha generado el impacto de la crisis mundial en distintos actores sociales. Tanto gobiernos, como empresas, entidades no lucrativas así como personajes influyentes hacen un esfuerzo por incentivar a los agentes económicos a responder a los grandes retos que afrontan las sociedades modernas a nivel internacional: erradicación de la pobreza, sostenibilidad medioambiental, igualdad de género, enseñanza, promoción de la paz plasmados en los objetivos de desarrollo sostenible.
  • Se asume de manera unánime que el crecimiento económico ha de ser sinónimo de crecimiento social y esto inclina la balanza entre acumulación de capital y distribución de la riqueza hacia esta última o al menos esto es lo que está en juego.
  • Los consumidores son cada vez más consientes de su poder de negociación frente a las empresas. El consumo responsable es ahora un valor transversal que obliga a las empresas a adaptar sus productos, servicios y mensajes publicitarios a estas demandas del prosumer.

Este modelo de gestión socialmente responsable y con ética permite que se desarrollen dentro de la empresa acciones dirigidas a desarrollar negocios escalables pero que a su vez involucren por ejemplo políticas medioambientales, políticas y programas de promoción de la integración laboral de colectivos desfavorecidos, acciones de apoyo al tercer sector en el desarrollo y financiación de proyectos de intervención social.

Podemos encontrar diversos ejemplos de empresas socialmente responsables y muchas las formas en que se manifiesta (Responsabilidad Social Corporativa, Marketing con causa, filantropía, subvenciones a entidades no lucrativas, apoyo a la investigación, financiación de proyectos de cooperación internacional) , pero sin duda gracias a la revolución digital estamos ante una avalancha de cambios sin igual  que puede incidir en el crecimiento y consolidación de este modelo de empresa y contribuir a incrementar enormemente su impacto en la mejora del bienestar de la población, lucha contra la pobreza, lucha contra el cambio medioambiental, promoción de valores y por último la instauración de una nueva ética de empresa.

El Big Data y cómo incrementa el impacto social de las empresas

La revolución del uso masivo de datos está ayudando a las empresas a transformarse y consolidar nuevos modelos de negocio, a conocer mejor al consumidor, a ser escalables, pero también a mejorar la calidad de vida aportando importantes avances en áreas como la salud, la educación y el empleo.

Del libro  “Big data, la revolución de los datos masivos” de Viktor Mayer-SchönbergerKenneth Cukier podemos extraer un ejemplo emblemático del poder de los datos para transformar la sociedad e impactar aspectos básicos para mejorar la calidad de vida de la población. En 2009 Google desarrollo un algoritmo capaz de predecir la propagación de la gripe invernal en los Estados Unidos gracias a una correlación de la frecuencia de búsqueda de determinados términos de los usuarios y la propagación de la gripe en el tiempo y el espacio, supero así en efectividad al  Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de este país, consiguiendo hacer predicciones y no responder como habitualmente lo hacía este  organismo que solo podía tomar medidas de forma reactiva, una vez propagado el virus.

Y este es solo un ejemplo ilustrativo de cómo el Big Data puede contribuir a generar empresas que consigan resolver problemas sociales de formas novedosas, empresas con ética que conciben su labor con responsabilidad social y tienen entre sus expectativas aportar soluciones que sean de acceso a todos, apostando por la igualdad  y el bienestar colectivo. Veamos algunos ejemplos:

La salud pública, big data y calidad de vida

Sin duda el ámbito sanitario está viviendo un cambio sin precedentes, lo importante es que los avances que se logren se distribuyan de forma igualitaria en la sociedad y consigan ser un elemento que contribuya a ofrecer salud para todos entendido como un derecho universal y no como un bien de lujo reservado a unos pocos.

Savana permite transformar el texto de las historias clínicas en Big Data. La empresa se define a sí misma como una red médica mundial solidaria. Esta solución tecnológica puede generar un gran impacto en la salud pública en los sistemas sanitarios del todo el mundo, pero no solo eso, puede ayudar a países en vía de desarrollo con serias limitaciones de recursos a conseguir acceso a datos de gran valor para mejorar y acelerar diagnósticos médicos.

En palabras de Ignacio Hernandez Medrano CEO de Savana y según cálculos de su equipo, para 2030 gracias a esta tecnología de Big Data al menos un 50% de los profesionales sanitarios de países en vías de desarrollo tendrán acceso a esta herramienta. Sin duda una gran noticia que deja entrever que no se trata solo de constituir una empresa y hacerla escalable, sino de buscar la innovación social y conseguir mejorar la calidad de vida de las personas a nivel internacional.

El big data a disposición de la defensa del medio ambiente

Vizzuality  es una herramienta colaborativa de código abierto que vela por la conservación de los bosques, para ello recopilan datos en tiempo real con el fin de detectar actividades ilegales, prevenir la deforestación entre otras posibilidades.

Está plataforma fue presentada en el evento anual Big Data for social good organizado por LUCA unidad de análisis de datos de Telefónica y de donde podemos extraer otros ejemplos de interés.

La educación digital es la educación del futuro para generar igualdad de oportunidades

La Fundación Telefónica junto con la Fundación Bancaria “La Caixa” son los promotores del proyecto Profuturo, que pretende llevar la educación digital a las poblaciones más desfavorecidas. Es un proyecto que incorpora las nuevas tecnologías como eje básico de un modelo educativo inclusivo y pretende incorporar gradualmente a otros actores con la finalidad de crear una red internacional de enseñanza.

En la actualidad y según cifras proporcionadas en la web, el proyecto ha llegado ya a 5.3 millones de niños y niñas de 23 países de Latinoamérica, África y Asia.

Modificación genética para que nazcan niños a la carta

La investigación de la edición genética de los embriones humanos está apenas en sus comienzos y está más que todo enfocada en la prevención de enfermedades, sobre todo aquellas vinculadas con mutaciones específicas. Es un tema de gran complejidad pero que se maneja muchas veces a la ligera, no se trata de poder escoger talentos especiales,  de modificar genéticamente para conseguir un gran atleta o una inteligencia superior, porque esto no es posible mediante la modificación genética y tampoco debería ser su finalidad.

La investigación en este campo va más bien dirigida a detectar enfermedades genéticas con mutaciones específicas como la enfermedad de Huntingtong o algunos tipos de cáncer para reparar estas mutaciones, como resultado podríamos conseguir erradicar dichas enfermedades.

La cuestión ética implícita en la edición genética, tal como señala Marcy Darnovsky del Centro para la Genómica y la Sociedad  organización sin ánimo de lucro de Estados Unidos, suscita muchas polémicas, pero ante todo, lo que reclaman diversos actores es que estos avances no profundicen brechas económicas estando solo al alcance de unos pocos, sino que sean avances que lleguen a la población mundial por igual.  El riesgo es que prevalezca la lógica comercial por encima del bien común de la sociedad.

Y tú qué opinas,

  • ¿Crees que realmente estamos ante la consolidación de un nuevo modelo de empresa social?
  • ¿Crees que el big data favorecerá la consolidación de nuevos monopolios empresariales?
  • ¿Hablamos de avances científicos a los cuales solo tendrán acceso unos pocos y donde prevalecerá la lógica comercial?
  • ¿La responsabilidad empresarial es retórica sin fondo para mejorar la imagen frente al consumidor o realmente hablamos de empresas que buscan contribuir a una mejor sociedad?

¿Quieres aprender cómo llevar a cabo un procesos de digitalización en una empresa tradicional? Te recomendamos el Programa Ejecutivo en Transformación Digital con el que aprenderás a hacer frente a los nuevos avances y a guiar en la implantación efectiva de procesos transformadores.

MBA in Digital Transformation

Aprende a llevar a cabo un proceso de digitalización en una empresa

¡Me intersa!

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

161 comentarios en “El impacto de la transformación digital en las empresas sociales”

  1. El Big Data lo esta cambiando todo, las predicciones cada día más exactas llegan a asustar.
    La empresa social no es tan fácil de llevar a cabo, ya que se necesitan ciertos recursos que no están a la mano de todo el mundo pero si, es parte de nuestro futuro ya que la sociedad esta exigiendo más esto. Un cuidado tanto del ciudadano, como de su entrono, haciendo que las empresas tengo que presentar un especial cuidado a este punto.

    El poder siempre es de unos pocos, pero son estos los que con las consecuencias sociales muevan los recursos a todos por igual.

    1. Hola Raúl, la cuestión es, estamos frente a nuevos monopolios en plena conformación? por ejemplo la venta de datos será un gran negocio y por lo visto la grandes empresas tecnológicas buscan aprovechar esta gran oportunidad de negocio.

      1. Hola María! Yo creo que la data sí puede llegar a hacer un gran negocio pero su esencia se pierde. Lo lindo y revolucionario para mí de la data, entre otras cosas, es la VERDAD. La data es objetiva, ya no es lo que dice el Gerente de marketing, ni lo que dice la agencia de publicidad, sino lo que dice un conjunto de personas, situaciones o experiencia acerca de algo y en mayoría o repetitivamente. La humanidad por años ha buscado “verdades” y vender o comprar DATA-VERDADES es como pagarle a alguien para que me cante la tabla. La DATA – VERDAD no solo debe ser un resultado, y se debe gozar el proceso. Tener DATA solo como resultado y sin haber conocido su proceso puede ser nefasto porque vuelve a entrar en juego la subjetividad: el YO CREO QUE… sin embargo la inteligencia del ser humano estará en hacer lo mejor con esas verdad, construir y transformarlos en acciones de bien común.

        1. Jhon, coincido contigo, pues en enfoque cuantitativo utilizado en la mayoría de las investigaciones científicas es el que ha permitido que la información que se obtenga sea verdadera, sustentada y aplicable (según el caso).

          Creo que sí es un nuevo modelo de negocio, sin embargo, nos enfrentaremos a lo de siempre, el costo y no solo aquel al que nos ofrecen la información, sino la manera en la que se obtiene, pues seguramente la invasión de la privacidad será tema del día a día cuando estos negocios lleguen a su cumbre. Para mal de nuestra fortuna no existe un “orden mundial” con respecto a las regulaciones sobre la información que se extrae de la red, tenemos el reciente caso de Facebook, donde las autoridades de Estados Unidos no supieron ni cómo abordar los temas correspondientes.

          Lo importante de esta nueva práctica será el uso que se le de, más allá del acceso.

          ¡Saludos!

    2. Es evidente de que estamos frente a la consolidación de un nuevo modelo de empresa social. El cambio a un marketing más ético y a una mayor concienciación de las empresas hacia el nuevo papel del consumidor, un consumidor más crítico y proactivo ha sido posible solamente con la revolución de Internet.
      No es que antes, la empresa no considerase a la sociedad, lo hacía, sobre todo cada vez que había una fuerte preocupación de los consumidores hacia un problema social, como fue Vietnam en Estados Unidos. Lo que ha ocurrido es que con la llegada de Internet el consumidor pasa a ser una fuente de información importante y a veces decisiva tanto para las empresas como para otros consumidores. El consumidor pasa de tener un papel pasivo a uno proactivo, donde además de tener una comunicación directa con la empresa se puede convertir en influencer para miles e incluso millones de consumidores.
      Las empresas, ante este poder del consumidor, se han tenido que adaptar y a una gran velocidad para poder satisfacerle no solo con sus productos o servicios sino también en la manera de actuar.

      En cuanto al Big Data, es una herramienta que bien usada ayuda a generar beneficios. Hay una empresa de Londres llamada Babylon Health que creó un software con toda la información médica conocida y su misión es servir como software de apoyo a los médicos a mejorar la diagnosis de los pacientes. En cuestión de segundos, insertando datos del paciente el software lanza un diagnóstico completo. Esta empresa es privada y además de dar soporte a la NHS (sistema sanitario de Reino Unido) se está extendiendo hacia otros países entre ellos ya ha firmado un contrato con China y va rumbo hacia Estados Unidos y Canadá. Babylon Heath se está convirtiendo en un coloso de la información médica a nivel mundial pero nada impide a otras empresas realizar lo mismo si invirtieran en Big Data e Inteligencia Artificial como Babylon hizo. El Big Data es una herramienta poderosa e intangible que está a disposición de todo el que quiera explotarla.

      En cuanto a los avances científicos, siempre estarán al alcance de pocos, o al menos al principio. Creo que con el tiempo se hará cada vez más asequible conseguir incluso modificar el ADN, porque reducir o eliminar ciertas enfermedades conviene a la sociedad.
      Puede ser que, en el futuro, la modificación del ADN se vea como la vacunación de ahora, o sea, algo normalizado y necesario para evitar el contagio mortal de enfermedades ya superadas a nivel médico y científico.

      Por último, en cuanto a si la responsabilidad empresarial es retórica sin fondo o no, personalmente dudo que las empresas se preocupan de verdad del medio ambiente o los problemas sociales. ¿A caso empresas como Inditex de verdad les importaba la situación de sus trabajadoras en Pakistán? Evidentemente no, ya que no han actuado, sino tras la denuncia mundial que los acusó de explotación laboral.

      “…un caso concreto en el que la empresa dueña de Zara se encontró con un problema en una instalación en un país asiático e «hizo que sus trabajadores recibieran la misma indemnización que si fueran españoles».” (elmundo.es/economia/2017/03/19/58ca89eee5fdea012e8b469f.html)

      Personalmente, pienso que las empresas se enfocan en sus beneficios siempre y en un mercado cada vez más feroz y competitivo hay que ingeniárselas para sobrevivir. Las empresas siempre buscarán reducir gastos y si eso significa no aplicar la ética empresarial, se arriesgarán hasta que las pillen y haya un escándalo global, luego ahí rectificarán y tratarán de limpiar su imagen.

  2. Ciertamente, en los últimos años estamos asistiendo a un boom en cuanto a la importancia que se le da a la parte social y medioambiental por parte de las empresas. Hoy por hoy creo que la RSC/RSE se ha convertido en un valor estratégico que las compañías comienzan a explotar y de la que se ha demostrado que se pueden obtener beneficios, sobre todo en cuanto a mejora de la imagen de marca y a la fidelización de los públicos de interés. Muchos pensaran que es una buena noticia/práctica y estarán en lo cierto, pero creo que estas empresas sólo se preocupan de estos temas en la medida en cuanto pueden sacarle cierto rendimiento económico. Es bastante hipócrita mostrar y presumir la preocupación de una empresa por ejemplo por el medio ambiente mientras a miles de kilómetros emplean a niños o mujeres en la fabricación de sus productos por salarios de miseria. Las empresas son empresas y buscan siempre su propio beneficio aunque también es cierto que muchas de ellas están experimentando cambio cultural y los equipos de RSC, aunque siguen teniendo que emplearse a fondo para conseguir ser tomados en cuenta dentro de su organización, están empezando a cosechar éxitos y reconocimientos y sobre todo a conseguir el apoyo suficiente para poner en marcha iniciativas sociales ambientales muy interesantes. He vivido de cerca experiencias de este tipo y por eso creo firmemente que las personas que se dedican a la RSC están hechas de una “pasta especial”, tienen férreos valores y principios y realmente creen en lo que hacen. Lamentablemente chocan una y otra vez contra los intereses de los departamentos de producción que suelen ser los que marcan la línea a seguir por la empresa.

    El BigData es una herramienta potentísima que todavía no ha llegado a su desarrollo máximo pero que creo que serà fundamental a corto y largo plazo. El poder de la información es brutal y la posibilidad de cruzar y comparar grandes cantidades de datos puede ofrecer soluciones a los grandes problemas de la humanidad. Me ha parecido muy interesante el ejemplo de Savana y su aplicación en los paises más desfavorecidos y cómo su uso podría ayudar en el diagnóstico precoz y posible erradica ión de enfermedades. Este caso es bastante social pero creo que a la larga, y tal como nuestra historia se ha encargado mil veces de demostrar, finalmente la información será dominada por unos pocos que tratarán de sacarle el máximo beneficio ofertando soluciones a precios desorbitados que solo podrán costearse unos pocos. Un ejemplo bastante actual es el caso de las farmacéuticas y las patentes. Existen medicamentos potentes capaz de mejorar la calidad de vida de muchos enfermos, por ejemplo de cáncer, pero la gran mayoría no tiene acceso a la médicación por su elevado coste.
    La Humanidad es egoísta y , aunque siempre existen almas desinteresadas en busca de un bien mayor y común, las expectativas no son nada positivas. Puede parecer superficial pero si nos fijamos por ejemplo en las grandes epopeyas futuristas creadas por el cine, nuestro futuro siempre es oscuro, tétrico, nos hemos cargado el planeta, muchas veces nos vemos obligados a partir rumbo a lo desconocido dónde encontrar lugares habitables y, por su puesto, el poder está en manos de las élites que manejan el devenir de las sociedades explotando al más débil y viviendo en la abundancia desmedida. Quizà me pase de agorera
    pero así es cómo lo veo.

    1. Hola Rosa, También es cierto que por ejemplo gracias al Estado de bienestar hemos conseguido en algunos países generar igualdad gracias a un sistema sanitario público de acceso universal, educación gratuita y obligatoria para todos, seguro de desempleo, pensiones. No cabe duda también que el auge del modelo monetarista, pone en peligro estos logros conseguidos durante el siglo XX y estamos ante el ataque a este estado de bienestar acusado de ineficiente, flexibilidad laboral acompaña de precarización .

      1. Realmente sería tan bonito y tan positivo que ese cambio cultural y social se diera sin que lo ensuciaran los intereses de las grandes empresas y los monopolios… Efectivamente, como dice Rosa, se han logrado muchas cosas, pero parémonos a pensar un momento:
        – Un sistema sanitario público al que de manera efectiva no todo el mundo puede acceder; un circuito del que además cada día más gente va saliendo en favor de una sanidad privada que depende en realidad de la pública para según qué cosas. Carísimas terapias y medicamentos al alcance sólo de unos pocos, enfermedades que siguen sin curarse porque no se dedican fondos a la investigación.
        – Educación gratuita y obligatoria, pero seguimos teniendo un número ingente de niños sin escolarizar. Pretendemos llevar la tecnología a la educación del 3er mundo, pero en el 1º muchos padres tienen que pedir préstamos para que sus hijos puedan comprarse el Ipad que la escuela les “sugiere” que han de tener. Nuevos métodos para educar a una infancia que carece de valores básicos como el respeto a los mayores o la ética moral.
        – Un seguro de desempleo del que se lleva abusando tantos años que al final pagan justos por pecadores.
        – Un sistema de pensiones en claro declive que no sabemos si seguirá existiendo cuando lleguemos a necesitarlo, y que deriva en un número creciente de contratación de planes de pensiones.
        – Grandes empresas que se jactan de preocuparse de temas como la educación medioambiental, la integración social o la igualdad de género. Para ello salen a plantar árboles una vez al año, contratan a dos personas en silla de ruedas y a una con discapacidad intelectual (de una plantilla de más de 4000) y presentan una cúpula directiva no precisamente igualitaria. Todo de cara a la galería, para cumplir un requisito mínimo…
        – Uso del Big Data para una mayor monitorización del trabajo de los empleados; interminables filas de logs para saber qué están haciendo en sus ordenadores en todo momento; o para traspasar la barrera de lo privado y conocer qué clientes no llegan a final de mes para ejercer sobre ellos una mayor oferta bancaria.
        Como comentaba Rosa… somos agoreros? Sí. Sin duda. Pero porque todos estos avances se nos están volviendo en nuestra contra.

  3. El compromiso social corporativo comienza por un cambio (más o menos radical, según el caso) en el compromiso y ética personal. Es aquí donde nos encontramos con las evidentes paradojas, como las que comenta Rosa Ruiz arriba, a nivel empresarial, como también ocurre a nivel de calle. Todos buscamos el precio más barato y miramos muchas veces para otro lado, si eso nos supone una gestión más efectiva de nuestros recursos (V. en la gestión doméstica, por ej.). Ciertamente, se va viendo un cambio de actitud (al menos, así lo aprecio en mi entorno), consumidores reflexivos y más responsables que, paulatinamente, vamos optando por el “con menos y mejor, y más responsable”, pero la sensación de que un precio normal, de una microempresa local, es artículo de lujo frente al low cost de las multinacionales, es un reto para cualquier empresa de a pie, y un continuo quebradero de cabeza para el consumir que pretende ser responsable. Y así con todo… porque luego nos engañan en el etiquetado, y lo BIO (que cumple normativas) tampoco es tan BIO, o multiplican eufemismos varios para nombrar a los productos-veneno para que el consumidor de a pie (y más o menos informado) tampoco lo tenga tan fácil…
    En cuanto al big data, pues igual… todo tiene su cara A y su cara B, desgraciadamente. Apostando por las personas responsables, por la educación (más integral), quizás surjan iniciativas sanas y comprometidas con los valores de todos y para todos… Otra cosa es la respuesta de las instituciones. Conozco proyectos fabulosos para el uso del big data que están en espera, solo porque la normativa actual no consigue darles salida… Re-Evolución en la vida y en la empresa.

  4. Estoy de acuerdo con todo lo que se expone en el escrito. Creo firmemente que la tecnología es una herramienta indispensable (no un sustituto final en todo) para el día a día de nuestras vidas. Y así como en nuestro día a día se van dando transformaciones para un mejor calidad de vida, las empresas también van en ese proceso de cambio. No hay empresa que se digne de tener presencia mundial sin un e-mail o cuentas en redes sociales, precísamente para hacerse sentir y hacer conocer sus trabajos, especialmente relacionados con la comunidad. Para dichas empresas, debe ser prioritario que se tomen en serio lo de la RSE, puesto que más allá de una obligación, una imposición, debería ser parte de todo aspecto importante dentro de la empresa. Qué debo retribuirle a mis trabajadores, a la comunidad, al planeta, por aceptar y usar mi producto.

    1. Hola Moises, crees que a veces la RSC puede ser contradictoria? por ejemplo Inditex tiene una potente política de responsabilidad social corporativa, pero al mismo tiempo su modelo de negocio, deslocalizado, promueve la precarización e incluso explotación laboral en países en vías de desarrollo. Esto ¿Cómo se puede entender? ¿Qué opinas?

      1. Hola María, si me permites un comentario a tu pregunta a Moises… te diría que, por ese motivo, Inditex no se alía con valores como el reparto de la riqueza, la igualdad o el feminismo, porque sería incapaz de mantener ese discurso. Se alía con el diseño, el precio y la belleza.

        1. Concuerdo con Fran, pero entonces ¿Por qué es tan apoyada la empresa si sabemos que su modelo de negocio no incluye valores? ¿Dejamos de lado eso porque obtenemos beneficios tanto materiales (su ropa) como status? Sí me dejan en qué pensar

  5. Lo cierto es que sí estamos ante un nuevo modelo empresarial. No hay duda de que, en general, ha cambiado de unos años al presente. ¿El problema? El que veníamos comentado: la crisis. Las fluctuaciones propias del capitalismo nos sitúan en uno de los peores momentos. Por otra parte, son también estos instantes en los que el consumidor comienza a ganar peso (por no hablar que no todo busca una finalidad económica, sino que además en el año y siglo en el que estamos ya debería convertirse en una constante mundial para todas las compañías). El área de RSC cada vez cobra un peso más importante, y hablo por experiencia propia. Incluso en el sector bancario, que siempre podemos tomar como menos social y clasista. El trabajo que realiza este departamento (sobre todo desde el punto de vista comunicativo) está captando mucho más la atención de los medios y los clientes (potenciales o no). Esta tendencia radica en un hecho ya probado: seguir este camino no solo hará mejorar a las empresas en términos sociales, sino que también les ayudará a mejorar sus resultados financieros.
    Por otro lado, creo que el big data favorece tanto como desfavorece la aparición de monopolios. Desde mi punto de vista, me atrevería a decir que el big data ha ayudado a que empresas como Amazon se asienten en el mercado de la manera en la que lo hace hoy en día. Sin embargo, para muchos otros sectores, el big data no presenta más que ventajas de las que poder aprovecharse no solo por el bien económico, sino también por el bien común. En general, hablar de big data es hablar de adelanto, el problema es cuando alguien da con la fórmula para sacar beneficio de ahí. Sin ser un experto en la materia, diría que también influye mucho el sector del que hablemos. Pese a defender la positividad el big data, son muchas las empresas que se aprovechan de ello y llegan incluso a traspasar la propia privacidad y seguridad de los clientes, acudiendo a técnicas agresivas para ellos (destacando principalmente en el sector financiero). Todavía nos encontramos en los primeros pasos del big data y habrá que esperar como el mundo sigue adaptándose para ver si finalmente deriva en un efecto más perjudicial que positivo.
    En cuanto a los avances científicos, no estamos antes nada nuevo. No es por recaer en la que quizás es mi personal visión pesimista, sino que es obvio que con cada paso tecnológico, y de la humanidad en general, serán muchos y muchas los que no puedan dardo al mismo tiempo. Esto ha ocurrido en el pasado y seguirá ocurriendo en el futuro. La lógica primordial, por desgracia, siempre es la comercial y pensar lo contrario es erróneo (las pocas ocasiones en las que se rige por una lógica que no sea económica no es representativo en comparación con las veces en las que sí lo hace). Aquí estamos hablando de manipulación genética, pero es que sin llegar a estos términos ya se han quedado muchos por el camino con otros avances a los que no han tenido acceso.
    Finalmente, creo que estamos a medio camino entre la buena RSC y la que solo busca beneficios. Me explico. A la empresa “no le interesa” contribuir a mejorar la sociedad, pero tampoco sus fines están únicamente justificados por el ansia de mejorar y mejorar económicamente. Ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan buenos. Es obvio que las compañías que dedican un gran tiempo, espacio y recursos a su RSC o RSE lo hacen para mejorar tanto ellos, como empresa, como a la sociedad sobre la que revierten esos efectos. Al final, es como la pescadilla que se muerde la cola. ¿Prefieres una comunidad educada en buenos valores que, a simple vista, terminarían redundando positivamente en tu empresa? Pues la respuesta es un sí rotundo. Es más, en el caso en el que estos efectos no se relacionen directamente con el objeto de la empresa, incluso así conseguirían mejorar al menos su imagen. Con esto, no digo que sea la norma mayoritaria, pero sí la general. A pesar de todo, la RSC está creciendo a pasos agigantados y cada vez cobra mayor importancia, por lo que opino que estamos en el camino correcto, aunque dando pequeños pasos.

    1. Hola Iago, lo importante es contar con un compromiso firme con el entorno, con la sociedad. Si los emprendedores actuales, gerentes de empresas, responsables de la gestión de recursos humanos están comprometidos con estos valores, sin duda esto tendrá un impacto positivo en la cultura organizacional de las empresas.

  6. Considero que el nuevo modelo de empresa social es el futuro. Para las compañías no ha sido fácil el proceso de pasar de una economía totalmente vertical a una horizontal en donde el consumidor es quien tiene el poder de cierta manera sobre la marca y los objetivos de la empresa. Ahora los prosumers se fijan con más detenimiento si los productos que ofrecen las empresas tienen alguna relación con la responsabilidad social empresarial. Considero que las intenciones no siempre son nobles ya que se vuelve esta oportunidad en negocio para generar mayor rentabilidad a costa de supuesto interés hacia aspectos sociales, ambientales y de salud.
    Para hablar específicamente de un caso puedo mencionar en mi país Colombia lo que sucede con Ecopetrol, empresa líder a nivel nacional de explotación de petróleo. En el mes de marzo se dio una emergencia ambiental debido a un derrame de petróleo en Barrancabermeja, Santander causado por Ecopetrol. Este hecho produjo aguas contaminadas y afectó la flora y la fauna del sitio. El suceso propicio protestas a nivel nacional por el desastre ambiental, a lo cual Ecopetrol respondió simplemente que sabía de las dificultades operacionales que había en este pozo y las posibles fallas mecánicas.
    En cuanto al Big data opino que es una esperanza u oportunidad para que los emprendimientos a través de internet y el manejo de datos para el uso del bien común. De igual forma considero que su desarrollo aún está ne proceso por lo que es algo que veremos a futuro y que será una información de gran utilidad para solucionar las principales problemáticas de la humanidad.

    1. Hola Alejandra, estoy totalmente de acuerdo contigo en que los consumidores están ganando poder frente a las marcas gracias a las nuevas tecnologías y estrategias de marketing. Tengo la confianza de que esto va a dificultar la continuidad de las empresas cuyo comportamiento no sea coherente con los valores que comunican, al menos desde el momento en que se conozcan esas incoherencias. Esto será más difícil en sectores tan poderosos y oligopolios como el del petróleo que nos comentas, una empresa que se sacude una catástrofe ecológica como el que tiene polvo en los zapatos.

    2. Totalmente de acuerdo contigo en los 3 puntos que identifico en tu comentario Ale.
      Particularmente en el segundo, puedo relacionarme muchísimo con un ejemplo en mi país con el ala minera de Grupo México.
      Saludos.

  7. RSC y gestión ambiental no serán aplicadas realmente hasta que demuestren que reportan beneficios económicos mesurables a las empresas que los promocionen.
    Un ejemplo:
    FSC. org se encarga a través de sus auditorias y trazabilidad a que la explotación forestas se haga de una manera responsable y socialmente benficiosa. Dicha certificación la podéis ver en la etiqueta de coca cola, de cristal, en los envases de tetra brik, en cada vez más muebles de Ikea, manteles de Mac Donalds (entre otros) pero, realmente utilizan esta certificación porque, de manera erronea, el consumidor final interpreta el logo de FSC como una garantía de calidad.
    Si analizamos cada producto, por ejemplo la coca cola que proporción del producto están produciendo de forma responsable? la etiqueta, un 0,1 %. El vidrio, el tapón, el contenido ( azucares, productos químicos, colorantes, saborizantes ) no tiene ningún control ambiental ni RSC.
    El Tetra Brik, sería otro claro ejemplo. El papel utilizado en el envase es un estucado de 115 grs que apenas representa un 1% del envase compuesto por aluminio, polipropileno, poliestireno, plásticos, colas y tal vez cientos de productos no reciclables.

    1. Hola Victor, esto sería algo que afecta al modelo de comunicación y marketing, se busca conseguir certificaciones y sellos d calidad pero a veces se transmite de forma errónea al consumidor qué significa realmente este sello de calidad. o certificación y se busca vender como algo que garantiza las demandas de responsabilidad ambiental del consumidor. Estamos hablando que la ética en los negocios debe ser también una ética en la comunicación.
      Existe un blog “Carro de combate” que nos ofrece información de valor sobre el consumo como un acto político.

      1. Estoy totalmente de acuerdo contigo María Mercedes, y gracias por recomendarme el blog. Es realmente interesante.

        Yo trabajo en industria gráfica desde hace 32 años. Fuí de los primeros que comencé a postular la responsabilidad social y ambiental, de hecho participé en una cooperativa 10 años, 5 de ellos como socio.

        Junto con Greenpeace y WWF participé en todos los foros y debates sobre las imprentas responsables ya que, nuestro negocio, cuya principal materia prima es el papel que proviene de explotaciones forestales, es de los mas sensibles al respecto.
        De la mano de grandes industriales del sector he dado charlas al respecto.
        Participé en el Gremio de Industrias Gráficas de Catalunya a crear la certificación de BUENAS PRÁCTICAS AMBIENTALES, que, avalada por el gobierno autonómico venía a sustituir la ISO 14001
        La empresa en la que trabajo actualmente es totalmente responsable, ética, social y ambiental mente.

        Todos, cuando hacemos nuestro plan de marketing añadimos el Código Ético de nuestra empresa pero, tristemente, a la hora de la verdad, cuando sales al mercado, solamente te contratan por tu oferta económica, algunos tienen en cuenta tu política social y, puede ser beneficioso solamente en el caso de que tu oferta sea igual a la que están valorando.

        Las mismas administraciones públicas, cuando licitan una obra o concurso público, solamente valoran tu compromiso social y ambiental, en casi todos los casos en menos de un 1% de la puntuación.

        Personalmente estoy muy comprometido en todos los aspectos, pero, tristemente para vender un producto un % mas alto del precio de mercado tienes que explicar muy bien el ROI que tendrá el cliente.
        El sector de la industria gráfica en España y Europa ha caido porque nuestros principales consumidores, las editoriales, contratan la impresión en Asia sin ningún tipo de control, tan sólo miran el precio y su beneficio. El consumidor también es responsable, acaso no entiende que es imposible comprar 2 libros en el quiosco, + una revista + un regalo por 3,95 euros…?

  8. Considero que el uso de la Big Data es imprescindible en las empresas hoy en día en donde el factor tiempo es clave en la efectividad de las estrategias. La Big data permite tener información segmentada de manera rápida y organizada lo que permite que las estrategias estén mejor dirigidas y que logren cumplir sus objetivos siendo más efectivas ya que contaba con todos los datos necesarios Algo que hace unos años costaba mucho tiempo y recursos.
    Si esto lo analizamos en el sentido social, creo que tenemos las herramientas para crear proyectos y estrategias a nivel global y que esta súper estén orientadas a ayudar a comunidades. Podemos hacer estrategias locales que el fin sea ayudar a otros que lo necesiten d everdad conociendo su estado y situación a través de la data.
    Mi reflexión va hacia las empresas que dicen ser responsables pero que sólo lo hacen para cumplir un requisito. Considero que hay muchas empresas que hacen algo social pero no de mucho impacto, como podrían hacerlo si pensaran global. Tampoco creo que sea malo ayudar a un colegio, una comunidad, trabajar con la carcel local o iniciativas parecidas. Pero creo que hay acciones más importantes que suman más al mundo.
    Por otro lado creo que toda empresa debe tener coherencia con lo que es , hace y dice. Debemos crear programas que permanezcan en el tiempo y no que acaben con un plazo o cambio de directivo. Debemos creer en lo que hacemos y darle continuidad de manera efectiva y no para sumar logros personales.
    Apoyo toda iniciativa socialmente responsable cualquiera que sea el motivo, solo para ir sería mejor todos aportar individualmente a esto a través de nuestras ideas , proyectos y día a día en nuestras vidas

    1. Hola Valentina, la clave es la sostenibilidad, pensar que lo que hacemos como empresa debe ser perdurable en el tiempo y generar riqueza pero también distribución de la riqueza. En este sentido pienso que las regulaciones sobre el mercado pueden ser importantes, hemos comprobado que la “mano invisible del mercado ” no incorpora entre sus valores distribuir riqueza y generar igualdad. Por tanto, hemos de velar por un crecimiento económico sostenible, por empresas involucradas en el entorno, en la comunidad, porque son actores sociales también.

  9. Creo que se trata de un modelo empresarial nuevo que genera una gran empatía en el público, especialmente aquellos basados en la Economía Circular. La responsabilidad social es una obligación que va a lastrar cada vez más a aquellas empresas que no la practiquen. El Big Data jugará un papel importante, el caso de la predicción de Google es perfecto, aunque pienso que hay grandes zonas donde la prospección de datos necesaria aun tardará muchos años en llegar, las necesidades técnicas y las inestabilidades política hacen mucho más lento el proceso de digitalización social.
    Es muy difícil contener el conocimiento y por eso sólo será ciencia de unos pocos durante un cierto tiempo, quiza algunos años, pero creo que finalmente la ciencia de los datos será una herramienta puesta al servicio social.
    Siempre habrá una parte de responsabilidad social que responda a la intención de mejorar la sociedad y de hacer un mundo mejor y habrá otra parte de la intención que sea puramente comercial y es que no resulta fácil “dar de comer al brand”. La propios consumidores seguramente tendríamos un sentimiento negativo si vemos repercutido el precio de una economía social, responsable y justa.

  10. Cada vez las empresas entienden la importancia de beneficio social y tal ves algunas empresas lo usan como fachada por su mediocridad de querer cumplir con unos estándares que la comunidad comienza a exigir o por no saber aún cómo implementarlo en su compañía o sienten incertidumbre de hacerlo. Lo que sí es claro que para muchas otras es una tendencia real por la cual trabajan y se esfuerzan, haciendo grandes inversiones y creando nuevas soluciones y proyectos alternativos que brinden beneficios reales. Todo esto es un movimiento que lleva a todas las compañías a un sentido cada vez más ético, como un proceso evolutivo en el que permanecen solo las compañías que lo hagan realidad.
    En este sentido aún nos falta camino por recorrer y por eso es indispensable que al menos se aporte y se avance al respecto con las nuevas ideas o emprendimientos que están a la vanguardia de estas macrotendencias, la tecnología y el beneficio común. Solo se puede conocer si funciona o no económica y socialmente, si esto existe y se pone en un contexto real, como es el caso de UBER, una gran idea en el papel que puesta en el mercado real dió como resultado una revuelta en el nicho de los taxistas, sin embargo, en todo cambio hay un trauma hasta que esa novedad se hace parte de nuestra vida cotidiana.

    Cada avance trae nuevas consecuencias y las personas se adaptan o no dependiendo de qué tan ético y beneficioso sea el cambio.

    1. Isabel estoy de acuerdo contigo en la importancia de las RSC desde la mirada empresarial de la ayuda y del desarrollo sostenible. Esta claro que las empresas que realmente sientan la necesidad de implementar esa responsabilidad en sus empresas lograran llegar más lejos y vivir con la conciencia de aportar a la sociedad y al planeta, en vez de quitar. Pero claro, siempre y cuando la adaptación sea global en la empresa, no como mero eslogan o campaña publicitaria para atraer más trafico y aprovechar la tendencia.
      Como bien dices, falta camino por recorrer, pero como dice Antonio Machado: “caminante, no hay camino, se hace camino al andar”.

      Por otro lado el desarrollo del Big Data es el presente y el futuro. Hoy en día la información y los datos son valiosos, y el saber gestionarlos y utilizarlos es una ventaja competitiva. Por lo que a nivel comercial, porque todo tiene una visión comercial, será imprescindible para los mercados y para la mejora de la sociedad. Adelantarse, prever y estar en el momento oportuno será un avance que nos permitirá tener una calidad de vida más aceptable, así como ofrecer los servicios, productos y ayuda a las personas que lo necesiten.
      Yo tengo una visión positiva de los cambios, y aunque el daño causado al planeta no es reversible, si podemos pararlo y sumar en vez de restar.

      Saludos.

    2. De acuerdo contigo, Isabel. Es cosa de nosotros, las personas y emprendedores, echar a andar cada vez más proyectos.
      Sobre UBER, agregaría como nota que la manera en la que han entrado a los países, quizá sea parte también de por qué una parte del sistema se ha resistido más de lo normal. Te cuento que en México, he sido testigo de golpeteos y pleitos económicos entre los políticos que por un lado tienen intereses con los taxistas por tener su buena cantidad de concesiones, contra aquellos (a veces políticos y a veces particulares) que son dueños de la “franquicia” de UBER en cada ciudad, resultando esto en afectaciones, ataques y pleitos desmedidos entre “la gente de abajo” que como taxistas o choferes de UBER, buscan una posibilidad de manutención y desarrollo.
      Saludos.

  11. Las empresas se están adaptando poco a poco a los cambios que se están produciendo en la sociedad debido a la transformación digital. En estos momentos gracias a las redes sociales cualquier persona puede denunciar una mala praxis, desde el punto de vista social, de una empresa, que puede ser intencionada o no, pero puede llegar a millones de persona y perjudicar seriamente a la empresa. Sus clientes se pueden ir y la empresa cerrar debido a la mala praxis. Es decir, las reglas del juego están cambiando y ahora no es la empresa la que es el centro de todo. Creo que todo este cambio es positivo. Las empresas se están adaptando y preguntando a sus clientes como quieren sus productos/servicios, haciéndoles partícipes de lo que los clientes necesitan y quieren.
    El Big Data será la revolución digital y aún estamos en los inicios. Gracias al Big Data se van a poder predecir lo que va a ocurrir de una manera mucho más precisa y creo que los ejemplos expuestos den el artículo son un claro ejemplo.
    Las empresas están mucho más sensibilizadas para tratar de mejorar la manera en la que todos vivimos y aportan su granito de arena para mejorar la sociedad. Tratan de ser mucho más transparentes, mejorar su imagen, ofrecer un valor añadido a sus clientes y a la sociedad, pero no hay que olvidar que una empresa es un negocio, que hay una persona detrás que ha puesto su dinero para sacar una rentabilidad y si no se adapta a los nuevos tiempos está condenada al fracaso.

  12. Tras poder leer los comentarios de mis compañeros es evidente identificar que todos tenemos presente que, desde la revolución industrial hasta nuestros días, el objetivo de todas las compañias productoras era rentabilizar la inversión con deseados “beneficios”empleando la producción lineal, el uso masivo del carbón y otras fuentes contaminantes, demanda ingente de mano de obra que producía migraciones de los campos a las nuevas ciudades, descontrol en el uso de materiales y recursos de la naturaleza, …pasando por la era moderna de los 80-90 con el auge explosivo del márketing que solamente quería saber qué querías comprar y cómo poder seducirte para venderte, con anuncios y manipulaciones simbólicas que prometían estatus sociales y rellenaba egocentrismos vacíos, con modos de vida centrados en estudiar, casarte, comprar una casa, tener hijos …y disfrutar de la una jubilación viendo cómo la vida se ha ido en un “pis-plas”, con la vertiente del capitalismo, las finanzas y los mercados internacionales afloraron nuevos estilos de gestión enfocados solo en el crecimiento de las marcas y en el aumento de la cuota de mercado, sin mayores pretensiones.
    Hasta aquí, queda claro que quien tenía la “sartén por el mango” eran las compañías, …simplemente por una cortina de humo y estragtegias de comunicación que divinizaban los productos y desviaba la verdad oculta de los daños colaterales.
    En la actualidad, el modelo empresarial social es está estableciendo, no como una tendencia, sino como una necesidad. ¿Por qué? …pues los directivos también son consumidores y tienen familia y amigos a quienes les desea lo mejor. Más allá de justificar el que será empleado como estrategia de marca,…se impone la voz del consumidor y las necesidades reales de las personas, el mediambiente, la sociedad, el cambio climático, los recursos, el aumento de la población, la política, …todo en equilibrio y gracias a las redes sociales el “mango de la sartén” la tenemos los consumidores.
    El Big Data puede favorecer posibles monopolios…pero con la ética y la rsc que se está implantado en los directivos futuros, creo que disipará el intento. Más que nada porque también la política va evolucionando, lentamente …lo sé, pero el poder de las leyes ante la voz de una sociedad equitativa, solidaria y democrática tendrá herramientas para vetarlo, con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (España) yo puedo negarme a que ninguna compañia utilice mis datos. Con el Big Data, lo principal creo que se podrá obtener la “eficiencia” y la “mejora productiva” en todos los ámbitos científicos y manufactuabes con mínimos recursos en tiempo y materiales, con lo cual la sociedad podrá beneficiarse de ello.
    En cuanto a la “responsabilidad empresarial” me gusta pensar que se debe tomar la estrategia a largo plazo de respecto entre consumidores y fabricantes…cierto es que existen empresas despiadadas que solo ven, y afirman estar en su derecho…, de buscar su beneficio como por ejemplo Amazon, que a parte de ser inevitable el auge del ecommerce, establece condiciones “extremas” a sus colaboradores en las comisiones y condiciones de venta, y en los centros logísticos promueve contratos precarios y temporales, casi al límite de la verguenza moral.

  13. Sin duda alguna la sociedad evoluciona y con ella el modelo empresarial. Creo que la empresa social está adquiriendo gran protagonismo en los últimos años ya que han surgido con el objetivo de mejorar la vida de los demás y su entorno. Lo importante es que realmente haya un compromiso por parte del emprendedor en el que efectivamente ese proyecto provoque un cambio social positivo con un modelo de sostenibilidad económica y no pierda de vista el objetivo principal (generar el máximo impacto social y mediambiental).
    Está claro que aún queda mucho camino por recorrer frente al modelo tradicional, ya que lo que se “espera” de un negocio es que lo que se invierta devuelva un beneficio económico. Pero si somos capaces de combinar innovación, rentabilidad y sostenibilidad, seremos capaces de ser agentes de cambio y seguir apostando por proyectos que afronten los problemas de la sociedad y los resuelvan de manera eficaz.

  14. Buenas tardes, el BIG DATA o lo que es lo mismo que los datos nos lleguen con más rápidez, en mayor cantidad, y de forma más heterogénea y que tengamos la capacidad de interpretar este conjunto, reportará ventajas tanto micro como macroeconómicas eso lo tenemos claro.

    Leí un artículo investigando en la universidad sobre el internet de las cosas y big data en que se mostraba un modelo a modo de “caja” en el que un paciente que no podía moverse de casa disponía dentro de la misma de pastilleros que detectaban si la persona impedida no se tomaba una pastilla (no detectaba la ausencia de la misma en el pastillero tras la hora de toma); se iniciaba entonces una videoconferencia en la pantalla de la caja y un doctor se interesaba por el paciente. Este a su vez tenía prendas que iban recogiendo variables tales como sudoración, temperatura, constantes vitales, que permitía analizar al paciente 24 horas y encontrar soluciones más óptimas para el. Es un ejemplo de TICs de mejoras globales.

    Esta claro que también van a existir motivaciones comerciales, no es nuevo, ¿recordáis hace muchísimos años la película Minority Report? En ella Tom Cruise entraba en una tienda y con la lectura de retina se le ofrecían los productos que normalmente consumía e incluso se le indicaba que tenían jerseys nuevos de su talla. Es un ejemplo de visíon de futuro no muy equivocada, ya las ecommerce nos enseñan productos relacionados al navegar por sus webs tras ser una visita recurrente, recogiendo variables de nuestra anterior visita, no estamos muy lejos de Tom.

    Es decir al final se van a realizar avances con motivos económicos y otros que son más orientados al bienestar global, lo importante es encontrar el equilibrio y que tenga la satisfacción de encontrar la ropa que prefiero de forma más cómoda (aunque la empresa también se lucre) pero también que las personas con menos posibilidades o impedidas puedan acceder a una sanidad adaptada, cómoda y al alcance de todos, en el equilibrio esta la virtud.

  15. Creo que no es precisamente que esté surgiendo un nuevo modelo de empresa, sino que la revolución digital que estamos viviendo, ha empujado a las empresas a mostrar muy claramente los esfuerzos y acciones de responsabilidad social que están realizando. Estamos ante un consumidor que tiene mayor información y es más exigente que nunca y que gracias al diálogo bilateral está cuestionando toda acción buena o mala por parte de las empresas.
    La finalidad de una empresa es generar o ganar dinero a menos de que sea una ONG, va a buscar de qué manera generar más ingresos. Creo que más que una empresa busque contribuir a una mejor sociedad, se ve muy presionada tanto por consumidor como por sus empleados. Un ejemplo es como la semana pasada algunos empleados de Google decidieron renunciar ya que no están de acuerdo con el proyecto Marven, proyecto ligado con la guerra en EUA. Google seguramente se verá presionado para explicar a empleados y consumidores sobre su participación en este proyecto y posiblemente declinar, no importando que tan lucrativo pueda llegar a ser.

    Por otro lado, definitivamente la data es oro. Lo pudimos observar en el conflicto que tuvo Facebook hace algunas semanas en el que se le cuestionaba a Mark Zuckember, frente al congreso de los Estados Unidos, sobre el uso y la manipulación de data para la elección. presidencial y para otros fines. El acceso al big data, sin duda va a favorecer la consolidación de monopolios y es la nueva mina de oro.

  16. El mercado son personas (Josep Chias) y no hay nada más poderoso para movilizar a las personas que los valores. De hecho, muchos buenos empresarios tienen claro el concepto de que el éxito de una empresa está en aportar valor a la sociedad. La cuestión es que los valores que nos movilizan pueden ser muy variados. Algunos los podemos posicionar claramente en el lado del bien común: ecología, bienestar, reparto de la riqueza, igualdad, etc. Un ejemplo sería el movimiento de soberanía alimentaria que se está propagando en España a través de tiendas y pequeñas cadenas de alimentación que reducen la huella de carbono, acortan el canal y distribuyen más equitativamente la riqueza mediante un contacto directo con los agricultores y ganaderos locales. Otros valores son más difíciles de explicar desde el punto de vista del bien común. El diseño, la ergonomía o la funcionalidad son valores que movilizan el mercado en sectores como el de los dispositivos móviles, el mobiliario o la moda. ¿Por qué no pensar que los productos ergonómicos hacen un mundo mejor? Sin embargo, predominan valores como el precio, el beneficio empresarial, la conveniencia o el estatus social que no encierran en sí mismos un beneficio común.

    La RSC no es nueva en el capitalismo. En todas las empresas que conozco (y no son precisamente multinacionales) existen iniciativas de colaboración y apoyo a entidades locales sin ánimo de lucro o a organizaciones que intentan mejorar el medio ambiente, la dependencia, la desigualdad, etc. Es una forma de devolver a la sociedad una parte (pequeña) del beneficio económico que ésta genera a las empresas. La evolución está, quizás, en el peso que estas iniciativas están adquiriendo en la estrategia de comunicación de las compañías. Como ha comentado algún compañero, ¿hasta qué punto ese discurso está cimentado en la realidad ética de las empresas? Evidentemente, hay muchos casos en los que no es así. Cuando una empresa se posiciona como defensora del medio ambiente (p.e.) y este valor adquiere peso en su estrategia de comunicación, deberá cuidar mucho que su comportamiento sea coherente con este mensaje pues, de lo contrario, acabará trascendiendo y el mercado/sociedad le penalizará (un ejemplo reciente es el de la manipulación de las emisiones de sus vehículos por parte del Grupo Volkswagen).

    En referencia al Big Data, obviamente es una tecnología potentísima, pero como tal tecnología no tiene carga moral, no es ni buena ni mala. Su aportación al bien común dependerá de los usos específicos que se le den. Al Big Data le sobrevuelan ya muchas dudas, pues en su término más puro, está a disposición de unas pocas organizaciones en el planeta que ya han dado muestras de mal uso de esa tecnología (hace a penas unas horas que Cambridge Analytica se ha declarado en quiebra). Digo “en su término más puro” porque unas semanas atrás me comentaba un colega que el Big Data es una realidad solo para grandes corporaciones, que existía una burbuja de Big Data en empresas que están muy lejos de poder explotar esa tecnología. Él estaba desarrollando un modelo de Small Data que fuera aplicable a negocios de ámbito nacional, regional o local. Me pareció una idea disruptiva que quería compartir en este debate. Por otro lado, con los ejemplos comentados en el Post y otros que vendrán, veremos aplicaciones de esta tecnología en beneficio de la sociedad de forma desinteresada (ya existen los Matemáticos Sin Fronteras).

  17. La última, gravísima y larga crisis y el cambio climático han evidenciado el fracaso del modelo capitalista, pero no se ha aceptado ninguna alternativa real al mismo. Las empresas actuales, aunque tengan otras etiquetas se basan en el mismo paradigma. Al capitalismo no hay que ponerle etiquetas, hay que sustituirlo. Y ningún gobierno se ha atrevido a intentar poner límites a quienes controlan el actual statu quo económico.
    Los avances científicos y tecnológicos, la transformación digital de las empresas, dentro de la cual está el big data, pueden ser una oportunidad para reducir las desigualdades, pero también ha habido grandes avances en otras épocas de la historia y no han servido para eso. Ya hace décadas que se podría haber erradicado el hambre en el mundo, y siguen habiendo personas muriendo de hambre. Si no se produce una redistribución del poder y los recursos no habrá cambios.
    No se puede generalizar cuando se habla de empresas. Pero cuando las reglas del juego son globales, con tratados internacionales diseñados ad hoc para favorecer a las grandes corporaciones, quebrando la soberanía de los propios estados, la influencia de una minoría de empresas para provocar cambios es mínima. Hay muchas iniciativas en todo el mundo que nos dan esperanza, pero me cuesta creer que las grandes empresas vayan a contribuir a los cambios.
    Si el control de la producción está en manos de unos pocos no habrá cambios significativos. El hambre no es solo cuestión de cantidad de comida producida, también de la capacidad que tengan las personas de permitirse esa comida y de controlar su producción y el consumo. La solución está en la descentralización, no solo de la producción, también del poder político y la riqueza.

  18. Hola María,

    Gracias por el artículo porque aborda todos los temas que invitan al nuevo modelo de sociedad y de economía.

    Honestamente, y creo que la historia lo corrobora, estamos destinados a seguir buscando el beneficio propio y a mirar el futuro de la sociedad si eso beneficia a uno mismo. Por más progresos, por más tecnología disponible para la sociedad, las diferencias se siguen mostrando. Y pese, a que las oportunidades se podrían equiparar no lo hacen o ayudan. He cambiado de empresas en los últimos años y en diferentes países, y pese a que se notan matices. Todas miran una única métrica, el revenue. Tristemente.

    Creo que es seguir trabajando en la cultura y en la educación desde la base y seguir trabajando hacía una sociedad más pública y más colaborativa.

    Saludos.

  19. Empresas socialmente responsables: es un término que necesita ser verificado con lupa y a detalle, ya que se están dando caso de empresas, capaces de generar un espejo para cumplir con este requisito, pero: ¿Realmente lo son?
    Los consumidores toman decisiones a favor de aquellas organizaciones capaces de generar beneficio a la sociedad y el medio ambiente. Penalizando a las empresas que generan daños masivos en contra del entorno, siempre y cuando el tema sea de dominio público.
    Sin embargo, cuando la ética deja de ser la base de una persona, esta tampoco lo será como conjunto dentro de una organización.
    Estamos hablando de un modelo de negocio que fomenta un mundo mejor, siempre y cuando realmente se analicen todas las variables. Las empresas deben ser rentables, buscar ganancias y sin olvidar el bien común.
    Sobre el Big Data: aquellos que tienen mayor información siempre tendrán el poder. Y ya existen monopolios, de Big Data. Conforme se sigue avanzando seguirán creciendo. Google, Facebook, LinkedIn, son ejemplos de ellos, cuentan con nuestros datos más sensibles. El problema es cuando se consolida el sector, como en la compra de WhatsApp por Facebook.
    Las leyes de protección de datos deben ser custodiadas a detalle en cada país.
    Avances científicos: en la mayoría de ellos sigue prevaleciendo la lógica comercial, si no fuese así. Los medicamentos y tratamientos para las enfermedades mortales estarían al alcance de todos, no es así.

  20. La Responsabilidad Social Empresarial es la contribución al desarrollo humano sostenible, a través del compromiso de la empresa hacia sus stakeholders, en pos de mejorar su calidad de vida. Esto a su vez se traduce en beneficios para la empresa. Así, ser responsable socialmente generará automáticamente más productividad, puesto que una mejora en las condiciones para los trabajadores optimizará también su eficacia. Si los empleados se sienten a gusto en su trabajo, los resultados serán positivos.

    En cuanto al Big Data y una adecuada gestión, aportarían a las empresas la posibilidad de agregar una gran variedad de datos de cientos de fuentes distintas en tiempo real. Esto consigue que podamos obtener una visión única de 360 grados del cliente, que incluye un sinnúmero de métricas descriptivas, calculadas y específicas; lo que permite conseguir experiencias de cliente más personalizadas en cada punto donde se realiza un contacto.

  21. Realmente el Big Data es una gran oportunidad de negocio para muchas empresas y su potencial es increíble, los ejemplos aquí plasmados obviamente siguen una linea ética, pero el problema es el uso que otras empresas, que no están bajo el prisma de la ética pueden hacer del BIG DATA .

    Realmente es un modelo de negocio el cual se puede postular como un modelo comercial o económico y no tener esa esencia ética.
    Al final todos los negocios están dirigidos por personas y esas personas son las que orientan el objetivo de la empresa.
    El uso del Big Data es una herramienta para un fin y el uso que hagas de ella depende de cada individuo.

  22. Considero que el modelo empresarial ya se encuentra cambiando. Sin embargo, hay muchas empresas aún que se resisten a sumergirse en este mundo de colaboración social. Por lo tanto, actualmente tenemos 3 tipos de empresas: 1. aquellas que viven la responsabilidad social como un valor propio. 2. empresas que cumplen con tener un departamento de RSC simplemente por cumplir con los deseos de la sociedad, por fidelizar más clientes y en fin porque lo ven como otro ingreso monetario indirecto de sus operaciones y 3. tenemos aquellas empresas que se quedaron con una forma de trabajar obsoleta y que están perdiendo participación de mercado porque se rehúsan a unirse a la responsabilidad social, normalmente son empresas familiares pequeñas o medianas donde su único objetivo es lucrarse y que no logran visualizar su aporte a la comunidad o simplemente no lo desean hacer.
    Con respecto al Big Data, es muy importante reconocer los avances tecnológicos en este aspecto, ya que se debe tener total claridad de su alcance para poder usarlo a favor de la humanidad. Es importante que el manejo de esta información sea usado en pro de las comunidades sobretodo aquellas más necesitadas y no caigan en manos de empresarios ávaros, ya que utilizar esta información de forma incorrecta puede ocasionar infortunio para muchos en lugar de beneficios como vemos el caso de avances médicos desarrollados sólo en favor de aquellos niveles jerárquicos capaces de pagar valores elevados por salud/medicina, dejando imposibilitado al resto de la humanidad de poder acceder a los mismos beneficios. Por lo tanto, considero indispensable que a nivel mundial se asigne un ente regulador de esta información y que controle su uso a favor de todos, eso es la verdadera responsabilidad social!!!

  23. La responsabilidad empresarial en la mayoría de casos se hace con el objetivo de mejorar su marca e incrementar en algún u otro sentido sus ganancias. Sin embargo estoy convencido que existen varias empresas grandes que realmente buscan aportar a la sociedad y crear un mundo mejor. Si es que como consecuencia de ello, se logra un beneficio económico pues bienvenido sea pero ese no es su principal objetivo.

    Con respecto a Big Data creo que inicialmente se crearán pequeños monopolios en el mundo ya que en un inicio las empresas más grandes son las que tienen acceso para desarrollar esta nueva tendencia de análisis de datos. Con el tiempo esto irá cambiando y muchas más compañías la podrán utilizar. El beneficio hacia el consumidor eso si es innegable. De todas formas nosotros saldremos beneficiados ya que las empresas podrán conocer más de nuestro comportamiento en base a grandes cantidades de información analizada, y podrán brindarnos soluciones a problemas cotidianos más personalizados y óptimos.
    Un ejemplo de esto se aplicó para los juegos Olímpicos de Brasil. Se realizó un análisis masivo de información (Big Data) en la ciudad de Río para entender el comportamiento de los robos. Gracias a esto se pudo determinar patrones, calles peligrosas, horarios recomendados para transitar en ciertas zonas de la ciudad, etc. Esto benefició a todos los turistas que fueron a la ciudad a ser parte de este gran evento deportivo.

  24. Efectivamente estamos ante la consolidación de un nuevo modelo de empresa social, los datos que se generan actualmente crecen exponencialmente conforme pasa el tiempo, y casi todas las empresas que se dedican a esto buscan un beneficio económico pero en los últimos años se ha demostrado que cada vez más son las empresas sociales las que están resurgiendo para romper los esquemas y ayudar al ciudadano de a pie a cambio de poco o nada.

    Mucho cuidado con el big data que no solo favorece a monopolios empresariales si no a gobiernos enteros de bastantes países, moviéndose por las redes sociales e introduciéndose en la opinión personal de los ciudadanos.

    Los avances científicos progresan a cada segundo y una de las formas de ir más rápido es compartiéndolo con las otras comunidades científicas a través de plataformas de open source pero a mi se me genera una duda, ¿quien se llevará todo el mérito cuando se descubran curas a enfermedades tan enigmáticas como el cáncer? Está claro que muchos equipos de investigación unidos y organizados llegan antes que si uno de ellos fuera por separado, “pues dos cabezas piensan más que una” pero se necesitan fuertes fondos de inversión que aguanten los costes.

    Y por ultimo, pienso que toda empresa con iniciativa social piensa contribuir a una mejor sociedad pero sin dejar de dar importancia a los beneficios económicos, pues sin ellos, pocos avances podrían hacer.

    1. Hola Miguel: Tal como dices el dato es neutro, lo importante es el uso e interpretación que se hace de el, tal como hemos visto recientemente, Facebook vendio datos de usuarios a Cambridge Analytica, con el objetivo de analizar datos para ser utilizados en campañas políticas.

  25. Hola!
    Considero que definitivamente el nuevo modelo de negocio en el que las empresas son socialmente responsables, se va a consolidar cada día más. Especialmente, conforme los tan estudiados y mencionados milenials, se posicionen cada vez más como una mayoría; tanto entre la fuerza laboral, como entre los diferentes mercados de consumidores. Los milenials tienen un alto grado de sensibilidad, hacia el consumo de productos y servicios que provengan de organizaciones socialmente responsables; y las organizaciones que con el paso del tiempo no se adapten a este nuevo modelo, tendrán dificultades para lograr que estos consumidores se identifiquen con sus productos y servicios.
    Ahora, que si esta revolución inicio o se mantiene basada en una parte importante en retórica sin fondo, con el objetivo de mejorar la imagen de las empresas ante sus consumidores; creo que a muchos de nosotros en algún momento nos ha preocupado. Mi conclusión al respecto, es que aunque es posible que para algunas empresas si sea retórica vacía, tengo la esperanza que con el paso del tiempo el nuevo modelo logre penetrar lo suficientemente profundo en las culturas de estas organizaciones; como para que se convierta en una pieza de los valores esenciales de las organizaciones, y de sus colaboradores en general y alta dirección.
    Por otro lado, personalmente si me preocupa las aplicaciones que pueda tener el Big Data en el futuro cercano, y sobre todo la ética con la que esos nuevos descubrimientos se manejen. Las organizaciones reguladoras deberán hacer un esfuerzo por actualizar mucho más pronto las diferentes legislaciones; de tal forma que se logre minimizar el uso no ético de las innovaciones que se van a ir presentando en este campo.
    Y finalmente, si. Los avances científicos a lo largo de la historia, con algunas pocas magníficas excepciones han pasado por una lógica comercial; que no parece estar alineada con la ética y el acceso que deberíamos tener los seres humanos especialmente a los avances en salud. Esto en particular, si se ve más lejos de cambiar en el futuro cercano; sin embargo también es una lucha que no nos debemos cansar de dar, en las diferentes instancias sociales, políticas y empresariales que conformamos.

    1. Hola Jaime:
      Lo importante es que otros actores sociales tengan peso suficiente para influir en las empresas y gobiernos, por ejemplo entidades no lucrativas, fundaciones u organizaciones de la sociedad civil organizada, lo cual permite ejercer mecanismos de control efectivos sobre las políticas públicas y sociales y sobre las empresas.

  26. Hola a todos,

    La verdad que cuando uno analiza toda esta revolución digital, y lo pones en el mismo prisma del estado de la sociedad actual, pareciera como que todo es un “grito” de rebelión de la población. Es decir, el hecho de la que sociedad actual está cansada de:
    – Monopolios
    – Empresas que no se preocupan por el consumidor, sino solo vender.
    – Noticias calladas por los medios o por los Gobiernos
    – Alza en los precios de taxis, hoteles, comidas, etc.
    – o incluso los datos “estadísticos” que parecieran decir la verdad, y que puedan modificar o influir en una decisión.

    Hoy en día una marca no “solamente” te tiene que gustar, para que la consumas tienes que sentir “empatía” o que la marca “te entienda”. Coca-cola en cada anuncio no te dice “cómprame porque estoy buena”, te cuenta una historia, te crea un sentimiento, te crea un “momemtum”. Y marcas como estas son las que usan cada vez más la RSE.

    Al fin y al cabo, RSE tiene partes positivas por ambos lados:

    *LA EMPRESA* que se involucra con una causa, que crea un movimiento de “justicia” o de aporte a la sociedad y se ve beneficiada tanto en la parte económica como, por su puesto, por la parte de imagen y poderte acerca o crearte ese pequeño “momemtum”.
    No olvidemos tocar el tema económico. Una empresa es empresa, y necesita tener un revenue, no puede solamente subsistir de imagen positiva por RSE (a no ser que sea concebida para este propósito claro). Por eso, en muchos gobiernos, grandes proyectos de RSE crean deducciones de impuestos, que ayudan e “incentivan” a la empresa en apoyar causas que mejoren la sociedad.

    *LA SOCIEDAD* siempre se ve beneficiada por empresas que aplican el RSE, puede ser de forma directa o indirecta. Un proyecto de un campo de futbol donde los jóvenes puede practicar deportes, afecta directamente a ese reducido grupo…pero, muchas veces no nos percatamos que eso hace que menos jóvenes se metan en problemas: consumo de drogas, embarazo precoz, etc…que en la misma rueda provoca menos robos, sociedad más tranquila, familias menos desestructuradas, etc.

    Creo que la creación del RSE, ha venido a ayudar a ambas partes de la balanza.

    Respecto al tema del BIG DATA, es un tema bastante complejo. Porque al igual que el avance de la tecnología crea soluciones, pero también problemas, el Big Data hace lo mismo.

    Para que el Big Data funcione tienes que recopilar datos, y esa recopilación de datos cada vez más está en manos de grandes empresas o monopolios. La magia sucede cuando se cruzan esos datos por completo. Esto, evidentemente, puede crear una gran ventaja sobre el consumidor o sobre las personas en específico.

    Estoy a favor del uso de la Big Data, pero con las iniciales UBDR, es decir “Uso de Big Data Responsable”.

    Lo importante de esto, es que el consumidor cada vez sea más inteligente y estudioso para poder definir una decisión, basada en la inteligencia, y no dejarse influenciar con el Marketing Big Data por ejemplo.

    Por el otro lado, estoy seguro que el BD nos ayudara en las ciudades, en la medicina, en las predicciones. El problema es cuando esas “predicciones” se usen de una forma que no nos gustara, como predecir porque partido político vamos a votar.

    Espero no haber sido muy extenso.

    Saludos a todos.

  27. Realmente creo que estamos ante la consolidación de un nuevo modelo de empresa social, en donde las mismas deben incluir dentro de sus políticas y cultura acciones de RSE que permitan volcar a la sociedad lo que sus clientes le han permitido lograr como empresa, en el entendido de que sin clientes no hay empresa.
    Es clave promover y desarrollar dentro de las empresas una cultura fundamentada en valores éticos que aseguren el buen accionar de las personas que la integran, y transmitirlos de igual forma a la sociedad.
    En relación al BIG DATA, sin duda estamos ante una gran oportunidad que nos podría permitir resolver un sin fin de problemas sociales en el mundo, especialmente los que tienen que ver con distribución de la riqueza, salud, educación, en pos de un mundo mejor. Pero todo dependerá de los principios éticos que pongan en práctica aquellas personas que tienen el poder de hacerlo.

  28. Desde mi punto de vista, la RSC sigue siendo más un concepto teórico que una aplicación práctica por parte de las empresas. Si tomamos como ejemplo las memorias anuales de las empresas españolas más importantes, vemos como la RSC no está implementada de forma generalizada, sino todo lo contrario. Cada empresa utiliza unos indicadores diferentes y publica “determinada” información con el objetivo de mejorar su imagen pública.

    El consumidor cada vez es más consciente de los impactos ambientales, económicos y sociales que genera la actividad diaria de las empresas. Por ello, estamos ante un consumidor altamente exigente que está dispuesto a pagar un sobreprecio por productos o servicios ambientalmente responsables. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos que hacen las empresas por mostrar su ética ambiental, aún queda un largo camino por recorrer.

    En este contexto, las herramientas big data pueden ayudar a elevar el nivel de exigencia de las empresas en este sentido, ya que el consumidor dispone en tiempo real de las actuaciones/consecuencias empresariales y; por tanto, su toma de decisiones y sus elecciones también pueden cambiar al momento si la política de la empresa no cumple sus exigencias en calidad.

  29. – ¿Crees que realmente estamos ante la consolidación de un nuevo modelo de empresa social?
    Creo que la evolución empresarial no debería achacarse a las empresas (o a sus modelos). Las empresas únicamente se adaptan a las nuevas exigencias del mercado para seguir vendiendo, por lo que el motor del cambio es, en realidad, el consumo responsable. Es cierto que cada vez se demandan, por ejemplo, más productos eco debido al esfuerzo de concienciación que se lleva haciendo durante años. Sin embargo, en otros problemas sociales donde no se ha incidido tanto, donde las consumidoras y consumidores no somos tan exigentes, no se avanza. Como ejemplo, aunque pueda resultar impopular, tenemos el modelo de negocio de una conocidísima marca de ropa española, que sigue basándose en constes de fabricación paupérrimos a costa de las paupérrimas condiciones laborales de sus trabajadoras.

    – ¿Crees que el big data favorecerá la consolidación de nuevos monopolios empresariales?
    Es una cuestión interesante: el big data como brecha entre las grandes empresas que pueden hacer uso de esta técnica y las pequeñas empresas que no tienen esa capacidad para acumular datos que les permitan mejorar. Sin duda, el big data abre una nueva ventana de negocio para personas emprendedoras, PYMES, etc, pero sí creo que puede resultar en una nueva brecha entre pequeños y grandes.

    – ¿Hablamos de avances científicos a los cuales solo tendrán acceso unos pocos y donde prevalecerá la lógica comercial?
    Una cosa son las intenciones y otra la realidad. Creo que todas y todos estamos de acuerdo en que los avances en materia sanitaria tienen que ser, ante todo, accesibles a toda la población, pero la realidad a día de hoy es otra.

    -¿La responsabilidad empresarial es retórica sin fondo para mejorar la imagen frente al consumidor o realmente hablamos de empresas que buscan contribuir a una mejor sociedad?
    En muchísimos casos sí, especialmente en grandes empresas transnacionales debido a su gran tamaño y a la desconexión entre quienes marcan el rumbo de negocio y la actividad real de esa empresa. En negocios más pequeños, más cercanos, más locales, donde quienes los gestionan viven la realidad de su actividad, la RSE se acerca más una realidad, en lugar de quedarse en una “pose”.

  30. Un artículo muy interesante que nos plantea además muchas cuestiones, pero sobre todo para mí una fundamental, sobre todo por lo que he visto por mi experiencia profesional: que un tema es el nacimiento de empresas que desde su fundación persiguen un objetivo social, como por ejemplos TOMS Shoes, que por cada par de zapatos vendidos dona uno a niños desfavorecidos de Argentina y África. Es un ejemplo maravilloso de cómo se puede fusionar empresa y ONG, y cómo el consumidor puede involucrarse convirtiéndose en una pieza social mucho más valiosa, siendo mucho más que una clave en todo este engranaje que es el consumismo.
    Otra cuestión muy diferente estaría protagonizada por aquellas empresas que destinan parte de su presupuesto a RSC y ya, en tercer lugar, hablaríamos de empresas que nacen por los cambios de modelos de negocio tras el boom de la economía colaborativa o la aplicación de la revolución tecnológica como el Big Data. De verdad creo que no se deberían mezclar estos tres perfiles.
    El más interesante para mí sería el primer perfil, empresas cuyo modelo de negocio está basado originariamente en la transformación positiva de nuestra sociedad. Estoy completamente de acuerdo con Rosa Ruiz cuando habla de los pequeños logros de los departamentos de RSC de las empresas y los escollos con los que tienen que luchar constantemente. Hablamos entonces de empresas tradicionales, que se suman a la RSC únicamente para conseguir un beneficio directo en la propia empresa, independientemente de la manera que sea. Podríamos ver aquí la parte positiva y es que, aunque sea algo interesado y totalmente egoísta, al menos sí produciría efectos positivos en la sociedad.
    Y el tercer tipo de empresas, las hijas de la llamada economía colaborativa, son las que de verdad entroncan con lo planteado en este artículo. Porque cuando por un lado dan una imagen de modernidad, juventud y una clara resolución de un problema social (véase el nacimiento de puestos de trabajo), por otro están consiguiendo acrecentar todavía más la precariedad del mercado laboral, no solo claro está del español. Pongamos el caso Deliveroo por ejemplo, nutrido de falsos autónomos con nefastas condiciones laborales.
    Si se consiguiera de verdad que tecnologías como el Big Data fuera utilizadas con una visión social, claro que se podría conseguir avances muy positivos, pero como bien decía la compañera Rosa Ruiz la sociedad es egoísta, y yo añado que el neoliberalismo muchísimo más. A fin de cuentas la sociedad solo sobrevive, las empresas se lucran.
    Imaginemos por ejemplo que esos avances en Big Data pudieran aplicarse a la mejora del sistema sanitario público español. ¿Cuántos puestos de trabajo podrían crearse en investigación para que después esos resultados revertieran en la sociedad? Un círculo de beneficio maravilloso cuyas consecuencias ayudarían a muchos aspectos no solo de la sanidad, sino de la economía española. Pero nuevamente, hablamos de financiación de investigación, algo que parece quedar muy lejos de los objetivos de los políticos españoles.

  31. Estoy convencido de que estamos ante un cambio hacia un modelo de empresa social, sin duda la crisis y el impacto de la misma en muchas familias y entidades es uno de los aspectos que ha desatado una nueva manera de entender el modelo empresarial enfocándolo a resolver los grandes retos de la sociedad moderna, pobreza, igualdad de género, consumo responsable, sostenibilidad.,etc.
    Hoy en día los consumidores tienen una serie de herramientas que han cambiado totalmente las reglas del juego, redes sociales, internet, acceso prácticamente ilimitado a cualquier tipo de información, etc., todas ellas han llevado a que estos sean cada vez más conscientes del poder que ejercen frente a las empresas. Las empresas por su parte, cada vez más, tienen claro que la estrategia pasa por cautivar, por atraer y fidelizar a sus clientes, en vez de cazarlos abrumándolos con una lluvia de publicidad agresiva.
    Respecto al Big Data, lamentablemente y como sucede en la mayoría de modelos de negocios, creo que la creación de monopolios será inevitable, no tardaran en florecer modelos de negocios basados en Big Data donde impere la ley de la oferta y la demanda, de hecho, y aunque son muchos los ejemplos de Big Data con finalidades “sociales”, como comentas, también tenemos ejemplos de modelos que utilizan esta tecnología para segmentar y entender mejor al consumidor con el objetivo de cubrir las necesidades de los mismos de manera predictiva, otro ejemplo es la aplicación del Big Data en los mercados de capitales, mediante algoritmos para realizar compra o ventas de valores por millones en fracciones de segundo.
    En cuanto al acceso de los avances científicos, espero que realmente tengan como objetivo el acceso universal a estas tecnologías, pero mucho me temo que como sucede en distintos aspectos, siempre habrá algunos avances “Premium” donde el acceso será limitado a unos pocos.
    Por último, creo que aunque realmente existe una tendencia a la responsabilidad empresarial, lamentablemente existen muchas empresas que lo usan como reclamo frente al consumidor y que simplemente se han unido a esta tendencia para aumentar su cuenta de resultados.

  32. Indudablemente estamos atravesando un nuevo modelo de organización como es la consolidación de una empresa social, estamos atravesando una transición que elevara nuestra calidad de vida en el planeta a largo plazo, para ello, se está cambiando la mentalidad de aquellos empresarios tradicionales que solo se enfocaban en el retorno de la inversión y que poco a poco se dan cuenta que si incluyen la filantropía en sus negocios, conseguirán el posicionamiento como empresas sociales.
    En Bolivia que es el país de donde vivo, y actualemte se esta trabajando enun proyecto macro denominado “La Nueva Santa Cruz”, que pretende ser una nueva ciudad donde se proyecta un crecimiento económico y social, que culminará en 15 años y se podrá evidenciar una ciudad ecológica y sustentable donde se respetará la armonía con la madre tierra. Este proyecto está generando varias oportunidades de negocio en distintos sectores económicos de todas partes del mundo y en particular los inversionistas de este proyecto buscan empresas con compromiso social, inclusivo y moderno que aporten al proyecto de la nueva ciudad. Les invito a ver esta página donde está el video del cual les comento: http://www.grupo-lafuente.com/videos.php?idvideo=35

    Pero como todo en la vida no es del todo perfecto, también existen empresas sociales que dicen ser sociales, pero sin embargo están engañando a toda la sociedad; como por ejemplo, existen multinacionales inescrupulosas que justifican sus éxitos mediante logros conseguidos en todo el mundo y invierten grandes sumas de dinero para crear campañas propagandísticas, donde generan la percepción positiva del trabajo que realizan en todo el mundo y son mencionados y premiados en grandes eventos de compromiso social; y pasan a ser referentes globales, pero casi nadie sabe , es que en realidad estas multinacionales están lucrando a costa de las personas de buena voluntad que entregan su dinero destinado para un fin social. Y un ejemplo de lo que les menciono es la multinacional inglesa denominada Projects-Abroad (https://www.projects-abroad.org/) que realiza “Turismo humanitario” donde invitan a voluntarios pudientes de todo el mundo, a ser parte de sus programas en más de 30 destinos alrededor del mundo, donde en su página web los voluntarios pueden registrarse y pagar de su bolsillo, el boleto de avión más la estadía y manutención. El voluntario podrá realizar trabajos de misión humanitaria, en el cual estos voluntarios sociales no tienen casi nada que hacer en esos lugares y para justificar la ayuda la multinacional entrega miserias a muchos hogares y casas de acogida para que estos turistas puedan realizar su trabajo.
    Projects-Abroad sabe cómo gestionar y justificar su trabajo, esta multinacional cada año genera ingresos millonarios a costa de los voluntarios de buena fé.
    Más información de este caso de Projects-Abroad y otras organizaciones sin ética, sugiero que puedan ver este video: https://www.youtube.com/watch?v=X37bQLLrB_E

  33. Un post muy interesante sobre un tema que aún estando de total actualidad, muchos desconocemos en profundidad. Tras su lectura, he profundizado en los temas en otras fuentes para tener claros los conceptos que tratas en él. Debemos tener claro a la hora de hablar de Big Data que no es la cantidad de datos lo que es importante. Lo que importa con el Big Data es lo que las organizaciones hacen con los datos de cara, a como tú comentas, obtener ideas que conduzcan a mejores decisiones y movimientos de negocios estratégicos. El problema que yo veo es cómo se utilicen, es decir, si detrás de las acciones hay malas intenciones o se utilizan para tomar decisiones poco éticas.

    Sobre el modelo de empresa creo que sí está surgiendo un nuevo modelo empujado por los cambios en la sociedad, en las maneras de pensar, de ver el mundo… creo que las marcas están cada vez más concienciadas en ello. Pero como en botica, hay de todo, y el enriquecimiento de uno sigue marcando la hoja de ruta en ocasiones.

  34. El modelo de empresa social es reflejo de la evolución de la sociedad en cuanto a sus inquietudes y necesidades. En la medida en que estos modelos responden a estas inquietudes y consiguen ser económicamente sostenibles, se van consolidando. Además, Todos los modelos económicos a lo largo de la historia se han ido consolidando de acuerdo con la sociedad y con los avances científicos y tecnológicos del momento. En la última década hemos vivido un cambio muy fuerte en ambos aspectos. Por un lado, la sociedad ha reaccionado a una crisis económica mundial y a una crisis de valores y, además, se ha puesto de manifiesto la necesidad de equilibrar la cada vez más creciente desigualdad económica y la responsabilidad medioambiental de toda la sociedad en su conjunto. Y, por otro lado, el desarrollo tecnológico y con él, la posibilidad de los usuarios con más poder de decisión que nunca para influir en el comportamiento de las empresas.
    Hasta hace unos años, la conciencia social de las empresas y la mayoría de iniciativas de RSC o de Evaluación de la gestión con modelos tipo EFQM era algo que se hacía porque te lo marcaba una normativa para acceder a algo o porque, bien gestionado, podía tener un impacto en la imagen de los consumidores. Mi percepción es que han sido pocas las organizaciones que realmente han desarrollado estas actividades como principio fundamental de su actividad y, a veces cayendo en contradicciones, mostrando la poca importancia que han tenido estas iniciativas en los consejos de administración de las grandes empresas.
    Ahora el panorama lo veo diferente. Se van creando nuevas empresas sociales que generan riqueza en una triple dimensión de rentabilidad, de contribución al desarrollo social y de sostenibilidad medioambiental. Hay algunas empresas tradicionales que se van sumando al capitalismo consciente y están empezando a cambiar sus modelos de negocio y, de la visión clásica de maximizar el beneficio y el valor para sus accionistas, están tomando en serio crear valor para todos los stakeholders desde un punto de vista de cultura organizativa, contribuyendo a un desarrollo sostenible y a un crecimiento social. También tenemos ya cifras de iniciativas como el movimiento B-Corp, con más de 2000 empresas en 50 países y en 130 sectores.
    Pero para que estos nuevos modelos puedan funcionar y las empresas con esta orientación puedan competir se necesita una regulación que no frene el acceso a los nuevos avances científicos y al uso de las nuevas tecnologías. El Big Data, por ejemplo, puede tener un papel fundamental en el desarrollo de proyectos de sostenibilidad medioambiental o en ciencias de la salud, sectores en los que no hay tanta inversión privada precisamente por su relación coste-beneficio en términos económicos y, sin embargo, si son muy útiles para la sociedad. No sé si el uso de herramientas de big data favorecerán la consolidación de monopolios, pero lo que sí sabemos es que ya es un oligopolio; actualmente son cuatro o cinco empresas las que tienen mayor información sobre los usuarios y además se configuran como empresas de medios, con lo cual, en el sector de la publicidad digital tienen ya el poder. Son los que lo hacen y además no tienen competencia. Cuando surge alguna empresa que se puede sumar, uno de ellos la compra.
    Para frenar la competencia desleal, el abuso y cumplir las leyes antimonopolio se hace necesario estudiar nuevas legislaciones, ya que las que existen ahora no están preparadas para escenarios de este tipo.

    1. Hola Berta, muchas gracias por tu reflexión, muy completa, estoy de acuerdo contigo. La legislación es importante, pero también sin duda, fortalecer el papel de otros actores importantes como la sociedad civil, entidades no lucrativas, y fomentar un consumo responsable y sostenible. Si el consumidor cambia, las marcas han de cambiar para seguir aportando valor.

  35. Definitivamente se esta viendo el cambio en los valores corporativos de las compañías, ahora es muy importantes el enfoque en todos los aspectos que relacionan al ser humano, es imprescindible el compromiso social de las compañías para incrementar el posicionamiento y la imagen. Las personas no solo buscan trabajos bien remunerados, sino empresas que sean comprometidas con el desarrollo de las personas, del ser. Y la tecnología ha sido un mecanismo de fácil acceso que cada vez genera mayores herramientas de divulgación, recordación y reconocimiento.

    1. Hola Ingrid, ciertamente hay un cambio de valores, en parte generado por el cambio en el modelo de consumo, y los hábitos de los consumidores. Las empresas quieren adaptarse a estas nuevas necesidades, hábitos y quieren diseñar productos y servicios que se ajusten a lo que demanda el mercado. La clave para que la empresa social no se quede en retórica es entender el consumo como un acto político y seguir apostando por organizaciones civiles que velen por los derechos del consumidor.

  36. Las empresas siempre han intentado conocer las preferencias de consumo de la población para ofrecernos servicios/productos que cubran nuestras necesidades y que a su vez les reporten el máximo beneficio posible.

    Esta premisa en la actualidad no ha cambiado, la diferencia entre hace nos años y ahora es que antes, las herramientas de que disponían las grandes empresas para recabar información de los consumidores eran limitadas, lentas, caras y la información recopilada era sesgada, ya que sólo se podía recopilar información de algún ámbito de la vida del consumidor. Ahora sin embargo, gracias a las nuevas tecnologías (redes sociales, app que utilizamos, webs que visitamos…) y al big data, esta situación ha cambiado radicalmente. Las empresas son capaces de recopilar a tiempo real, ingentes cantidades de información de los consumidores, y no solo de un aspecto de nuestra vida, sino que pueden dibujar patrones de comportamiento más amplios y precisos.

    Un aspecto positivo de esta nueva realidad es que la balanza de poder entre empresa-consumidor se ha decantado un poco más hacia el lado de los consumidores. Ahora todos y cada uno de nosotros podemos influir, con nuestras decisiones, en el comportamiento de las grandes empresas. Las nuevas tecnologías y el big data han obligado a muchas de ellas a querer mejorar su imagen, pero no creo que sea porque ahora sean socialmente más responsables, sino porque ahora sus acciones son más visibles al gran público y podemos actuar en consecuencia, dejando de comprar su productos si realizan malas praxis, por ejemplo.

    Así pues, a la pregunta de si creo que estamos ante la consolidación de un nuevo modelo de empresa social… mi respuesta es que no. A mi entender las grandes empresas solo intentan mantener su imagen limpia de cara a la opinión pública, y por tanto creo que prevalecerá la lógica comercial. Un buen ejemplo de ello es el informe de Credit Suisse http://www.elmostrador.cl/mercados/2017/12/13/desigualdad-se-sigue-ampliando-en-el-mundo-07-de-los-adultos-concentra-46-de-la-riqueza/ donde se constata que año tras año las desigualdades, lejos de reducirse, cada vez son más acentuadas.

    Para que haya un cambio de paradigma y las grandes empresas realmente apuesten por un modelo de empresa social, creo que todos y cada uno de nosotros tenemos que ser más críticos y tomar conciencia de nuestras decisiones diarias. Informarnos de la procedencia de los productos que compramos, leer las etiquetas, preguntarnos porque el precio de ese producto es tan barato respecto al de la competencia… con pequeñas acciones que sumadas pueden decantar la balanza hacia un modelo empresarial más social.
    Algunos ejemplos de este cambio de paradigma son iniciativas como Gavana, Vizzuality o la Fageda, que nacidas desde la conciencia social su objetivo claro es mejorar algún aspecto de la población.

  37. Creo que ya se han dicho muchas cosas interesantes! Personalmente creo que estamos lentamente cambiando a una empresa más responsable a nivel social. Cuando empecé a estudiar me acuerdo que en la asignatura de finanzas, el primer capítulo decía que el objetivo empresarial era “to maximize shareholders wealth”. Ya me parecía un poco pobre como definición del objetivo empresarial pero creo que hoy en día esta definición sería inaceptable. En 2016 he estado en la conferencia sobre el cambio climático de las Naciones Unidas (COP22) que coincidió con la toma de posesión de Donald Trump como Presidente de Estados Unidos. Durante la misma conferencia había una reacción clara de muchas empresas americanas, grandes y pequeñas, expresando en una carta su desaprobación de la política de Trump que pretende retirarse del acuerdo de Paris e indicando que ellas iban a seguir luchando contra el cambio climático. Leyendo además vuestros comentarios, creo que se han mencionado tantos ejemplos de actuaciones responsables que podemos ser moderadamente optimistas!

    En cuanto al Big Data creo que ya tenemos monopolios que requieren una contención a nivel legal y una consciencia a nivel del consumidor. Como ha dicho un compañero los datos son neutros pero lo que se hace con los datos es una decisión ética. Para tomar las decisiones correctas, creo que es necesario una educación en estos temas a todos los niveles porque de momento la tecnología avanza más que la legislación. Creo que se debe fomentar una actitud abierta pero crítica hacia el uso responsable de la tecnología ya desde una edad temprana.

  38. Quizás suela ser negativo en ciertos aspectos que rodean a los seres humanos y sus actitudes, pero no veo una consolidación de este tipo de empresas, sí son más visibles pero, ¿qué porcentaje del total representan? ¿Realmente hay más o sólo las conocemos por las propias inquietudes que nosotros mismos tenemos? Es muy complicado que crezcan, desgraciadamente los consumidores no tienen el dinero necesario para que sigan desarrollándose. Yo estoy empezando a comprar productos ecológicos para mi hijo pero, a la vez, utilizo Amazon o voy al Mercadona a hacer parte de la compra, donde el efecto llamada viene por la parte del precio y supongo que todo lo demás no importa demasiado. También me hago otra pregunta, ¿no existían en el pasado? Teniendo en cuenta los conocimientos que se tenían sobre el medioambiente y lo que los clientes demandaban, quizás nos parezcan ahora socialmente limitadas, pero ¿no pensarán lo mismo de nosotros en 50 años? La responsabilidad social se está haciendo más visible: tenemos más productos de cercanía, tenemos productos de precio justo, tenemos productos ecológicos, pero ¿acaso no tienen otras características menos sociales? ¿Analizan las empresas todos los datos antes de lanzarse a ser “socialmente responsables”? Los productos de cercanía no tienen en cuenta los procesos de elaboración (si se gasta más agua, si es un producto original de la zona, si se usan ciertos productos contaminantes…), los productos de precio justo no tienen en cuenta la contaminación generada por el transporte desde varios miles de kilómetros de distancia y los productos ecológicos no tienen en cuenta la mayor huella de CO2 que dejan o que si se produjera todo de manera ecológica, no habría alimentos para los 7.400 millones de habitantes. Las empresas buscan una responsabilidad social que llame la atención de su mercado potencial, pero no tienen en cuenta todas las variables para ser una empresa 100% responsable, ¿o quizás sí y simplemente no pueden serlo más? Pero, menos es nada.
    El Big Data ya ha creado varios gigantes que monopolizan sus mercados, Google, Facebook, Amazon… La cantidad de información que guardan, analizan y gestionan asusta y eso que, por lo menos yo, no sé ni lo que tienen ni lo que hacen. Os pongo un link de un video de hace unos años muy interesante de “solo” la información que nosotros damos gratuitamente.
    Los avances científicos requieren de grandes inversiones y las empresas y gobiernos que las hacen, quieren recuperarlas. ¿Cuánto dinero se necesita para curarse de un cáncer en el Hospital M.D. Anderson en Houston? Sólo los que tengan más dinero, personas físicas o gobiernos, podrán acceder a las mejores terapias. Siendo un poco pesimista y futurista, y unido al dilema de la modificación genética, me recuerda a la película The Island.

  39. Hola Maria, me ha encantado leer tu post, muy completo, con un montón de datos y sobre todo te hace pensar a tope!
    Bajo mi punto de vista, las empresas sociales deberían ser no solo un futuro sino también un presente, es indispensable que las empresas se llenasen de todos estos componentes que podemos llamar valores en favor de la sociedad, el medio ambiente, etc que tan bien comentas pero creo que lamentablemente aun hay muchas empresas que no aplican este modelo (por conveniencia, falta de compromiso, falta de recursos…no lo se) y de las que si lo promulgan o lo hacen habría que ver en qué términos.

    El Big Data es un termino que conozco hace muy pocos años la verdad pero por lo que he leído, ademas de tus aportaciones en este post, mi conclusión es que es una fantástica manera de utilizar los datos masivos con la que se podrías favorecer a la sociedad en todos los ámbitos que podamos imaginar. Lo tomo como una muy buen idea que aporta soluciones a muy corto plazo. Ahora bien, es como todo, creo que puede ser mal utilizado, me explico, no de mala manera seria la palabra correcta pero si para un fin únicamente económico para las empresas que lo manejan y no como un método para ayudar a sociedad, los países menos desarrollados, a colectivos desfavorecidos, etc Y por extensión al final serían avances y soluciones a los que, probablemente, solo tendrán acceso unos pocos privilegiados.

  40. Los modelos de empresas sociales es un aspecto que por mucho tiempo se ha estado trabajando y que ha estado evolucionando dentro de las organizaciones como fuera de ellas. Hay que reconocer que sí han habido un cambio cuando existe el compromiso con la integración de las organizaciones y el publico afectado. Pero existen muchas experiencias que no han sido nada favorables para el entorno social. Se continua con una gran visión de idealización de que todos somos iguales, que todos temenos los mismos deberes y derechos, la búsquedas de culpables o justificaciones para indicar que los más desposeidos no tienes por X ó Y razón. Muchas veces, es el mismo entorno social, que por múltiples razones no permiten que estos cambios sucedan. Como también el caso de organizaciones o gobiernos que buscan su propio beneficios. Existen muchos ejemplos de ellos en ambos casos, pueden verse actualmente en Latinoamerica, por más recursos que se tengan disponibles sino desean hacer el cambo o hacer que llegue el beneficio los que tengan que llegar, no lo hacen. El meollo de esto, es cuan comprometido se están en ambos lados (la empresa y el sector social) para que exista este cambio. Esperemos que continuen los avances y que estén vinculados con el compromiso, la ética, el respeto y el beneficios no solo de las organizaciones sino en la Sociedad en general.
    En el caso del Big Data, es un tema que esta de moda. Aunque el manejo de las estadísticas en el pasado, siempre han sido para el beneficio de todo aquel que las ha sabido manejar, llamense monopolios empresariales, social, gubernamentales. Tanto es así, que estas estadística han determinados nuestros estilos de vida, de comer, de vestir, de comprar, entre otras cosas. Pienso que es un tema que no cambiara, pero que cada día tiene más poder en las tomas de decisiones de los entes vinculado con esto. Y al menos que no exista el egoismo de la persona o las personas que lo manejen la información, siempre existira un tipo de monopolio con respecto el que no maneje la información o con el que no la sabe manipularlo y menos interpreterla.
    De igual manera, asi como los avances científicos y tecnológicos, siempre estarán enmarcados, manipulados, por un círculo de personas. Que no necesariamente esto sea malo o bueno, esto dependerá del punto de vista de cada quien. Ahora bien, estos avances que sean para el beneficios de pocos o muchos y que estos beneficios sean económico o social. Dependerá de gran medida de la personas o grupos u organizaciones políticas, gubernamentales, económica y sociales, pero en la gran medidad dependerá sí lo que se persigue es el egoismo personal o grupo o el beneficios de todos. Eso es un gran dilemma, soy egoista o no.
    Ahora bien, actualmente el consumidor tiene una gran poder de participación al exponer su opiniones o sus reclamos o inconformidades en los diferentes medios de participacion que existen. Pero hasta que puntos son reales o sí tiene otra razón que no sea el esclarecimiento de su inconformidad o la búsqueda de un beneficio monetario mayor a lo que fue el productos, servicio adquirido. Hasta que punto el consumidor no busca el aprovechamiento personal en vez del colectivo.
    Lo importante a todo esto, es que ya no hay sólo dos caras de la moneda, sino que existen varias. Y que día a día el cambio esta presente y empuja, queriendo o no, a eliminar paradigmas que antes no se pensaban que sucederían.
    Aplaudo con entusisasmo a toda las organizaciones y personas que estón hacienda este cambio real, y que se pueda obtener el ganar-ganar dentro del entorno organizativo, laboral, social, económico y ambiental.

  41. En estas últimas décadas, el modelo empresarial ha cambiado sensiblemente, debido a los avances tecnológicos, a su masiva difusión y por consiguiente, a su utilizo por parte de la sociedad, permitiendo así una mayor y más ecua distribución de los pesos entre la sociedad y las empresa.

    Aún así, estos mismos avances tecnológicos pueden poner en peligro este precario equilibrio entre las partes, ocasionando nuevas formas de monopolio con una clara orientación hacías el beneficio.

    Esta nueva retorica empresarial, cuyo objetivo sigue siendo la explotación económica, nos hace comprender la creciente responsabilidad que, en cuanto sociedad, tenemos a la hora de orientar las empresas hacía un modelo de sociedad mejor.

  42. Hola a todos, de acuerdo con el articulo y lo que he podido leer sobre el Big Data es un proceso el cual nos ayuda por completo el sistema de poder brindar lo que realmente se esta consumiendo a través de la data recolectada y nos permite brindar un objetivo mas especifico, entiendo que nos permite a contribuir a una mejor sociedad, pero prevalecerá la lógica comercial por encime del bien común.

  43. Creo que actualmente los modelos de empresa se están volcando a modelo de empresa social sin negar que algunas empresas lo hacen por la coveniencia y el fin de lucro que finalmente esto conlleva; quiero decir que teniendo en cuenta el cambio de mentalidad y la inclinación hacia un pensamiento de conservación medioambientalista y responsable socialmente hace que las empresas busquen la forma de abarcar clientes con este pensamiento sin tener un interes genuino y convicción de ser empresas sostenibles por razones mas de fondo.

    Creo que el big data favorece a la mayoría de las empresas pero en mayor proporción lo hace con las empresas grandes que resultan formandose como monopolio empresarial ya que son las mismas empresas de un grupo quienes terminan siendo las dueñas de la información lo que puede manejarse a gusto de dicho monopolio obteniendo mayores beneficios de dicha información. Lo importante del manejo del big data es que sea utilizado sin llegar a realizar manipulación alguna que llegue a sobrepasar la privacidad y estilos de vida de las personas.

    A lo largo de los años se ha conocido que no todos pueden ser beneficiarios de los avances tecnológicos, sin embargo es deber de los empresarios buscar las formas de hacer accesible para todos dichos avances cientificos y de esta forma garantizar una equidad comercial.

    Actualmente y como lo mencione en la primera pregunta creo que las empresas hablan y trabajan por una responsabilidad social que les ayude a incrementar los resultados en ventas y no se preocupan realmente por una mejor sociedad.

  44. Soy partidario de que realmente los modelos de negocio ya desde hace un tiempo vienen cambiando de una manera muy acelerada. Cada negocio se está volviendo, más responsable, más comprometido con sus usuarios y esto se debe precisamente al cambio que la tecnología y el alcance de la misma, le da al consumidor. Precisamente soy emprendedor de 3 negocios a los cuales día a día, genero nuevas estrategias de cambio para consentir a mis clientes, para tenerlos informados y sobre todo fidelizarlos, tarea que hoy en día es muy compleja. El modelo de negocio que debo implementar debe estar cambiando constantemente, pues ya no se sabe a ciencia cierta, como se comportara mi consumidor.
    Me parece que la responsabilidad social es un requisito fundamental que toda empresa debe tener, una filosofía por la cual deberá regirse, ¿Pero que pasa hoy en día? Veo que ”grandes empresas” son responsables socialmente, o así no lo hacen pensar. Con sus campañas de donaciones, de cuidado con el medio ambiente. Pienso que en países desarrollados se ve mucho más realmente el término responsabilidad social como tal. En países donde la pobreza es alta, donde el vender o vender se vuelve parte esencial de supervivencia, donde el consumidor se lo percibe como objeto, la responsabilidad social pasara a un segundo plano. He visto muchas empresas en mi país que dicen tenerla, pero en realidad es una estrategia más de venta, de lucrarse.

  45. Nos encontramos en un punto en la historia que es una constante de evolución tecnológica e innovación que es cada vez más acelerada, en esto radica que una empresa se vuelva socialmente responsable al atender las necesidades que tiene su comunidad y su entorno; que gire su mirada de 360 grados para pasar de un estado de indiferencia a volverse pro-activa y promotora de la conservación de los recursos naturales. El hecho de cambiar el papel para escribir para darle el paso al uso de la tecnología en cualquiera de sus rubros extensos logra disminuir el impacto ambiental en cantidades desorbitantes y aún más si la misma empresa se compromete con la implementación de estrategias claves para estar en pro de la recuperación de zonas verdes y ambientes de naturaleza.

    Con la información que podemos obtener en la actualidad obtenida por medio de las redes, nos basta y sobra para darnos cuenta que vivimos en la era de la cibernética y debemos innovar o morir en el intento, el target actual y al que queremos enamorar de nuestra marca y producto se encuentra en ensimismado en internet, buscando comprar prendas, aparatos o simplemente para conectarse con otras personas que estén en su comunidad. La marca Ciel hace un trabajo excelente dentro de una empresa que es socialmente responsable y que nos enseña que de una botella se pueden obtener bancas o diferentes insumos que con el hecho de realizar un adecuado reciclaje es totalmente viable. Esta era de innovación y creación acerca cada vez más al éxito de tener lo que se creía imposible en épocas donde se necesitaba papel, pintura y colores para hacer anuncios de calle, o un Guía Rojí para obtener información sobre avenidas principales, ubicación de lugares o llegar a direcciones que era cosa de sumarte a la búsqueda, de ver la Sección Amarilla para nombres de personas y negocios en papel y lo que en contraste encontramos, al avance con pasos agigantados de la tecnología, el desarrollo de pàginas web o aplicaciones que nos brindan está información en cuestión de segundos.

    El hecho de tener un big data, vuelve ambiosa a cualquier empresa que sepa bien el significado de poseer información privilegiada y que en su momento única en su existir, si no fuera así no hubiesemos tenido por tanto tiempo un monopolio en telefonía, en la gasolina o simplemente a la conexión de internet, entre más innovación exista y logremos identificar las nuevas necesidades, podemos consolidar una empresa que como única en su especie es totalmente capaz de subsanar esos razagos que otra parte de la población empresarial no ha logrado anticipar.

    Dependiendo en que ciudad te encuentres instalado, puedes observar que el derecho a la salud es de todos pero el privilegio de tenerla es de unos cuantos, al tener tanta innovación en tecnología, nos enfrentamos al descubrimiento de nuevos medicamentos eficaces contra ciertas enfermedades y que su aplicación sólo sea en ciertos lugares hasta en ciertos territorios. Todo se vuelve un negocio, pero deja de serlo cuando es un producto o un servicio que está al alcance de todo individuo, en cierto rango perdería su chiste si no se mantuviera una exclusividad y más cuando tocamos temas tan delicados cómo lo es el de la salud.

    Yo veo a dos tipos de empresas: las que realmente si están preocupadas por el cambio climático y las circunstancias que rodean su entorno y las empresas que con tal de evadir impuestos buscan donde donar una cantidad económica para beneficiencia de unos cuantos. Toda empresa buscará como fin ser bien vista a los ojos del consumidor, porque una empresa con buenas relaciones públicas, es una empresa que escojen por sobre de otra que no tiene valores firmes en el bienestar de su equipo de trabajo y del servicio o producto que ofrecen.

    Al final todo es un mecanismo retroalimentativo y de crecimiento, seguimos avanzando pero también innovando en situaciones que pintan con mejores perfiles, por eso es que es de sabios cambiar de opinión, claro ejemplo es la empresa que ante todo pronóstico, busca su crecimiento y hasta en cierto punto de su historia, un cambio en su imagen para renovarse y volverse a la imagen que el target está esperando pero no lo sabe, una empresa pro-activa y no re-activa que enfrente obstáculos en ese momento y tenga la creatividad suficiente para resolverlos y no perder clientes o usuarios en el intento.

    Son excelentes tema a debate y mucha tela de donde cortar. Saludos a todos.

  46. En este debate de manera global estamos enfatizando más sobre el versus BIG DATA contra el mismo, sin embargo el tema de este post al tratar del IMPACTO EN LA TRANSFORMACION DIGITAL DE LAS EMPRESAS SOCIALES se refiere al “IMPACTO POSITIVO”, ya que en toda la descripción del post habla acerca de todas las posibilidades consientes y positivas que muestra esta nueva tendencia, estoy de acuerdo que hay contrariedad en dicho impacto en algunas de las posibilidades, pero no es el tema de debate, dicho lo anterior, creo que como emprendedor es una nueva alternativa que se debe considerar al ser parte del código constitutivo de la empresa.

    Esto ya esta sucediendo, en la industria automotriz se comenzará a usar una nueva tecnología, resultado de la 4ta revolución industrial, esta es la Industria 4.0, (Después de la revolución de maquinas industriales, microprocesadores y la automatización) que es la interconexión de información y toma de decisiones por las propias maquinas, como se va a lograr, a través del BIG DATA, una generación de base de datos increíblemente grande en donde a partir de las estadísticas y soluciones establecidas, se podrán solicitar entre ellos mismos (maquinas) la solicitud de material de construcción, el inicio de la construcción de un nuevo lote, la toma de decisión de la solución más rápida y confiable, inclusive la petición de material a los proveedores directamente de las máquinas sin necesidad de que el hombre sea quien las solicita, en el intercambio de información de la compra se manejarían las criptomonedas y así se harían compras digitales entre maquinas o servidores. Y como operará todo esto, haciendo uso del Blockchain. y de nuevo vemos el uso de la transformación digital en beneficio del empresario, generando notablemente precariedad laboral.

    BOSH es pionera en la aplicación de esta nueva tecnología, acaba de anunciar la creación de una nueva planta para la construcción de sensores y componentes electrónicos en Guanajuato, Mexico, en donde se hará uso de esta nueva tendencia, y seguro tiene un código de compromiso social al generar dicha precariedad laboral. Todas las empresas grandes industriales tienen un plan para ser amigables con el medo ambiente, sobre todo las automotrices.

    1. Hola Andrés, gracias por tu aportación, tal como dices, en lo que se conoce como empresa 4.0 encontramos distintos modelos de gestión que esperamos sean más beneficiosos para generar riqueza pero pensando en la sostenibilidad Sin duda también se importante contar con regulaciones por parte de gobiernos, pero por parte de una sociedad civil organizada

  47. ¿Un nuevo modelo de gestión o simplemente un disfraz?

    Gobiernos que se llenan la boca con la igualdad de género, pero que en realidad no ofrecen paridad entre sus cargos.

    Empresas que presumen de RSC pero que manufacturan sus productos en países subdesarrollados, exprimiendo a sus trabajadores, a menudo incluso niños.

    Constructoras que levantan rascacielos de súper lujo en países empoderados por el petróleo, contratando a peones por jornadas interminables, que malviven en contenedores de escasos m2 y en pésimas condiciones de higiene y salubridad.

    Administraciones que permiten que los grandes supermercados se instalen ya en el mismo corazón de nuestros barrios, firmando así la defunción del pequeño comercio de proximidad.

    Escándalos protagonizados por dirigentes de ONG’s en países en situación de emergencia.

    Empresas suministradoras de servicios básicos que se enriquecen aplicando desmesuradas tarifas, ahogando la economía de muchas familias.

    Y un largo etc.

    Hoy en día, empieza a resultar difícil unir conceptos como la ética y los negocios

    Si según su significado, la ética responde a los principios que rigen la toma de decisiones de forma responsable y el negocio es la actividad o trabajo que se realiza para obtener un beneficio, aunque no debería, parece bastante obvio que no vayan de la mano.

    En un mundo globalizado, en el que los poderes se han vuelto avariciosos y la riqueza cada vez está menos repartida, deduzco que las grandes empresas tienen como objetivo únicamente la obtención de buenos resultados para sus stakeholders pero que, a la vez, se ingenian estrategias para parecer sociales cuando en el fondo solo sea una máscara.

    Si escribo esto es porque tengo la suerte de haber desarrollado gran parte de mi trayectoria profesional en empresas multinacionales, en las que he aprendido mucho.
    De lo bueno y de lo malo. De lo que hay que hacer y de lo que jamás habría que poner en práctica.

    Soy empresario y fundé mi propia agencia de publicidad hace 17 años.
    Una PYME con 20 profesionales, independiente, sin socios externos ni otros inversores. En mi opinión, factores clave para poder aplicar un estilo de management propio y fijar objetivos anteponiendo valores fundamentales y el trato humano.

    Con esto, concluyo que la ética en los negocios es algo que parece reservado a un modelo de empresa muy concreto, de tamaño reducido y sobre todo en manos de personas libres de pensamiento y de actitud.

  48. Hola,

    La crisis ha abierto una gran brecha social, los ricos son cada vez más ricos y los pobres más pobres, la clase media esta dejando existir, el consumidor medio no llega a fin de mes, por lo que no tiene recursos suficientes para crecer. Los estados están minando la sociedad del bienestar, cada vez dan menos fondos para hacer que funcionen hospitales, escuelas, etc. por lo que nos empujan a la privatización, lo que se traduce en que si no tienes dinero, no puedes hacer nada.

    Esto hace que la sociedad pida un cambio, y por este motivo la mayoría de empresas quieran sumarse a la “responsabilidad social”, pero que la gran mayoría, grandes empresas sobretodo, lo hacen por un tema de imagen, no de valores ni principios, ya que siguen fabricando sus productos en Países donde pagan sueldos míseros y los empleados trabajan en pésimas condiciones (INDITEX, Apple…)

    Así, creo que, por muchas campañas de marketing que hagan las empresas sobre ética y responsabilidad social, y pequeñas acciones en las que participen, todo lo hacen a cambio de mejorar su imagen hacia el público, y por consiguiente para incrementar los ingresos, su única y real motivación.

    Solo algunas pequeñas empresas, son realmente éticas y tienen valores, ya que nacen con esa base y lo llevan intrínseco en su ADN. Creo que cuando se trata de modificar el ADN existente es un fracaso, ya que en realidad tu no eres así, si no que te estás poniendo un disfraz, y eso es lo que le pasa a la mayoría de empresas.

  49. Hola,
    En mi opinión, creo que sí que estamos ante la consolidación de un nuevo modelo de empresa social. Pues como vamos viendo con la revolución digital, la Big Data… el modo de enfoque de las empresas es totalmente diferente al de hace unos años. Actualmente las empresas actúan de una manera más ética y responsable, escuchando al consumidor e intentando adaptarse a sus necesidades. Y aquí es donde tiene especial importancia la empresa social, porque gracias a la inmediatez y todas las ventajas que ofrecen las tecnologías puedes ayudar a solventar muchos problemas en los que hoy día estamos inmersos. Creo por tanto, que es fundamental que toda empresa tenga en cuenta la responsabilidad social, pues creo que ayudar a tener o conseguir un mundo más igualitario es algo que depende de todos.

    Creo que el Big Data puede favorecer a la consolidación de nuevos monopolios empresariales. Está claro que la información es poder, y muchas empresas querrán constituir su monopolio con toda esa información y que le revierta cuantiosos beneficios.

    Del mismo modo, pienso que a los nuevos avances tecnológicos solo tendrán acceso unos pocos, prevaleciendo por tanto la lógica comercial. Aunque quizá con el tiempo esto pueda cambiar, porque como he dicho anteriormente, creo que poco a poco la sociedad se va dando cuenta que es importante el bien común. Aunque ha día de hoy, muchas empresas solo piensas en el beneficio propio.

    La responsabilidad empresarial en muchas ocasiones es retórica sin fondo, aunque creo que las empresas algunas empresas usan más esa responsabilidad como lavado de imagen ante el consumidos que como actuación ética en sí misma, sobre todo las grandes multinacionales. Aunque si bien es cierto, creo que sobre todo las empresas más nuevas son las que intentan contribuir a una mejor sociedad.

    Saludos.

  50. Hola,
    Considero que un modelo de empresa social es difícil porque muchas de las empresas no se fundaron con ese fin, sino el fin meramente económico, por lo que lograr una reingeniería no es lo ideal para ellos considerando los costos que eso conlleva. Ahora bien, hay muchas empresas que incorporan actividades de RSC, quizás aquellas que realmente tienen una visión en la que saben que si no hacen un bien social, ellos mismos se verán perjudicados, pero hay muchas que aún no, y lo peor es que seguimos consumiendo sus productos; así que en gran medida, debemos tomar conciencia y acción sobre esto. Entiendo que puede haber un producto, un procedimiento o avance en la ciencia para muchos y son temas que no debemos tomar a la ligera como explica el texto, pero si nos tomamos el tiempo de analizar sus causas y beneficios, podremos tomar parte de la historia, haciendo correcto uso de la información, ya sea a la hora de comprarlos o divulgar la información en nuestras redes sociales.
    Sí, creo que el big data es una gran ventaja para aquellas empresas que saben cómo utilizarlo, así mismo es un riesgo que ya hemos tomado al prestar nuestros datos a distintas redes, blogs, e-commerce, entre otros, y es conocido que muchas empresas venden estos datos, algo que puede parecer inofensivo pero tiene una gran implicación en nuestra seguridad. Considero que sí puede generar un monopolio comercial, incorporando a las personas que saben cómo hacer Big Data y las herramientas tecnológicas que mejor lo apoyan; pero esto, siguiendo las normas éticas trae beneficios para la empresa y para las personas, obteniendo las soluciones que requieren en el tiempo necesario.
    Con respecto a los avances científicos a los que solo tienen acceso unos pocos, no es algo nuevo, los países desarrollados con mayores ingresos, tienen esta oportunidad, pero lo importante a resaltar es que no se han quedado con ellos sino que buscan compartirlos con otros, ampliando el acceso a su educación por medio de becas por ejemplo, y si estos profesionales pueden retroalimentar lo aprendido en sus países de origen, genera networking y posiblemente la implementación de estos avances en sus países.
    En muchas ocasiones la RSC es solamente retórica, como una actividad que ayuda a reducir impuestos y mejorar el posicionamiento de marca.

  51. Hola Maria Mercedes, me encanto el tema elegido para tu blog, es un tema que personalmente me interesa mucho y estoy trabajando en mi blog sobre algo similar.
    Como tu bien lo dices es un tema muy reciente, que surgió en los Estados Unidos en la época de los 80 . En relación a las preguntas que planteas, creo que aún nos falta mucho, hablo de Colombia, para lograr una consolidación de un nuevo modelo empresarial, son pocas las empresas que realmente se comprometen con una causa y se cree que solo las grandes empresas pueden hacerlo.
    Quizás falta mayor información y / o asesoría sobre este tema, ya que una Pyme también podría hacer parte de este nuevo modelo, además no debe ser solo por medio de apoyos económicos, puede ser con aportes educativos, siembra de árboles, campañas de tránsito, entre otras. Además una empresa que participa como modelo social puede tener colaboradores más felices e involucrados a nivel empresa como en el ámbito social.

    El Big Data, por supuesto pienso que puede traer muchos beneficios a las empresas, tanto para tomas de decisiones, elaboración de planes Estratégicos de Marketing, Atracción de clientes, entre otros; aunque es algo que no es accesible aún para muchas empresas, si genera nuevas oportunidades de crecimiento, lo clave esta en el manejo que se le de a esta información y que pueda ser aplicada en beneficio de todos y no en un pequeño porcentaje.

    Me despido con esta frase:

    “Los datos son el petróleo del siglo XXI. El despliegue de sensores y el incremento de la capacidad del procesamiento, son claves en la transformación de muchos sectores y en la creación de un mundo más medible y programable”. Cesar Alierta.

    FelizTarde.

  52. Pienso que estamos en el proceso de transición hacia la consolidación de un nuevo modelo de empresa social. En este proceso podemos distinguir claramente tres tipos de empresas. En primer lugar, están aquellas empresas que todavía persiguen una lógica de acumulación que sin desconocer la importancia que tiene una mejor distribución de oportunidades para todo el mundo, consideran de todos modos que esa es una función del estado. En ese esquema la función de las empresas es solo la de producir más productos y servicios que luego el propio sistema se encargara de distribuir entre todos sus integrantes. Estas empresas no poseen hoy una estrategia orientada a la sustentabilidad. En segundo lugar, están aquellas que poseen una falsa conciencia social. Poseen importantes departamentos orientados a la sustentabilidad, pero solo lo hacen a los efectos de mejorar su imagen de cara a un consumidor más demandante de empresas social y ambientalmente responsables. Por último, hay una gran cantidad de empresas (y afortunadamente en vertiginoso crecimiento hoy en día) que poseen una verdadera conciencia social. Estas empresas están generalmente integradas por gente más joven a quienes realmente les preocupan temas como la igualdad social y el cuidado ambiental. Considero que en la medida que más millenials se incorporen a las organizaciones en puestos de mayor liderazgo esta tendencia se irá incrementando y se generara un gran (y sincero) entramado de empresas socialmente responsables.
    En cuanto al uso del big data, si bien considero que probablemente se tienda hacia grandes monopolios de generación y administración de datos que puedan manipularlos. También es cierto que nos darán un mayor conocimiento de la sociedad pudiendo así diseñar productos y servicios a medida del consumidor ahorrando así una gran cantidad de recursos (naturales, financieros, hs hombre, etc). Esa mayor eficiencia nos permitirá con la misma cantidad de recursos satisfacer a una mayor cantidad de seres humanos.

  53. Buenas tardes María Mercedes,

    En respuesta a tus preguntas, no creo que estemos realmente ante la consolidación de un nuevo modelo de empresa social. ¡Ojalá! Estaríamos más bien ante LA NECESIDAD DE CAMBIO en las empresas para que éstas se queden. El modelo de empresa social llegará cuando el consumidor lo decida. El consumidor comienza a comprar de forma racional e inteligente (think), a castigar a marcas menos transparentes y accesibles (love/hate), se preocupa por la sostebilidad, etc. Pero en cambio, busca sentirse bien con las cosas que consume pero sin pagar más. Aquí llegamos al factor PRECIO. RSC = ¿Cómo llegar a ese punto de equilibrio?

    ¿Estaría bien decir que Big Data favorecerá a todo aquel que acceda a esta información? Monopolios, empresas de nueva creación, etc. que sepan interpretar estos datos y aplicarlos a su idea de negocio. Por ejemplo: algunas marcas de moda han aprendido a descifrar los estilos de vida. “¿Eres Runner, Yogui, etc? Voy a lanzar una colección para dar respuesta a tus necesidades de lifestyle”. “¿Has cambiado tus hábitos alimenticios? Te voy a presentar prendas sin origen animal.” “¿Vives en un lugar meteorológicamente muy inestable? Voy a tener la capacidad de lanzar mini-colecciones (y tener stock) de las prendas que vas a necesitar la próxima semana porque está previsto que bajen las temperaturas en pleno verano …” Todos son ejemplos. ¿Me he explicado bien?

    En cuanto a los avances científicos, creo que todo dependerá del interés de quien esté en el poder.

    Y por último, en cuanto a la responsabilidad empresarial, aún queda mucho por hacer, aunque no concibo la creación de una empresa hoy sin la contribución a una mejor sociedad.

    Gracias!

  54. Hola María Mercedes, creo que estamos ante la necesidad de un nuevo modelo de empresa social para poder crecer de mejor manera y cambiar para bien el modelo de mercado actual. La necesidad de socializar el mercado es inevitable, más aún con la perdida de sensibilidad de los gobiernos y las empresas ante un mercado que se sensibiliza cada vez más y que cada día que pasa tiene más poder sobre las marcas.

    Si creo que el big data llegue a favorecer la consolidación de nuevos monopolios empresariales, ya que el futuro es hoy y no mañana. Cada día evoluciona más el consumidor y la manera en como llegamos a ellos y así tenemos que evolucionar nosotros.

    Como siempre el dinero habla y creo que a pesar de llegar a tener acceso a avances científicos no creo que podamos tenerlo al 100% o a todos los avances. Espero que esto cambie como cambia el mercado y el mundo aceleradamente. El consumismo a llevado a cierta parte del mercado a ser insensible pero es bueno ver como cambia esto día a día con campañas que en parte son potencializadas por el big data

    Como todo en el mundo hay dos versiones y creo que la responsabilidad empresarial en ciertos casos es para mejorar la imagen frente al consumidor y apelar a ese sentimiento de pertenencia y de sensibilización, así como hay empresas que en realidad buscan fomentar la responsabilidad social y encontrar un cambio para sus consumidores, para la marca y para su entorno.

  55. Hola María,

    Creería que son hechos inerentes a comportamiento de las corporaciones, el tema de responsabilidad social siempre ha estado latente en las compañias, tal vez con otros nombres (independientemente si el obejtivo real es contribuir al cambio o sacar partido con beneficios tributarios), es bueno pensar en el cambio y en que las empresas cada día son mas conscientes en que deben equilibrar la balanza entre la rentabilidad y el binestar social, sin embargo, creo que estamos frente a la burbuja de la felicidad (disculpa mi visión del asunto) en dónde las empresas utilizan el Big Data como una maravillosa herramienta, antiguamente se contrataban ejecutivos y gurús súper expertos quienes daban luces de como construir estrategías efectivas, que construyeran percepciones, hoy en dpia gracias al Big Data, se pueden conseguir perfiles mas detallados y así saber que estimulos usar.

    No creo que así deba o no deba ser, simplemente digo que así es.

  56. Hola, gracias a todos por las aportaciones y reflexiones tan interesantes, realmente es un tema que nos ofrece muchas horas de reflexión. Ciertamente la tecnología de la comunicación es neutra, depende de los valores sociales y de las reglas del juego. por tanto la regulación es importante pero no solo desde el Estado, sino desde una sociedad civil fuerte que entienda que el consumo es un acto político y reflexivo

  57. Definitivamente el que tiene la información es el REY, ahora bien lo importante es que las empresas hagan uso de ella con el fin de mejorar la educaciòn, la economía, RRSS y no solo como manipulación del consumidor para adquirir sus bienes o servicios, no digo que este mal, solo que hay que crear una balanza.

  58. Siempre he creído que las nuevas tecnologías sirven a la sociedad para facilitarle la vida, ahorrar tiempo, dinero y desgaste mental en muchísimos procesos, lo que pasa ahora es que estamos sumergidos en tanta tecnología que hemos olvidado lo que realmente importa, las relaciones humanas se han ido perdiendo y con ello también, en muchos casos, el conocimiento (de cómo llevar a cabo procesos que antes no estaban automatizados).

    Sí, claro, hay muchas empresas sociales, que tiene como propósito principal mejorar la sociedad; sin embargo, los monopolios y las grandes empresas siempre buscan acapararlo todo y lucrarse del más mínimo servicio, convirtiendo todo en una transacción comercial altísima para el consumidor.

    Creo que si la meta principal se puede mantener y no convertir en obsoleta la participación de la mente humana en el proceso, así como no generar ambiciones erróneas en la sociedad, siempre será una ventaja tener la tecnología por la mano.

  59. Es una realidad que lo social cobra importancia dentro de la población, y menos que es así. Esto, a su vez, se traslada a las empresas porque la gente también mira (no siempre) lo ética que sea la empresa tanto en lo social, medioambiental como económico. Esta aparición de “empresas sociales” es exigida por la gente, debido a que cada vez tenemos un mundo más contaminado, con guerras, pobreza, etc., y lo social, por tanto, cobra mucha importancia. Empresas sociales que se vinculan y se compromete con la sociedad y todo lo que nos rodea.

    El Big Data, los datos, actualmente tienen una importancia enorme, y cada vez más. Los datos es todo y muchas empresas querrán tener el máximo posible de estos. Es una buena noticia que el Big Data aparezca en diferentes ámbitos como el sanitario o el medioambiental. Los datos valen oro, pero también pueden tener el poder de mejorar el mundo. Aunque estas mejoras, por lo menos al principio, creo que solo podrán ser accesibles en ciertos sitios.

    Por último, pienso que hoy en día la responsabilidad empresarial es una realidad, no es retórica, cada vez las empresas se preocupan más, porque tenemos a una población cada vez más concienciada. Aunque es verdad que muchas empresas lo realizan de cara a la galería, sin creer realmente en ese compromiso, pero la situación mundial actual hace que las empresas actúan más en el campo de la responsabilidad.

  60. A mi parecer, el big data si está favoreciendo nuevos monopolios (y creo que lo seguirá haciendo en cierta medida) en tanto el sistema económico en el que vivimos, empuja a ello. Sin embargo, también ha empezado a surgir una nueva revolución social posibilitada por la posibilidad de comunicarnos y cooperar en distintas latitudes y por un bien común. prueba de ello son las múltiples iniciativas tipo “wiki” o el nuevo modelo de “confianza” que existe bajo las comunidades de “block chain”.
    Creo que efectivamente seremos testigos de nuevos modelos de empresa social, pero que definitivamente tendrán que seguir siendo impulsados desde una sociedad con cada vez más posibilidades de participación para que puedan consolidarse e incrementar su impacto.
    En muchos casos, he sido testigo de la “retórica sin fondo” de las empresas que consiguen un sello como ESR sólo por mejorar su imagen, pero también he empezado a ver ejemplos en donde sociedades madurez democrática, han encontrado maneras de exigir un cambio.

    1. Hola Paul, gracias por la aportación, tal como dices el big data representa grandes oportunidades, si bien es cierto no podemos negar que es y será usada para consolidar monopolios, también contribuye a fomentar una sociedad más justa

  61. La transformación digital, al ser un cambio que nos afecta tan transversalmente a la sociedad, contiene riesgos y peligros hacia un mal uso pero también genera una oportunidad de intentar mejorar aspectos y retos aún por resolver.
    Manifiestos como Cluetrain y Crowd abren la puertas y ventanas a un aire nuevo donde las personas y el procomún puedan estar en el foco de atención donde empoderarnos en mejorar las condiciones y calidad de vida de las personas. Pasamos a ser prosumidores como cita el post del blog, con la capacidad crítica de optar por nuestras decisiones con criterios humanos, sujetos activos en consumir y dejar nuestra huella en el mundo y querer dejar un buen rastro de camino.

    1. Hola Mireia, lo importante es la educación y nivel crítico que tengamos como ciudadanos y consumidores. Esto puede crear un gran impacto en la manera en que las marcas se comunican y actúan, por ejemplo gracias a la presión del consumidor muchas marcas empiezan a producir alimentos que no usan aceite de palma.

  62. Muy buen artículo María!

    Totalmente de acuerdo que el modelo empresarial está cambiando. Para mí, el factor principal y el foco de unión del cambio (que además veo reflejado en todos los ejemplos de tu artículo) es la importancia de los datos. En los últimos años las empresas se han dado cuenta de lo importante que es el manejo de sus datos y cómo, si son capaces de adquirir datos relevantes en cada una de sus interacciones con sus clientes, podrán ser capaces de explotarlos para mejorar en gran medida sus resultados. No es casualidad que en sólo 10 años hayamos pasado a ver como gigantes tecnológicos (Google, Apple, Amazon, Facebook-Instagram, …) son los referentes a seguir. Esto ha sido en gran medida por cómo decidieron darle el valor a todos los datos que consiguen recopilar de sus usuarios y, posteriormente, como los monetizan.

    Esto nos abre también el debate de cómo en muchas ocasiones son las empresas las que se terminan lucrando gracias a los datos de los usuarios. Muchas opiniones giran en torno a que los usuarios ya adquieren la “recompensa” de poner sus datos en manos de las empresas con el servicio que éstas le prestan. Otras, se decantan más por reducir al máximo los datos que comparte con las empresas (y gracias a la nueva GDPR, tener un control mucho mayor sobre sus datos).

    En definitiva, en la nueva era empresarial los datos y procesos que sean capaces de tratarlos, manipularlos y explotarlos (Big Data, Data Science, Business Intelligence, Machine Learning…) irán cobrando todavía más relevancia en cómo las empresas que consiguen aplicar con efectividad esos procesos, conseguirán lograr unos ROI mucho más elevados.

    1. Hola Jordi:
      Tal como dices, en esta era los datos serían como el nuevo oro negro, el nuevo petroleo, quien los tiene tendrá el poder, y en este sentido vemos cómo las grandes empresas los usan para entender mejor al consumidor y ajustar estrategias de marketing, Pero también encontramos iniciativas que pretenden usar los datos para mejorar la calidad de vida de la población, como es el caso de los proyectos de smart city .
      El problema es que las pequeñas empresas o medianas que no puedan hacer uso del big data posiblemente quedarán rezagadas.

      1. Me ha encantado el artículo y genial los ejemplos que has marcado sobre cómo algunas empresas están usando el Big Data.

        Si bien me parece estupendo que esta nueva fuente de información sirva para mejorar campañas de marketing pienso que muchos querrán vender estos datos a precio de oro y hacer de esto un negocio.

        No me parece mal si es comprado por otras empresas que igual quieran mejorar su marketing y ROI pero, qué pasa con aquellas pequeñas empresas que no puedan permitirse pagar precios desorbitados por esta información? Están éstas destinadas a fracasar?

        No deberían estos datos ser ofrecidos gratuitamente a aquellas empresas que busquen el bien común, como por ejemplo el caso de Google donde se dieron cuenta del brote de gripe en EEUU y alertaron a los servicios sanitarios como medida preventiva? Si de verdad quisieran mejorar la sociedad, las empresas no dudarían en regalar estos datos. En cambio, si solo lo dicen para hacer creer que se preocupan por estas causas está claro que exigirán un precio.

        Si son nuestros datos y nuestros hábitos como consumidor por ejemplo, parte de lo que se venderá, no deberíamos tener acceso gratuito nosotros también? o recaerá esto en manos de pocos?

        Existirá alguna medida para regularlo?

        Son preguntas que me he hecho al leer el artículo y que tendremos que esperar a ver cómo evoluciona.

  63. Ojalá realmente todo este entorno VUCA de cambios, empoderamiento del consumidor y manejo de una cantidad cada vez más ingente de datos se use con toda la conciencia y consciencia de la que seamos capaces.
    Ojalá y dejemos de vivir una sociedad donde cada vez derivamos más a un sistema de salud privado, dejemos de aprovecharnos de un sistema público de desempleo o sigamos contando con un sistema de pensiones en un futuro. Ojalá no sigamos desaprovechando esos grandes logros que tanto nos ha costado conseguir.
    Ojalá las empresas dejen de tener una conciencia social sólo de cara a la galería y realmente aprovechen TODO lo que pueden llevar a cabo teniendo poder y dinero.
    Ojalá la transformación digital sea posible no sólo en el 1er mundo, sino en todos.
    Ojalá el Big Data no sirva sólo para tener controlada la actividad de trabajadores y consumidores
    Ojalá la economía del bien común de la que hablas en tu masterclass, Mª Mercedes, sea la que predomine pronto, y que no valga todo para que las empresas sigan creciendo y enriqueciéndose.
    Ojalá? Ojalá no… Hagámoslo. Aprovechemos todo lo que no tenían al alcance nuestros padres y abuelos… Pero para bien.
    Nosotros somos el cambio.

  64. Desde mi punto de vista el Big Data abre las puertas a un campo bastante complicado de limitar, todos estamos en red y gracias al Biga Data pueden saber demasiado de una persona. Considero que es el futuro pero se tendrá que normalizar su uso. Tiene muchísimas cosas buenas que deben ser utilizadas correctamente. Esto hace relación a la ética, nos abrimos al mundo, damos mucha información de nosotros y los que la gestionan deben utilizarla correctamente.
    Respecto a las empresas sostenibles está claro que todos vamos en la misma línea, tenemos el ejemplo de nike y la igualdad de género. Vemos como a Cristiano Ronaldo le está perjudicando los rumores de violación… todos estamos muy sensibilizados con estos temas de igualdad, respeto… y sobre todo, cuidar de nuestro medio ambiente. Espero que para el 2025 (no está tan lejos) se acabe con la destrucción que muchas empresas hacen de nuestro planeta. Las nuevas generaciones no quieren trabajar en empresas que no tengan con valor fundamental la igualdad y sostenibilidad, si quieren atraer el talento tienen que dar ejemplo.

    1. Hola Joaquim sin duda ofrecemos demasiados datos personales, inevitable al menos por ahora en la era de las redes soicales donde compartirmos gustos, tendencias, opiniones personales y mucho más. La cuestión es que gestionar esta gran cantidad de datos requiere contar con recursos económicos humanos y técnológicos, aquí es donde puede venir el problema porque solo grandes empresas en principio pueden hacer uso del big data para fines comerciales, para incrementar ventas, competir en el mercado. Por tanto es importante impulsar empresas con responsabilidad socials y apostar por start ups que resuelven problemas colectivos y no solo buscan el crecimiento económico.

  65. Hola,
    Antes que nada quisiera felicitarte por este gran articulo que si bien habla de muchos importantes factores que han estado cambiando al mundo en una era de digitalización. Si bien es cierto el Big Data y Machine Learning han sido un gran avance para esta revolución digital, ya que actualmente se han hecho muchos aportes a la ciencia y no solo a esa área si no también a muchas más como es mi caso, en el área de Marketing. La ciencia de datos ha aportado numerosas estrategias para la correcta implementación de una campaña, ya que se generar algoritmos que ayuden a determinar el lugar y la red social exacta que de acuerdo a tu negocio será muy bien impactado. La inversión ha tomado otro giro, el sector financiero y las farmacéuticas han sabido aprovechar muy bien este desarrollo digital.

    Saludos,
    Nahim

    1. Hola Nahim, definitivamente estamos viviendo en medio de una revolución social y económica impulsada por los avances en las TIC, lo importante es que esta revolución sea inclusiva, ofrezca mejoras en la calidad de vida a todos sin importar clase social, y que en definitiva podamos pensar en el crecimiento económico articulado al crecimiento social.
      El big data puede por tanto ser usado para ofrecer mejoras a la sociedad, como es el caso de las Smart Cities

  66. El mundo del Big Data es apasionante y abre un mundo de posibilidades. Con este artículo podemos ver como el uso de los datos en la sanidad se esta potenciando pero muchas veces por una razón más bien económica y no ética. Creo que la reflexión estaría en pensar quién debe almacenar esos datos y quién debe gestionar esa información para el beneficio ético y no el económico. ¿Sería necesario que los estados tomasen las riendas en este asunto y pasaran a ser los gestores y protectores del Big Data en la sanidad? ¿Sería el método para dirigir el beneficio hacia las personas y no hacia las empresas?

    Muy buen artículo María. Me ha gustado mucho.
    Gracias.

    1. Hola Daniel:
      De acuerdo contigo en tu reflexión, por esto actualmente el oro negro es la información, quien la maneja tiene el poder porque gracias a toda la información proporcionada por los datos y su análisis. Por ejemplo las campañas electorales de partidos políticos pueden conseguir más votos logrando persuadir con mayor firmeza en la medida que conoces mejor lo que demanda el electorado.

  67. Yo creo que estas tecnologías democratizan la información y el acceso a ellas, para que cada vez más empresas actúen como verdaderos catalizadores sociales y conseguir llevar estos avances a un mayor número de personas. Creo que esto no está reñido con la rentabilidad empresarial y que de alguna forma ese interés por mejorar la sociedad ayudará a hacer más sostenibles estos negocios como si de una especie de karma se tratara.

    También creo que la sociedad irá avanzando y cambiando su mentalidad para favorecer a esas empresas que apuestan por mejorar la vida vida de las personas, por aquellas que son sostenibles, que apuestan la sostenibilidad, la igualdad o la ética en los negocios tributando en sus países de origen y no en Irlanda, Delaware o Islas Vírgenes. Pero para ese cambio será necesario el paso de alguna generación.

    1. Hola Miguel Ángel:
      SI, por un lado la información se ha democratizado, sin duda el prosumer es más crítico y cada vez entendemos más que el consumo es un acto político. Podemos pensar en empresas sociales como empresas que quieren crecer pero que también que el crecimiento económico es también social.

  68. El “interés” medio ambiental en todas las empresas está creciendo exponencialmente, generando puntos positivos, como por ejemplo genera empleo, genera ingresos a personas humildes.
    Sin embargo, hay puntos en los que no todas las personas tienen la capacidad monetaria para afrontar, por ejemplo, la salud, lamentablemente no todos tienen acceso a ella, por más que muchas empresas puedan jactarse de que si lo hacen.
    Por otro lado, es muy cierto que muchas empresas ya colaboran con el medio ambiente, sin embargo, también hay muchas empresas que solo lo hacen para que sean muy bien vistas por los clientes, lo cual no es correcto.
    Considero que debe de existir un compromiso real, por parte de las cabezas más importantes de las empresas, una vez esto se logre la cultura organizacional de las grandes empresas se habrá conseguido.

  69. Me ha resultado muy interesante tu artículo, María Mercedes. Hay corrientes que posicionan a la tecnología como un sector que pretende “usar” a la sociedad, aprovechándose de sus datos, con fines poco éticos. Este tipo de investigaciones como la tuya confirman que la transformación digital y el Big Data tienen otros objetivos y usos, entre los que no sólo se encuentra aumentar la eficiencia de los procesos y rentabilidad de la organización, sino también, citándote, el “transformar la sociedad e impactar aspectos básicos para mejorar la calidad de vida de la población”.

    Respondiendo a tus preguntas, pienso que, a medio plazo, sólo las empresas que se adapten al modelo de RSC acabarán sobreviviendo. La cada vez mayor difusión de este modelo entre los diversos sectores empresariales, por qué no decirlo, ha permitido un incremento de la reputación de los mismos, y también ha sido visto como un rayo de esperanza por parte de la sociedad. Me explico. Hemos visto flaquear al Estado del bienestar muchas veces y las empresas han llevado a cabo prácticas de responsabilidad social en sustitución de las administraciones públicas, ya sea en el campo medioambiental, sanitario, social o económico. Por poner un ejemplo. Así como un colegio u hospital concertado quita dolores de cabeza al Estado, las empresas comprometidas socialmente también pueden ser un alivio para el Estado en ciertas funciones.

    Creo que la omnipresencia del Big Data en las organizaciones irá permitiendo el fomento de la competencia entre las empresas que lo lleven a cabo y la especialización de las soluciones tecnológicas para ciertos sectores (hotelero, sanitario, bancario, etc.) podría ser una de las claves.

    1. Hola Alberto gracias por tu aportación. Es posible que un sector empresarial más conectado con la sociedad sea una realidad cada vez más cercana, pero pienso que el consumidor informado, crítico y responsable socialmente será vital en este proceso. Una sociedad civil sólida, bien organizada también es un factor clave en el sostenimiento de un modelo democrático y social inclusivo.

  70. El artículo me ha parecido muy interesante. Actualmente en México estamos viviendo una transformación en la que por primera vez un gobierno de izquierda está por asumir el poder y el control total del país, es decir, el presidente es del mismo partido que las mayorías tanto en cámara de diputados y cámara de senadores. Esto, obedece a un hartazgo generalizado en donde los gobiernos neoliberalistas (desde Carlos Salinas de Gortari, hasta Enrique Peña Nieto) han, a juicio de esta oposición que hoy entrará en el gobierno, lucrado con el pueblo y competido con ventajas comparativas otorgadas por el gobierno. Esta es un idea errónea a mi parecer y un claro ejemplo de esto es que cada vez más todas las empresas y todos los proyectos de emprendedores se han preocupado por devolverle algo a la comunidad que los vio nacer o por retribuir algo en el país. Es decir, en México 8 de cada 10 empleos los da la pequeña y mediana empresa, no obstante con que eso sería suficiente para que la población se diera por retribuida, las empresas se han preocupado por contribuir a la solución de problemas respecto al cambio climático o a la gente menos favorecida.
    Este nuevo modelo de negocio de la empresa socialmente responsable, me parece que es muy benéfico tanto para la sociedad, como para los integrantes de las empresas. En niveles bajos, ayuda a contribuir a gente que probablemente ponga como pretexto la misma falta de recursos y en niveles directivos, ayuda a concienciar a las personas en puestos de mando sobre determinada situación.

    Por otro lado, el modelo de Big Data, me parece que si es necesario que esté regulado eventualmente. En un futuro podría provocar ventajas comparativas como la creación de monopolio o prácticas desleales en el comercio, aunque por otro lado, es una herramienta muy útil para anticiparse a las necesidades de los clientes.

  71. Primeramente, enhorabuena por el artículo.
    Me ha resultado muy interesante, sobre todo desde la perspectiva que lo cuentas.
    Yo siempre digo que el valor de algo no está solo en el contenido del mismo, sino también en el uso o los ojos de quien lo mira y este es un ejemplo claro de como se pueden llevar a cabo grandes beneficios a través de el Big Data, y darle un uso correcto y sobre todo ético para poder dejar huella en este planeta.
    También nos encontramos con los que dan uso de ello para beneficio propio y con poca ética, pero considero que nuestro trabajo está desde una base, debemos educar y dar nuestro ejemplo a los más pequeños.
    Realmente estamos ante un momentos de cambios, tanto digital como de datos.
    “La información es poder”

  72. Hola, en lo personal vengo escuchando el enfoque social en las empresas desde hace decadas, creo yo. La diferencia es que ahora la digitalizacion ha permitido a las empresas poder llegar a las masas de una forma mas efectiva y tal vez mas barata. Sinceramente no creo que el “elemento” social sea una prioridad para las empresas pues su principal objetivo es obtener ganancias. Aun son muy pocas las empresas que realmente trabajan para lograr un ganar-ganar con la sociedad en la que viven,

  73. Si, creo que hay empresas que empiezan a tener cierta responsabilidad social, pero lamentablemente, muchas de ellas se aferran a esta nueva “moda” para dar una buena imagen y no porqué lo sientan de verdad.

    Me encanta el tema del artículo ya que llevo muchos años implicada a nivel personal con las causas sociales y ecológicas, y si bien las encuentro imprescindibles, no creo en ciertas causas. Me explico: creo que hay pequeñas comunidades que arrancan proyectos que son más grandes que, por ejemplo, una empresa grande que decida poner a todos sus comerciales coches eléctricos con el logo de la empresa y luego tenga el aire acondicionado en las oficinas a tope o las luces encendidas las 24 horas. Es muy hipócrita ya que de cara a la galería pretenden demostrar que les importa el planeta y deciden contaminar menos con vehículos eléctricos, pero en las cosas que realmente hay que echar la mirada, es en las pequeñas cosas y que no tienen que ser necesariamente tan visibles.

    El tema del big data me apasiona al mismo tiempo que me aterroriza ya que cuando algo se convierte en un negocio, es un problema. Se van a empezar a mover datos de un lado para el otro y da miedo pensar que la ética quedará relevada a un tercer puesto o incluso erradicada. No es algo nuevo, nos lo han demostrado a lo largo de los años y se sigue demostrando, ya sea a nivel ecológico o a nivel humano, si hay dinero de por medio, nos volvemos absolutamente egoístas.

    Con la nueva GDPR ha quedado muy claro quién tiene el poder de nuevo, y son las grandes empresas. Las PyMES son las más afectadas por esta ley que no permite el uso de los datos de una forma tan “ancha” como hasta ahora y son las que sufren la falta de bases de datos para poder seguir vendiendo.

    En definitiva, el problema no está en la digitalización o en las empresas sociales o la ecología, el problema radica en la ética humana que muchas veces es difusa o incluso inexistente. Esperemos que más pronto que temprano nos volvamos un poco más comprometidos y no tan egoístas.

  74. Hola Maria Mercedes, tu artículo me ha hecho reflexionar sobre dos términos que deberían ir de la mano: Big Data y la ética en el uso de los datos de los consumidores. No somos conscientes de la gran cantidad de información que generamos en nuestra actividad diaria. Las empresas comercializan con nuestros datos, los utilizan para obtener patrones de comportamiento, optimizar procesos y al mismo tiempo obtener resultados y ventajas económicas. Por eso mismo es importante que ese ingente tráfico de datos redunde al mismo tiempo en beneficios sociales. Por otra parte, tal y como se menciona en el libro al que aludes “Big data, la revolución de los datos masivos”, y sin negar el valor de la información que nos proporciona, es importante dejar un espacio a “la intuición, la incertidumbre, la fe y la originalidad”. A fin de cuentas es lo que hace progresar a la humanidad. Enhorabuena por tu artículo.

    1. Hola Raquel: Gracias por tu aportación, sin duda con toda la información que se puede procesar puede tener un uso vital para mejorar la calidad de vida de las personas. Pero que esto sea así dependerá de muchos factores, entre ellos de qué hacen las empresas con esta información. Ahora el big data y el business intelligence es el factor clave de crecimiento y escalabilidad de las empresas, pero esperemos que también lo sea de la consolidación de una sociedad más inclusiva. Por ejemplo las ciudades inteligences “smart cities” buscan, al uso masivo de datos, gestionar de manera más eficiente las ciudades.

  75. ¿Crees que realmente estamos ante la consolidación de un nuevo modelo de empresa social?
    ¿Crees que el big data favorecerá la consolidación de nuevos monopolios empresariales?
    ¿Hablamos de avances científicos a los cuales solo tendrán acceso unos pocos y donde prevalecerá la lógica comercial?
    ¿La responsabilidad empresarial es retórica sin fondo para mejorar la imagen frente al consumidor o realmente hablamos de empresas que buscan contribuir a una mejor sociedad?
    Hola María Mercedes, un gusto en saludarte y poder leer tu artículo, respecto a las preguntas que nos dejas para reflexionar, considero que más que un nuevo modelo empresarial diría que ahora tenemos información al alcance en donde podemos ver si una empresa en x lugar esta haciendo algo en beneficios de su comunidad. Con respecto al bigdata, tal y como viene siendo en la actualidad aquella empresa que consiga, trabaje mejor la información y sepa como usarla siempre tendrá un privilegio sobre los demás y existe gran probabilidad que termine siendo al final un monopolio, lo que conllevará a prevalecer la lógica comercial; sin embargo para que este tipo de empresas busquen mejorar la sociedad basta con que las personas que trabajan en ella sean personas responsables, éticas e integras, es decir si los países comienzan a formar lideres empresariales con estas características el mundo será otro.

  76. El Big Data es una gran oportunidad que tiene el mundo -en todo el sentido de la palabra- para identificar las debilidades y las fortalezas que les trae el futuro y en ese sentido planificarlo. Sin embargo, es importante establecer que en el presente ya el Big Data ha sido utilizada como una herramienta para alcanzar objetivos particulares. Y es en este contexto que la sociedad tendrá el reto de sortear múltiples frentes en cuanto a la utilización del Big Data:
    1. La gestión del mismo como herramienta de cambio positivo.
    2.Dar seguimiento y fiscalizar la utilización de la información que este encierra y así evitar todo lo que esto conlleva.

  77. Desde mi desconocimiento sobre el tema, creo que el Big Data va a favorecer la creación de nuevos monopolios empresariales. Partiendo de la base que los datos hoy en día son poder y que (casi) todos los entregamos voluntariamente, es fácil de suponer que gestionar esta nueva fuente de información, con algoritmos complejos, favorecerá los monopolios. Fijémonos en el ejemplo de la compra de Linkedin por parte de Microsoft por 26.200 millones de dólares. La empresa adquirida por Bill Gates era deficitaria y aún así la compró por una enorme cantidad de dinero. Grandes grupos empresariales están configurando un nuevo marco de acción y las autoridades intentan luchar contra los gigantes de Internet para regular el mercado. Seguramente van tarde.

    Sin caer una perspectiva catastrofista al estilo Black Mirror creo que va a prevalecer una lógica comercial para el uso del Big Data. ¿Por qué? Porque vivimos en sociedades capitalistas y las transacciones son la única moneda de cambio con valor. Desde mi punto de vista la responsabilidad empresarial sigue la lógica de un lavado de cara para la inmensa mayoría de las empresas. Tal vez ha llegado el momento de recuperar la horizontalidad en Internet, y para hacerlo deberemos acceder a la fuente de todo: la información. Es sabido que el capitalismo fagocita los cambios que se producen en su seno y así lo ha hecho con Internet. No quiero hacer apología de nada (o al menos esa no es mi intención) pero para luchar contra las desigualdades hay que hacerlo en todos los campos. Por supuesto, conozco casos de uso de empresas que utilizan la tecnología de forma responsable con la sociedad (smart cities, salud, medio ambiente) pero son excepciones. Con el Big Data encontraremos patrones, falta por saber qué haremos con ellos.

  78. Enhorabuena María es un artículo muy interesante y que plantea muchas interrogantes..

    Es sorprendente la rapidez con que nuevas tecnologías han transformado industrias y mercados, y también nuestros hábitos. Y hasta cierto punto, es escalofriante… en este momento, no son pocos los que le reconocen a “las 4 fantásticas” ( Google, Amazon, Facebook y Apple) el extraordinario avance en el intercambio de información, acceso al conocimiento y la disponibilidad de una gama de productos infinita al alcance de un clic. Un negocio que no entiende de geografía, lenguaje, husos horarios…
    Además el hecho de que accedamos a sus plataformas y servicios de manera “gratuita” los vuelve aún más atractivos, puesto que sus redes sociales, plataformas y apps adquieren nuevos adeptos y a cambio de una ingente cantidad de información, desde curriculum vitae, red de amigos e incluso, cuentas bancarias,. Somos el producto más valioso en toda la historia del capitalismo… conocen todo sobre nosotros, los consumidores finales…
    Su imparable crecimiento las convierte en potenciales monopolios. Entre Google y Facebook controlan más del 60 por ciento de la publicidad en Internet y el 90 por ciento de la nueva. WhatsApp, propiedad de Facebook, atiende en muchos países, entre ellos España, al menos al 50 por ciento de las llamadas telefónicas.

    Hay sectores especialmente sensibles, como el del medio ambiente o el de la salud… ¿Por qué no juntar todos estos datos, para salvar más vidas o a nuestro planeta ? La respuesta es muy fácil, hay muchos intereses económicos, ya sean de proveedores, aseguradores, fabricantes de dispositivos, compañías farmacéuticas, Google, pacientes y gobiernos que no solo poseen distintas partes del total de datos sino que los protegen celosamente y compiten basándose en la ventaja que les proporcionan…. La tecnología por sí sola no puede resolver estos problemas, es el ser humano el que debe afrontarlos.

    Otro debate, es la legitimidad con la que usan nuestros datos las empresas, a ojos de los clientes y de la sociedad, ya que determinará en mayor o menor medida el ritmo al que la revolución de los big data transformará nuestro mundo.
    Son muchos los frentes abiertos, los que se abordan en este artículo, y brillantes han sido muchas de las respuestas que han comentado tanto tu María como mis compañeros…

  79. Es cierto que la última crisis económica ha sido un motor fundamental para un cambio de mentalidad en general. Da la sensación (y no digo que sea la realidad, sólo que da la sensación) de que todos, a la vez y de forma individual, nos hemos parado a pensar que el mundo no puede seguir así, que hay que ser mejor persona, más éticos, tener valores más profundos… Y las empresas nos han calado y se han intentado apropiar este discurso poniéndole el nombre de responsabilidad social corporativa. Es cierto que existen grandes iniciativas empresariales que buscan la sostenibilidad y que tienen una fuerte conciencia social (Savana, Vizzuality…), pero me temo que son muy minoritarios y que pasará mucho tiempo antes de que podamos ver materializados cambios significativos a nivel global mientras sigamos viviendo dentro de un sistema capitalista agresivo respaldado por el sistema político y por la inactividad de la mayoría de los individuos.

  80. Buen artículo!
    Sinceramente creo que hay dinámicas que han venido para quedarse pero que necesitan su tiempo para ser una realidad. El uso de los datos para tomar mejores decisiones informadas gracias a una capacidad computacional cada vez mayor empieza a ser una realidad empresarial (sí o sí en el ecosistema start-up, con una implementación más paulatina en pymes y corporaciones). El reto, para mí, es no trabajar Big Data sino saber explotar el Fast&Smart Data. El volumen de datos es importante, pero tenemos que ser capaces de diferenciar qué datos son accionables y saber muy bien para qué.
    De la misma forma, el poder del consumidor ha aumentado gracias entre otras cosas al acceso cada vez más fácil y barato a la tecnología. Fenómenos como los (micro)influencers, los medios sociales y la capacidad de los consumidores de encontrar alternativas en el mundo digital hacen que su voz no solo sea más escuchada sino que son capaces de hacer escalar empresas que se adapten a sus valores y necesidades a gran velocidad.
    Así pues, está claro que una empresa existe para generar riqueza / dividendos y creo que esto va a seguir siendo así, pero creo que actualmente el cómo (valores, RSC, etc) es casi tan importante como el qué (modelo de negocio) a la hora de conseguir conectar con los consumidores.

    Un saludo!

  81. El esquema de monopolio empresarial seguirá existiendo porque en sí las nuevas tecnologías de la comunicación requieren de grandes células con sistemas internos organizados bajo una misma configuración. Podemos pensar en sistemas de colaboración entre varias empresas, pero para cubrir una calidad uniforme en algún bien o servicio, una colaboración coordinada entre múltiples agentes siempre es mucho más complejo y los resultados pueden carecer de características deseadas.

    Es verdad que la democratización de la información da oportunidades de desarrollo a PyMES, permitiendo que tengan un mejor entendimiento del marco comercial de los productos, la relación que tienen con sus consumidores y el impacto que general en la sociedad.

    Todo este tema de la ética y el big data me tiene algo preocupada. Como profesional del sector, considero que es sumamente útil tener acceso a la información que me facilita predecir el comportamiento de un segmento puntual al que dirijo mi campaña, o con los que basó un diseño digital para aumentar la conversión de clics a compras. Como consumidora de bienes y servicios encuentro muy conveniente los sistemas con diseños hiper-intuitivos que me hacen sentirme como una genio natural al momento de utilizar un nuevo dispositivo, o que aparezca publicidad convenientemente de las cosas que estaba buscando comprar para Navidad. Pero como persona, estoy segura de que no me gusta la idea de que me digan como comprar, ni que comprar, ni cuando comprar; y mucho menos que estas acciones que he tomado son producto de la observación de datos que he dejado solo por ir caminando con mi móvil por la calle. Por todas las razones enlistadas se ha hecho una serie de reformas en la Ley de Protección de Datos (también para abrir más ventanas de oportunidad a las PyMes). Para guiar y fomentar la ética dentro y entre las empresas, pero ¿no debería de ser la ética una propuesta interna en lugar de venir impuesta por regulaciones gubernamentales?

  82. El poder llevar bienestar social a más personas se traduce en una mejor calidad de vida lo que lleva la largar a una mayor desarrollo económico. Que las empresas hoy estén consientes del papel que pueden jugar hoy en estos dos aspectos es fundamental porque a larga se dan cuenta que todo lo invertido en crear una sociedad con más oportunidades les redituará en consolidar sus resultados económicos.
    La tecnología digital y el manejo de datos permite tener información que bien traducida puede orientar mucho mejor la asignación de recursos y poder hacer mejoras en los campos de la salud, educación y medio ambiente, las empresas tienen la obligación de aportar a través de su interacción con los consumidores información que puede ser útil para resolver problemas que de otra forma llevaría años el poder hacerlo. El manejo de datos y la trasformación digital puede ayud
    Hoy el generar valor a los accionistas de las empresas y hacerlo de la misma forma hacia la sociedad deben caminar de la mano y las empresas deben ver el portar su información y el manejo digital de sus datos no como un gato sino como una inversión que incrementará el valor de sus acciones en el mercado de valores con el tiempo.
    En México tenemos claro lo que falta por hacer en algunos sectores como el Turismo, donde grandes cadenas internacionales de hoteles invierten en crear desarrollos turísticos de talla mundial en playas mexicanas ubicándolas en zonas donde también haya una pobreza extrema y los beneficios de los desarrollos económicos no se ven reflejados en un mayor bienestar para la población que existe ahí. El reto para las empresas es como llevar un beneficio social a la comunidad que se traduzca para la empresa contar con una fuerza laboral mejor calificada. El manejo de datos y la transformación digital puede ayudar a detectar necesidades de la zona y como poder aportar en donde realmente se necesita creando un mejor lugar para desarrollar negocios y un lugar mas atractivo para los turistas.

  83. En mi opinión reflexionar respecto a la necesidad de incorporar valores éticos es elementar para dirigirnos hacia una sociedad más justa y consecuente. Resignarse y considerar que no es viable incorporar elementos sociales con las finalidades económicas es una lectura sesgada por nuestra historia más reciente. En definitiva, el modelo empresarial tradicional conocido nace en la revolución industrial donde el rédito económico era prioritario, si estos criterios no se corrigen de forma intrínseca. Factores externo como una sociedad civil mejor informada y conectada y en casos extremos acciones gubernamentales acabaran trataran de corregirlo. Quizás sería mejor no llegar a estos extremos e incorporar valores de desarrollo social perfectamente compatibles con metas económicas en nuestras prácticas habituales. En mi humilde opinión la responsabilidad social nos incumbe a todos, promover la reflexión al respecto es el mejor para iniciar una transición hacia un capitalismo consciente.

    1. Hola Joana:
      Gracias por la aportación. Tal como dices la responsabilidad social nos incumbe a todos y un consumidor informado y dispuesto a exigir puede impactar enormemente en el mercado, por ejemplo gracias a las denuncias y quejas del uso de aceite de palma para determinados productos alimenticios vemos cómo algunas marcas comienzan a prescindir de su uso. Esto es un logro porque al final el consumo es un acto político.

  84. Hola a todos!

    En lo personal no creo que estemos ante la consolidación de un nuevo modelo de empresa social, más bien creo que que el uso de nuevas herramientas digitales, tanto para empresas socialmente responsables como para empresas que no han explorado la responsabilidad social, será un paso más de tantos otros que deberán y podrán dar para seguir existiendo. No digo que no sea un gran paso y muy importante, pero no es el consolidador de un nuevo modelo.

    Si creo que el big data, puede consolidar nuevos monopolios empresariales legales e ilegales, monopolios donde la ley incluso aun, desafortunadamente no regule a la misma velocidad que van emergiendo, sumado a que toda esa información estará en manos de empresas que pueden tratar de controlar, asegurar y garantizar la información, pero que será un botín muy “jugoso” y lucrativo para otros fines.

    Por otro lado, considero que muchos de las avances científicos que se logren con la transformación digital si serán asequibles para la gran mayoría, de una u otra forma estos avances se abren camino y se democratizan para ser usados por las masa a precios alcanzables.

    Ojalá y pudiéramos ver las partes negativas, por supuesto que son emocionantes las nuevas tecnologías, como siempre ha sido, pero, ¿como podríamos saber todas las implicaciones que encierran estas tecnologías?, no queda más que ser positivos, sacar provecho para el bien mayor y corregir y/o luchar contra lo negativo que siempre surge corrigiendo estas o inventando nuevas tecnologías en un loop sin final..

    Saludos

    1. Hola Ricardo gracias por la aportación. Esperemos ante todo que los avances científicos gracias a la transformación digital sean luego de acceso para todos. Estamos en pleno auge de una ola de derecha que busca reducir el Estado de bienestar al mínimo afectando el acceso público a salud, educación, seguridad laboral, etc. En estos casos, sería importante que la transformación digital permita la consolidación de una sociedad civil fortalecida que pueda velar por la igualdad. En todo caso, si podemos decir que las empresas se ven obligadas a incorporar valores sociales y de respeto al medio ambiente porque saben que el consumidor “prosumer” valora estas actitudes y entiende que el consumo también es un acto político

  85. Hola, les dejo por aquí mis reflexiones:

    1-¿Crees que realmente estamos ante la consolidación de un nuevo modelo de empresa social?
    Creo que somos testig@s de como las empresas han ido evolucionando sus modelos de negocio.
    Desde la revolución industrial hasta nuestros días los valores de las empresas han ido modificándose de acuerdo a las características de la sociedad y a sus demandas.
    Por ejemplo, hace algunos años la idea de que el consumidor fuera cocreador de marca era impensable, así como, la idea de que los clientes exigieran a las empresas a comprometerse con el medio ambiente o con la localidad en la que producen.
    Considero que desde la aparición de Internet hemos sido testigos de la consolidación de nuevos modelos de empresas. Hoy por hoy, temas como el big data o el blockchain presuponen una revolución tecnológica que traerá nuevas formas de organización social y modelos de negocios.

    2-¿Crees que el big data favorecerá la consolidación de nuevos monopolios?
    Considero que los gigantes del mundo digital buscan abarcar más mercado y controlar más canales de comunicación por medio del uso masivo de información. Seguramente, se estan consolidando monopolios que pretendan abarcar y ser los dueños de big data como: Web and social media, Machine to machine, big transaction data, biometrics, human generated

    3-¿Hablamos de avances científicos a los cuales sólo tendrán acceso unos pocos y donde prevalece la lógica comercial?
    En el sistema económico en el que vivimos, los primeros beneficiados por los avances científicos han sido siempre un reducido sector de la población y con el paso del tiempo la población en general conoce y puede tener acceso a ellos, aunque no siempre es capaz de recibirlos. Por lo anterior, deduzco que seguirá la misma lógica descrita en los párrafos anteriores, sin embargo, también considero que existen instituciones que promueven , hoy más que nunca, que los avances científicos sean un derecho de todos y no de unos cuantos, así también,la sociedad está más conectada, por lo que las demandas hacia las empresas por el bien común son más frecuentes y eficaces. Además, existen movimientos sociales globales,como es el caso de la economía del bien común, economía colaborativa u open source que brindan un poco de esperanza y tranquilidad para todos aquellos que no pertenecemos al reducido número de familias millonarias del mundo.

    4-¿La responsabilidad social es retórica sin fondo para mejorar la imagen frente al consumidor o realmente hablamos de empresas que buscan contribuir a una mejor sociedad?
    Los consumidores, cada día estamos más preocupados por temas relacionados con el cuidado del medioambiente, con la igualdad social,entre otros, por lo cual cuidamos más la procedencia de los productos y servicios que compramos, esto ha generado que las empresas se vean obligadas a contribuir( de alguna manera) a una mejor sociedad. Si bien tenemos muchos ejemplos de empresas que utilizan como campaña de marketing la responsabilidad social, esto puede suponer el principio de nuevas empresas con verdaderos compromisos hacia la sociedad. Por otro lado, es importante recalcar que este compromiso lo adquirirán las empresas sólo si existen consumidores realmente comprometidos por el bienestar social y del medioambiente.
    Saludos!!

    1. Hola Suri Gracias por tu reflexión, me parece muy acertada y concuerdo en que los avances científicos gracias a la transformación digital posiblemente serán de acceso para unos pocos al principio pero gradualmente se pueden democratizar, en este caso reafirmo la idea de que es la sociedad civil fortalecida, informada y participativa la que puede presionar para apostar por una sociedad más igualitaria. Tal como dices el consumidor es más exigente y más reflexivo y esto las marcas lo traducen en la introducción de valores y en la transmisión de los mismos a los productos y servicios que ofrecen

  86. El Big Data tiene dos maneras de ser visto y utilizado:
    – por un lado, las empresas pueden obtener cada vez más información de los consumidores para poder enfocar sus negocios a resolver las necesidades de los clientes. Se están descubriendo nuevas necesidades y por tanto, creando nuevos modelos de negocios
    – por otro lado, son los clientes los que cada vez disponen de más información y son más exigentes con el tipo de producto y servicio a comprar así como con las empresas que los ofrecen. Las empresas están teniendo más presión, más competencia y se ven forzadas a reinventarse. Muchas empresas están optando por diferenciarse atrayendo a los clientes con un enfoque social.

    Saludos,

  87. Hola a todos,
    Mis opiniones son las siguientes:

    ¿Crees que realmente estamos ante la consolidación de un nuevo modelo de empresa social?

    Definitivamente Si. Creo que, afortunadamente, estamos ante el inicio de un nuevo modelo de empresa social donde lo importante ya no es simplemente vender un producto o dar un servicio sino que también importan los fines utilizados para ofrecer ese servicio, así como las consecuencias de llevarlo a cabo ya que actualmente los consumidores, están cada vez más comprometidos con las causas sociales y además les encanta opinar y contar sus experiencias en internet por lo que las empresas valoran mucho sus opiniones.

    ¿Crees que el big data favorecerá la consolidación de nuevos monopolios empresariales?

    Nose si favorecerá la consolidación de nuevos monopolios empresariales, pero está claro que como consecuencia surgirán y están surgiendo nuevos modelos de negocio.

    ¿Hablamos de avances científicos a los cuales solo tendrán acceso unos pocos y donde prevalecerá la lógica comercial?
    Actualmente, cada vez que se produce un avance científico, debido tanto a los costes de las técnicas empleadas como a la dificultad de su realización, al principio, dichos avances solo están disponibles para “unos pocos”, luego con el paso del tiempo empiezan a estar disponibles para más gente. Esto siempre va a ser así puesto que los que consiguen el avance científico por lo general son los que más dinero han invertirlo en conseguirlo y por tanto podrán acceder a ello con más facilidad que los que vivan en países más pobres por ejemplo.
    ¿La responsabilidad empresarial es retórica sin fondo para mejorar la imagen frente al consumidor o realmente hablamos de empresas que buscan contribuir a una mejor sociedad?

    Aunque claramente estamos asistiendo a un cambio en las políticas sociales en todas o casi todas las empresas, lamentablemente creo que en la mayoría de los casos esto se produce solamente de cara al consumidor, para limpiar su imagen por algo que ya han hecho o para crear un eslogan publicitario que mejore su imagen ante los consumidores pero creo que lo que prima todavía en la mayoría de las empresas hoy en día es la economía y si mejorar su economía conlleva destruir un bosque, lo harán. En su eslogan dirán que minimizan el impacto ambiental (porque podrían haber destruido tres bosques, pero seguirán haciendo más o menos lo mismo). Si que es cierto que los consumidores cada vez presionan más a las empresas para que se lleven a cabo unas buenas políticas sociales pero aún no hay la transparencia suficiente para saber si realmente se llevan a cabo o no.

    Un saludo,

  88. El concepto de Empresa Social es algo que se está comenzando a consolidar y replicar en México, entiendo que es un tema bastante más desarrollado en otros países, pero ésta tendencia que comenzó por moda y por estrategias mercadológicas, ha dado paso al nacimiento de verdaderas empresas comprometidas con causas sociales y con el mejoramiento de la calidad de vida de la sociedad.

    Yo que he estado ya varios años involucrado en la asistencia social a través de Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), he visto una maduración en el concepto del compromiso verdadero de asociaciones dispuestas a impactar positivamente al mundo. Gente que logra involucrar al gobierno y al sector privado a invertir en sus causas.

    Y en los últimos tiempos, se nos ha metido mucho el concepto de que somos “Emprendedores Sociales”, que tenemos una misión clara, gente capacitada y tenemos la base del compromiso para aportar cosas de valor a la comunidad.

  89. El Big Data considero es un arma de dos filos ya que con tanta información disponible puede ser usado de manera negativa para modificar el curso natural de la evolución humana y de las industrias. Sin embargo utilizado de manera adecuada nos abrirá muchas puertas para desarrollo social y económico positivo, logrando asi una estabilidad en nuestro medio ambiente y como sociedad.
    La consolidación de nuevos monopolios empresariales es una gran posibilidad ya que los países primer mundistas tienen una gran ventaja sobre los países en desarrollo y esta brecha se hará notar en las industrias mas desarrolladas; lo mismo con el acceso en avances científicos, aun existe muchísima gente que no tiene acceso a este tipo de tecnología y creo que hay todavía un gran camino por recorrer por lo que siempre existirá un rubro que contará con esta ventaja.
    En cuanto a la responsabilidad empresarial, sin duda habrá empresas que solo busquen mejorar la imagen frente al consumidor para no perder presencia en el mercado, sin embargo la gran fuente de información con la que como consumidores contamos, nos permite hoy en dia pasar de pasivos a activos y poder tener una opinión certera de la información que las empresas nos están compartiendo.

  90. ¿Crees que realmente estamos ante la consolidación de un nuevo modelo de empresa social?
    Considero que a nivel mundial no se puede considerar que esta consolidado ante este nuevo modelo de empresa social ya que en varios paises en vías de desarrollo todavia algunas empresas no se a daptan a dicha estructura. Recordemos que en LATAM casi el 50% de los empleos son informales (American Society Council of the Americas) y si añadimos el segundo continente con mayor informalidad como lo es Arica, entonces estamos hablando que la mayor parte del mundo tiene serios problemas para implementar la formalidad y por ende, un modelo social mejor estructurado. Lo importante y que resalto es que a pesar de no tener el modelo implementado en su mayoría, por lo menos esta en la mente de los antiguos y nuevos emprendedores.
    ¿Crees que el big data favorecerá la consolidación de nuevos monopolios empresariales?
    Creo que el BIG DATA mantendría un monopolio a las grandes industrias ya que tienen un mayor poder adquisitivo y se atreven a incorporar en su estructura estás tecnologías disruptivas. Empresas en el sector financiero e industrias son las que más invierten en esto, aunque hay una contradicción ya que se dice que uno de los principales valores de la tecnología es el alcance a todos pero la información privilegiada solo la manejan las grandes ligas.
    ¿Hablamos de avances científicos a los cuales solo tendrán acceso unos pocos y donde prevalecerá la lógica comercial?
    Mientas más avanza la tecnología, mayor alcance debería tener y más cerca debería estar a la población, pero en LATAM no sucede eso ya que las grandes empresas son las que manejan dicha información. Son avances cientificos sí, pero no de acceso global.
    ¿La responsabilidad empresarial es retórica sin fondo para mejorar la imagen frente al consumidor o realmente hablamos de empresas que buscan contribuir a una mejor sociedad?
    Las empresas grandes quieren una mejor sociedad ya que buscan una aceptacion total de los paises a donde llegan y eso se logra sensibilizando a sus habitantes. Ahora bien, las empresas pequeñas o medianas que estan dentro de la formalidad quieren implementar estos mejores modelos para su sociedad pero saben bien que es una carrera de largo aliento y a veces muchas olvidan estos modelos y regresan a las antiguas tradiciones comerciales.

  91. Concuerdo plenamente respecto al concepto de empresa social, que alude a un nuevo paradigma, un nuevo concepto, una nueva filosofía empresarial sobre la forma de hacer negocios, obteniendo utilidades, claro, pero siendo respetuosos del medioambiente e involucrándose con el entorno donde están insertos, buscando el bienestar social, no solo utilidades.

    Quizás me equivoco, pero el tema de economía social se viene discutiendo hace al menos medio siglo, desde el premio nobel de economía, Milton Friedman, en la década de los 50, quien fuera el padre intelectual de los “Chicago Boys” (referentes chilenos que estudiaron en Chicago e importaron gran parte del modelo económico que impera actualmente en Chile).

    En mi opinión, esta temática ineludible, se genera por múltiples variables, pero al menos podemos identificar los siguientes conceptos claves: se asimila que los recursos naturales son finitos (las empresas no pueden consumir los recursos sin final), los grandes desastres medioambientales (tienen elevadísimos costos monetarios, de imagen, etc), la nueva mirada millenials (personas jóvenes que traen intrínsecamente el deseo de crear o trabajar en una empresa que entregue valor social, por ende lo hacen para atraer talentos), el comercio justo y circuito corto (eliminar los grandes intermediarios que se quedan con el mayor porcentaje de la torta), la fuerza del actor “consumidor” (un nuevo consumidor mucho más informado y conectado, cualquiera puede viralizar un contenido que genere problemas a una empresa) y una mayor participación por parte del Gobierno, apalancando esfuerzos en esa línea, puesto que está suscrito a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la PNUD (Naciones Unidas) y es el primer integrante latinoamericano de la OCDE, donde aún restan por lograr 3 objetivos de los 60 iniciales. Precisamente, los tres que faltan tienen que ver con tópicos que influyen directamente a las personas y al medioambiente: la seguridad de la información de las personas, un reglamento de desechos químicos y la optimización del gobierno corporativo de ENAMI (Empresa Nacional de Minería). De aquí se desprende también los compromisos del país en estos ámbitos, por eso se creó la agenda Chile 2030.

    Hay gigantes transnacionales, que adoptaron medidas en esa línea social empresarial, pero en mi opinión personal, en Chile falta bastante. Si bien, nos hemos acercado al concepto de empresas sociales, más bien son las pequeñas y medianas empresas (PYME) y las startup quienes más se identifican con esta temática. Por el contrario, la brigada empresarial más rica de Chile (hablamos de solo 7 familias dueñas de prácticamente todos los grandes negocios del país, desde el Agua, las AFP (pensiones), Isapres (salud), Clínicas, Aseguradoras, Bancos, Retail, Agricultura, etc), no se alinean con estos conceptos de manera concreta y tangible, sino se limitan a crear fundaciones (que les ayuda a bajar sus impuestos), siendo que con su posición y poder económico-social, podrían hacer realmente una diferencia en la calidad de vida de los chilenos. Sus empresas deberían liderar esta iniciativa en conjunto al gobierno, pero se conforman con sus fundaciones y con cumplir lo que pide la autoridad medioambiental y de desarrollo social.
    No es casualidad, que el director en Chile de GreenPeace haya catalogado al millonario #1 de Chile (Andrónico Luksic) como el chileno que más daño ha causado al medioambiente en Chile.

    • ¿Crees que realmente estamos ante la consolidación de un nuevo modelo de empresa social?
    Creo que sí. No solamente es la tendencia mundial, sino que se hace necesario de manera urgente, tanto por el bienestar de las propias empresas, el medioambiente, las personas, etc.
    Considero que falta aplicarla a niveles locales, por ejemplo en Chile, Nestlé tiene amplios programas de RSE, pero las grandes empresas de chilenos hacen poco en este sentido. Por el contrario, el gobierno impulsa iniciativas para fortalecer el aspecto social, mediante innovaciones en aceleradoras que administra la CORFO (Corporación de Fomento) y también las ya mencionadas PYME (pequeña y mediana empresa) pero siguen siendo una parte pequeña de la economía chilena. Por ejemplo, estas son empresas sociales en Chile que hacen una labor social concreta (ver link abajo).

    • ¿Crees que el big data favorecerá la consolidación de nuevos monopolios empresariales?
    En cierta medida si y me explico. Las empresas que realmente hacen análisis de big data, son empresas de medianos y grandes recursos, de hecho los mismos ejemplos que muestra el blog, habla de Google vs el Centro de Control y Propagación de Enfermedades, donde sin duda el segundo tiene menos recursos que Google. Ahora, el sector público también hacen análisis de big data, los Ministerios de Gobierno, Hospitales, FONASA (fondo nacional de salud pública), servicios públicos, etc. Pero en un plano más “local”, donde están todas las pequeñas y medianas empresas, son pocas las que disponen de recursos para tener su propia unidad de análisis de Big Data y menos las que pueden externalizar esa función, que tiene un alto costo. Desde esta perspectiva, los actuales monopolios destinan recursos para estas unidades de sus empresas, por ende es factible que sigan siendo monopolio.

    • ¿Hablamos de avances científicos a los cuales solo tendrán acceso unos pocos y donde prevalecerá la lógica comercial?
    Actualmente pasa en Chile, si tienes una buena situación económica puedes acceder a excelente salud privada, con tecnología de punta, pero si tu situación económica es más débil, solo accedes a la salud pública (FONASA) que es radicalmente opuesta a la salud privada, hay muchas personas que mueren esperando una operación o un especialista, los hospitales están colapsados, con una estructura deficiente y sin insumos para tratar los pacientes. Donde más se refleja esto, es con los inmigrantes que están hacinados en los hospitales públicos, por el contrario es muy raro ver un inmigrante en una clínica privada (hablando siempre de inmigrantes de escasos recursos).
    Personalmente, espero que esa mentalidad cambie, no estoy en contra de la salud privada, pero creo firmemente que la opción de salud pública para la gente de escasos recursos debe ser del mismo nivel de excelencia.

    • ¿La responsabilidad empresarial es retórica sin fondo para mejorar la imagen frente al consumidor o realmente hablamos de empresas que buscan contribuir a una mejor sociedad?
    Personalmente creo que las grandes empresas son reactivas, no proactivas, sobre todo cuando el marco regulatorio legal es débil al respecto. Me refiero a que, por ejemplo en Chile, una gran mayoría de los productos que se consumen a diario, tienen altísimas tasas de grasas saturadas, azúcar, sodio y otros componentes dañinos para la salud, y eso opero así por años. No obstante, hace algún tiempo, el Gobierno de Chile sacó una nueva ley de alimentos, donde se diseñaron una serie de sellos que todas las empresas están obligadas a ponerlas en sus productos, por ejemplo “Alto en Azúcar”, “Alto en Sodio”, “Alto en Calorías”, etc, y por eso la gente empezó a comprender más este tema y tomaba decisiones de comprar productos con menos sellos, pues se entienden como más saludables. Fue tal el cambio, que la mayoría de las empresas modifico sus procesos de producción para cumplir la normativa vigente y así poder eliminar esos sellos de sus productos, pues disminuían sus ventas. Pero mientras no pasó eso, las empresas vendían sus productos con todos los componentes muy elevados respecto a la dosis recomendada por la Organización Mundial de la Salud.
    Las empresas buscan limpiar su imagen ante la opinión pública y sus consumidores, eso es evidente, lo cual no va en dirección contraria a que quieran entregar un apoyo al hacerlo. Las empresas Start Up, otras formadas por millenials, otras formadas por verdaderos empresarios sociales, tienen en su ADN el tema de contribuir a una sociedad mejor, ellos realmente quieren hacer una diferencia, y de paso obtener utilidades, pero al contrario, muchas empresas enormes solo persiguen utilidades y hacen algo de RSE, como algo cercano al marketing social.
    Mi humilde opinión.

    Links complementarios:
    – Chicago boys: patrimoniochileno.cl/el-modelo-economico-de-los-chicago-boys/
    – Comercio Justo y Circuito Corto: indap.gob.cl/docs/default-source/series-biblioteca/estudios-y-documentos-n2.pdf?sfvrsn=0
    – Objetivos Desarrollo Sostenible: cl.undp.org/content/chile/es/home/sustainable-development-goals.html
    – OCDE: oecd.org/chile/chileprimerpaissudamericanomiembrodelaocde.htm
    – Chile Agenda 2030: chileagenda2030.gob.cl/
    – GreenPeace en Chile: elmostrador.cl/noticias/pais/2017/07/04/greenpeace-andronico-luksic-es-quien-mas-dano-ha-hecho-al-medioambiente/
    – CORFO: corfo.cl/sites/cpp/home
    – Empresas Sociales Chilenas: goodbyemrburns.com/chile-5-empresas-sociales-a-tener-en-cuenta/
    – Nueva Ley de Alimentos en Chile: minsal.cl/ley-de-alimentos-nuevo-etiquetado-de-alimentos/

  92. Sin duda la forma acelerada en que el mundo está cambiando, los avances tecnológicos y la evolución en la forma en la que las empresas se gestionan y logran sus resultados y objetivos continuará impactando el entorno en el que vivimos.
    El dig data, puede ayudarnos a avanzar como sociedad, a tomar decisiones con bases racionales, el reto que veo principalmente es que en países en desarrollo, los gobiernos, la legislación, los procesos país aún no están preparados, y peor aún no tienen voluntad para cambiar, evolucionar y beneficiarse de los avances tecnológicos. Ahí es donde está el reto de las empresas sociales ayudar a las sociedades en desarrollo a avanzar al ritmo del mundo y no continuar ampliando la diferencia, social, política y económica actual

  93. Creo que es muy difícil hablar de ética social en nuestro sistema económico que , es el capitalista y que se fundamenta en el explotación y el consumo constante . Un consumo ético y social significaría reducir el consumo lo cual perjudica al sistema económico capitalista. Así que personalmenete cuando se trata de grandes multinacionales, el modelo de empresa social no es algo que veo que vaya a producir algún cambio, no son más que estratgeias de marca y de marketing, como lo que hizo recientemente Nike, a la vez que manda un mensaje de apoyo hacia las minorías y perosnas de color y afro con Colin Kaepernick , contibuye y da millones dolares a los Republicanos opensecrets.org. En algunos casos la ”moralidad social” solo se usa para vender más y crecer más. Vivimos en una era en la que hay muy poca fidelidad hacia las marcas en general. gracias a toda la variedad que tenemos, así que para muchas empresas girar hacia un modelo de ”consumo social” no es más que una forma de diferenciarse e intentar llegar a esos sectores más conscientes cosialemente, un grupo que por cierto crece cada vez más entre la generación z.
    El consumo ético y social bajo el sistema capitalista en sí es paradójico y contradictorio, pero apoyar a pequeñas empresas que sí que adoptan estos modelos e intentar crear más conciencia política y social puede ser un paso hacia ello.

  94. Buenas a todos.

    Pienso que en los tiempos en los que vivimos sí estamos presenciando el nacimiento y consolidación del nuevo modelo de Empresa Social. Cada vez son más las personas concienciadas de las grandes necesidades que tenemos (a pesar del siglo en el que vivimos) y aprovechando los avances tecnológicos que tenemos, es una gran oportunidad para ayudar con todas las herramientas que tenemos a disposición, darles un buen uso y avanzar entre todos en la dirección correcta.

    Esto nos lleva a la consolidación de nuevos monopolios empresariales. El Big Data me parece una herramienta potentísima, inmensamente potentísima, de la cual se pueden sacar grandísimos beneficios, incluso algunos que nos se nos pueden pasar por la cabeza, y precedir y prevenir cosas que, si se las contamos a nuestros mayores te dirían “eso es imposible con una maquinita…, eso lo sé yo mirando la posición del sol…”.

    La parte negativa de esto es que, en el mundo en el que vivimos, las grandes empresas y grandes empresarios tienen en su cabeza su propio bienestar y evolución y, basándose en que las herramientas tienen un alto coste de implementación y uso, esto será una tecnología y una herramienta al alcance de unos pocos, los más pudientes nada más. Ojalá me equivoque.

  95. Hola! Creo el problema tanto de la Responsabilidad Social Corporativa se encuentra, como muchos han apuntado ya (y tú misma Maria Mercedes) en el nivel de hipocresía y cinismo de las grandes empresas. Es cierto, que la presión de los consumidores activos hacen que las empresas quieran, al menos, maquillar sus leitmotivs con departamentos y acciones que favorezcan una mayor adscripción de consumidores a su marca.

    Por supuesto, que un consumo responsable y ético ha de provocar necesariamente un desplazamientos de la filosofía empresaria. En la cabecera de la noticia hablas de ” empresas que entienden que conseguir un crecimiento económico con igualdad social y respetando el medio ambiente ha de ser un valor constitutivo del ADN empresarial”. Creo que aún no estamos realmente en este punto -si fuese así, webs de denuncia de las huellas socio ambientales de las empresas como carro de combate no serían tan necesarias – pero sí que están surgiendo, cada vez más, empresas comprometidas con el cambio. Leemos cada día noticias de grandes fortunas que invierte en un I+D directamente relacionado con la RSC, junto a noticias de esas grandes empresas que devastan nuestro entorno. Microsoft gana importantes premios a la sostenibilidad (logro de su departamento de RSC) al tiempo que produce artículos sobredimensionados que requieren una gran cantidad de recursos a distintos niveles. Aunque no soy una experta, creo que reducir la brecha entre los objetivos, la filosofía, la razón de ser de los nuevos departamentos de RSC y la actividad real de las empresas es el gran reto pendiente.
    Respecto al Big Data, aplaudo todos y cada uno de los ejemplo de gestión ética de la misma. En este caso, creo que el peligro se encuentra en la posible “incontinencia” de su gestión. En el adelanto del libro póstumo de Stephen Hawking que el otro día adelantaba el País, precisamente Hawking predecía cómo el uso de este Big data en la investigación genética que hoy en día se está llevando a cabo con fines paliativos, puede devenir fácilmente en el diseño de super humanos. Como bien apuntas en el artículo, hoy no estamos en este punto, pero…y mañana?

  96. Hola Mercedes,
    En primer lugar, felicitarte por tu artículo, me ha gustado mucho y me ha hecho reflexionar.
    Personalmente creo que las empresas de hoy en día, sabiendo que los consumidores cada vez estamos más concienzados en la conservación del medio ambiente, en que se apliquen políticas de igualdad, en la ayuda a la erradicación de la probreza, etc. no tienen más remedio que adaptarse y hacerse más “atractivas” a nuestros ojos para seguir estando arriba. Posiblemente haya alguna de ellas que realmente esté implicada “de corazón” en este tipo de ayudas y acciones y otras, viendo los buenos resultados que les han dado y el gran interés que han despertado en el consumidor, se han sumado al carro, aunque, simplemente sea por seguir la moda y no quedarse atrás. Creo que como otras tantas cosas que han ido sucediendo a lo largo de la historia (como por ejemplo ocurrió con el reciclaje) este tipo de política empresarial acabará imponiéndose y todas las empresas lo acabarán haciendo porque de no seguir esta corriente, correrán el riesgo de ser mal vistas. Y creo que es una gran noticia que acabe siendo así, porque, aunque sea de “forma obligada”, saldremos favorecidos todos.
    En cuanto al Big Data y la salud pública creo que es un gran avance que con el Big Data se puedan hacer llegar estos conocimientos a mucha más gente, es una gran noticia porque creo que el derecho a la salud debería ser un derecho universal para todos por igual. Pero creo que queda un gran camino por hacer luego, una vez difundida la información… Sin ir más lejos, por ejemplo, en España, por suerte, gozamos de un sistema sanitario público buenísimo, accesible para todos de manera gratuita pero también nos encontramos, paradójicamente, en que según en la comunidad, provincia o incluso barrio en el que hayas nacido puedes no tener acceso a ciertos servicios de los que sí gozan otros ciudadanos que tengan otro código postal. Esto puede deberse a diversos factores, económicos, políticos, de mentalidad, pero la realidad es que existen estas diferencias y yo me encuentro con ellas en mi día a día. Al final, la única manera que tiene el ciudadano de acceder a tal servicio, que su centro público no puede ofrecerle, es acudiendo al sector privado y no todo el mundo puede permitírselo, con lo cual, volvemos a las diferencias de acceso a dichos servicios. Como todo, por suerte, al final, estos servicios acabarán llegando a todo el territorio, pero pueden pasar años para que así sea y cuando estos servicios ya llegan a todos de manera igualitaria, ya han salido otros nuevos que vuelven a estar al alcance solamente de unos pocos.
    Con todo, creo que estas nuevas tecnologías, ayudarán a que, estas diferencias desaparezcan mucho más rápidamente que si no existieran, porque al menos, el conocimiento se habrá extendido mucho antes, estará al alcance de todos y la presión de la comunidad científica y también la presión social, puede hacer que las autoridades no tengan más remedio que poner cartas en el asunto.
    Un saludo,
    Ingrid

  97. Buenas tardes a todos,

    Bajo mi punto de vista, con el paso del tiempo y la evolución de las nuevas tecnologías han ayudado a la consolidación del modelo de empresa social, ya que hasta hace algunos años, las empresas sólo tenían un medio de comunicación unidireccional que iba de la empresa a los usuarios, pero con los avances que se han realizado en las tecnología y a consecuencia de este en la generación de información los usuarios pueden dar sus opiniones, valoraciones, mejoras o incluso aspectos negativos a mejorar por las empresas gracias a la connectividad que hace que nos encontremos en un mundo más globalizado, es decir, un usuario puede llegar a cualquier punto del mundo con tan solo tener un punto de acceso a internet, no es como hace años que solo se podía tener acceso a un mundo más local o territorial.

    La puesta en funcionamiento del internet ha provocado la evolución de un sistema empresarial y de comportamiento para la población, en este momento nos encontramos en un mundo “CONECTADO”, donde podemos contactar con cualquier persona empresa o ciudad en cuestión de segundos, esto hace que el mundo digital siga evolucionando a un ritmo vertiginoso.

    Con el desarrollo del big data creo que se va a conseguir la liberación de las barreras territoriales en las que nos encontramos y poder llegar a nichos que aun no han sido explorados, provocando la diversidad en productos, maneras de hacer y comunicar.

    La mayoría de las empresas son creadas con ámbitos de lucro, por lo que creo aún necesitamos de tiempo y de evolución para llegar al beneficio común y no el de unos pocos porque estos posean más recursos para ello. La mayaría de las empresas se basan en los objetivos y estos suelen ser monetarios, por eso comento que aún tenemos que cambiar la percepción primero de las personas y luego de las empresas.

    Un saludo.

  98. Hola María Mercedes, en mi humilde opinión, estamos muy lejos de un “Capitalismo consciente”, ya que si bien alguna parte del mundo ha tomado conciencia de la aniquilación medioambiental que el ser humano ha causado, los dueños del capital solo usan esta retórica sin fondo para mejorar la imagen frente al prosumidor, es lo que se conoce como Social Washing, ya que como todo en el capitalismo, lo que afecte el rédito de ganancias no puede existir.

    Tal vez existan algunas empresas o personas que realmente apuesten por empresas y/o productos sostenibles y es algo de aplaudir, pero las grandes marcas jamás pondrán en riesgo sus ganancias y menos en nuestros tiempos, en los que el neoliberalismo (No se si en España y Europa aplica esta palabra o llaman a estas políticas de otra manera) gobiernan el mundo.

    Creo que los que realmente representan este tipo de modelo de empresa sostenibles, son los innovadores que están creando productos realmente amigables con el medio ambiente. En cuanto al big data sin dudad favorecerá la consolidación de nuevos monopolios empresariales, y lo que es aún peor, generará formas de control tenebrosos como los que plantea George Orwell en su novela 1984, ojalá y me equivoque, aunque dicha tecnología ya es usada en China.

    Finalmente, hablando de los avances científicos que planteas (y que sin lugar a duda su potencial o clasificación en lo sublime o diabólico, tendrá lugar precisamente en la ética que de los dueños de esta tecnología demuestren) y que suponiendo para este ejemplo, fuera positivo, es obvio que será un privilegio para unos pocos, donde prevalecerá la lógica del capitalismo que es el sistema económico actual y preferido en gran parte del mundo, en el cual, quien tiene el capital, puede acceder a los servicios y recursos.

    Esperemos que en el futuro todo mejore y tanto la ética como la humanidad, primen en el mundo de los negocios.

    Saludos.

  99. En mi opinión, la ética empresarial está aún ligada a los intereses económicos, ya que es innegable que mostrar al mundo un lado socialmente responsable de una empresa, les generará más ganancias.

    Las ESR en esencia son pocas, pero son sólidas. Están sentando un precedente importante de una transformación a largo plazo, en el que el bien común sea la verdadera fuerza que motive a los nuevos empresarios.

    El establecimiento de un nuevo modelo de negocio implica el desprendimiento del antigüo, implica un cambio de cultura y de mentalidad que ya está comenzando en el consumidor, y que va a seguir dando paso a nuevos mercados. Porque en efecto, este nuevo modelo va a seguir desbancando a muchas industrias y empleos, pero también generará muchos más, la clave está en nuestra capacidad de adaptación, y transformarnos conforme se transforma el mundo.

  100. Conforme en cuanto a que las empresas están cambiando y también el modo que hoy en día los consumidores escrutamos lo que vemos y como decidimos a que empresas vamos a dar nuestro dinero y cuales no. No hay duda que el valor social es un factor que puede marcar diferencias y de hecho por ahí van los tiros en marketing digital en estos tiempos, ayudar (de verdad) a tus potenciales clientes para crecer.
    El tema Big Data, como toda herramienta tan poderosa, va a ser utilizada tanto para el bien de muchos como para el de muy pocos. La mayoría de los que leemos esto, solo veremos su aplicación en ese sentido, lo que nos llegue para bien o para mal y serán los grandes monopolios los que más provecho le saquen. Al menos así parece que será al principio.

  101. El acceso a toda esta información es un arma de dos filos que puede lograr grandes progresos si es utilizada para el desarrollo social, la conservación ambiental y por supuesto el progreso humano como individuo sin embargo, el conocer la manera de interpretar el big data y los recursos que se requieren para manipular la información, procura que sea muy complicado para cualquier empresa y/o individuo el saber como redituar y utilizar esta información. Esto plantea un reto importante a la hora de permitir una competencia libre y justa en el acceso a esta información y procura que existan estructuras de mercado “monopólicas” u oligopólicas.

    Ahora bien, si es posible hacer predicciones respecto de los temas mencionados (genética, enfermedades, uso de suelos de bosque, etc.) y es utilizado de manera libre para que todos puedan tomar ventaja de ellas, considero muy bueno el surgimiento de estas tecnologías.
    Esperemos no se vuelva información privilegiada solo para unos cuantos que tienen la capacidad económica para acceder a ella.

  102. En México existe una realidad que expresamos bajo un dicho popular: «Empresario rico, empresa pobre». Es una constante en el mundo de los negocios de mi país que los empresarios se quedan con toda la utilidad de sus empresas para llevar un nivel de vida alto, sin pensar en los procesos que pueden emplear para continuar el mismo negocio (como capacitaciones y actualizaciones, inversión en innovación, inversión en tecnología). Esto, claramente, afecta directamente a los empleados de dichas empresas.

    Lo peor del caso es que estas empresas no están sobreviviendo, ya que el empresario se convierte en un glotón al que la misma empresa no puede dar abasto. Sin embargo, empresas comprometidas a trascender socialmente han visto un crecimiento notable debido a que su fundamente no está en crear riqueza para algunos, sino en crear desarrollo para muchos.

  103. Buenas Tardes:

    Realmente la empresa social está protagonizando una gran transformación en la sociedad pero como toda transformación o como todo hecho o suceso tiene una parte negativa. Hay algunos casos en los que las empresas están sustituyendo a los gobiernos en el desempeño de ciertas funciones sociales que en el pasado eran responsabilidad única del gobierno de cada país. En la actualidad estas grandes corporaciones están llevando a cabo actividades que si bien son de gran utilidad y enorme beneficio para la sociedad han llegado a causar situaciones complejas en algunos casos. Cediendo el poder a las corporaciones, estas están ganando poder que pueden usar para obtener ciertos beneficios en caso de disputas con los gobiernos locales. Cuando las corporaciones empresariales llevan un largo período de tiempo llevando a cabo estas acciones, los gobiernos locales se relajan y dan por hecho que dichas corporaciones las llevarán a cabo eternamente y en ese momento es cuando utilizan su poder para obtener ciertos beneficios a cambio de continuar con sus actividades sociales. Debemos reconocer que las actividades sociales de las empresas son de enorme utilidad y beneficio para la sociedad pero debemos poner en tela de juicio cuando se realizan para ayudar realmente a las personas y cuando se utilizan como caballo de Troya para comer terreno al poder político.

    Para terminar el comentario voy a dejar como recomendación personal el libro ” El poder en la sombra” de Noreena Hertz, en el cual se habla con mayor detenimiento y detalle de esta situación.

    Enhorabuena por un gran artículo María Mercedes.

    Un cordial saludo, Sergio.

    1. Hola Sergio, gracias por la aportación y por recomendar este libro. Sin duda el impacto de la transformación digital también supone un cambio en el modelo de gobernanza, además frente a la ola de ultraderecha que parece extenderse, la cual se ampara en fuertes críticas al estado de bienestar, el estado queda aún más debilitado.
      Esperemos que una sociedad civil fortalecida logre impulsar cambios sociales importantes y sobre todo presionar al sector privado para entender que el crecimiento económico es también crecimiento social.

  104. Interesante artículo.
    Considero, como comentaron más arriba, que la responsabilidad social es parte de un proceso que la sociedad en su evolución exige a las empresas. Es un camino difícil ya que, de verse una falsedad sólo para cuidar la imagen empresarial, el poder del prosumer y el contenido abierto y conectado de internet terminarán por destruir más que tan sólo la imagen de una empresa.
    El poder que cae en unos pocos finalmente y de una u otra forma será corruptible para los que lo posean, como nos ha mostrado y sigue mostrando la historia del mundo. Pero pienso que esto no debe ser motivo para no intentar masificar estos beneficios que harían de la sociedad tanto desarrollada como no, acceda a un mejor o, al menos, más equitativa calidad de vida para todos sus integrantes.

  105. Hola Marco:
    Lo importante es que entendamos el consumo como un acto político, así podemos seguir presionando a las empresas a incorporar la ética y la responsabilidad social como parte de su lógica de funcionamiento.

  106. Hablando de empresas sociales, aunque en este caso no está vinculada directamente al tema del big data, creo que es importante ver cómo cada día encontramos empresas que nos ayudan a mejorar la calidad de vida. En este caso responden a problemas sociales que incluso a veces desconocemos y generan modelos de negocio
    http://www.espigoladors.cat/es/

  107. Existe el debate del optimismo y el pesimismo conscientes. Ideal es encontrar el punto del realismo. Esto es ciertamente complejo. Ya Umberto Ecco hablaba, en un debate similar, de apocalípticos (pesimistas) e integrados (optimistas).

    A mi parecer, estamos en un unto de inflexión. Lo demuestra la reciente crisis. Este momento puede derivar en muchos cambios; por ejemplo, desde un a perspectiva optimista, una democracia más participativa que, implique modelos de empresa más sociales. No obstante, ya hace años que las empresas saben del potencial de los actos altruistas en su reputación. Un claro ejemplo son las Ronald McDonaldHouse Charities de McDonalds uno de los símbolos del capitalismo más salvaje.

    Según informáis el Big Data conlleva consigo la consolidación de monopolios, pues la gracia de vender datos personales es la de venderlos en forma masiva. El mismo nombre “Big Data”implica que se trata de grandes cantidades de información. No obstante, a veces, las sociedades se revelan contra estos movimientos. Los consumidores tienden a buscar alternativas, cuando el sentimiento generalizado es de que existe un monopolio,

    Es muy probable que se imponga la lógica de mercado. Aún y así quien sabe, si el cambio social llevará al reparto de la riqueza y los recursos.

    La cuestión de la retorica empresarial es interesante. Creo que hay muchas PYMEs que tienen un margen de beneficio tan estrecho que las obliga a priorizarlo ante cualquier responsabilidad social. Luego los empresarios en su vida diaria pueden ser de los más comprometidos socialmente, pero sus empresas tienen que generar beneficios. Quizás las empresas más grandes tienen mayor margen, para las obras de caridad. Ahora bien existen temas, como por ejemplo, la ecología que pasan de ser una obra de caridad, a una necesidad por sostenibilidad.

  108. Hola!
    Sin ninguna duda la aprobación de los ODS, el Pacto Mundial y los paulatinos cambios legislativos están construyendo un horizonte en el que la responsabilidad social, la sostenibilidad y la innovación social tienen cada vez más peso en las instituciones y empresas. También parece que este discurso está calando cada vez más en la población, pero todavía no hemos llegado a un punto de exigencia que condicione de forma definitiva las ventas o la reputación de estos actores.
    En este contexto, veo que en el artículo se habla de forma conjunta de acciones de Responsabilidad Social Corporativa, Marketing con causa o filantropía. Es muy importante diferenciar entre la filantropía (acciones benéficas de ayuda que en su mayoría son puntuales y que pueden no tener nada que ver con la cadena de valor o el funcionamiento de la empresa), el marketing con causa (que busca una repercusión a corto-medio plazo y en el que, a pesar de que también puede tener un fondo y resultados de valor social, priman las formas y el impacto mediático-económico) y la verdadera Responsabilidad Social.
    Para hablar de Responsabilidad Social, una empresa o institución debe hacerse a sí misma un escrutinio interno, analizar su cadena de valor y su modelo de negocio y aplicar al mismo criterios de valor social, medioambiental y de buen gobierno corporativo. Hablamos de una estrategia que no busca el impacto a corto plazo ni el titular de prensa al día siguiente, sino generar valor compartido y cambiar la forma de actuar para obtener un impacto real en su entorno y en todos los grupos de interés a los que se dirige.
    Saludos y enhorabuena por abrir este debate.

  109. Claramente estamos ante la consolidación de un nuevo modelo de empresa que podríamos definir como “social”, pero con muchos retos y de ahí derivan las respuestas a los otros interrogantes.

    El Big Data sí favorecerá la consolidación de nuevos monopolios empresariales pero ¿Pueden servirnos también para recoger datos sobre estos monopolios, sus impactos y quizás arrojar maneras de controlarlos? Cada vez que surge un nuevo desarrollo se catapulta ante el mundo como generador de grandes cambios y con esto llegan los temores, la llegada del internet por ejemplo llenó de esperanzas y grandes expectativas a todos los sectores sobre todo al económico y por un tiempo no se vieron los grandes resultados que esperaban algunos ni las grandes catástrofes que predecían otros, pero hoy en día y después de muchos años de ir afinando nuestra relación con el internet sí se pueden ver grandes desarrollos en la forma en la que nos comunicamos, nos educamos, ganamos dinero, creamos empresa e incluso en cómo cambiamos al mundo ¡Claro! Aún hay otra cara de la moneda ya que los entornos poco seguros e inexplorados también han aumentado los peligros para los usuarios y el anónimato para aquellos que usan la web para otros fines…

    La responsabilidad empresarial va de la mano de la ética de ese o esos empresarios que construyen su modelo de negocio pensando en hacer o no el bien y es la responsabilidad también de nosotros los usuarios identificarlos y usar las oportunidades y herramientas que existen actualmente para calificar o descalificar y generar control de las iniciativas maliciosas o hipócritas.

  110. A lo largo de la historia siempre ha habido mejoras, inventos, apariciones las cuáles han sido susceptible de hacernos avanzar o destruirnos, siempre hay gente que intenta aprovechar las ventajas de una nueva idea para su propio beneficio, pero esto no quiere decir que tengamos que dejar de lado todo lo que nos puede aportar una buena idea, creo que cada día aumenta nuestra consciencia social, estamos expuestos a muchísima más información, quizás no nos haga más inteligentes, pero si nos ayuda a ser más cultos a ver el mundo con otros ojos. Por ello, y a pesar, de que como digo siempre habrá quien intente utilizar las ventajas que nos aporta el big data u otras innovaciones para su propio beneficio, no debemos rendirnos, si algo puede ayudar a erradicar enfermedades, acercar la educación a aquellos que nunca habían tenido acceso, e incluso a predecir catástrofes naturales… en definitiva, a mejorar el mundo en el que vivimos y, por supuesto a prolongar su vida, debemos hacerlo. Apostar por el big data, por las energías renovables, etc. Para ello, creo que la concienciación social que se está creando en el mundo occidental, tanto a nivel humano como a nivel empresarial es imprescindible. En cuanto, a los problemas que se puedan generar, como el trasbase de datos o información personal para beneficio comercial, pues creo que al final es cuestión de acotarlo mediante unas normas, endurecer la ley para aquellos que intenten sacar beneficio propio de todo esto. Como ha sucedido hace unos meses en España donde se ha modificado la ley para evitar que se sucedan este tipo de cosas, yo personalmente lo noto en mi trabajo, recuerdo que antes bombardeabamos al cliente con correos tales como ofertas, promociones o encuestas sin ningún tipo de pudor, sin embargo, a raíz de este ajuste normativo ya no nos es posible hacer este tipo de cosas. En definitiva un pequeño paso, para evitar el mal uso del big data.

    1. Hola Manuel:
      En todo caso es inevitable el surgimiento de nuevos monopolios gracias a las tecnologías de la información. También se puede usar el big data para campañas electorales, Obama lo uso para la reelección de 2012, en todo caso. Yo pienso que será importante seguir fomentando la idea de que el crecimiento económico debe ser también crecimiento social, mayor igualdad y mejor distribución de los recursos. Y aquí inevitablemente los gobiernos han de tener un papel importante, gobiernos que apuesten por la igualdad y donde no solo se favorezca la acumulación de riqueza sin distribución.

  111. En lo personal siento que si es verdad tenemos la facilidad de tener acceso a la información de una manera más fácil, y estar mejor informados, pero lastimosamente ni aun teniendo este poder creo que la respuesta sea tan fuerte como podría ser, siento que también que de esta manera somos más fáciles de distraer.
    por ejemplo no puedo entender cómo en esta época del mundo puedan pasar tragedias como en Siria y Venezuela, todos estamos informados, pero mucha gente prefiere mirar a otro lado, sin hablar de los gobiernos, que podrían dar una mano más fuerte a tales problemas sociales que le competen a todo el mundo.
    Muchas empresas sociales con muy buenas ideas e intenciones como Yaqua en Perú, donde vivo, Este emprendimiento busca vender agua embotellada para así invertir los ingresos en la financiación de proyectos para las zonas del Perú que no cuentan con el recurso de agua potable. digo como puede ser posible que en un país con los recursos hídricos que tiene Perú esto sea aún posible, o como X Runner tambien en Peru, que vende inodoros portátiles en seco a hogares que no tienen servicio de alcantarillado
    O quedándome en Colombia mi país, donde los famosos bonos Carrasquilla, endeudaron y empobrecieron a más de 100 municipios para invertir en proyectos de servicios de acueducto y alcantarillado para poder tener accesos a agua potable. Esta bien el intento de empresas sociales en atacar estos problemas pues tristemente nuestros gobiernos no se inmuta en resolver, lo que es una obligación básica que tienen que proveer, osea digo no deberían ni existir tales ideas de negocio porque eso ya debería de estar resuelto. Aquí nos falta ejercer más presión, pero seamos honestos por más informados que estemos o poder de opinión hay lugares en el mundo donde simplemente aún no se tiene ese impacto, porque hay lugares donde estas cosas se callan fácilmente, donde la libertad de expresión no es tan fácil como parece.
    es increíble que cada vez hay más gente cambiando y concientizando de los problemas de los demás, pero aun no pasamos esa nota de empatía, como diría Paula Mosera “EMPATÍA es ponerse en los zapatos de la otra persona, con quien quiero trabajar resolver su problema, que la realidad de la otra persona te invada, te queme la cabeza y que te duela tanto que sea que lo que al mismo tiempo te da energías para actuar y comprometerse a cambiar esa realidad, así, el problema deja de ser un problema, se convierte en un enamoramiento, mi única preocupación va a ser resolver el problema de esa persona y luego al resolverlo esa satisfacción es absoluta máxima para mi y tbn para esa persona”

    Como dice el compañero Victor Castano SC y gestión ambiental no serán aplicadas realmente hasta que demuestren que reportan beneficios económicos mensurables a las empresas que los promocionen. Es la realidad tristemente, el enfoque debería ser que todas las empresas lo hagan no esperando un ahorro o un beneficio económico o menos impuestos, es que no deberían haber premios para algo tan necesario, pero las grandes empresas son premio por esto y premio por aquello, como ahora en Colombia se va a aplicar IVA a la canasta familiar, pero las gaseosas ni se tocan, y las grandes empresas exentas de impuestos para que puedan ser más competitivas, que belleza. Tengo un gran amigo que tiene una empresa social y ambiental que asesora e implementa proyectos para grandes Empresas en Colombia como Ecopetrol, tratando de mitigar el impacto social y ambiental, y el dice la única manera que varias de estas empresas inviertan en estos proyectos es demostrandoles que van ahorrar plata.

    Y en cierto aspectos no estoy de acuerdo con Rosa Ruiz, no creo que el Big Data sea una herramienta tan tan fundamental, no se si el mundo está preparado para tanta información y tampoco creo que tampoco el hecho de tener tantos datos sea una variable para el éxito de un negocio, claro los mas beneficiados seran las grandes empresas, las cuales ya tienen todo ese mercado ganado y que sabiendo sus tendencias y patrones pueden seguir monopolizando tales sectores, pero recordemos que el ser humano y sus comportamientos son más que números o patrones interpretados por algoritmos, somos seres cambiantes e impredecibles, fuerzas más complejas y cambiantes, es un ciclo interminable, la historia muestra que cuando creemos que sabemos que va a pasar, sucede todo lo contrario. No estoy diciendo que el Big Data no sea una buena herramienta, es una increíble herramienta, usada correctamente, solo que necesita de personas, investigadores, etnógrafos, que sepan interpretar la información y generar una buena solución, y ahora también el riesgo en lo que se pueda usar, no se si sea la mejor idea solo seguir tendencias o patrones, eso en manos o interpretaciones equivocadas o corruptas, ay dios mío, si ya hay suficiente prejuicio y racismo en este mundo esa sería un factor más para algunas ideas no tan nobles, usado y malinterpretado, podría ser muy peligroso.
    Gracias

    1. Hola Sebastian.
      Gracias por tu aportación. Pienso que tal como comentas, los datos en bruto no son nada, lo importante se cómo generan información y los transformamos en conocimiento. Este conocimiento puede ser usado para incrementar beneficios en las empresas o puede se usado para ayudar a gobiernos a hacer un uso más eficiente de los recursos y servicios de la ciudad. Por ejemplo las smart cities que mediante el uso masivo de datos proporcionados por IoT pueden favorecer ciudades sostenibles, los dirigentes puedes administrar mejor los presupuestos y conseguir ciudades realmente inteligentes. Pero si los datos solo son usados por empresas para competir y generar más beneficios y sin responsabilidad social, puede ser un riesgo. Tal como dices, es importante hacer entender a las empresas que el crecimiento económico y social es más rentable. Que disminuir la pobreza es vital también para la empresa privada. Este sería el gran reto.
      Yo pienso que es importante contar con una sociedad civil informada, organizada y dispuesta a ejercer presión sobre entidades públicas y empresas para conseguir cambios con impacto social.
      Los consumidores de hecho han conseguido, gracias a las asociaciones de consumidores, constituirse en organizaciones capaces de ejercer presión sobre empresas.

  112. Hola buenas tardes
    Estamos de acuerdo que es necesario generar un cambio en el modelo de empresas, que creo que ya se esta dando a su medido tiempo. Ami lo que me sorprende es, como las personas pensamos en crear un cambio sin cambiar nosotros.
    En cuanto a mi experiencia personal, la única forma de ver resultados es actuando en base a lo que quiero ver, como un espejo. Somos la educación que recibimos, somos un reflejo de lo que la vida nos ha dado. Entonces, asi como decimos que nuestra empresa es nuestra imagen y todo lo que compartimos allí es lo que queremos ver reflejado en el mundo, entonces seamos esa imagen también fuera de la empresa. En actos sencillos podemos cambiar las cosas, mi frase favorita es “pequeñas personas haciendo cosas pequeñas pueden cambiar al mundo”

    Nuestras acciones serán grandes si somos un gran espejo, pero es necesario que seamos un ejemplo, que estemos orgullosos de nosotros para que otros se enorgullezcan de compartirnos, de acompañarnos en este cambio.

    Mi pregunta es, puede alguien pretender un impacto social, un cambio en la manera de pensar sin haber cambiado uno?
    Son pequeñas cosas del dia a dia que podemos mejorar. Las personas que trabajamos y estudiamos, y casi no tenemos tiempo dedicado a nosotros, podemos hacer pequeñísimas acciones que pueden cambiar el planeta.
    Podría hablar de ellas en cuanto a nuestra alimentación, en cuanto al consumo de fast food en cambio de productos locales, en el uso de plásticos desechables para el café, los cubiertos para comer y la botella de plástico de agua que todos los dias compramos, en cuanto a ayudar a nuestra vieja vecina a colocar un mueble o a conectar algo, puedo numerar un sin fin de pequeñas acciones que creo que son las mas importantes a comenzar a realizar para ver el VERDADERO CAMBIO, que es adentro nuestro y el resto vendrá de la mano.

    Mi humilde punto de vista, de alguien que lucha todos los dias con pequeñas acciones para un mundo mejor

  113. • ¿Crees que el big data favorecerá la consolidación de nuevos monopolios empresariales?
    Tal vez sin que hubiera sido su propósito, Google, Facebook y estos gigantes más son monopolios favorecidos por el big data. A partir de estos referentes empresariales muchas otras empresas se sacudieron y montaron su misión hacia la monopolización a través del Big data.
    Sin embargo, no han logrado desbancar a los grandes antes mencionados (Google, Facebook y compañía) tal vez porque no hicieron parte del proceso y su objetivo fue tan superficial, tan marketinero que se alejaron de su verdadero propósito, si es que lo tenían. Un propósito transformador.
    Para mi la data y lo relevante de la data es La VERDAD. La humanidad durante toda su historia ha estado en búsqueda de VERDADES.
    Se ha buscado la verdad acerca de la creación, de la existencia, acerca de los planetas, acerca de Dios, etc. La DATA-VERDAD hace a un lado lo subjetivo, la opinión a veces plana y básica de un gerente de marketing o una agencia de publicidad, incluso hace a un lado aquellas acciones que parecían ser lo más honestas como focus group, entrevistas distorsionadas.
    La DATA-VERDAD es relevante no solo cuando se tiene un resultado, sino cuando se goza y conoce el proceso y cuando los intereses van más allá del utilitarismo y comercialización básica de un producto o servicio. Por eso creo que compañías como Google, Facebook y demás, han monopolizado gracias a la Data. Ellas nacieron con un propósito diferente a la llana búsqueda de datos para vender cosas. Conocen los procesos porque constantemente están en prueba-error. Comprar DATA es pagar a alguien para que diga la verdad y eso no es lo mejor.

    SALU2! Gracias por el contenido. Muy bueno.

  114. El impacto de la transformación digital en las empresas sociales, ¿ Existen las empresas sociales? Creo que salvo las gubernamentales, la única función de una empresa es tener beneficio (masificarlo) o extinguirse.

    A partir de aquí intentan vendernos sus compromisos en diferentes ámbitos de cierta sensibilidad social pero solo a nivel primera capa superficial, por ejemplo las grandes corporaciones con departamentos de RRPP (ex. conocidas marcas que se dedican a plantar arbolitos un fin de semana tienen sus productos con obsolescencia programada) y sus planes de contingencia ante crisis de reputación que puedan aparecer en las RRSS o en medios, cuando no directamente hacer “desaparecer el problema” por la presión económica que ejercen ( Ex. el dieselgate de Volksfagen en España),
    Decididamente el sistema capitalista no esta por la labor, si no más bien al contrario, cuando los neocon se hicieron fuertes y desapareció el contrapeso que significaba ideológicamente el bloque comunista del este nos llego el actual modelo ultraliberal.

    Un modelo al que el mundo digital le va de perlas, no hay fronteras, trabajas 24 horas porque estas conectado 24 horas, encubren con la economía colaborativa la explotación cuando no el derrumbe de derechos laborales de sectores enteros…
    Pienso que solo una legislación ágil y unos políticos comprometidos son capaces de aliviar algo este presente-futuro y siempre que se hagan políticas transnacionales, hoy en día resulta demasiado fácil deslocalizar cualquier empresa a territorios donde soplen mejores aires.

    Por otro lado, el big data ya esta al nivel que sabe más de nosotros que nosotros mismos, de nuestros gustos y deseos, de cual será nuestra próxima compra, vacaciones, divorcio…. Esto en sí no es malo, como siempre será según su uso: podrás hacer un tratamiento preventivo contra un cáncer o se venderá tu negro futuro a las aseguradoras para que tu seguro de vida o enfermedad sea impracticable. Tampoco creo que la pequeña o mediana empresa directamente sea capaz de aprovechar todas sus posibilidades dado que actualmente su explotación requiere de una inversión importante en tecnología y en profesionales.

  115. Buenas noches,
    En primer lugar gracias por este post y la reflexión que crea.
    Considero que desde siempre las empresas han evolucionado, siempre han habido cambios que creaban miedo, cuestiones sobre si es mejor o peor que antes, cambios sociales que ello provocaba… pero es algo que no se puede ni parar ni cambiar, además la evolución siempre es positiva.
    Hoy en día todo se mueve por las redes sociales, y una empresa que no las utilice puede llegar a declive por mucho que su marca sea fuerte y con altos niveles de venta. Las generaciones van creciendo, y empiezan a haber clientes que solo entienden el marketing online y si buscan una empresa en “Instagram” y no existe, la considerarán de poca credibilidad. Nos tenemos que renovar constantemente, actualizar y aprender, tanto a nivel de negocios, como a nivel cultural.
    Pero gracias a la era digital, tenemos toda la información a mano y las herramientas para poder posicionarnos de una forma mejor.

  116. En la tesina del máster que realicé hace ya 4 años investigaba sobre la publicidad con dimensión social, esto es, el uso de mensajes sociales por parte de las empresas privadas. En él concluía que nos encontramos ante un gran cambio de paradigma en el ámbito económico-social. Los consumidores modifican sus necesidades y las nuevas generaciones, con un fuerte compromiso por el cambio social y quienes demandan a las empresas que sean los líderes de este cambio, van ampliando su influencia en la sociedad.

    La Responsabilidad Social Corporativa, RSC, se entiende hoy en día como la responsabilidad de una empresa de cumplir con las expectativas de la sociedad sobre su comportamiento corporativo. Las expectativas cambian según la época y el tipo de sociedad en el que se encuentre la empresa. Y a día de hoy gran parte de los consumidores les piden sostenibilidad en los negocios, ética empresarial, compromiso con los valores sociales y sobre todo, como se ha comentado, cambiar su lógica de funcionamiento, que su objetivo pase del puramente económico a contemplar en la misma medida el beneficio social.

    Vemos que las empresas están escuchando a sus consumidores e intentan dar respuesta a sus demandas mostrando su apoyo o preocupación con ciertas temáticas sociales mediante su exposición pública tanto en la publicidad como en acciones concretas. Pero, en mi opinión, las empresas no se están haciendo un replanteamiento real y sincero sobre su rol y finalidad en la sociedad y nada más se ponen la máscara para contentar a su público y subirse a la ola del cambio.

    Las consecuencias de esto son bastante peligrosas, ya que los consumidores, creyéndose las intenciones bondadosas de las empresas, dejan en sus manos la responsabilidad por la creación de un mundo más justo. Y creen que consumiendo los productos de estas empresas ellos mismos también participan en el cambio. Nada más lejos de la realidad.

    A pesar de todo, es cierto que existen empresas cuya razón de ser va más allá del beneficio económico y realmente son impulsoras del cambio, como Fairphone, que produce teléfonos móviles modulares para que duren y para poder cambiar las piezas rotas y sólo utiliza minerales libres de conflicto. Pero la realidad es que la gran mayoría de las empresas de las sociedades modernas, aún aquellas tildadas como éticas, no están dispuestas a dar el salto hacia una economía social y sostenible.

  117. En la tesina del máster que realicé hace ya 4 años investigaba sobre la publicidad con dimensión social, esto es, el uso de mensajes sociales por parte de las empresas privadas. En él concluía que nos encontramos ante un gran cambio de paradigma en el ámbito económico-social. Los consumidores, afectados por los últimos acontecimientos a nivel global, modifican sus necesidades y las nuevas generaciones, con un fuerte compromiso por el cambio social, demandan a las empresas que sean los líderes de este cambio.

    La Responsabilidad Social Corporativa, RSC, se entiende hoy en día como la responsabilidad de una empresa de cumplir con las expectativas de la sociedad sobre su comportamiento corporativo. Las expectativas cambian según la época y el tipo de sociedad en el que se encuentre la empresa. Y a día de hoy gran parte de los consumidores piden sostenibilidad en los negocios, ética empresarial, compromiso con los valores sociales y sobre todo, como se ha comentado, cambiar su lógica de funcionamiento.

    Vemos que las empresas están escuchando a sus consumidores e intentan dar respuesta a sus demandas mostrando su apoyo o preocupación con ciertas temáticas sociales mediante su exposición pública tanto en la publicidad como en acciones concretas. Pero, en mi opinión, las empresas no se están haciendo un replanteamiento real y sincero sobre su rol y finalidad en la sociedad y nada más se ponen la máscara para contentar a su público y subirse a la ola del cambio.

    Las consecuencias de esto son bastante peligrosas, ya que los consumidores, creyéndose las intenciones bondadosas de las empresas, dejan en sus manos la responsabilidad por la creación de un mundo más justo. Y creen que consumiendo los productos de estas empresas ellos mismos también participan en el cambio. Nada más lejos de la realidad.

    A pesar de todo, es cierto que existen empresas cuya razón de ser va más allá del beneficio económico y realmente son impulsoras del cambio, como Fairphone, que produce teléfonos móviles modulares para que duren y para poder cambiar las piezas rotas y sólo utiliza minerales libres de conflicto. Pero la realidad es que la gran mayoría de las empresas de las sociedades modernas, aún aquellas tildadas como éticas, no están dispuestas a dar el salto hacia una economía social y sostenible.

  118. Qué tema tan complejo. Me reconozco una aprendiz en todo lo que a Big Data se refiere, a pesar de que el término se escucha a diario desde medios de comunicación a charlas de cafetería. Bien es cierto que el uso masivo de datos, del que todos somos parte, se ha convertido en una fuente muy potente (a la vez que peligrosa) de información que puede permitir varios caminos. Uno de ellos, por supuesto, el de la responsabilidad social por parte también de las empresas. Sin embargo, en el día a día de las compañías más rasas, aún es un concepto que pesa en mentalidades de antaño; en empresarios que han crecido buscando, casi exclusivamente, una rentabilidad económica. Si bien es cierto que debo reconocer que, siguiendo principalmente el ejemplo de algunas grandes firmas, me he topado ya con algunas empresas modestas que, no obstante, se encuentran muy socializadas con el concepto de ética. Pero creo que la consolidación aún queda algo más apartada de lo que a algunos nos gustaría. Además de la “guerra”, comentada en el mismo artículo, entre el acceso de los menos a los avances científicos derivados del uso social de esta revolución. El ser humano, es en partida y en mayoría, una especie un tanto egoísta que no suele dar rienda suelta a la solidaridad hasta que la solidaridad le da en las propias narices. No creo que la solidaridad en el uso masivo de datos vaya a recorrer un camino distinto que en otras ocasiones y, sin embargo, no soy escéptica y abro las puertas (y la esperanza) a una revoluciona en todos los aspectos, ligada a este nuevo uso, pero dilatada a otros tantos campos y aspectos que nos definen como ser humano.

  119. Somos parte de la era del conocimiento, donde la información hoy en día se encuentra literalmente en el aire y donde la tecnología es parte integral de nuestras vidas. Es escencial que sepamos discernir estos saberes que inundan la red y poder encontrar destellos de verdad, para evolucionar a una conciencia colectiva mas elevada y aprovechar así este rol protagónico que tenemos hoy en día en la sociedad, nuestra voz, nuestros ideales y deseos pueden ser recopilados en grandes bases de datos que cambian la forma de hacer negocio de las grandes corporaciones.
    Hoy somos capaces de que con nuestras decisiones no solo podemos moldear nuestras vidas sino también la forma en la que llegarán a nosotros ciertos bienes o servicios, depende de mí, si mi bebida favorita la pido en envase de vidrio y doy un no rotundo al uso del plástico y aportar a la conservación de los océanos y la vida que estos contienen.
    Creo que los nuevos modelos de negocio que se están creando, estarán orientados hacia donde nosotros queremos avanzar, hoy mas que nunca podemos ser ese cambio que el planeta necesita, depende de nosotros dar ese feedback a las empresas de priorizar la vida, el medio ambiente y los individuos antes que al capital.

  120. Excelente artículo María Mercedes, la verdad que no deja indiferente a nadie y es el presente de los nuevos mercados, aunque yo vengo del paleolítico en tema empresarial, todavía no llego a entender perfectamente la nueva ética y el nuevo modelo que sería “el ideal”.
    Témenos claro que hay que evolucionar, hay que introducir nuevas tecnologías, tenemos que ser responsables con nuestro entorno y tenemos que ayudar a nuestros semejantes que está en peligro tanto sus vidas como su desarrollo, hasta aquí todo perfecto y posible , pero grandes compañías tecnológicas que tod@s sabemos nos venden ese adjetivo tan de moda que se está poniendo y por supuesto nada que reprocharles ya que tienen buenos publicistas y mejores asesores de imagen. (ahora los llamamos SEO , comunity u otros nombres que salen cada mes)
    Pero, ¿realmente estas grandes empresas y tienen una ética como deberían hacia sus empleados y cuidan el talento que tienen como se merece?.
    Yo a modo personal nos las veo como los mejores ejemplos de empresa social y que hay mucho talento y muy joven (no como yo) que deberían de hacerse esta reflexión y entre el resto ayudarles a que ese talento se transformara empresa social en la medida que se pudiera para el bien de todos.
    A si tanto el Big Data, IoT, Blockchain, Open Source e inteligencia artificial es la siguiente revolución industrial y el talento lo recluten las grandes, tendrán todo el monopolio ya que, mientras unos están por la 4.0 otros que son los productores y los que generan la materia prima no han llegado ni a la 1.0.
    Como final de mi comentario veo que queda mucho tiempo para que la ética que la que se habla en este articulo se afiance, pero a mi realmente es lo que me gustaría, que trabajáramos tod@s por nuestro bien y sobre todo por el de la comunidad ayudándonos entre unos y otros sin ver mas allá del beneficio propio.

    1. Sin duda una obligación para las nuevas empresas y un objetivo para las que ya tienen un recorrido y deben o renovarse o morir. Buen articulo Mercedes, gracias y saludos.

  121. Debo comenzar expresando mi agrado por el contenido del artículo … Gracias!.

    Responsabilidad Social: Pienso que el compromiso de parte de todos los “entes” (personas, empresas, gobiernos, planeta) con la Responsabilidad Social … SIEMPRE ha estado, está y estará allí. No hay que esperar a que la tecnología de saltos cuánticos (BigData, IoT, Fintech, Transf. Digital, …) y/o se haga más accesible para lograr apalancar iniciativas de Responsabilidad Social. La Responsabilidad Social hay que asumirla como lo que es, una “responsabilidad” de todos y comienza con la “voluntad” política y/o real de impulsarla sin excusas de “esperar a estar listo para” o a “tener el presupuesto para” … porque se puede comenzar con acciones sencillas, con impacto positivo que suma.

    Transformación Digital: Soy tecnóloga (Ingeniero en Computación) con años de experiencia, y … tengo clarísimo que la Tecnología es motor de cambios a todos los niveles. Que la tecnología es y será protagonista en un elevadísimo porcentaje de iniciativas personales, empresariales, de países y planetarias (entre ellas, las iniciativa de lograr ser Empresas Socialmente Responsable). Tecnológicamente estamos ante un momento de Oro, un punto de inflexión en cuanto a avances tecnológicos que inexorablemente habilitan La Transformación Digital a todos los niveles. Pero la mayoría de los tecnólogos hablan(hablamos) y ponen(ponemos) de moda términos “técnicos” (IoT, AI, Machine learning, BigData, BlockChain, CloudComputing/Edge Computing, Gemelos Digitales, CyberSecurity, etc) … pero no son(somos) tan buenos ayudando a los no-tecnólogos, a las personas, empresarios, gobiernos que tienen propósitos de habilitar iniciativas, a través de la tecnología disponible. Hay que elevar el nivel de la conversación unas capas mas, salir de los meros términos técnicos potentes de Moda … porque si los “términos” tienen potencia … es inimaginable el PODER que tienen los propósitos que ayudan a apalancar. Allí tenemos asignatura pendiente !

    Justo por esto, aprecio mucho su artículo … porque logra “traducir” y “aterrizar” la esencia de las palabras que identifican la tecnología.

    Recuerdo que cuando estudiaba ingeniería, la “moda” eran los lenguajes de programación “inteligentes” y “los sistemas expertos”… que … en qué se diferencian de la tecnología de hoy (AI, BigData, por ejemplo)? tal vez en el nivel de sofisticación y maduración, en la posibilidad de su masificación dado que no existía el internet que hace todo omnipresente, pero allí estaba la tecnología, allí estaban las necesidades de hacer cosas interesantes, allí esta el Compromiso Social …qué faltó? faltó “entender la tecnología (en el nivel que estuviese) y cómo ponerla al servicio de los propósitos” y la “voluntad política y real de hacer algo con ella”.

    Alcance de la Transformación Digital: No veo “monopolios” de algo habilitados por la tecnología, no veo nuevas empresas sociales. Sí veo que El Mundo cambió y todos nos tenemos que mover para allá o estamos fuera!!!!. El “Digital&Value Divide” no solo estará asociado a tener “los recursos” para adoptar tecnología y sus ventajas o que la tecnología sea “affordable”. Recordemos que casi todo es susceptible de “digitalización”, pero los “valores” (así como las emociones, sentimientos) … no son digitalizables.

    Conclusión: Allí afuera en el bosque hay un montón de “entes” queriendo hacer cosas interesantísimas, al lado y muy cerca de esas ganas, están los avances tecnológicos (el estado del arte de la tecnología), pero no se están viendo necesariamente … por ello se requiere:
    (i) habilidades superlativas de comunicación en “lenguaje de negocios y accesible” que tiendan puentes entre ganas de hacer/lograr y tecnología disponible
    (ii) Voluntad política y real para lograr los propósitos (entre ellos, los de responsabilidad social).
    (iii) Fomento y Desarrollo de Valores para producir “entes” socialmente responsables.

    Muchas gracias por la tribuna de conversación … y por iniciar un diálogo tan interesante como apasionante!

    Feliz noche!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBETE AL BLOG

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog

SUBCATEGORÍAS

LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

Si lo prefieres puedes seguir nuestro RSS: