Big Data

Tendencias, novedades, noticias y tips del mundo de Big Data

💾 Big Data

21 Mar 2019
Sé el primero en comentar

¿Influye el Big Data en las campañas electorales? #DebateIEBS

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 3,67 out of 5)
Cargando…
Patricia Galiana

Que el Big Data se está expandiendo a la velocidad de la luz ya no es solo un pronóstico sino una realidad. ¿Qué es lo que preocupa últimamente? El uso de los macrodatos por parte de gobiernos y cómo influye en las campañas electorales. Después de varios escándalos, que te explicamos más adelante, se abre un nuevo debate sobre el uso de la información en los entornos gubernamentales.

El sector de la banca, la industria, sanidad, telecomunicaciones y empresas de todo tipo utilizan el Big Data como herramienta para comprender y predecir el comportamiento del cliente y mejorar su experiencia. La importancia del Big Data a día de hoy es innegable, lo que más preocupa es si su uso se hace de forma ética. Los macrodatos son uno de los objetivos clave de los departamentos de marketing donde los ciudadanos forman parte de las interacciones.

Según un estudio de IBM titulado “El uso del Big Data en el mundo real”, la infraestructura del Big Data sobre la cantidad de empresas encuestadas que afirman haber puesto en marcha iniciativas de big data se reparte de la siguiente manera:

  • 65% lo hacen en integración de la información
  • 54% lo dedica a almacenamiento escalable
  • 59% a warehouse de alta capacidad
  • El 58% de las empresas que afirman haber puesto ya en marcha iniciativas de big data cuenta con unos procesos de seguridad y gobierno sólidos.

El mismo estudio afirma que “la seguridad y el gobierno serán todavía más importantes a medida que las empresas comiencen a utilizar nuevas fuentes de información, especialmente datos procedentes de redes sociales. Para complicar aún más la situación, las normativas sobre privacidad continúan evolucionando y pueden variar enormemente dependiendo del país”. El caso de Facebook y Cambridge Analytica o la campaña de Trump son algunos de los últimos escándalos que han puesto en duda la seguridad de nuestros datos. ¿Cómo se tratan los datos en política?

Facebook y Cambridge Analytica

El año pasado todos los diarios y las redes sociales se incendiaron por el sonado caso de Cambridge Analytica, que llevó a Facebook a su mayor crisis de reputación. Para quién no lo recuerde, la Comisión Federal de Comercio de EEUU (FTC), investigó a Facebook por compartir datos de cerca de 50 millones de usuarios a la compañía británica Cambridge Analytica. Ésta habría utilizado estos datos para predecir las decisiones de los votantes e influir sobre ellas, a favor de la campaña del presidente Donald Trump.

Por supuesto, aquí la polémica estaba servida, dado que ninguno los usuarios aceptó que sus datos fueran compartidos, datos protegidos por la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) europeo, que prohibieron estas prácticas para las comunicaciones comerciales de las empresas.

Pero, ¿y si los partidos políticos crearán una modificación del Régimen Electoral para obviar esta pequeño impedimento? Esto no es una suposición, es real. En España esta modificación permite a los partidos acceder a tus datos personales sin tu consentimiento mediante la  la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos, aprobada hace tan solo unos meses, y que algunos expertos y juristas ya lo han denominado como la legalización del «Cambridge Analytica español».

Este es el texto de la modificación:

Artículo 58 bis. Utilización de medios tecnológicos y datos personales en las actividades electorales.

  1. La recopilación de datos personales relativos a las opiniones políticas de las personas que lleven a cabo los partidos políticos en el marco de sus actividades electorales se encontrará amparada en el interés público únicamente cuando se ofrezcan garantías adecuadas.
  2. Los partidos políticos, coaliciones y agrupaciones electorales podrán utilizar datos personales obtenidos en páginas web y otras fuentes de acceso público para la realización de actividades políticas durante el periodo electoral.
  3. El envío de propaganda electoral por medios electrónicos o sistemas de mensajería y la contratación de propaganda electoral en redes sociales o medios equivalentes no tendrán la consideración de actividad o comunicación comercial.
  4. Las actividades divulgativas anteriormente referidas identificarán de modo destacado su naturaleza electoral.
  5. Se facilitará al destinatario un modo sencillo y gratuito de ejercicio del derecho de oposición.

¿Qué pueden hacer los Partidos con tus datos?

Según eldiario.es estás son las 5 prácticas que pueden realizar los partidos con la ley conocida como “spam electoral”:

1. Elaborar perfiles ideológicos de los votantes

Gracias a la recogida de datos mediante el rastreo de la la actividad de los ciudadanos en redes sociales y páginas web, podrán elaborar perfiles de cada uno, detectado qué problemas nos preocupan, intereses tenemos, partidos que apoyamos, etc. Llegando incluso a poder detectar variables que te han  hecho cambiar el voto en determinados momentos.

2. Averiguar cómo contactar contigo de forma privada

«El envío de propaganda electoral por medios electrónicos o sistemas de mensajería y la contratación de propaganda electoral en redes sociales o medios equivalentes no tendrán la consideración de actividad o comunicación comercial», detalla la nueva ley. Es decir, podrán acceder a tu mail o número de teléfono.

3. Enviar propaganda personalizada

Como en cualquier empresa, los partidos políticos, pretenden crear publicidad electoral al maximizando los beneficios, o votos en este caso. Con los datos a los que tendrán acceso podrán enviar un mensaje totalmente personalizado a tus puntos de interés y de esta forma crear el mensaje más eficaz posible.

4. Explotar «tus demonios»

Como se habla en marketing, cuando se crea un buyer persona se buscan sus “puntos de dolor”, es decir, qué motivos necesita el usuario para consumir un producto. De la misma forma la publicidad electoral personalizada puede atacar más a estos intereses, no solamente de forma positiva, explicando las propuestas del partido que la realiza en torno a esos puntos. Y también de forma negativa, poniendo énfasis en los errores de otros partidos o las necesidades o miedos del votante.

5. Oponerse al envío de esta propaganda

«Se facilitará al destinatario un modo sencillo y gratuito de ejercicio del derecho de oposición». La ley nos guarda el derecho a mostrar nuestro desacuerdo a recibir esta información.


¡Participa en nuestro debate!

Desde IEBS, te proponemos que participes en el debate contestando a las siguientes preguntas:

  • ¿Crees que esta nueva ley protege al votante o beneficia a los partidos políticos?
  • ¿Crees que se podrían ganar unas elecciones gracias al Big Data?
  • ¿Puede ser el Big Data puede ser una poderosa arma de manipulación?
  • ¿Sería ético poder utilizar el Big Data para influir en la decisión de voto de la población?
  • ¿Cómo crees que será el futuro de la política con el uso del Big Data?

Comparte y comenta este artículo!

Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Emprendedores, Marketing, Negocios e Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBETE AL BLOG
Ideas, noticias y mucha formación en tu bandeja de correo
Sucríbete ahora y recibe todo el contenido de nuestro blog
SUBCATEGORÍAS
LO MÁS LEÍDO HOY

BUSCA EN EL BLOG

IEBS EN LAS REDES

Si lo prefieres puedes seguir nuestro RSS: