CategoríaLogística

¿Qué es una smart factory y qué tecnologías utiliza?

Tiempo de lectura: 6 min
0

La disponibilidad de datos no es nada nuevo para los procesos de fabricación actuales. Sin embargo, lo que hace que una fábrica sea «inteligente» es cuán accesibles son estos datos para los stakeholders. Los datos de fabricación son inútiles a menos que los operadores puedan recopilarlos, interpretarlos y actuar en consecuencia. En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la industria 4.0, qué es una smart factory, sus características y de qué tecnologías se compone. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

Te puede interesar: Master en Industria 4.0

e-Book

Todo lo que necesitas saber sobre RPA

Descargar

¿Qué es un smart factory?

Según Gartner, smart factory es un concepto que se utiliza para describir la aplicación de diferentes combinaciones de tecnologías modernas para crear una fabricación flexible y adaptativa. Las smart factory o fábricas inteligentes son una oportunidad para crear nuevas formas de eficiencia y flexibilidad al conectar diferentes procesos, flujos de información y stakeholders, como trabajadores de primera línea u organizadores, de forma optimizada.

Es decir, se trata de una instalación de fabricación digitalizada que utiliza dispositivos, maquinaria y sistemas de producción conectados para recopilar y compartir datos de forma continua. Estos datos se utilizan luego de cara a la toma de decisiones para mejorar los procesos, así como para abordar cualquier problema que pueda surgir.

Las prácticas de fabricación inteligente utilizadas por una smart factory están habilitadas por una variedad de tecnologías que incluyen inteligencia artificial (IA), análisis de big data, computación en la nube e Internet industrial de las cosas (IoT). Conectan los mundos digital y físico para monitorear un proceso de producción completo, desde la gestión de la cadena de suministro hasta las herramientas de fabricación e incluso el trabajo de los operadores en el taller.

Características de una smart factory

Las características que definen una smart factory o fábrica inteligente son la visibilidad, la conectividad y la autonomía. Las fábricas han confiado durante mucho tiempo en la automatización, pero las smart factories llevan este concepto mucho más allá y pueden funcionar sin mucha intervención humana.

Mediante el uso de tecnologías modernas, los sistemas de smart factory pueden aprender y adaptarse casi en tiempo real o en tiempo real, lo que permite que las fábricas actuales sean mucho más flexibles que las del pasado.

Cuáles son los beneficios de una smart factory

Como hemos comentado, las smart factory utilizan equipos y dispositivos conectados para permitir la toma de decisiones basada en información para optimizar la eficiencia y la productividad en todo el proceso de fabricación.

La entrega de un proceso de producción ágil e iterativo puede ampliar las capacidades tanto de los dispositivos como de los empleados, lo que lleva a menores costes, tiempos de inactividad reducidos y menos desperdicio en la industria manufacturera.

Identificar y luego reducir o eliminar las capacidades de producción infrautilizadas o fuera de lugar aumenta la eficiencia y la producción con poca inversión en nuevos recursos.

Los beneficios de digitalizar una fábrica incluyen aquellos relacionados con la planificación, el control de calidad, el desarrollo de productos y la logística, ya que cada uno se evalúa y optimiza en función de evidencias reales.

Por otro lado, también se pueden obtener beneficios a largo plazo mediante la incorporación de machine learning en el proceso. Al recopilar y analizar datos, es posible programar un mantenimiento preventivo y predictivo, basado en información precisa, para evitar paradas en la línea de producción y posibles errores de todo tipo.

Master en Industria 4.0

Adquiere los conocimientos necesarios para afrontar los retos del mundo empresarial

¡Quiero informarme!

En resumen, los beneficios de una smart factory son:

1# Productividad mejorada

Los procesos de fabricación inteligente brindan un mayor acceso a los datos en toda la red de la cadena de suministro. Los datos en tiempo real describen lo que el fabricante necesita y para cuándo. Esto hace que los procesos sean más eficientes para los proveedores, que pueden hacer ajustes fácilmente en los pedidos. Suministran lo que se necesita, ni más ni menos, lo que reduce el desperdicio y cualquier tiempo de inactividad asociado con piezas faltantes.

2# Innovación y productos de mayor calidad

Cuando se mejora la productividad, se ahorra dinero. Este luego se puede invertir en el desarrollo de productos. Una vez analizados, los datos de fabricación inteligente muestran dónde están las necesidades de los clientes y los directivos pueden dar con nuevas oportunidades para nuevos productos o reinventados de mayor calidad.

3# Trabajo más cualificado

La adopción de la fabricación inteligente es una forma de atraer a la fuerza laboral más joven y experta en tecnología. Esto hará que hayan más puestos de trabajo de fabricación digitales. Utilizando datos y aplicaciones de fabricación inteligente, los empleados pueden acceder a nuevas oportunidades y aumentar la productividad.

4# Eficiencia energética

Todos los fabricantes pueden reducir su huella de carbono al reducir el desperdicio, pero las industrias intensivas en energía tienen más que ganar en términos de ahorro de energía. Esto no solo reducirá el desperdicio sino que también hará que los productos sean más asequibles debido a ello.

¿Qué tecnologías se usan en una smart factory?

Las fábricas inteligentes utilizan una variedad de tecnologías diferentes relacionadas con la cuarta revolución industrial para optimizar los procesos de fabricación inteligente. Estas son:

Big Data Analytics

En primer lugar, a medida que se recopilan más datos, es posible utilizarlos para proporcionar información sobre el rendimiento de un proceso de producción. El Big data permite detectar patrones de error y realizar un control de calidad predictivo con un mayor grado de precisión. Estos datos se pueden compartir entre diferentes fábricas e incluso organizaciones para resolver problemas comunes y optimizar aún más los procesos.

Realidad virtual y aumentada

Por otro lado, la realidad aumentada es una tecnología digital que implica que la información digital se superponga a la realidad. Se vea a través de un smartphone. Por su lado, la realidad virtual es un mundo online más inmersivo que requiere gafas especiales. Ambas tecnologías pueden ayudar a los operadores de fábricas inteligentes a organizar productos, tareas de producción y el mantenimiento y reparación de equipos.

Cloud Computing

El almacenamiento y procesamiento de los datos recopilados de los sensores se consigue a través de la computación en la nube. Esto es más flexible y económico que el almacenamiento tradicional en el sitio, lo que permite cargar, almacenar y evaluar grandes cantidades de datos para proporcionar retroalimentación para la toma de decisiones en tiempo real.

Sensores

Por último, los sensores en dispositivos y máquinas se usan en etapas específicas del proceso de fabricación para recopilar datos que se puedan usar para monitorear procesos. Por ejemplo, los sensores pueden monitorear la temperatura u otras variables y corregir cualquier problema o alertar al personal. Estos sensores se pueden vincular a una red para proporcionar un monitoreo conjunto en varias máquinas.

¿Qué te ha parecido este artículo sobre qué es una smart factory? Deja tus comentarios y ¡comparte!

Y si quieres convertirte en un experto en la aplicación de procesos de inteligencia artificial y de RPA, fórmate con el Master en Industria 4.0. Aprenderás, entre otras cosas, a analizar y aplicar tecnologías como la Inteligencia Artificial, la Robótica y el Internet de las cosas para conseguir nuevas formas de automatización a través de herramientas RPA. ¡Te esperamos!

Master en Industria 4.0

Adquiere los conocimientos necesarios para afrontar los retos del mundo empresarial

¡Quiero informarme!

Elena Bello

Periodista especializada en comunicación corporativa. Departamento de Marketing y Comunicación de IEBS Business School. Leer más

Síguenos en las redes