CategoríaRelaciones Laborales

¿Qué es el mobbing laboral y cómo identificarlo en la empresa?

Tiempo de lectura: 6 min
0

Según un estudio realizado por la Asociación contra el Acoso Psicológico y Moral, el 15% de los trabajadores de España han sufrido alguna vez mobbing laboral: una forma de acoso que puede afectar negativamente la imagen del departamento de recursos humanos y de la empresa e impactar en los objetivos del trabajador. Si quieres saber de qué se trata y cómo gestionarlo, sigue leyendo.

Te puede interesar: Master en Recursos Humanos

Guía

Guía gestión de los recursos humanos para un emprendedor

Descargar

¿Qué es el Mobbing laboral y por qué ocurre?

El mobbing laboral hace referencia a todas aquellas acciones por parte de uno o varios empleados, que buscan intimidar, degradar o acosar a otro trabajador con el fin de dañar su clima laboral y buscar que este abandone la empresa.

Usualmente, se realiza de forma sutil para que de a poco el empleado «víctima» empiece a sentir baja satisfacción laboral, reduzca su compromiso con las labores de la empresa, tenga poca motivación y termine por renunciar.

Esto no es solo un factor negativo para el trabajador, también lo es para la imagen de la empresa, ya que genera una alta rotación empresarial, perdida de talento, cultura tóxica e incluso puede ser tachada de no ser inclusiva.

En parte de las ocasiones, el mobbing laboral tiene como objetivo librar a la empresa del pago de indemnización por despido.

¿Cómo identificar el mobbing en la empresa?

Existen diferentes comportamientos relacionados con el mobbing laboral. A continuación explicamos los más frecuentes:

Agresión verbal

Se puede ver cuando un trabajador trata a otro mediante gritos, insultos, o utiliza un tono brusco o desagradable. También puede incluir comentarios sarcásticos y despectivos.

Obstrucción en procesos

Esto sucede cuando los compañeros de trabajo o jefes no tienen en cuenta la opinión de la víctima, ignoran sus sugerencias e iniciativas y bloquean los proyectos omitiendo cualquier respuesta requerida.

Exclusión

Sucede cuando la víctima es excluida adrede de cadenas de correos, reuniones importantes o incluso en momentos de socialización dentro y fuera del lugar de trabajo. También puede notarse cuando la exclusión se hace de forma física, ubicando a la víctima en un espacio alejado del resto de los miembros del equipo.

Calumnias y críticas destructivas

El trabajador puede sufrir de mobbing laboral cuando su o sus compañeros inventan cosas sobre él/ella con el fin de dañar su imagen y reputación dentro de la empresa. También puede hacerse revelando información personal y confidencial del trabajador que lo exponga de una forma vergonzosa.

En esta categoría también se pueden incluir las bromas de mal gusto.

Agresión física

Esto es un caso extremo del mobbing, ya que rara vez se usa la violencia física en ambientes laborales por temor a recurrir a acciones penales o al despido del agresor. Sin embargo, se considera una táctica de mobbing laboral.

Master en Dirección de Recursos Humanos 4.0

¡Aprende a trabajar con personas y mejorar las organizaciones!

¡Quiero informarme!

Tipos de mobbing laboral con ejemplos

Hay diferentes tipos de mobbing dependiendo de la persona que lo ejerza y del objetivo que se tenga con ello.

1. Acoso horizontal

Se refiere a aquel causado por empleados que están al mismo nivel e incluso que pertenecen a la misma área de trabajo. Las razones no tienen que ver con el rango, sino con temas de personalidad, desempeño y preferencias por parte del jefe.

Este tipo de mobbing se puede ver manifestado a través de la generación de rumores o calumnias, así como criticar el trabajo de compañero sin necesidad, despreciar la opinión del otro, entre otras.

2. Acoso vertical

Contrario al mobbing horizontal, el acosador y la víctima se encuentran en rangos diferentes dentro de la empresa (jefe y empleado). Comúnmente el acoso vertical se hace de forma descendente, es decir del jefe al empleado. Sin embargo, puede surgir de manera inversa.

Las razones de este tipo de mobbing laboral pueden ser que el jefe no esté conforme con el desempeño del empleado y para desmotivarlo y que sea él quien decida irse, lo acosa. Esta relación asimétrica de poder dificulta que la víctima se defienda y usualmente termina con el despido o la renuncia del trabajador.

Un ejemplo de ello puede ser sobrecargar al trabajador con una cantidad de trabajo imposible de realizar en un tiempo determinado o, por el contrario, asignarle tareas de poco valor para justificar más adelante su «bajo rendimiento».

3. Mobbing estratégico

Este tipo de acoso encaja dentro del mobbing vertical y consiste en hostigar al trabajador de forma repetitiva para desgastarlo lo suficiente y que este decida dejar la empresa.

4. Mobbing de gestión

Sucede cuando el supervisor, jefe o director acepta ejercer una presión mayor sobre el empleado y amenazarlo con sacarlo de la empresa para que este aumente su productividad. También se usa para prescindir de trabajadores con personalidad tranquila o sumisa, ya que su temperamento no encaja con las necesidades de la empresa.

5. Acoso disciplinario

En este caso se emplean amenazas para que la víctima actúe de forma sumisa y no cuestione ninguna de las decisiones tomadas por la dirección de la empresa. Suele ocurrir cuando empleados empiezan a dudar de la legitimidad de ciertas acciones dentro de la empresa.

6. Mobbing perverso

Este tipo de mobbing puede ser horizontal o vertical y no tiene ningún tipo de fundamento. Es característico de ciertas personalidades dominantes e inseguras que tienen como único fin, obtener satisfacción del acoso que han infligido y el efecto que tienen sobre el empleado víctima.

Es uno de los más difíciles de erradicar, ya que implicaría la reeducación del agresor. Como ejemplos se incluyen las bromas, atacar la vida privada, modo de pensar y opinar de las víctimas, aislamiento, entre otros.

¿Cómo prevenir el mobbing laboral en tu organización?

Debido a que el impacto del mobbing en el lugar de trabajo puede ser devastador para la reputación de la empresa, el departamento de RRHH junto con la dirección de la empresa, deben tomar acciones previas y velar por el buen comportamiento de los empleados y la cultura empresarial.

  • Poner en marcha políticas contra el acoso, así como procesos que traten a las víctimas como empleados valiosos que merecen apoyo y protección, puede contribuir a mejorar la cultura de la oficina y reducir los incidentes de acoso y mobbing.
  • Realizar encuestas de clima laboral semestralmente para tener un control de la salud de los trabajadores y su rendimiento dentro de la empresa.
  • Analizar el rendimiento de los trabajadores frecuentemente y ver si ha disminuido su nivel. Si es así, es importante hacer una reunión personal para intentar entender si tiene alguna relación con una acción de mobbing.
  • Hacer un seguimiento de la actitud de los jefes de equipos y ver cómo se relacionan con los empleados. ¿Fomentan un espíritu excesivamente competitivo? ¿Infravalora a los empleados?
  • Organiza actividades de teambuilding para que todos los empleados se relacionen de forma más cercana.
  • Promueve un espacio abierto al diálogo.

¿Qué te ha parecido este artículo sobre mobbing laboral? ¿Alguna vez has tenido que lidiar con una situación similar en tu empresa? Deja tus comentarios.

Si te gusta el trato con el personal y quieres especializarte en recursos humanos, te invitamos a participar de nuestro Master en Recursos Humanos, permitiéndote dirigir el capital humano de una empresa, desde la retribución, la contratación, la prevención de riesgos laborales y la extinción laboral. ¡Te esperamos!

Master en Dirección de Recursos Humanos 4.0

¡Aprende a trabajar con personas y mejorar las organizaciones!

¡Quiero informarme!

Lorena Ramírez

Periodista apasionada de los entornos digitales y la tecnología. Departamento de Marketing y Comunicación de IEBS Business School Leer más

Síguenos en las redes