CategoríaFinanzas

¿Nos están robando el tiempo? Empresas para las que trabajas sin querer

Tiempo de lectura: 7 min
28

¿Cuántas veces has trabajado para grandes empresas sin ser consciente? Piensa en la última vez que montaste tus muebles, en lo contento que te sentiste al ahorrarte la cola en las cajas de autopago, sin darte cuenta de que realizabas el trabajo de un dependiente, o en el check-in online con el que quisiste ganar tiempo para acabar perdiendo más minutos de los que creías a tratar de entender la web o la aplicación de una compañía. Hoy queremos darte diferentes ejemplos de empresas que están sirviéndose de la economía del tiempo para que trabajes por ellas y lanzarte una pregunta: ¿crees que hay empresas que nos están robando el tiempo?

Te puede interesar: MBA in Digital Business

Economía del tiempo: un debate sobre su uso y consecuencias

En los últimos tiempo, la economía del tiempo se ha convertido en un concepto cada vez más presente tanto para las empresas como para las personas, debido a la carga de responsabilidades laborales y personales que gestionamos en nuestro día a día.

La necesidad de ahorrar tiempo mediante su optimización es algo que todos tenemos muy presente, usando diferentes aplicaciones como Trello, Asana o Toodledo, con las que organizar nuestras tareas y proyectos para organizarnos de la mejor manera y ahorrar el mayor tiempo posible.

Ese ahorro o economía del tiempo es algo que también persiguen las grandes compañías, con diferentes prácticas mediante las que prometen ventajas a sus clientes, ya sea en sus precios o en la digitalización de los procesos. Mientras tanto, dedican menos recursos a la realización de tareas que dejan en manos de los consumidores, que entregan su tiempo y sus datos de forma inconsciente.

¿Nos están robando el tiempo? Empresas para las que trabajas sin querer - selfservice burger king

¿Nos están robando el tiempo?

Emplear el tiempo justo en tareas que pueden llevar a cabo los clientes en vez de sus trabajadores se ha convertido en una dinámica habitual. Grandes compañías como Ikea, Burger King o Air Europa lo hacen, con tareas que hace años recaían en manos de sus empleados.

La reducción de costes que la economía del tiempo les supone ha provocado que este tipo de prácticas sean cada vez más habituales, con clientes que no dudan en recoger sus restos y depositarlos en contenedores o en entregar sus datos personales sin plantearse que, además de ahorrarle personal a estas compañías, también están trabajando para ellas.

Aunque estas acciones nos permitirían ganar dinero en el futuro si se premiase económicamente a los clientes por el ahorro de trabajo que estas acciones suponen, queremos ver algunos ejemplos de empresas que están llevando a cabo estas prácticas para dejaros una pregunta que nos gustaría que diese pie a la reflexión tanto en forma de comentarios como en las redes sociales: ¿nos están robando el tiempo? Veamos algunos ejemplos:

1# Montar tus propios muebles con Ikea

Una de las cosas en las que nos han educado es en el valor del esfuerzo. Eso, junto a la prestigiosa marca personal que ha construido Ikea gracias a sus precios competitivos han logrado que millones de clientes de todo el mundo apuesten por realizar las compras de sus muebles en una corporación multinacional con sede en Países Bajos que triunfa en todo el mundo gracias a la fabricación y venta minorista de muebles en paquetes planos que los consumidores montan a partir de un manual de instrucciones con el que se acompañan todos sus productos.

Con unos ingresos estimados en más de 41.000 millones de euros al año, la empresa incluso ha dado pie a un término popular en el campo de la psicología del consumo denominado efecto Ikea, que hace referencia al hecho de que los productos que uno construye son más valorados que los que nos construyen los demás. Gracias a esta estrategia, la compañía ha logrado prescindir del proceso de ensamblaje, dejando esta labor en manos de los clientes.  

MBA in Digital Business

Conviértete en un líder innovador capaz de adelantarte al cambio

¡Quiero informarme!

2# El autopedido y recogida de bandejas de Burger King

Hablamos de Burger King como podríamos hacerlo de McDonald’s o de cualquier otra multinacional de comida rápida. Lo primero, dos datos que nos deberían hacer pensar: según datos del sistema de pedidos para restaurantes Readyme, el autopedido reduce la ocupación de cada mesa hasta en 26 minutos de media y provoca que, al tener menos tiempo para pensar, la cuenta llegue a ascender hasta en un 35%.

Al hecho de que realizar pedidos sin interactuar con el personal reduce la necesidad de empleados que atiendan en caja, podemos añadir el hecho de que, en este tipo de restaurantes, los clientes suelen limpiar sus propias mesas al final de su consumo, algo que podemos ver como una práctica amable de cara a los trabajadores pero que también influye en el hecho de que los trabajadores sean los justos y necesarios.

3# El check-in online de Air Europa

Gracias a la automatización de procesos, aerolíneas como Air Europa han ido implementando cada vez más servicios que los clientes pueden llevar a cabo a través de sus aplicaciones, que a menudo requieren un nivel de conocimiento en su uso que implica una inversión de tiempo considerable por parte de los usuarios. ¿Quién no ha realizado un check-in online con tal de ahorrarse unos minutos en el aeropuerto?

Aunque esta decisión permite ahorrar estrés al consumidor el día de su viaje, lo cierto es que también es una manera de que las compañías dejen en manos de sus clientes labores que hace unos años requerían de un número mayor de empleados que se dedicaban exclusivamente a ello. Hoy en día, lo normal es que quien realiza el check-in en la terminal es por desconocimiento de estas tecnologías o porque debe facturar su equipaje y no tiene más remedio.

¿Nos están robando el tiempo? Empresas para las que trabajas sin querer - Check in online y economia de tiempo 1024x551

4# El pago en autocaja de Carrefour

Los consumidores no han dejado de cambiar en los últimos años, transformándose poco a poco su experiencia de compra hasta el punto de que, según el estudio de la plataforma omnicanal Openbravo, el 87% de los clientes prefieran realizar sus compras en tiendas con cajas automáticas en las que no tienen que realizar ningún contacto con el personal.

Esta práctica cada vez más común, conocida como self checkout o autopago, supone que se reduzca el personal en caja, que habitualmente se destina a otras labores, como la organización de productos o la limpieza de estas máquinas. Esta práctica supone que los propios consumidores, además de elegir sus productos, dedique un tiempo a escanearlo, desalarmarlos y pagarlos él mismo.

5# El consumo de anuncios en Facebook

Hay una frase que se ha hecho famosa en los últimos años que nos sirve para hablar de esa última práctica: cuando el producto es gratis, el producto eres tú. Eso mismo es lo que ocurre en redes sociales como Instagram, Facebook, Twitter o YouTube, donde el usuario tiene la percepción de estar presente de forma gratuita… sin que esto sea realmente cierto.

A la cesión de nuestros datos personales, algo que ha jugado malas pasadas a Facebook a lo largo de su historia, se suma el hecho de que gracias a nuestro uso estas empresas nos convierten en consumidores de anuncios para las que somos público objetivo. Por tanto, también estás pagando un precio por estar en cualquiera de estas plataformas, al igual que llevamos haciéndolo desde hace décadas – aunque de una forma mucho menos segmentada – con la televisión.

Después de leer estos ejemplos, ¿crees que las empresas nos están robando el tiempo? ¿Qué opinión tienen al respecto y cómo crees que podrías reaccionar como consumidor? ¿Crees que acabaremos cobrando por ello? Nos encantaría leer tu comentario en este post y que compartas tus reflexiones en redes sociales, donde estamos seguros de que podríamos trasladar el debate.

Si estabas pensando en formarte en negocios digitales, te animamos a informarte sobre nuestro MBA in Digital Business y a resolver todas las dudas que puedas tener eligiendo el día y la hora que mejor te venga para tener una cita con nuestros asesores. Sólo tienes que reservar tu sesión desde aquí y uno de ellos te resolverá todas las preguntas que tengas sobre el programa. ¡Te esperamos!

MBA in Digital Business

Conviértete en un líder innovador capaz de adelantarte al cambio

¡Quiero informarme!

David Molina

Periodista especializado en redacción y social media. Departamento de Marketing y Comunicación de IEBS Business School. Leer más

Síguenos en las redes