Digital Business

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Digital Business

🎓 Digital Business

16 May 2018
164 comentarios

El impacto de la transformación digital en las empresas sociales

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (12 votes, average: 4,00 out of 5)
Cargando…
María Mercedes García Díaz

[Actualizado Octubre 2018]

Cuando hablamos de empresas sociales hacemos referencia a un término más bien reciente que emerge en la última década y que alude a un nuevo modelo de gestión empresarial que no solo busca la rentabilidad económica sino que también se preocupa por los problemas de su entorno. Hablamos de empresas que entienden que conseguir un crecimiento económico con igualdad social y respetando el medio ambiente ha de ser un valor constitutivo del ADN empresarial.

Estas empresas, responsables socialmente, representan sin duda un cambio en la ética en los negocios dejando de lado la visión utilitarista clásica y dando paso a un nuevo paradigma donde se promueve un modelo de gestión que podemos denominar como “capitalismo consiente”.

Una nueva ética de la empresa en la actualidad se traduce en la apuesta por “empresas sociales”.

Por qué es vital apostar por empresas con ética

  • Estamos frente a la necesidad de renovar el modelo de crecimiento económico y más aún debido a la conciencia general que ha generado el impacto de la crisis mundial en distintos actores sociales. Tanto gobiernos, como empresas, entidades no lucrativas así como personajes influyentes hacen un esfuerzo por incentivar a los agentes económicos a responder a los grandes retos que afrontan las sociedades modernas a nivel internacional: erradicación de la pobreza, sostenibilidad medioambiental, igualdad de género, enseñanza, promoción de la paz plasmados en los objetivos de desarrollo sostenible.
  • Se asume de manera unánime que el crecimiento económico ha de ser sinónimo de crecimiento social y esto inclina la balanza entre acumulación de capital y distribución de la riqueza hacia esta última o al menos esto es lo que está en juego.
  • Los consumidores son cada vez más consientes de su poder de negociación frente a las empresas. El consumo responsable es ahora un valor transversal que obliga a las empresas a adaptar sus productos, servicios y mensajes publicitarios a estas demandas del prosumer.

Este modelo de gestión socialmente responsable y con ética permite que se desarrollen dentro de la empresa acciones dirigidas a desarrollar negocios escalables pero que a su vez involucren por ejemplo políticas medioambientales, políticas y programas de promoción de la integración laboral de colectivos desfavorecidos, acciones de apoyo al tercer sector en el desarrollo y financiación de proyectos de intervención social.

Podemos encontrar diversos ejemplos de empresas socialmente responsables y muchas las formas en que se manifiesta (Responsabilidad Social Corporativa, Marketing con causa, filantropía, subvenciones a entidades no lucrativas, apoyo a la investigación, financiación de proyectos de cooperación internacional) , pero sin duda gracias a la revolución digital estamos ante una avalancha de cambios sin igual  que puede incidir en el crecimiento y consolidación de este modelo de empresa y contribuir a incrementar enormemente su impacto en la mejora del bienestar de la población, lucha contra la pobreza, lucha contra el cambio medioambiental, promoción de valores y por último la instauración de una nueva ética de empresa.

El Big Data y cómo incrementa el impacto social de las empresas

La revolución del uso masivo de datos está ayudando a las empresas a transformarse y consolidar nuevos modelos de negocio, a conocer mejor al consumidor, a ser escalables, pero también a mejorar la calidad de vida aportando importantes avances en áreas como la salud, la educación y el empleo.

Del libro  “Big data, la revolución de los datos masivos” de Viktor Mayer-SchönbergerKenneth Cukier podemos extraer un ejemplo emblemático del poder de los datos para transformar la sociedad e impactar aspectos básicos para mejorar la calidad de vida de la población. En 2009 Google desarrollo un algoritmo capaz de predecir la propagación de la gripe invernal en los Estados Unidos gracias a una correlación de la frecuencia de búsqueda de determinados términos de los usuarios y la propagación de la gripe en el tiempo y el espacio, supero así en efectividad al  Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de este país, consiguiendo hacer predicciones y no responder como habitualmente lo hacía este  organismo que solo podía tomar medidas de forma reactiva, una vez propagado el virus.

Y este es solo un ejemplo ilustrativo de cómo el Big Data puede contribuir a generar empresas que consigan resolver problemas sociales de formas novedosas, empresas con ética que conciben su labor con responsabilidad social y tienen entre sus expectativas aportar soluciones que sean de acceso a todos, apostando por la igualdad  y el bienestar colectivo. Veamos algunos ejemplos:

La salud pública, big data y calidad de vida

Sin duda el ámbito sanitario está viviendo un cambio sin precedentes, lo importante es que los avances que se logren se distribuyan de forma igualitaria en la sociedad y consigan ser un elemento que contribuya a ofrecer salud para todos entendido como un derecho universal y no como un bien de lujo reservado a unos pocos.

Savana permite transformar el texto de las historias clínicas en Big Data. La empresa se define a sí misma como una red médica mundial solidaria. Esta solución tecnológica puede generar un gran impacto en la salud pública en los sistemas sanitarios del todo el mundo, pero no solo eso, puede ayudar a países en vía de desarrollo con serias limitaciones de recursos a conseguir acceso a datos de gran valor para mejorar y acelerar diagnósticos médicos.

En palabras de Ignacio Hernandez Medrano CEO de Savana y según cálculos de su equipo, para 2030 gracias a esta tecnología de Big Data al menos un 50% de los profesionales sanitarios de países en vías de desarrollo tendrán acceso a esta herramienta. Sin duda una gran noticia que deja entrever que no se trata solo de constituir una empresa y hacerla escalable, sino de buscar la innovación social y conseguir mejorar la calidad de vida de las personas a nivel internacional.

El big data a disposición de la defensa del medio ambiente

Vizzuality  es una herramienta colaborativa de código abierto que vela por la conservación de los bosques, para ello recopilan datos en tiempo real con el fin de detectar actividades ilegales, prevenir la deforestación entre otras posibilidades.

Está plataforma fue presentada en el evento anual Big Data for social good organizado por LUCA unidad de análisis de datos de Telefónica y de donde podemos extraer otros ejemplos de interés.

La educación digital es la educación del futuro para generar igualdad de oportunidades

La Fundación Telefónica junto con la Fundación Bancaria “La Caixa” son los promotores del proyecto Profuturo, que pretende llevar la educación digital a las poblaciones más desfavorecidas. Es un proyecto que incorpora las nuevas tecnologías como eje básico de un modelo educativo inclusivo y pretende incorporar gradualmente a otros actores con la finalidad de crear una red internacional de enseñanza.

En la actualidad y según cifras proporcionadas en la web, el proyecto ha llegado ya a 5.3 millones de niños y niñas de 23 países de Latinoamérica, África y Asia.

Modificación genética para que nazcan niños a la carta

La investigación de la edición genética de los embriones humanos está apenas en sus comienzos y está más que todo enfocada en la prevención de enfermedades, sobre todo aquellas vinculadas con mutaciones específicas. Es un tema de gran complejidad pero que se maneja muchas veces a la ligera, no se trata de poder escoger talentos especiales,  de modificar genéticamente para conseguir un gran atleta o una inteligencia superior, porque esto no es posible mediante la modificación genética y tampoco debería ser su finalidad.

La investigación en este campo va más bien dirigida a detectar enfermedades genéticas con mutaciones específicas como la enfermedad de Huntingtong o algunos tipos de cáncer para reparar estas mutaciones, como resultado podríamos conseguir erradicar dichas enfermedades.

La cuestión ética implícita en la edición genética, tal como señala Marcy Darnovsky del Centro para la Genómica y la Sociedad  organización sin ánimo de lucro de Estados Unidos, suscita muchas polémicas, pero ante todo, lo que reclaman diversos actores es que estos avances no profundicen brechas económicas estando solo al alcance de unos pocos, sino que sean avances que lleguen a la población mundial por igual.  El riesgo es que prevalezca la lógica comercial por encima del bien común de la sociedad.

Y tú qué opinas,

  • ¿Crees que realmente estamos ante la consolidación de un nuevo modelo de empresa social?
  • ¿Crees que el big data favorecerá la consolidación de nuevos monopolios empresariales?
  • ¿Hablamos de avances científicos a los cuales solo tendrán acceso unos pocos y donde prevalecerá la lógica comercial?
  • ¿La responsabilidad empresarial es retórica sin fondo para mejorar la imagen frente al consumidor o realmente hablamos de empresas que buscan contribuir a una mejor sociedad?

¿Quieres aprender cómo llevar a cabo un procesos de digitalización en una empresa tradicional? Te recomendamos el Programa Ejecutivo en Transformación Digital con el que aprenderás a hacer frente a los nuevos avances y a guiar en la implantación efectiva de procesos transformadores.

MBA in Digital Transformation

Aprende a llevar a cabo un proceso de digitalización en una empresa

¡Me intersa!

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

164 comentarios en “El impacto de la transformación digital en las empresas sociales”

  1. Alejandro Saiz at 11:47 am

    Excelente artículo María Mercedes, la verdad que no deja indiferente a nadie y es el presente de los nuevos mercados, aunque yo vengo del paleolítico en tema empresarial, todavía no llego a entender perfectamente la nueva ética y el nuevo modelo que sería “el ideal”.
    Témenos claro que hay que evolucionar, hay que introducir nuevas tecnologías, tenemos que ser responsables con nuestro entorno y tenemos que ayudar a nuestros semejantes que está en peligro tanto sus vidas como su desarrollo, hasta aquí todo perfecto y posible , pero grandes compañías tecnológicas que tod@s sabemos nos venden ese adjetivo tan de moda que se está poniendo y por supuesto nada que reprocharles ya que tienen buenos publicistas y mejores asesores de imagen. (ahora los llamamos SEO , comunity u otros nombres que salen cada mes)
    Pero, ¿realmente estas grandes empresas y tienen una ética como deberían hacia sus empleados y cuidan el talento que tienen como se merece?.
    Yo a modo personal nos las veo como los mejores ejemplos de empresa social y que hay mucho talento y muy joven (no como yo) que deberían de hacerse esta reflexión y entre el resto ayudarles a que ese talento se transformara empresa social en la medida que se pudiera para el bien de todos.
    A si tanto el Big Data, IoT, Blockchain, Open Source e inteligencia artificial es la siguiente revolución industrial y el talento lo recluten las grandes, tendrán todo el monopolio ya que, mientras unos están por la 4.0 otros que son los productores y los que generan la materia prima no han llegado ni a la 1.0.
    Como final de mi comentario veo que queda mucho tiempo para que la ética que la que se habla en este articulo se afiance, pero a mi realmente es lo que me gustaría, que trabajáramos tod@s por nuestro bien y sobre todo por el de la comunidad ayudándonos entre unos y otros sin ver mas allá del beneficio propio.

    • Raúl Rive at 5:34 pm

      Sin duda una obligación para las nuevas empresas y un objetivo para las que ya tienen un recorrido y deben o renovarse o morir. Buen articulo Mercedes, gracias y saludos.

  2. Titina Sánchez Ainsua at 3:32 am

    Debo comenzar expresando mi agrado por el contenido del artículo … Gracias!.

    Responsabilidad Social: Pienso que el compromiso de parte de todos los “entes” (personas, empresas, gobiernos, planeta) con la Responsabilidad Social … SIEMPRE ha estado, está y estará allí. No hay que esperar a que la tecnología de saltos cuánticos (BigData, IoT, Fintech, Transf. Digital, …) y/o se haga más accesible para lograr apalancar iniciativas de Responsabilidad Social. La Responsabilidad Social hay que asumirla como lo que es, una “responsabilidad” de todos y comienza con la “voluntad” política y/o real de impulsarla sin excusas de “esperar a estar listo para” o a “tener el presupuesto para” … porque se puede comenzar con acciones sencillas, con impacto positivo que suma.

    Transformación Digital: Soy tecnóloga (Ingeniero en Computación) con años de experiencia, y … tengo clarísimo que la Tecnología es motor de cambios a todos los niveles. Que la tecnología es y será protagonista en un elevadísimo porcentaje de iniciativas personales, empresariales, de países y planetarias (entre ellas, las iniciativa de lograr ser Empresas Socialmente Responsable). Tecnológicamente estamos ante un momento de Oro, un punto de inflexión en cuanto a avances tecnológicos que inexorablemente habilitan La Transformación Digital a todos los niveles. Pero la mayoría de los tecnólogos hablan(hablamos) y ponen(ponemos) de moda términos “técnicos” (IoT, AI, Machine learning, BigData, BlockChain, CloudComputing/Edge Computing, Gemelos Digitales, CyberSecurity, etc) … pero no son(somos) tan buenos ayudando a los no-tecnólogos, a las personas, empresarios, gobiernos que tienen propósitos de habilitar iniciativas, a través de la tecnología disponible. Hay que elevar el nivel de la conversación unas capas mas, salir de los meros términos técnicos potentes de Moda … porque si los “términos” tienen potencia … es inimaginable el PODER que tienen los propósitos que ayudan a apalancar. Allí tenemos asignatura pendiente !

    Justo por esto, aprecio mucho su artículo … porque logra “traducir” y “aterrizar” la esencia de las palabras que identifican la tecnología.

    Recuerdo que cuando estudiaba ingeniería, la “moda” eran los lenguajes de programación “inteligentes” y “los sistemas expertos”… que … en qué se diferencian de la tecnología de hoy (AI, BigData, por ejemplo)? tal vez en el nivel de sofisticación y maduración, en la posibilidad de su masificación dado que no existía el internet que hace todo omnipresente, pero allí estaba la tecnología, allí estaban las necesidades de hacer cosas interesantes, allí esta el Compromiso Social …qué faltó? faltó “entender la tecnología (en el nivel que estuviese) y cómo ponerla al servicio de los propósitos” y la “voluntad política y real de hacer algo con ella”.

    Alcance de la Transformación Digital: No veo “monopolios” de algo habilitados por la tecnología, no veo nuevas empresas sociales. Sí veo que El Mundo cambió y todos nos tenemos que mover para allá o estamos fuera!!!!. El “Digital&Value Divide” no solo estará asociado a tener “los recursos” para adoptar tecnología y sus ventajas o que la tecnología sea “affordable”. Recordemos que casi todo es susceptible de “digitalización”, pero los “valores” (así como las emociones, sentimientos) … no son digitalizables.

    Conclusión: Allí afuera en el bosque hay un montón de “entes” queriendo hacer cosas interesantísimas, al lado y muy cerca de esas ganas, están los avances tecnológicos (el estado del arte de la tecnología), pero no se están viendo necesariamente … por ello se requiere:
    (i) habilidades superlativas de comunicación en “lenguaje de negocios y accesible” que tiendan puentes entre ganas de hacer/lograr y tecnología disponible
    (ii) Voluntad política y real para lograr los propósitos (entre ellos, los de responsabilidad social).
    (iii) Fomento y Desarrollo de Valores para producir “entes” socialmente responsables.

    Muchas gracias por la tribuna de conversación … y por iniciar un diálogo tan interesante como apasionante!

    Feliz noche!

  3. Aida at 5:47 pm

    Excelente artículo. Buena reflexión.
    Yo creo que la responsabilidad empresarial empezó como un gancho de diferentes corporativos para generar más audiencia, presencia de marca y como fin principal, atraer más consumidores.
    México es un país que si bien ya tiene unos años con ésto, creo que apenas está en sus inicios, ya lo vemos mucho más no solo en grandes corporativos sino con PyMEs.
    Al día de hoy, bastantes de éstas empresas si creo que son auténticas en cuanto a querer apoyar a la sociedad y al mundo. Creo que la conciencia no solo es empresarial sino personal.
    Cada vez más, vemos más allá de nosotros mismos y creamos conciencia de lo que falta para que nuestra sociedad sume más, sea más inclusiva y del lugar dónde vivimos.
    Es un tanto, regresar al planeta y a la sociedad tanto que nos da.
    Saludos,

  4. Juan Antonio Carmona at 9:00 pm

    Big data, inteligencia artificial, internet de las cosas; y, en general, la transformación hacia una nueva era digital, cambiará la vida como la conocemos en los siguientes años. Y eso incluye a la manera de hacer negocios. Como toda herramienta, tenemos la oportunidad de utilizarla en favor de la humanidad o para beneficiar sólo a unos cuantos. Es una cuestión de elección.

    Podemos y debemos elegir el crear nuevos modelos de empresa más sociales, sustentables y que permitan distribuir el conocimiento y elevar la calidad de vida, sin acabar con los recursos del planeta.

    A la par sería importante el crear instituciones y participar en comunidades que vigilen que esto se cumpla para ir mitigando que sólo la “lógica comercial” impere o que la responsabilidad social sea retórica. La revolución tecnológica ayudará sin duda también a esto.

  5. Beatriz Castillo Cepero at 5:24 pm

    En primer lugar me gustaría resaltar que, desde mi punto de vista, TODAS las empresas son SOCIALES, aunque verdaderamente el término “empresa social” alude a un modelo de gestión empresarial al que se le está otorgando mayor importancia en los últimos años y directamente relacionado, tal y como se detalla en el artículo, con la toma de consciencia. Se personaliza a la empresa y se adquiere un compromiso desde la RSE de la entidad. Creo, porque lo veo a diario que estamos ante una nueva tendencia empresarial, actualmente el groso de la población es prosumidora, es decir produce y consume al mismo tiempo y en esto tiene mucho que ver las nuevas tecnologías.
    El ejemplo que detalla García sobre el algoritmo de google, puede parecer un poco fuera del alcance de algunas empresas que desean contribuir a la innovación social desde sus empresas, yo pongo el ejemplo de una empresa muy cercana, una tienda de animales que NO VENDE ANIMALES ;-). Fomenta la adopción y ofrece toda una serie de servicios y productos en beneficio de las mascotas, tiene una política de personal excelente y la RSE como pilar básico. Aunque obviamente, opino que el big data fomentará los monopolios y marcará las diferencias, algo antagónico a la idea inicial de empresas sociales, pues uno de los efectos que puede tener es una marcada estratificación.
    En ocasiones veo empresas que utilizan la RSE y los sellos de calidad como parte de su estrategia de marketing, en otras ocasiones veo empresas que verdaderamente creen en un nuevo modelo de gestión, lo que está claro es que siempre formará parte de una estrategia empresarial que buscará el beneficio y el crecimiento económico propio, aunque de forma colateral generen beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBETE AL BLOG
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog
SUBCATEGORÍAS
LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

Si lo prefieres puedes seguir nuestro RSS: