Digital Business

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Digital Business

🎓 Digital Business

16 Mar 2018
Ir a los comentarios403 comentarios

El impacto de la transformación digital en las empresas sociales

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (15 votes, average: 4,13 out of 5)
Cargando…
María Mercedes García Díaz

Cuando hablamos de empresas sociales hacemos referencia a un término más bien reciente que emerge en la última década y que alude a un nuevo modelo de gestión empresarial que no solo busca la rentabilidad económica sino que también se preocupa por los problemas de su entorno. Hablamos de empresas que entienden que conseguir un crecimiento económico con igualdad social y respetando el medio ambiente ha de ser un valor constitutivo del ADN empresarial.

Estas empresas, responsables socialmente, representan sin duda un cambio en la ética en los negocios dejando de lado la visión utilitarista clásica y dando paso a un nuevo paradigma donde se promueve un modelo de gestión que podemos denominar como “capitalismo consiente”.

Una nueva ética de la empresa en la actualidad se traduce en la apuesta por “empresas sociales».

Por qué es vital apostar por empresas con ética

  • Estamos frente a la necesidad de renovar el modelo de crecimiento económico y más aún debido a la conciencia general que ha generado el impacto de la crisis mundial en distintos actores sociales. Tanto gobiernos, como empresas, entidades no lucrativas así como personajes influyentes hacen un esfuerzo por incentivar a los agentes económicos a responder a los grandes retos que afrontan las sociedades modernas a nivel internacional: erradicación de la pobreza, sostenibilidad medioambiental, igualdad de género, enseñanza, promoción de la paz plasmados en los objetivos de desarrollo sostenible.
  • Se asume de manera unánime que el crecimiento económico ha de ser sinónimo de crecimiento social y esto inclina la balanza entre acumulación de capital y distribución de la riqueza hacia esta última o al menos esto es lo que está en juego.
  • Los consumidores son cada vez más consientes de su poder de negociación frente a las empresas. El consumo responsable es ahora un valor transversal que obliga a las empresas a adaptar sus productos, servicios y mensajes publicitarios a estas demandas del prosumer.

Este modelo de gestión socialmente responsable y con ética permite que se desarrollen dentro de la empresa acciones dirigidas a desarrollar negocios escalables pero que a su vez involucren por ejemplo políticas medioambientales, políticas y programas de promoción de la integración laboral de colectivos desfavorecidos, acciones de apoyo al tercer sector en el desarrollo y financiación de proyectos de intervención social.

Podemos encontrar diversos ejemplos de empresas socialmente responsables y muchas las formas en que se manifiesta (Responsabilidad Social Corporativa, Marketing con causa, filantropía, subvenciones a entidades no lucrativas, apoyo a la investigación, financiación de proyectos de cooperación internacional) , pero sin duda gracias a la revolución digital estamos ante una avalancha de cambios sin igual  que puede incidir en el crecimiento y consolidación de este modelo de empresa y contribuir a incrementar enormemente su impacto en la mejora del bienestar de la población, lucha contra la pobreza, lucha contra el cambio medioambiental, promoción de valores y por último la instauración de una nueva ética de empresa.

El Big Data y cómo incrementa el impacto social de las empresas

La revolución del uso masivo de datos está ayudando a las empresas a transformarse y consolidar nuevos modelos de negocio, a conocer mejor al consumidor, a ser escalables, pero también a mejorar la calidad de vida aportando importantes avances en áreas como la salud, la educación y el empleo.

Del libro  “Big data, la revolución de los datos masivos” de Viktor Mayer-SchönbergerKenneth Cukier podemos extraer un ejemplo emblemático del poder de los datos para transformar la sociedad e impactar aspectos básicos para mejorar la calidad de vida de la población. En 2009 Google desarrollo un algoritmo capaz de predecir la propagación de la gripe invernal en los Estados Unidos gracias a una correlación de la frecuencia de búsqueda de determinados términos de los usuarios y la propagación de la gripe en el tiempo y el espacio, supero así en efectividad al  Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de este país, consiguiendo hacer predicciones y no responder como habitualmente lo hacía este  organismo que solo podía tomar medidas de forma reactiva, una vez propagado el virus. Si quieres que tu trabajo sea una forma de ayudar al resto no dudes en consultar el Master en Business Intelligence y Data Science. 

Y este es solo un ejemplo ilustrativo de cómo el Big Data puede contribuir a generar empresas que consigan resolver problemas sociales de formas novedosas, empresas con ética que conciben su labor con responsabilidad social y tienen entre sus expectativas aportar soluciones que sean de acceso a todos, apostando por la igualdad  y el bienestar colectivo. Veamos algunos ejemplos:

La salud pública, big data y calidad de vida

Sin duda el ámbito sanitario está viviendo un cambio sin precedentes, lo importante es que los avances que se logren se distribuyan de forma igualitaria en la sociedad y consigan ser un elemento que contribuya a ofrecer salud para todos entendido como un derecho universal y no como un bien de lujo reservado a unos pocos.

Savana permite transformar el texto de las historias clínicas en Big Data. La empresa se define a sí misma como una red médica mundial solidaria. Esta solución tecnológica puede generar un gran impacto en la salud pública en los sistemas sanitarios del todo el mundo, pero no solo eso, puede ayudar a países en vía de desarrollo con serias limitaciones de recursos a conseguir acceso a datos de gran valor para mejorar y acelerar diagnósticos médicos.

En palabras de Ignacio Hernandez Medrano CEO de Savana y según cálculos de su equipo, para 2030 gracias a esta tecnología de Big Data al menos un 50% de los profesionales sanitarios de países en vías de desarrollo tendrán acceso a esta herramienta. Sin duda una gran noticia que deja entrever que no se trata solo de constituir una empresa y hacerla escalable, sino de buscar la innovación social y conseguir mejorar la calidad de vida de las personas a nivel internacional.

El big data a disposición de la defensa del medio ambiente

Vizzuality  es una herramienta colaborativa de código abierto que vela por la conservación de los bosques, para ello recopilan datos en tiempo real con el fin de detectar actividades ilegales, prevenir la deforestación entre otras posibilidades.

Está plataforma fue presentada en el evento anual Big Data for social good organizado por LUCA unidad de análisis de datos de Telefónica y de donde podemos extraer otros ejemplos de interés.

La educación digital es la educación del futuro para generar igualdad de oportunidades

La Fundación Telefónica junto con la Fundación Bancaria “La Caixa” son los promotores del proyecto Profuturo, que pretende llevar la educación digital a las poblaciones más desfavorecidas. Es un proyecto que incorpora las nuevas tecnologías como eje básico de un modelo educativo inclusivo y pretende incorporar gradualmente a otros actores con la finalidad de crear una red internacional de enseñanza.

En la actualidad y según cifras proporcionadas en la web, el proyecto ha llegado ya a 5.3 millones de niños y niñas de 23 países de Latinoamérica, África y Asia.

Modificación genética para que nazcan niños a la carta

La investigación de la edición genética de los embriones humanos está apenas en sus comienzos y está más que todo enfocada en la prevención de enfermedades, sobre todo aquellas vinculadas con mutaciones específicas. Es un tema de gran complejidad pero que se maneja muchas veces a la ligera, no se trata de poder escoger talentos especiales,  de modificar genéticamente para conseguir un gran atleta o una inteligencia superior, porque esto no es posible mediante la modificación genética y tampoco debería ser su finalidad.

La investigación en este campo va más bien dirigida a detectar enfermedades genéticas con mutaciones específicas como la enfermedad de Huntingtong o algunos tipos de cáncer para reparar estas mutaciones, como resultado podríamos conseguir erradicar dichas enfermedades.

La cuestión ética implícita en la edición genética, tal como señala Marcy Darnovsky del Centro para la Genómica y la Sociedad  organización sin ánimo de lucro de Estados Unidos, suscita muchas polémicas, pero ante todo, lo que reclaman diversos actores es que estos avances no profundicen brechas económicas estando solo al alcance de unos pocos, sino que sean avances que lleguen a la población mundial por igual.  El riesgo es que prevalezca la lógica comercial por encima del bien común de la sociedad.

Y tú qué opinas,

  • ¿Crees que realmente estamos ante la consolidación de un nuevo modelo de empresa social?
  • ¿Crees que el big data favorecerá la consolidación de nuevos monopolios empresariales?
  • ¿Hablamos de avances científicos a los cuales solo tendrán acceso unos pocos y donde prevalecerá la lógica comercial?
  • ¿La responsabilidad empresarial es retórica sin fondo para mejorar la imagen frente al consumidor o realmente hablamos de empresas que buscan contribuir a una mejor sociedad?

¿Quieres aprender cómo llevar a cabo un procesos de digitalización en una empresa tradicional? Te recomendamos el Programa Ejecutivo en Transformación Digital con el que aprenderás a hacer frente a los nuevos avances y a guiar en la implantación efectiva de procesos transformadores.

MBA in Digital Transformation

Aprende a llevar a cabo un proceso de digitalización en una empresa

¡Me intersa!

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

403 comentarios en “El impacto de la transformación digital en las empresas sociales”

  1. Angel Couto at 11:12 am

    La tecnología ha estado ligada al desarrollo de los pueblos desde que el humano hizo el primer cuchillo con una piedra. Las herramientas facilitan el trabajo y la consecución de objetivos, esta fuera de toda duda. Pero los objetivos no son los mismos para todos. Si planteamos la disyuntiva enriquecimiento personal vs mundo mejor seguro que los objetivos y formas de llevarlos a cabo se contradicen en multitud de ocasiones, aunque no siempre.
    Pero también es cierto que la decisión última de como las empresas deben realizar su labor y aportar su grano de arena a un mundo mejor depende de las creencias y conducta de los consumidores, de la sociedad.
    Por eso creo que la ética, además de una etiqueta o un dogma (ahora me explico) debe tener un profundo calado social y una mayor formación. Desde escuelas infantiles hasta la formación más elitista.
    Digo esto porque hablar de ética esta de moda y está genial, pero no hay debates, ni formación, ni talleres conductuales. Al menos no lo percibo.
    Uno de los mayores gurus del Mk Philip Kotler lleva ya algún tiempo hablando de la necesidad de la aportación de las empresas para mejorar el mundo. Aunque el no habla nada de ética o como se debería participar en la mejora de la sociedad, sí dice que es una necesidad porque lo demanda así la gente, los consumidores de hoy y de mañana.
    Rentabilidad vs mundo mejor. ¿El dilema es valido? Me hago esta pregunta porque muchas empresas no tendrán posibilidad de dedicar un 1% de sus ingresos o beneficios a crear un mundo mejor.
    Creo que la clave puede estar en aprender a hacer un mundo mejor independientemente de que la empresa le pueda dedicar 1% de los ingresos a proyectos de reforestación, por ejemplo. Las decisiones del día a día y sin intervenir o perjudicar a la rentabilidad se puede hacer un mundo mejor.
    Solo puedo citar ejemplos. No creo haber participado en un mundo mejor por el momento, lamentablemente.
    Fabricación de calzado y textil a partir de materiales reciclados, en India se fabrican carreteras con plásticos reciclados, UE ha empezado a incentivar el consumo y producción de artículos con mayor vida útil (reparable en vez usar y tirar), etc.
    Lo cierto es que después de haber escrito estas palabras he empezado a pesar que quizás sea mejor hablar del como hacerlo tanto como la necesidad de hacerlo.
    Gracias por el debate.

  2. Héctor Vázquez Peralta at 7:26 pm

    Me parece muy interesante. Estoy seguro que el Big Data puede ser (y es) un arma de doble filo, que nos ha permitido tanto mejorar en muchísimos aspectos nuestra calidad de vida, pero que también ha hecho que cualquiera pueda acceder a datos privados, pero no solo eso. También han podido tener acceso a información delicada que puede usarse para malas prácticas y causas, como que en YouTube nada más puedes hacerte de una carrera de hacker sin problemas y de manera gratuita.

    Yo creo que es algo maravilloso todo esto que se ha logrado con la información, sin embargo, aún tenemos un camino por recorrer en cuanto a la regulación de esta información. Pero, por supuesto, sin que internet pierda la libertad que ha tenido desde un inicio. Si internet se volviera un medio estrictamente regulado como la TV o el radio, se perdería la mayor fuente de expresión que ha habido en la historia.

    • María Mercedes García Díaz at 10:36 am

      Hola Angel:
      se trata de promover una economía circular, más sostenible, más responsable, menos enfocada en el «consumo emocional», pero lo curiosos es que quienes promueven esto son los mismos que apuestan por un modelo de consumo tradicional.
      Pienso que educar al consumidor es la base. Después de todo el consumo es un acto político

  3. Xacaranda León at 1:02 am

    Estamos en un momento clave tanto para sociedad como para la siguiente fase de la transformación digital, hoy tenemos más información al alcance de nuestras manos pero ¿sabremos utilizarla?
    Hay una necesidad más grande de candados y lineamientos éticos antes de poner la data al centro para cumplir los objetivos de negocio de cualquier tipo de compañía.

    • María Mercedes García Díaz at 8:59 am

      Hola Xacaranda:
      Hay muchos proyectos de innovación social en muchos países que han sido posibles gracias al big data y a la transformación digital. Por tanto, si que podemos considerar que la transformación digital favorecer una sociedad más justa, aunque también es cierto que por otro lado no podemos negar que se han conformado nuevos monopolios económicos

  4. Adriana Real at 4:04 am

    Definitivamente The Big Data se desarrolló hace años y es usado por las grandes empresas enfocado a otros temas y creando monopolios empresariales que se benefician de esta información.
    Ahora que se libera el acceso y que va siendo más fácil tener acceso a esta información es que se usa con un enfoque social para el bien común.
    Considero que existen los dos polos opuestos. Las empresas que se benefician económicamente y las empresas sociales que verdaderamente se enfocan en buscar el bien de la sociedad. El punto es; que estas empresas sociales, sean más que las que solo lo usan para su beneficio.
    Definitivamente The Big Data se desarrolló hace años y es usado por las grandes empresas enfocado a otros temas y creando monopolios empresariales que se benefician de esta información.
    Ahora que se libera el acceso y que va siendo más fácil tener acceso a esta información es que se usa con un enfoque social para el bien común.
    Considero que existen los dos polos opuestos. Las empresas que se benefician económicamente y las empresas sociales que verdaderamente se enfocan en buscar el bien de la sociedad. El punto es; que estas empresas sociales, sean más que las que solo lo usan para su beneficio.
    La ética la puedes entender dependiendo de tus objetivos personales. O hay una ética mundial? Lo que para una persona con ciertas tendencias religiosas o experiencia social puede ser válido, pero opuesto y ofensivo para otra con ideología diferente. Lo mismo sucede con las empresas. Para un Monopolio usar la Big Data a favor de su empresa puede ser ético para ellos. Para mi en lo personal, no es ético porque mi ética es a favor de las personas y naturaleza.

    • María Mercedes García Díaz at 8:50 am

      Hola Adriana, gracias por tu aportación. Por suerte existen empresas con fines sociales así como asociaciones no lucrativas que usan la información para trabajar por la igualdad y la equidad social. También es cierto que hemos de fomentar como ciudadanos un consumo más responsable, porque esto ayuda a las empresas a adaptar sus productos y servicios a la demanda del consumidor.
      Por otro lado, las asociaciones no lucrativas también juegan un rol importante para apostar por la igualdad, la equidad y también en innovar en soluciones a problemas sociales

  5. María del Rocío Fuentes Lignan at 4:10 am

    Creo que el Big Data sí puede mejorar la vida de las personas. El poder de la información se ha visto que ha ayudado en muchos aspectos a la humanidad; sin embargo, esa información debe de manejarse con ética para ir en pro de la sociedad .

    • María Mercedes García Díaz at 8:37 am

      Hola María, la información es el nuevo oro negro, quien la posee tiene mucho poder. Y las empresas sociales pueden ayudar a que ese poder beneficie a la sociedad en general, que la información contribuya a mejorar la vida de las personas, a hacer más eficientes las ciudades, a incrementar el ahorro energético por ejemplo
      También necesitamos ciudadanos informados, capaces de tomar decisiones de consumo responsables.

  6. Mónica Barrera at 11:02 am

    Es un verdadero avance que las empresas hayan entendido que aportar su capacidad a la sociedad, cualquiera que sea la forma, y aún en pequeñas dosis, ya no es “caridad”, es necesario. Si además la Transformación Digital, y en concreto Big Data, hacen que los resultados sean aún más “potentes”, bienvenidos sean.

  7. M.herrero at 12:09 pm

    La maravilla de esta evolución tecnológica y la magia que la recopilación de DATA nos está ofreciendo hoy en día es impresionante. El bien que se puede hacer, hoy y en este futuro próximo, podría considerarse infinito. Ahora, también opino que la velocidad en la que está evolucionando y la falta de enseñanza a la sociedad de este avance; está desconcertando a muchos, se está utilizando de maneras no éticas y está controlando a muchos que no están al día de este control masivo de información.

  8. Laura Libertad Melero at 12:48 pm

    Me parecen temas de total actualidad y de gran interés los tratados en este post, desconocía la mayoría de los casos y me han impresionado bastante.
    En mi opinión, la consolidación de la empresa social es bastante clara ya que va de la mano de esta reciente ola con carácter social, colaborativo y preocupada por el medio ambiente, en la que tanto la sociedad como las economías van adaptándose a las nuevas necesidades que van surgiendo a nivel internacional. Un buen ejemplo, para mi desconocido hasta ahora, es el uso que Vizzuality hace del Big data para tratar de predecir y evitar la deforestación. Pero en este punto es cuando surge la duda de cuantas serán las empresas u organizaciones que con acceso a este tipo de herramientas no solo busquen alcanzar el objetivo a largo plazo de hacer negocio sino también el de ser de utilidad para la sociedad en su conjunto.
    Por otro lado, en cuanto a los avances científicos, por desgracia, con gran probabilidad serán de acceso limitado y prevalecerá su uso comercial frente al posible uso solidario, al menos durante un período de tiempo.
    Personalmente espero que poco a poco se implanten nuevos sistemas de incentivos para las empresas u organizaciones que supongan que la responsabilidad social de la empresa juegue un papel más relevante y real en el día a día, y no solo signifique acciones puntuales con intención de mejorar la imagen.

  9. Virginia Llorente at 1:11 pm

    Estoy de acuerdo con algunos comentarios que he podido leer, considero que el Big Data es un arma de doble filo, y que no siempre se utiliza de la manera ética y moral que deberían utilizarla las grandes compañías. El Big Data cada vez está instalándose con más fuerza en los mercados. Gracias al Big Data las entidades pueden establecer nuevas estrategias dirigidas a su prosumer, pues permite conocer a fondo el mercado en el que se opera, también como bien decía el texto, ofrece un Feedback a tiempo real y por tanto una mejora en la toma de decisiones por parte de la entidad. Por lo que el objetivo principal de su uso, considero que es primero el beneficio de la empresa (adelantarse a las tendencias del mercado y posibles modelos de negocio emergentes), mejorar sus recursos y reducir costes, lo que, en definitiva, les ayuda a mejorar la imagen de la empresa frente al consumidor, tanto en innovación como en calidad.

    Pero actualmente, el interés de la compañía así como la preocupación de la mejora social van de la mano, hoy en día, y sobre todo las nuevas generaciones, se tiene más conciencia del impacto de la actividad empresarial en el mundo. La preocupación por el medio ambiente, la igualdad, la responsabilidad social, la economía sostenible… cada vez se exige más compromiso por parte de las grandes compañías en mejorar sus actividades. Un ejemplo claro lo encontramos en el mundo de la moda, grandes firmas apuestan por la elaboración de prendas sostenibles que respetan el medio ambiente en su proceso de elaboración, y que también provienen de materiales sostenibles. Por tanto, considero que dar la espalda a la responsabilidad social, es un importante riesgo para la empresa de cara al consumidor, aunque no siempre se cumple en todas las compañías.

    También es cierto que el Big Data trae una serie de desventajas, aquí entra en juego la privacidad, para muchos usuarios puede considerarse una pérdida de su privacidad y rechazan esta técnica. También los ataques informáticos son un importante riesgo, por lo que la empresa debe invertir más en ciberseguridad, lo que supone generar un coste adicional.

    En definitiva, estamos ante un potente avance tecnológico que, como todo en la vida, su mal uso puede generar grandes pérdidas para las entidades y rechazo de la sociedad, del mismo modo que su correcta utilización contribuye a la mejora de la actividad e imagen de la compañía, así como de la sociedad y del país en el que opera.

  10. Cristina at 1:28 pm

    La Responsabilidad Social Corporativa, se incluye como parte intrínseca en los modelos de gobierno corporativo en las grandes empresas y corporaciones. En esta dinámica, se han unido las medianas y pequeñas en los últimos años. El impacto social siempre será positivo, bien sea, por ejemplo, por este desarrollo de políticas, procedimientos internos por el cumplimiento de leyes o normas del entorno donde desarrollan su actividad, en un estricto sentido, o por una concienciación real del beneficio o ganancia con impacto positivo para todos.
    Este concepto de RSC, va de la mano de empresa social, o empresa con impacto social positivo, impulsado por este nuevo paradigma que se está impregnando en los entes de los mercados en los últimos años, donde el beneficio económico va de la mano de la necesidad de generar ese impacto social positivo, bien sea para búsqueda de nuevos clientes, como de inversores.
    Prueba de ello serían algunos de los indicadores o referencias que podemos encontrar en el mercado, como referencia adicional a los indicadores tradicionales, para invertir en unas compañías o en otras:
    Indicadores como el Dow Jones Sustainability Index, o el FTSE4 Good Global 100 Index, son índices bursátiles de sostenibilidad muy conocidos y que refleja a través de más de 600 variables analizadas, el compromiso con criterios sociales, ambientales y económicos de las empresas.
    Otras referencias en el mercado que se pueden tener en cuenta a la hora de invertir tanto de renta variable o fija son aquellas con sello ISR (inversiones socialmente responsables) o ASG (medioambientales, sociales y de gobierno corporativo) .
    Por otro lado, en los últimos esas newco o nuevas compañías que en poco tiempo se han convertido en gigantes económicos en el ecosistema global, empresas americanas y chinas tales como: Facebook, Apple, Alibaba, Amazon, Google, Microsoft, Uber, cuyo desarrollo ha ido de la mano de la irrupción y el avance de las nuevas tecnológicas, el desarrollo de la red y el uso de los datos, canalizando sus servicios a través de internet de una forma fácil y sencilla para los usuarios finales. Estas empresas hoy por hoy concentrarían el poder en unos pocos de los diferentes y nuevos mercados donde operan.

  11. Javier Rodríguez at 8:36 pm

    En mi opinión, centrándome en la pequeña empresa, creo que el modelo de empresa social es un modelo que cada vez más las empresas pequeñas están adoptando. Se podría tener en cuenta que en muchas pequeñas empresas los empleados son locales y, tienen sus propias relaciones personales.
    La Responsabilidad Social Corporativa se hará más fuerte dentro de sus zonas(Pueblos, barrios, etc ) , y al sentirse participes de los dos mundos(empresa y sociedad) los empleados dotaran de recursos económicos la parte social.
    Además hay factores humanos cotidianos de cada zona difíciles de conocer con Big data, pero, mezclando los grandes datos y la parte social, pueden ayudan a llevar a éxito las iniciativas empresariales con un impacto positivo en la sociedad local.
    Un Saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBETE AL BLOG
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog
SUBCATEGORÍAS
LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

Si lo prefieres puedes seguir nuestro RSS: