Marketing Estratégico

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Marketing Estratégico

💼 Marketing Estratégico

26 Abr 2019
Sé el primero en comentar

Así aprendí a usar los datos en una estrategia de producto

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (9 votes, average: 4,78 out of 5)
Cargando…
Mario Vidal

En el siguiente post te voy a explicar cómo uso los datos para elaborar una estrategia de producto. Lo primero que tienes que tener en cuenta es que trabajar con datos siempre es una ventaja para ahorrar tiempo y no tropezar dos veces con la misma piedra. ¡Te lo cuento!

También te puede interesar: Las mejores herramientas para Digital Product Manager

Ejemplos del uso de datos en la estrategia de producto

De hecho, empresas de todo tipo, en diferentes sectores ya usan datos desde hace años para tomar decisiones relevantes sobre el futuro de sus productos. Te pongo solo algunos ejemplos:

  • En hostelería y turismo, el uso de datos ha ayudado a reducir costes de hasta el 20% en algunos servicios
  • Tres cuartas partes de las empresas del sector retail usan o usarán soluciones de analítica de datos
  • En energía, el análisis de big data puede reducir hasta un 30% las emisiones contaminantes
  • En transporte, el 43% de los expertos considera que los datos serán la principal vía de transformación del sector
  • El 87% de los directivos del mundo de las aseguradoras cree que la inversión en data es prioritaria

El perfil de Product Manager

Tanto si trabajas como Digital Product Manager como si tienes interés en formarte para este puesto, es muy probable que ya sepas que el perfil del jefe de Producto en una compañía está orientado a cubrir múltiples funciones. Este cargo se hace responsable de un proyecto desde su inicio hasta más allá de lanzamiento.

Aunque el puesto del Digital Product Manager no tenga unas funciones fijas que se prolonguen en el tiempo, ya que se transforma casi para cada proyecto, el responsable de producto sí tiene que tener un perfil que cumpla las siguientes características:

  • Analítica
  • Flexibilidad
  • Organización
  • Trabajo en equipo
  • Liderazgo
  • Confianza

Todas estas habilidades serán fundamentales para que un proyecto del que eres responsable sea exitoso. Sin embargo, no serán lo único que tendrás que tener en cuenta si quieres triunfar.

También te puede interesar: ¿Qué es y qué hace un Product Manager?

En mi experiencia como jefe de Producto de Vozpópuli he podido comprobar que se necesita una gran cantidad de información para poder desarrollar y liderar correctamente cualquier iniciativa. Por eso, la mejor recomendación que puedo hacerte es que recojas todos los datos que te sea posible en cada una de las fases del proyecto en el que trabajes.

Qué datos necesito para mi estrategia de producto

El trabajo de un jefe de Producto digital comienza tras una idea o una necesidad de la empresa y finaliza más allá de la entrega, puesto que es fundamental controlar el funcionamiento de un producto después de su lanzamiento.

Solo con un seguimiento posterior podremos aprender de los errores y, no solo mejorar el producto actual, sino también tener en cuenta esos aspectos de mejora para futuros desarrollos que tengas que llevar a cabo.

En la primera fase de definición del proyecto debes recabar dos tipos de información

  1. Interna: qué necesita la empresa, quién formará el equipo, cuánto tiempo requiere, qué tareas se llevarán a cabo, qué grado de dificultad tendrán esas tareas.
  2. Externa: qué esperan nuestros clientes, a quién está dirigido el producto, cómo ha actuado la competencia.

En esta definición del proyecto, te recomiendo que pienses qué datos vas a querer recabar en el futuro del comportamiento de tus usuarios. Este punto es muy importante porque cuando se realice el desarrollo puedes implementar las herramientas necesarias para la recogida de datos. De esta manera, las tendrás listas y en funcionamiento antes del lanzamiento.

En la fase de desarrollo, deberás llevar un control exhaustivo de las tareas y los tiempos de entrega. Este control es imprescindible para evitar retrasos en los ‘deadlines’ que hayas planificado y que acaben poniendo en riesgo el proyecto.

Mi consejo es que pruebes internamente todo el producto que quieras lanzar antes de publicarlo. Aunque esto te parezca una obviedad, en proyectos desarrollados por varias empresas, los tiempos se eternizan, los productos tienen errores y los equipos tienen prisa por lanzar cuanto antes.

Para evitar que tu lanzamiento sea un fracaso por tiempo de entrega y errores en el producto final, te recomiendo que elabores un producto mínimo viable de tal forma que puedas cumplir con plazos de entrega sin dar al usuario un producto que no le satisfaga.

Dependiendo del tipo de proyecto en el que trabajes, también es interesante realizar validaciones con una selección de usuarios o clientes que ya tenga tu empresa. Esta fase aporta información imprescindible para mejorar el producto antes de enseñárselo al mundo.

Y por último, tras el lanzamiento, comenzarás a recoger datos de usuarios reales interactuando con tu página o aplicación. En este punto, es fundamental que analices los resultados con cierta perspectiva. Es decir, deja a un lado el ‘real time’ y el número de visitas que tienes y fíjate también en cómo navega el usuario.

Datos con detalle

Me gusta diferenciar entre dos tipos de datos a la hora de estudiar la evolución de un proyecto:

  • De volumen: número de usuarios únicos, número de páginas vista, fuentes de tráfico, porcentaje de usuarios únicos, porcentaje de usuarios recurrentes.
  • De comportamiento: scroll, páginas de salida, a través de qué página ha llegado el usuario, tiempo medio de visita, páginas vista por usuario, qué páginas captan más leads, qué páginas venden más, etc.

Para qué sirven tantos datos dentro de una estrategia de producto

Los datos de volumen nos sirven para establecer una serie de KPI de ámbito general con el objetivo de controlar la magnitud del proyecto. En cambio, los datos de comportamiento nos aportan información mucho más valiosa que podemos usar para mejorar nuestro producto en el futuro, ahorrar tiempo y costes en desarrollos posteriores y aprender de nuestros usuarios.

Aunque cada herramienta de analítica de datos basada en audiencia tiene su propia nomenclatura y diferentes formas de configuración, hay una serie de datos básicos que se comparten.

Por ejemplo, si usas Google Analytics te recomiendo que pongas en marcha una estrategia de producto centrada en eventos y dimensiones personalizadas para poder medir con exactitud lo que necesita tu empresa.

Para los que trabajamos con información, los eventos de scroll y los mapas de calor y de clics son muy importantes porque nos ayudan a localizar errores en el diseño, en la carga de la página y las preferencias del usuario a la hora de navegar.

Hace unos meses estuve trabajando en el desarrollo de una nueva aplicación móvil para Vozpópuli. Tenía una cosa clara: quería un diseño sencillo, intuitivo. Así que decidí que debíamos aligerar la cantidad de elementos accesorios de nuestra versión móvil para dar más importancia al contenido que hacía nuestro equipo: textos, vídeos y fotos.

Tras un análisis del comportamiento de nuestros usuarios en el teléfono móvil, decidí que la nueva app no incorporaría enlaces a las etiquetas de los artículos ya que en el móvil no se les presta demasiada atención. De esta forma, la página de la noticia resulta más sencilla y el usuario accede más cómodamente a otras noticias relacionadas con la información, por lo
que aumenta el número de páginas vista.

Este es solo un pequeño ejemplo del tipo de análisis que se puede hacer con datos y del tipo de decisiones que se pueden llegar a tomar. Este procedimiento a la hora de trabajar es trasladable a todos los ámbitos. No importa si el proyecto digital que diriges está basado en la información, en la captación de leads o en la venta directa de productos y servicios, puesto que siempre vas a poder recabar datos sobre qué demanda tu audiencia.

Desde mi punto de vista, dos de las grandes ventajas de seguir este método es el ahorro de tiempo y la reducción de riesgos. Se trata de dos factores que se tienen muy en cuenta en las empresas a la hora de confiar en un Product Manager el liderazgo o la gestión de un proyecto concreto.

Aprende a elaborar una estrategia de producto

Si tú también quieres convertirte en Jefe de Producto y aprender a usar los datos en una estrategia de producto consulta nuestro Postgrado en Digital Product Management, una formación práctica con expertos en activo que te enseñarán a gestionar un producto desde principio a fin. Recuerda: las plazas son limitadas ¡y se están agotando!

¿Te ha parecido interesante? ¡Comparte!

Postgrado en Digital Product Management

¡Súmate al cambio digital!

¡Fórmate para ser el Jefe de producto que toda empresa necesita!

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBETE AL BLOG
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog
SUBCATEGORÍAS
LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

Si lo prefieres puedes seguir nuestro RSS: