CategoríaRedes Sociales

Pasos para crear una estrategia de redes sociales para tu empresa

Tiempo de lectura: 12 min
5

El marketing en redes sociales ha dejado de ser una opción para las marcas. Por eso, contar con una estrategia en la línea de las necesidades de la empresa y que nos ayude a cumplir los objetivos es fundamental. En este artículo te explicaremos, paso a paso, cómo elaborar una estrategia de redes sociales exitosa. ¡No te lo pierdas!

Te puede interesar: Master en Redes Sociales

Guía

Guía para realizar una auditoría de redes sociales

Descargar

¿Qué es una estrategia de redes sociales?

Una estrategia de redes sociales o plan de social media es un plan detallado que responde el qué, cuándo, cómo y por qué de todo el contenido que publicamos en las distintas plataformas. No se trata solo de publicar tuits y dar «me gusta» a las fotos, sino tiene que haber un plan pensado detrás de lo que estamos publicando y un objetivo que queramos conseguir.

En resumen, es un plan, una combinación de ideas, un propósito y un camino hacia la consecución del objetivo que queramos alcanzar. Requiere una comprensión de la audiencia, de lo que está buscando y de cómo sus necesidades se alinean con nuestros objetivos y, en última instancia, cómo podemos atraerles con una oferta atractiva.

Además, obtendremos muchos beneficios. Por ejemplo:

  • Una directriz para todas las actividades en redes
  • Generar leads de mayor calidad
  • Mejorar el conocimiento de la marca
  • Personalizar contenido
  • Ofrecer soporte al cliente
  • Mejorar la segmentación de audiencias
  • Dirigir y aumentar el tráfico a la web
  • Crear oportunidades de marketing de influencers
  • Vender producto directamente por redes con el Social commerce
  • Obtener datos que podemos analizar y medir

En qué se diferencia el plan de social media con una estrategia de contenido

Tanto una estrategia de redes sociales como una estrategia de contenido para redes sociales tienen como objetivo aumentar la visibilidad de un negocio e impulsar las conversiones. Sin embargo, existen algunas diferencias clave entre las dos estrategias.

Una estrategia de marketing en redes sociales es el punto de partida si queremos dirigir y mejorar nuestra actividad en las redes. Implica algunos elementos clave, como la investigación de la audiencia, la elección de la plataforma de redes sociales y mucho más.

Por otro lado, una estrategia de contenido se centra en los formatos y resultados del contenido. Por lo que nos ayuda a analizar la creación de contenido, mensajes, tono, programación de contenido, etc.

¿Cómo construir construir una estrategia de redes sociales exitosa?

¿Listo para saber qué pasos deberás seguir para llevar a cabo una estrategia de redes sociales exitosa? ¡Toma nota!

1# Fijar objetivos realistas

El primer paso para realizar una estrategia de redes sociales no podía ser otro que definir los objetivos, ya que esto determinará el resto del plan.

En este punto tendremos que pensar qué queremos conseguir con las redes sociales y, sobre todo, entender que los objetivos comerciales y los de marketing son completamente distintos. Por ejemplo, ¿qué queremos? generar más clientes potenciales, aumentar el número de seguidores, darnos a conocer o conocer a nuestra audiencia… Es posible que los queramos todos, pero cada uno tiene sus propias tácticas detrás. Ojo, los objetivos siempre deberán de ser SMART.

Cuando establezcamos los objetivos, también deberemos de definir los KPI’s de cada uno. Con esta información sabremos las métricas que nos serán útiles.

2# Determinar qué métricas nos interesan

En línea con el punto anterior, los objetivos son los que determinarán las métricas. Para cada objetivo necesitaremos una métrica relacionada que nos ayudará a saber si la estrategia está funcionando o no.

Por ejemplo, un objetivo puede ser aumentar las conversiones. Un KPI puede ser aumentar las conversiones en redes sociales en un 25% en tres meses. Y, para cumplir con este objetivo, decidimos ejecutar una campaña que incluirá anuncios, información de productos e influencers. Para medir esto, deberemos determinar cómo conoceremos el tráfico social y la métrica de la tasa de conversión de esas publicaciones en el análisis de la página web.

Las métricas de las redes sociales son importantes porque nos ayudan medir el éxito de una campaña, el rendimiento de una estrategia y, en última instancia, si está teniendo un impacto en el negocio en general.

3# ¿Qué audiencia queremos tener?

Uno de los errores más comunes que cometen las empresas en las redes sociales es pensar que cuanto más seguidores mejor, sin importar la calidad de estos. La realidad es que no tiene mucho sentido tener a alguien como seguidor a menos que sea probable que se interese en el contenido que compartimos.

Este es uno de los mayores problemas de las marcas que compran seguidores falsos, ya que estos no interactúan. De hecho, la mayoría no son personas reales, sino bots. Estas personas, aunque lleguen a ser reales, jamás se gastarán dinero en comprar nuestros productos ni nos recomendarán a otros, por lo que no tienen ningún valor para nosotros.

Quitando los bots, no todas las audiencias de las redes sociales son iguales. Existen muchos tipos de personas que usan las redes sociales de diferentes formas. Para cumplir nuestros objetivos deberemos utilizar las mismas redes sociales que nuestro público objetivo. Del mismo modo, si tenemos la intención de hacer una campaña de marketing de influencers, tendremos que asegurarnos de contar con influencers cuya audiencia coincida con el de nuestro mercado objetivo.

Por ejemplo, podrías ser un ejecutivo de mediana edad que usa Facebook. Sin embargo, si personalmente no coincide con el mercado objetivo de nuestro negocio, no podemos asumir automáticamente que nuestros clientes también usarán Facebook. Claro, puede haber 1960 millones de usuarios activos diarios de Facebook, pero si queremos dirigirnos a un grupo demográfico joven, es mucho más probable que podamos llegar a ellos a través de TikTok o Instagram.

Por otro lado, si nuestra empresa se dirige a personas de 25 a 34 años, representan el 30,1% de los usuarios de Facebook y son su grupo demográfico de edad más común.

No hace falta estar en todas las plataformas, hay que concentrarse en aquellas en las que está nuestro público. No perdamos tiempo en aquellas que no usa nuestra audiencia.

4# ¿Qué le funciona a la competencia?

Afortunadamente, no tenemos que reinventar la rueda. Lo más probable es que podamos obtener una buena comprensión simplemente revisando la estrategia de nuestros competidores. Para ello deberemos:

  • Identificar la estrategia de redes sociales de nuestros competidores: ¿En qué plataformas están presentes?
  • Revisar sus perfiles: ¿Qué tipo de mensajes lanzan en sus biografías? ¿Qué imágenes usan?
  • Analizar el contenido que publican: ¿Comparten su propio contenido o también blogs y noticias de la industria? ¿Usan imágenes, vídeo u otros medios? ¿Con qué frecuencia y cuándo publican? ¿Con qué frecuencia interactúan?
  • Monitorizar los cambios: Deberemos asegurarnos de monitorizarlos regularmente para ver si están cambiando sus estrategias.

De toda esta información que recojamos deberemos analizar y copiar aquella que mejor les funciona y tener en cuenta lo que no. Así, podremos detectar sus puntos débiles y nos dará la oportunidad de explotar esas brechas. Por ejemplo, nuestra competencia podría ser muy fuerte en Twitter pero tener una presencia muy débil en Facebook. En este caso, podremos invertir más recursos en destacar en Facebook.

5# ¿Cuál es nuestro presupuesto?

Un presupuesto de redes sociales es un documento que especifica cuánto planeamos gastar en estas plataformas durante un tiempo específico. Por ejemplo, un mes, un trimestre o un año.

Por lo general, se presenta como una hoja de cálculo simple en la que se crea una comprensión clara de los costes de sus esfuerzos en las redes sociales y es una herramienta valiosa para medir el retorno de la inversión.

No existe una regla establecida sobre cuánto gastar en marketing digital en general o en redes sociales en particular. Sin embargo, hay que tener en cuenta que debe incluir los siguientes puntos:

Master en Redes Sociales

Fórmate de la mano de los mayores expertos del sector

¡Quiero informarme!
  • Creación de contenido: En las redes sociales el contenido es y siempre será el rey. Muchas empresas gastan más de la mitad del presupuesto de su campaña de redes sociales en la creación de contenido. Esto incluye: Fotografías e imágenes, producción de vídeo, costes de producción, diseño gráfico, copywritting, edición, etc.
  • Herramientas: En el presupuesto también deberemos tener en cuenta las herramientas que utilicemos. Herramientas de diseño y edición, de vídeo, de gestión de proyectos, de calendarización de contenido, etc.
  • Campañas de Paid: Igual al principio no invertimos tanto en social ads, pero tarde o temprano tendremos que hacerlo. Para ello, deberemos incluir en el presupuesto todas aquellas campañas y sus canales: Facebook Ads, Instagram Ads, Linkedin Ads, Pinterest Ads, Twitter Ads, Snapchat Ads, TikTok Ads, etc.
  • Influencer Marketing: Es una buena forma de expandir el alcance de nuestro contenido social. Por eso, deberemos considerar cuánto gastaremos para impulsar las publicaciones de influencer y cuánto pagaremos a los creadores de contenido.

6# Planificar los contenidos

Para tener éxito en las redes sociales, necesitaremos contenido de alta calidad para compartir. Uno de los mayores errores que cometen las empresas es compartir demasiado material promocional. Hay que tener siempre presente que las redes sociales están diseñadas para ser sociales: nunca tuvieron la intención de ser un mercado para que las empresas vendan sus productos. Por lo tanto, deberemos equilibrar el contenido que compartimos para que sea una mezcla de elementos informativos y entretenidos, con un pequeño porcentaje de material promocional. También tendremos que compartir el contenido de otras personas para evitar el autobombo.

Si previamente hemos determinado nuestros objetivos y descubierto qué funciona y qué no para nuestra competencia, tendríamos que hacernos una idea aproximada del tipo de contenido que encajará con nuestro público objetivo. No tiene mucho sentido crear contenido para otro tipo de personas que nunca te ayudarán a alcanzar tus objetivos.

Dos tips:

  • Tenemos que ser realistas sobre lo que podemos producir, qué limitaciones tenemos: Equipo, personal, conocimientos, tiempo, etc.
  • Ojo con mezclar nuestros gustos personales con los de nuestro público objetivo.

7# Configuración de cuentas

Es fundamental configurar nuestras cuentas correctamente. Nuestra marca deberá tener una apariencia visual consistente en todos los canales.

Para ello, utiliza colores, logotipos y gráficos similares para cada red. Cada detalle cuenta. Tómate tiempo para completar las biografías y perfiles. Asegúrate de enlazar las cuentas a las páginas web o landing page más relevantes, que las imágenes tengan una buena resolución, que los tamaños sean los óptimos, etc.

8# Calendarización

Aunque podemos publicar contenidos de forma manual es muy ineficiente. Las redes sociales usan algoritmos para filtrar los post que muestran a los usuarios. Esto significa que si publicamos en un momento diferente a cuando nuestro público objetivo está conectado, es posible que nunca vean nuestro contenido.

Para evitar esto, podemos usar una herramienta para programar con la que podamos configurar y organizar varias publicaciones al mismo tiempo.

No olvides la importancia de las imágenes y los videos. El contenido visual tiene 40 veces más probabilidades de ser compartido que otros tipos de contenido. Cada año el contenido de video aumenta en popularidad. Según YouTube, el consumo de video móvil crece un 100% cada año. Según un estudio, el 64% de los clientes dicen que es más probable que compren un producto online después de ver un vídeo al respecto.

Para ello, recuerda crear contenido diverso y adaptado a cada red social.

9# Promociona los canales

Aunque el objetivo es que el buen contenido venda directamente las plataformas que usemos, tenemos que darle un empuje para darlo a conocer y empezar a ganar seguidores. Para conseguirlo, puedes promocionar tus canales de varias formas, algunas más visibles que otras.

Una técnica muy común es colocar botones para todas las redes sociales en distintos puntos de la página web, como la página de inicio, en el pie de página, en «Quienes somos», Sala de prensa, etc. También podríamos incluir una referencia en todos los correos electrónicos y newsletters que enviemos.

También podemos hacer venta cruzada. Es decir, podemos hacer tuits promocionando nuestro canal de YouTube o, por ejemplo, es muy común que en los vídeos de YouTube se haga promoción del resto de plataformas o se invite a la audiencia a seguirnos.

10# Interactúa con la audiencia

Los usuarios utilizan las redes sociales para interactuar y eso hay que saber aprovecharlo. Por eso, como mencionábamos antes, no debemos intentar cubrir todas las redes sociales a menos que tengamos un mercado objetivo muy diverso y medios para dedicarnos plenamente a ello.

Respecto a fomentar el engagement, a muchas empresas les es muy útil crear hashtags personalizados. Esto no solo les ayuda a fomentar las discusiones y el intercambio, sino que también facilita la búsqueda de publicaciones que mencionan a nuestro negocio. Lo ideal sería responderles a todos para demostrar que la atención al cliente es una prioridad para la empresa.

Una de las mejores formas de interactuar con la audiencia es creando comunidad y, para ello, tendremos que crear una personalidad online propia. Esto supone asegurarnos de que nuestra marca tenga corazón y alma y que la audiencia no la vea como una corporación sin más. Intenta hacer que las publicaciones sean interactivas e involucra a tu audiencia. Pídeles opinión e incluye cuestionarios y preguntas para recopilar las preferencias de los seguidores.

11# Considerar acciones de paid

La mayoría de las redes sociales permiten comprar algún tipo de anuncio de pago y orientarlo demográficamente haciéndolos visibles solo para el público que señalemos.

Las promociones de pago nos permiten llegar a audiencias con las que nos es más difícil conectar. Podemos usar anuncios para generar reconocimiento de marca, promocionar publicaciones e incluso para vender productos.

12# Estrategia de marketing de influencers

Ya sabemos las ventajas de trabajar con influencers. Si seleccionamos a los influencers correctos, tendremos la oportunidad de llegar a una audiencia completamente nueva que, si lo hacemos bien, estará interesada en nuestro negocio y sus productos.

Los influencers ya tienen construida una sólida reputación digital y tienen una gran cantidad de seguidores entusiastas e interesados. Considera trabajar con ellos y pedirles que dirijan a sus seguidores a tus plataformas sociales.

Antes de hacerlo, tendrás que crear contenido que les pueda parecer interesante cuando lleguen a tus canales para que se unan a la comunidad.

13# Chatbots

Si utilizas aplicaciones de mensajería, como Facebook Messenger o WhatsApp podrías considerar añadir un chatbot. Los chatbots pueden ayudarnos a resolver problemas para nuestros clientes potenciales o existentes sin la necesidad de intervención humana.

Un chatbot proporcionará a nuestros clientes un asistente inteligente con la capacidad de comunicarse con ellos casi como un consultor humano. De esta forma, poco a poco, comenzarás a conocer a tus clientes y en cuál de nuestros productos están interesados. Para implementar un chatbot no se necesitan conocimientos de codificación ni tenemos que pagar un costoso equipo de desarrollo. Hay algunos que podemos integrar en nuestros canales sociales por una tarifa mensual mínima.

14# Seguimiento de resultados

Por último, no hace falta dejar claro que no importa cuánto planifiquemos, es posible que la estrategia de redes sociales no funcione como esperábamos. Sin embargo, si no realizamos un seguimiento de los resultados, nunca sabremos el éxito de estas campañas. Muchas de las redes sociales ofrecen sus propias herramientas de análisis que proporcionarán gran parte de los datos necesarios. Por ejemplo, encontrarás una sección de Insights para la página de Facebook y secciones de Analytics en Twitter, TikTok y YouTube.

¿Qué te ha parecido este artículo sobre cómo hacer una estrategia de redes sociales? Deja tus comentarios y ¡comparte!

Por último, si quieres convertirte en un experto en social media, fórmate con el Master en Redes Sociales y sé la voz de tu empresa. Aprende a detectar e implementar las mejores prácticas y usos en las redes sociales y la Web 2.0. ¡Te esperamos!

Master en Redes Sociales

Fórmate de la mano de los mayores expertos del sector

¡Quiero informarme!

Elena Bello

Periodista especializada en comunicación corporativa. Departamento de Marketing y Comunicación de IEBS Business School. Leer más

Deja una respuesta

Síguenos en las redes