CategoríaFinanzas

Crowdfunding o micromecenazgo: ¿qué es y cómo utilizarlo en marketing?

7

Que el Crowdfunding es una herramienta de marketing es una realidad tan obvia como oculta entre un mar de información. El mismo mar que lleva las aguas llenas de artículos del estilo “solo no puedes, pero con tus amigos sí”. 

También te puede interesar: Master en Dirección Financiera y Controlling

El crowdfunding o financiación colectiva de proyectos a través de Internet, es mucho más que hacer una colecta entre amigos para sacar adelante un proyecto. En este post lo veremos, al igual que repasaremos ciertas claves para el éxito de este tipo de campañas de marketing de comunidades.


El crowdfunding exige mucho más que depender de tus amigos para financiar ideas. En primer lugar para centrarnos en lo que importa del crowdfunding debemos poner el foco en el retorno que se ofrece a quienes contribuyen en una de estas campañas. A continuación, te explicamos más a fondo qué es el crowdfunding y cómo utilizarlo, ¡no te lo pierdas!

En esta ocasión, nos pararemos a ver el Crowdfunding más allá. Lo haremos desde una perspectiva plenamente financiera, analizando qué resultados económicos se puede obtener de este método.

Video

El valor de planear tus finanzas ante las crisis

Descargar

¿Qué es el Crowdfunding o micromecenazgo?

El crowdfunding es una herramienta de impulso económico a iniciativas de emprendedores. Los inversores, mecenas o cualquier otra persona apuestan por un proyecto y deciden aportar para que pueda desarrollarse.

No olvidemos que la primera campaña de Crowdfunding se fecha en el 1997, el grupo Marillion vio c’omo sus fans se organizaban por Internet para recaudar los fondos necesarios para una gira del grupo por Estados Unidos.

Aquí el retorno estaba claro, la gira del grupo para sus fans. Esa era la motivación de la primera campaña de crowdfunding que ha existido jamás. Y, por favor, obviad artículos que hablen de el pedestal de la Estatua de la Libertad como ejemplo de crowdfunding. Sin Internet no hay crowdfunding.

Pues bien, volviendo al tema del retorno. Si una campaña es para financiar un producto, servicio o experiencia y el retorno es dicho bien, entonces hablamos de una campaña de crowdfunding de recompensa. Hay que fijarse en que la idea es realizar una campaña para financiar aquello que se va a ofrecer a cambio de las contribuciones. Ahí está la clave. Pero si bien es cierto que el crowdfunding de recompensa es el que más campañas genera cada mes, no es el único tipo de crowdfunding.

Podemos hablar también de crowdfunding de inversión cuando se entreguen participaciones en el capital de una empresa a cambio de las contribuciones. También de crowdfunding de préstamo cuando el retorno sea meramente financiero, es decir, la gente invierte vía préstamo y quien recibe el préstamo lo devuelve con un tipo de interés. Y para acabar podemos hablar de crowdfunding de donación, cuando el retorno es emocional. Es decir, cuando se donan fondos para que un proyecto salga adelante por el mero hecho de apoyarlo.

El crowdfunding o micromecenazgo ofrece la oportunidad de facilitar recursos económicos a una empresa a cambio de «algo». Te explicamos los 5 modelos de crowdfunding:

  1. Donaciones. Los inversores no esperan nada a cambio.
  2. Recompensas. La contribución monetaria implica una recompensa de algún tipo, por ejemplo, podría ser con contenido exclusivo.
  3. Acciones. Se reciben acciones o participaciones del proyecto o empresa en el que se invierte.
  4. Royalties. Como inversor, se espera recibir una parte simbólica de los beneficios que obtenga un proyecto al salir al mercado.
  5. Préstamos. También conocido como crowdlending, en el que se espera recuperar lo invertido bajo algún tipo de interés.

Seguro que indagando por internet habrás visto que existen varias plataformas online que promueven proyectos para crowdfunding. Algunas de las más conocidas son: Indiegogo, Patreon o Ulele, entre otras.

Video

El valor de planear tus finanzas ante las crisis

Descargar

¿Cómo funciona el crowdfunding?

El funcionamiento del crowdfunding es bastante sencillo. Antes de lanzar la propuesta a Internet el emprendedor tiene que preparar el plan de negocio. Deberá conocer bien el sector, presupuestar la inversión necesaria para el lanzamiento y pensar cómo recompensar a estos micromecenas. El emprendedor debe ser consciente de para qué necesita estos recursos adicionales y a qué va a destinar lo recaudado.

Respecto a las recompensas, el emprendedor debe ofrecer una retribución que se materializará desde el simple agradecimiento a la entrega de una edición limitada del producto.

Ahora el emprendedor ya puede lanzar la idea de negocio a la web usando las plataformas de financiación colectiva (o no). Una vez lance la idea, deberá especificar en qué consiste, qué cantidad necesitaría para lanzarla, por qué deberían invertir los inversores, qué van a conseguir, etcétera.

Durante este periodo el emprendedor deberá darle la máxima visibilidad posible en redes sociales, foros, blogs y otras plataformas. No hay que olvidarse del canal offline: cualquier difusión es buena para alcanzar nuestros objetivos.

Durante este periodo es crítico que el emprendedor disponga de tiempo. La mayoría de los mecenas interesados en financiar un proyecto van a plantear dudas y preguntas que es necesario responder.

Sólo si se reúne el importe total solicitado en el plazo acordado, los donantes realizarán la aportación acordada. En caso contrario, el proyecto será cancelado o pospuesto sin cargar los importes en las cuentas de los donantes.

Master en Dirección Financiera y Controlling

Aprende a tomar decisiones financieras acertadas y a gestionar un departamento financiero con éxito

¡Me interesa!

Tipos de Crowdfundind: el equity crowdfunding

Para entender completamente la diferencia entre equity y otros tipos de crowdfunding (CF) hay que fijarse en el tipo de financiación: No es lo mismo que ésta provenga de una donación -crowdfunding de donación- donde el dinero se dona por el simple hecho de que el proyecto se lleve a cabo sin que exista al final ninguna contraprestación. A que el Crowdlending o crowdfunding de préstamo, donde el inversor aporta financiación a cambio de que le sea devuelta en el futuro sumado a los intereses que se hayan acordado.

El equity crowdfunding tiene éxito

Las plataformas de mecenazgo que se han especializado en esta modalidad están obteniendo grandes resultados en algunas economías como la británica. Entre las firmas que forman parte del sector destacan The Crowd Angel (España), Crowdcube (Reino Unido) o Broota (Chile), que está enfocada a toda Latinoamérica.

En cuanto a proyectos concretos exitosos hasta el momento, podemos destacar los siguientes:

El Español: récord mundial crowdfunding en su temática (medios de comunicación nativos digitales). Es un claro ejemplo de modelo mixto de financiación: en una fase que duró hasta el 1 de marzo de 2015, captó inversores que figuraban como participantes (compraban participaciones). Tras cerrarse esta primera fase de captación de capital, se transformaron en accionistas y la compañía, lógicamente, en Sociedad Anónima. El Español comenzó su primera ronda de financiación el 11 de enero y en 33 días de campaña superó el listón de 1,38 millones de euros puesto por el holandés De Correspondent

Eureka-Startups Experts: nació como blog y gracias a la financiación colectiva se transformó en una startup con forma de marketplace que conecta emprendedores con expertos y asesores. Lo hacen a través de videochat y la tarificación se realiza por minutos. El cliente (emprendedor) busca un experto, programa una reunión y recibe confirmación. Tras la consulta, puntúa la sesión y si lo desea, deja una comentario valorándolo.

El crowdfunding para emprender

Pero centrémonos en el crowdfunding como herramienta de marketing. Si lo hacemos descubriremos que el crowdfunding de recompensa es un gran aliado para lanzar proyectos emprendedores o empresariales.

Cuando uno plantea una campaña de crowdfunding de recompensa correctamente, lo hace para lanzar un producto, servicio o experiencia. ¿Cómo? Pues planteando un vídeo para comunicar el proyecto, finando un precio para el retorno ofrecido y aplicando estrategia de marketing para crear y desarrollar comunidades. Ahora entraremos al detalle, no os preocupéis.

Lo primero que debemos tener claro es que para lanzar una campaña de crowdfunding de recompensa normalmente nos valdremos de unas páginas web que se llaman plataformas de crowdfunding. Dichas plataformas nos darán herramientas para plantear nuestra campaña y compartirla con nuestra audiencia. Pero no nos asegurarán audiencia para nuestros proyectos ni se encargarán de comunicarlos activamente. Esto es muy importante tenerlo en cuenta.

Debido a ello tendremos que crear nuestra propia campaña de comunicación y marketing para el proyecto que queramos lanzar. Y eso, lejos de ser malo, es súper positivo. ¿Por qué? Pues, básicamente, porque nos obligará a trabajar el marketing de nuestro proyecto. Deberemos preguntarnos quién es nuestro público objetivo, fijar precios para nuestro producto, servicio o experiencia, entre otras tareas de marketing. Pero tras todo ese esfuerzo no sólo tendremos fondos para producir nuestro proyecto, tendremos una validación completa del mismo a nivel de marketing.

El crowdfunding como estudio de mercado

Ahora que estamos centrados en lo que significa hacer una campaña de crowdfunding de recompensa para lanzar un producto, servicio o experiencia, vamos al siguiente paso. El que nos llevará a entender por qué el crowdfunding es la mejor herramienta de estudio de mercado

Hay algo que todavía no os he contado y es que las campañas de crowdfunding (o por lo menos la mayoría de ellas) funcionan bajo el paradigma todo o nada. Eso significa que las campañas tienen un objetivo, por ejemplo, recaudar 10.000 euros. Si alcanzan dicho objetivo se tiene que producir el producto, servicio o experiencia y entregarlo a las personas que hayan contribuido. Pero si no se alcanza no se tiene que hacer nada, y tampoco se le cobra a nadie su contribución. De este modo el riesgo de lanzar un proyecto que no tenga demanda queda reducido a cero.

Ahora bien, debemos ser responsables y fijar un objetivo de recaudación que nos permita producir el retorno comprometido. Estudiando bien todos los costes asociados. Producción, envío, pago de impuestos (estamos haciendo una venta anticipada, y cada venta tributará) y comisiones asociadas a la campaña (en suma un 10% de lo recaudado, aproximadamente). Además yo siempre recomiendo tener un margen de seguridad por posibles imprevistos. Si hacemos todo esto correctamente y alcanzamos el objetivo, podremos producir el retorno.

Hay que pensar que si llegamos al objetivo de recaudación no sólo tendremos la certeza de que hay demanda para nuestro producto, servicio o experiencia, sino que sabremos mucho más. Por ejemplo, qué precio está dispuesto a pagar el mercado por el bien ofrecido. Por si fuera poco habremos puesto a prueba la comunicación de nuestro proyecto y recibiremos feedback directo del mercado. Ya que, por si fuera poco, en una campaña de crowdfunding se pueden dejar comentarios sobre el proyecto presentado.

Claves del crowdfunding

Para lograr el éxito en una campaña de crowdfunding es importante preparar bien su estreno. Las campañas que recaudan el 30% de su objetivo en los primeros 7 días tienen un 90% de probabilidad de éxito. Pero, por contra, el 80% de las campañas que fracasan se quedan por debajo del 20% de su objetivo de recaudación. Por lo tanto antes de lanzar una campaña debemos asegurar que tendremos ventas en los primeros minutos y días desde el lanzamiento.

¿Y eso cómo se hace? Pues creando un vídeo de campaña donde expliquemos el producto, servicio o experiencia. Creando un retorno exclusivo para quienes participen en la campaña, por ejemplo, un mejor precio para las primeras personas que participan. Y, por último, creando una página web para captar correos electrónicos de personas interesadas en lo que ofrecemos. Además, lógicamente, deberemos comunicar dicha página web a través de perfiles en redes sociales, canales de WhatsApp, y por correo electrónico. Y si no tenemos todavía una identidad del proyecto en Internet, deberemos crearla antes de iniciar esta fase. Que, por cierto, se llama fase de precampaña.

Para acabar, es muy importante el enfoque que le demos a nuestra comunicación. Una campaña de crowdfunding con buen enfoque puede marcar la diferencia. Es importante pensar en el público objetivo de nuestro proyecto y crear contenido para atraerlo. Contenido que sea de valor y se comparta por un canal de forma regular y constante durante semanas o incluso meses. Por ejemplo, si creamos una herramienta para limpiar las tablas de surf, nos interesará crear un canal para compartir trucos de mantenimiento de tablas entre otro contenido.

¿Qué te ha parecido este artículo sobre qué es el Crowdfunding y cómo lo puedes utilizar? Comenta y ¡comparte!

Si quieres seguir aprendiendo sobre cómo  tomar decisiones en las que influyan factores económico-empresariales, te recomendamos el Master en Dirección Financiera y Controlling. Adquirirás las habilidades necesarias para tomar decisiones financieras acertadas y gestionar con éxito un departamento financiero en cualquier empresa.

Master en Dirección Financiera y Controlling

Aprende a tomar decisiones financieras acertadas y a gestionar un departamento financiero con éxito

¡Me interesa!

Carlos Fernández Rivera

Leer más

2 comentarios en Crowdfunding o micromecenazgo: ¿qué es y cómo utilizarlo en marketing?

    1. ¡Buenas Emilio Francisco! ¡Qué bueno esto que me cuentas! Nos encanta ver como nuestros alumnos finalmente consiguen sus objetivos: emprender e innovar. Realmente esperamos que te hayamos sido de mucha utilidad y que triunfes con tu proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en las redes