CategoríaMarketing Digital

Qué es un Rebranding y cómo hacer uno para tu empresa

1

Hay muchas razones por las que una empresa podría considerar la posibilidad de cambiar su marca, la mayoría de ellas tienen que ver con la necesidad de reposicionar a la empresa en el mercado. En este post te contamos qué es un Rebranding y cómo hacer uno para tu empresa. ¡No te lo pierdas!

También te puede interesar: Master en Marketing Digital

Podría ser tan simple como la fusión de dos empresas o tan complejo como un cambio importante en los clientes objetivo o la estrategia comercial. Pero sea cual sea la razón, una empresa finalmente se enfrenta a la cuestión de cómo cambiar su marca (o hacer Rebranding) de manera que produzca el resultado comercial deseado.

¿Qué es el Rebranding?

El Rebranding es el proceso de cambiar la imagen de una empresa o producto. El objetivo es hacer que la nueva imagen sea más atractiva para los consumidores, se trata de una estrategia de marketing que implica cambiar el logo, el nombre, los símbolos y todo lo que tenga que ver con la imagen de la marca para dar a conocer la nueva identidad del negocio.

La marca de una empresa o producto es lo que le da su apariencia. Por lo tanto, cuando cambiamos de marca, queremos darle a la empresa o producto una nueva apariencia.

Las empresas que deciden pasar por el proceso de cambio de marca normalmente buscan:

  • Crear una nueva identidad que los haga destacar en el mercado entre sus competidores.
  • Volver a conectar con los clientes.
Video

Branding digital: diferencia tu marca

Descargar

Cómo Hacer Rebranding

Restablece la audiencia y el mercado de tu marca

Después de una extensa investigación de mercado, incluidos los clientes objetivo y el análisis de los datos, has notado algo sorprendente: tus clientes (o competidores) no son quienes pensabas que eran.

Tal vez sea un grupo demográfico con el que nunca pensabas que te involucrarías. Alternativamente, tal vez haya un nuevo competidor en el mercado y sus productos o servicios compitan directamente con los tuyos.

Echa un vistazo a tus compradores. Comparar esto con tu público y mercado objetivo inicial podría revelarte datos importantes.

Una vez que hayas establecido tu mercado y audiencia reales, estarás listo para comenzar a cambiar el nombre de tu empresa y conectarte con tus clientes (y ser más astuto que tus competidores).

Comienza con la razón comercial

Cualquier estrategia de cambio de marca debe comenzar con una comprensión profunda de la razón comercial detrás del Rebranding. Hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Estás impulsado por la necesidad de acelerar el crecimiento?
  • ¿Tu empresa necesita competir con competidores más grandes y establecidos?

Algunos de estos casos comerciales son muy fáciles de realizar, como por ejemplo la fusión de dos empresas. Otros son más sutiles, como hacer crecer y mejorar la imagen. 

Si no tienes claro el motivo comercial que impulsa tu esfuerzo, corres el riesgo de desperdiciar una enorme cantidad de recursos.

Otras razones por las que podrías replantearte el Rebranding son:

  • Necesitas competir a un nivel superior o en un mercado nuevo.
  • Tu marca ya no refleja quién eres.
  • Tu empresa se escindió de una marca existente.
  • Tienes una razón legal que te obliga a cambiar.
  • Necesitas simplificar y enfocar el mensaje.
  • Tienes un nuevo equipo de marketing.
  • Estás lanzando una nueva línea de servicio.

Redefine la visión, misión y valores de tu empresa

¿Qué estás haciendo? ¿Cómo lo haces? ¿Por qué lo haces?

Cuando evalúes tu visión, misión y valores durante un cambio de marca, éstas son las tres preguntas que deberías hacerte. Aquí te damos algunos componentes importantes de tu empresa que querrás analizar para decidir qué partes del negocio necesitan un cambio o mejora.

Visión

La visión actúa como guía para cada acción que emprende una empresa, por lo que es fundamental que comprendas tu visión antes de seguir adelante; además, tal vez con el tiempo, tu visión haya cambiado.

Es importante que cuando definas tu visión, si lo haces lo más rápido posible, asegúrate de que todos los empleados tomen decisiones con esa visión en mente. Cuando se hace Rebranding, la visión de la empresa afecta a todo, desde el rediseño del sitio web hasta el proceso de contratación.

Misión

Si la visión significa el “qué es” de la empresa, la misión es tu “cómo es”. Tal vez sigas yendo en la misma dirección, pero la forma en la que estás llegando cambia. La misión es la hoja de ruta de la empresa.

Cuando la misión cambia, el mensaje también debe cambiar, por lo que es tan crucial como la visión en el Rebranding.

Valores

Tus valores actúan como el porqué de detrás de tu marca. Son la razón por la que estás trabajando para lograr tu visión y la razón por la que estás dedicado a tu misión.

Pero, a medida que las marcas se expanden y cambian, algunos de sus valores fundamentales pueden volverse insostenibles. Si no puedes respaldar tus antiguos valores o has llegado a priorizar nuevos, deberás actualizarlos para reflejar lo que tu empresa realmente valora hoy.

Voz de marca

A medida que tu visión, misión y valores cambien durante el Rebranding, la forma en que transmites estos aspectos de la empresa también tendrá que cambiar. 

El vocabulario, el tono y la voz que utilices para tu marca deben coincidir con el mensaje. Entonces, si lo que estás diciendo está cambiando, la forma en que lo dices también tendrá que cambiar.

Conoce a tus clientes objetivo

Cuando tengas claro el caso comercial para el Rebranding, el siguiente paso será realizar una investigación independiente sobre tu empresa y sus clientes.

Si estás intentando ingresar en un nuevo mercado, esa investigación también debe incluir a tus nuevos clientes objetivo. El objetivo es tener una comprensión objetiva de la percepción y las competencias de la marca actual.

Cambia el nombre de tu empresa

Si estás cambiando el nombre de tu empresa como parte del Rebranding, asegúrate de tener un plan de recuperación como parte de la estrategia.

En definitiva, si tu nombre aún encaja, tu mejor estrategia de acción sería mantenerlo. Para ayudar a que ese tablero sea un poco menos desalentador, aquí hay algunas ideas iniciales para el proceso de cambio de nombre:

  • Hacer una nueva palabra
  • Usar una palabra antigua de formas diferentes
  • Decir lo que haces (literalmente)
  • Modificar la ortografía de una palabra
  • Agregar un prefijo o sufijo
  • Usar otros idiomas
  • Juntar dos palabras
  • Crear un acrónimo
  • Usar una ubicación

Si estás revisando tu nombre mientras cambias de marca, concéntrate en la alineación con tu visión, misión y valores, más que lo que suena bien.

De esta manera, el nuevo nombre tendrá más posibilidades de respaldar tu crecimiento y objetivos a largo plazo.

Desarrolla tu identidad de marca

Esta es la parte de la estrategia de Rebranding en la que desarrollas los elementos visuales que comunicarán tu marca. Piensa en el nombre de la empresa, el logotipo, el lema, los colores, el diseño de la tarjeta de presentación y cosas por el estilo.

Estos elementos a menudo se describen en un documento de pautas de estilo de marca, que proporciona un conjunto de parámetros para garantizar que la marca se implemente de manera consistente en todos los materiales de marketing.

Mucha gente confunde estos elementos con la marca. Una marca es reputación y su visibilidad, no el nombre de empresa o su logotipo. La identidad de marca es una especie de taquigrafía visual de la marca.

Considera los siguientes puntos antes de que el Rebranding pase a una implementación más práctica, para asegurarte de que todas las decisiones reflejen la identidad de marca que buscas, y no solo se basen en lo que se ve:

  • ¿Qué historia quiero que cuente mi marca?
  • ¿Quién es mi audiencia?
  • ¿Cuál es el objetivo a largo plazo de mi marca?
  • ¿Qué tan adaptable y preparado para el futuro es mi diseño?
  • ¿En qué me diferencia de mis competidores?

Este último punto sobre el cambio de marca para crear una marca verdaderamente única es crucial: embarcarse en el Rebranding es es una oportunidad increíble para destacar en mercados cada vez más concurridos y atraer la atención de clientes y consumidores.

Si estás buscando hacer un rediseño de logotipo, no te olvides de que cumpla con los siguientes requisitos:

  • Debe ser simple: Atascar tanto simbolismo como sea posible en un logotipo generalmente no funciona muy bien. Pero esa es una dura verdad para las empresas jóvenes que todavía están tratando de demostrar su valía. Demuestra confianza con un logotipo simple.
  • Provoca impacto: Tu logo no valdrá mucho si la gente no puede recordarlo, así que cuando estés rediseñando el logo, no te conforme con algo que no destaque.
  • Que sea adaptable: Una cosa que quizás hayas aprendido con tu primer logo son las limitaciones. Ahora que sabes qué formas o estilos podrían no ser tan versátiles para los canales que tu empresa realmente usa, tenlos en cuenta durante el rediseño.
  • Mira al largo plazo: Por divertidos que parezcan los cambios de marca, no querrás hacer esto todos los años, así que fíjate realmente en tu visión, misión, valores y propósito y considera si este nuevo logotipo puede respaldarlos a largo plazo.

Trabaja tu presencia online

Tu sitio web es la herramienta de comunicación y desarrollo empresarial más importante. Es el lugar donde puedes contar una historia convincente a cada una de tus audiencias, el primer lugar al que acudirá un posible cliente o empleado para obtener más información sobre tu empresa.

No es exagerado decir que un sitio web y su presencia online son el corazón de una empresa moderna.

Es un error común de Rebranding asumir que un logotipo o nombre es el elemento principal de la marca y no actualizar todos los aspectos relevantes en consecuencia. No olvides implementar cambios cruciales en lugares que a menudo se descuidan:

  • Actualiza los enlaces de la web
  • Revisa los metadatos de las páginas web cuando sea necesario, por ejemplo, títulos de páginas, descripciones de páginas y etiquetas de imágenes.
  • Envía logotipos, descripciones y lemas actualizados a los socios afiliados que enlacen o mencionen su sitio.
  • Actualiza los términos y palabras clave de SEO cuando sea necesario y de acuerdo con la estrategia de marca.
  • Actualiza los listados en los directorios de búsqueda

Además del sitio web, también deberás actualizar otros activos digitales que posee la empresa, que incluyen:

  • Páginas de redes sociales
  • Calificaciones y reseñas en línea
  • Referencias y backlinks
  • Listados de directorio
  • Correo electrónico
  • Anuncios de pago por clic (banners y búsqueda)

La cantidad de tiempo y recursos que necesitas dedicar a la construcción de un sitio web y la actualización de tus activos digitales depende completamente del alcance de la estrategia de cambio de marca.

Las empresas que ejecutan estrategias de Rebranding exitosas siempre tienen una lista de verificación que cubre todos sus activos digitales, quién actualizará cada uno y la fecha en que se actualizará cada uno.

Promover un plan de construcción de marca

El elemento final de la estrategia de Rebranding es desarrollar un plan para promover y fortalecer la nueva marca. ¿Cómo lo lanzarás internamente? En los servicios profesionales, es fundamental que los empleados adopten la nueva marca.

Una buena forma de hacerlo es agregar una publicación de blog o una noticia que explique el cambio. Otra es compartir de forma intermitente publicaciones en las redes sociales para recordar a los clientes sobre la nueva marca durante los primeros meses.

¿Por qué hacer Rebranding?

Hay algunas otras razones importantes por las considerar el Rebranding, que incluyen:

  • Nuevas ubicaciones: es posible que debas actualizar tu marca si te estás expandiendo a mercados internacionales que no se identificarán con tu logotipo actual, mensajes, etc.
  • Reposicionamiento del mercado: las marcas están diseñadas para conectar a las empresas con sus clientes, por lo que si reposicionas tu negocio para dirigirte a un perfil de cliente completamente nuevo, ya sea a través del producto, lugar, precio o promoción, tu marca deberá seguir el ejemplo.
  • Nueva filosofía: la misión, la visión y los valores de la empresa deben regir todas las decisiones que tomes, incluidas las decisiones de marca.
  • Fusiones y adquisiciones: cuando dos empresas se unen, también se unen dos marcas. Si la empresa fue adquirida o se unió a otra empresa, no puedes dejar que ambas marcas se enfrenten. Encontrar una nueva marca que refleje la nueva entidad evitará confusiones y generará confianza.

Ejemplos de Rebranding

Airbnb

Airbnb comenzó como una aplicación para ayudar a los viajeros con un presupuesto limitado a encontrar una alternativa asequible: la habitación de invitados de alguien.

La aplicación y el servicio despegaron con bastante rapidez, y los viajeros comenzaron a tener la posibilidad de alquilar un apartamento frente al mar o una casa en el campo. El fenómeno Airbnb y cómo creció de una simple idea a una gran empresa inspiró un libro llamado «La historia de Airbnb».

El Rebranding de Airbnb en 2014 fue una gran empresa y es uno de los más memorables de los últimos años. El proceso fue largo, divertido y muy interesante.

El nuevo logo incluso tiene un nuevo símbolo, al que los diseñadores llaman Bélo, que contiene cuatro significados en su forma, Gente, Lugares, Amor y Airbnb.

Domino’s


Domino’s sufrió una pérdida importante en 2009 cuando tenía solo una participación del 9 por ciento del mercado de pizzerías.

La empresa cambió todo eso con un cambio de marca exitoso. Y se centró en corregir lo que a los clientes no les gustaba de sus productos.

¿El resultado? En 2016, la compañía tenía una participación del mercado del 15 por ciento y consiguió la mayor lealtad de los clientes entre las cadenas de pizzas.

También fue una de las primeras empresas en utilizar chatbots para recibir pedidos a través de las redes sociales y conocer a los clientes, dónde y cómo pasan su tiempo.

¿Quieres aprender todas las técnicas del marketing para aplicar a un negocio y su imagen? No te pierdas el Master en Marketing Digital donde aprenderás diseñar estrategias de marketing digital, optimizar la atracción de tráfico, mejorar la conversión y la experiencia del usuario, desarrollando tu capacidad analítica para interpretar los datos y mejorar el proceso.

Master en Marketing Digital

Aprende a diseñar estrategias digitales para un negocio

¡Quiero apuntarme!

Patricia Galiana

Content Manager y Redactora en IEBS School. Periodista por vocación especializada en el mundo digital. Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en las redes