CategoríaRelaciones Laborales

Tipos de motivación laboral: cómo conseguir equipos satisfechos

Tiempo de lectura: 8 min
146

Tras la vuelta al trabajo, muchos profesionales presentan síntomas de la conocida “depresión post vacacional”. La empresa y, en especial, el departamento de Recursos Humanos deben prestar atención al equipo con el fin de garantizar que su reincorporación sea lo más óptima posible. Aunque debe ser tenida en cuenta en todo momento, la motivación cobra más relevancia en periodos como este. No te pierdas este artículo donde aprenderás todo sobre los tipos de motivación y cómo fomentarlos. ¡Te esperamos!

Te puede interesar: Master en Recursos Humanos

¿Qué es la motivación laboral?

No es ninguna novedad: a mayor motivación, mayor rendimiento. Si tus empleados están satisfechos con su trabajo, no sólo cumplirán con los objetivos marcados sino que además propondrán nuevas ideas y mejoras que ayudarán al funcionamiento de la empresa. De ahí la necesidad de que la compañía incorpore programas de incentivos y motivación en su estrategia de recursos humanos.

La motivación es una fuerza psicológica que controla el comportamiento humano y hace que las personas actúen, fijen metas y las consigan. Es la fuerza que impulsa a un individuo a realizar ciertas acciones. En el terreno laboral, es aquello que anima a los empleados a fomentar su compromiso, entusiasmo, energía y creatividad creando una disposición entre ellos para producir resultados de la mejor forma posible.

En este sentido, el papel de los managers es fundamental, ya que deben enfocarse en que sus trabajadores se sientan apreciados por su trabajo, involucrados y ofrecer ayuda y comprensión cuando puedan necesitarlo.

Tipos de motivación laboral

En torno a la motivación han surgido muchas teorías. Una de las más conocidas es la Pirámide de Maslow, según la cual las necesidades humanas se estructuran en cinco niveles. Si satisfacemos las más básicas podremos ir desarrollando otras necesidades racionales y superiores.

Pero, además, también nos encontramos con teorías sobre la motivación vinculadas al ámbito laboral y de los recursos humanos. Es el caso de la “Teoría de las Expectativas” de Vroom, mediante la cual se reconoce que todo esfuerzo se realiza con la expectativa de un cierto éxito. Confiamos en que si conseguimos rendir lo esperado, obtendremos algún beneficio. Por su parte, la “Teoría McClelland” hace hincapié en las principales razones por las que realizamos nuestras actuaciones: el logro, el poder y la afiliación.

A partir de estas teorías, destacamos tres tipos de motivación a tener en cuenta en la gestión de los recursos humanos:

Motivación extrínseca

La externa. Aquella en la que intervienen factores que no dependen del individuo. Los empleados están motivados como consecuencia del beneficio que les aportará el desempeño de una determinada tarea o bien por eludir una pérdida. Esta motivación tiene como objetivo premiar el rendimiento de los trabajadores mediante incentivos económicos u otras ventajas profesionales. Así, la empresa pretende obtener un resultado satisfactorio por parte de su equipo humano.

Motivación intrínseca

Entre los tipos de motivación también se encuentra la intrínseca. Esta nace del propio trabajador. Está relacionada con su satisfacción personal por realizar sus funciones, más allá del beneficio material que pueda conseguir. Responde a la necesidad de sentirse autorealizado y permite mejorar el rendimiento en el trabajo. Si un empleado está contento con lo que hace y le gusta, eso repercute en su estado de ánimo y en el desarrollo de sus funciones. En este tipo de motivación influyen otros factores como contar con las herramientas adecuadas y un buen entorno de trabajo. Como siempre, mantener un buen clima laboral debe ser prioritario en la gestión de recursos humanos de cualquier organización.

Motivación trascendente

Junto a los dos anteriores existe una motivación trascendente, aquella en la que la satisfacción proviene del beneficio que obtienen terceras personas. Es una motivación para los demás, por lo que aquí encajan todos aquellos trabajos que se realizan por propia voluntad. En el ámbito laboral, cada vez es más común que las empresas colaboren con ONGs o realicen actividades solidarias.

Estos tres tipos de motivación no son excluyentes, sino que se interrelacionan. Una buena combinación de ellas, dependerá de cómo gestione sus recursos humanos una empresa y de los intereses de los propios empleados.

¿Qué factores motivan a los trabajadores?

A pesar de lo que muchos puedan pensar, el salario y los incentivos económicos no siempre es lo más valorado por los trabajadores (aunque son importantes) En la actualidad, los trabajadores tienen en cuenta aspectos como la seguridad laboral o la flexibilidad antes que el sueldo a percibir. Según un estudio, alrededor del 62% de los profesionales estaría dispuesto a intercambiar su salario por estabilidad laboral.

Asimismo, según el portal “Time”, los profesionales destacan positivamente otros aspectos como: el reconocimiento por parte de los superiores, la autonomía a la hora de trabajar, el feedback o escucha activa, el fomento de un buen clima de trabajo o el compañerismo.

A continuación, toma nota de los factores más importantes:

1# Salario

El salario percibido es uno de los factores más importantes en cuanto a motivación laboral. Es más probable que un trabajador dé lo mejor de sí si está satisfecho con su sueldo. Una persona con un salario elevado está más motivada para hacer un buen trabajo porque quiere conservar su puesto. Su sueldo le brinda una sensación de seguridad, le permite sentirse realizado y le da un alto rango de estatus.

Master en RRHH Online

Integra las últimas técnicas de gestión del talento con la integración de las nuevas tecnologías en la empresa.

¡Quiero informarme!

Un profesional está mucho más dispuesto a trabajar horas extra si siente que sus recompensas financieras son una compensación justa.

2# Incentivos no monetarios

En segundo lugar, los métodos de motivación no monetarios (o salario emocional) implican motivar a los empleados de formas que no involucran dinero. Por ejemplo, el reconocimiento del trabajo bien realizado, aumentar la moral, crear un ambiente de trabajo positivo o motivar el alto rendimiento.

Estas recompensas ayudan a cumplir los objetivos de la organización a un coste relativamente bajo. Además, se pueden ejecutar casi de inmediato. Los incentivos pueden ser de todo tipo, como un simple «gracias», ya sea dicho directamente al empleado o en público, aprecio y reconocimiento, recompensar a un empleado como «empleado del mes», vales o bienes tangibles, oportunidad de trabajar desde casa, comida, frutas o bebidas gratis, etc.

Video

El reto de La Gran Dimisión y cómo afrontarlo

Descargar

3# Relaciones entre compañeros

Las buenas relaciones laborales pueden hacer que el día a día de los empleados sea mucho más fácil y feliz, ya que serán más participativos. Según diversos estudios, un buen ambiente laboral se relaciona directamente con mayores ganancias y mayor productividad.

Si los trabajadores no confían entre ellos la empresa tendrá dificultades para avanzar. Por eso, establecer buenas relaciones de trabajo hará que se sientan motivados y más conectados con la compañía. Para ello, la clave es mejorar la moral entre los empleados.

4# Relaciones con los managers

Seguro que conoces a alguien que ha renunciado a su trabajo por una mala relación con su manager. Esto es muy común. Como hemos comentado anteriormente, las relaciones con los superiores determinarán el ambiente laboral y el futuro de muchos trabajadores.

En contrapartida, tener una buena relación con el jefe trae una serie de beneficios. Por ejemplo, tendrán una mayor satisfacción en su trabajo, disfrutarán del apoyo de sus managers y cuando se les propongan nuevos proyectos, es muy probable que estén encantados de participar. También se sentirán más cómodos a la hora de comentar con su superior alguna insatisfacción o mejora.

5# Procesos internos

Aunque los procesos en sí no son como tal una herramienta de motivación laboral, hay ciertos aspectos que sí repercuten directamente al entusiasmo y a la disposición de los empleados. Por ejemplo, la carga de trabajo, el reparto de responsabilidades o el acceso a los recursos dependen directamente de la estructura y la eficiencia de los procesos del negocio. Si estos son eficientes estimularán a los trabajadores y les harán más productivos minimizando los bloqueos.

Es fundamental que en cada etapa del proceso cada trabajador sepa qué es lo que se espera de ellos y de los recursos de los que dispone. Esto hará que se sientan responsables de los resultados de su trabajo y generará compromiso.

6# La cultura de la empresa

Los trabajadores son conscientes de la cultura de su empresa y aprenden y alinean sus objetivos profesionales con los de la marca. En este punto, se preguntarán los motivos por los que hacen ese trabajo. La forma en la que los empleados se sientan relacionados con los objetivos de la compañía estará directamente relacionada con la fuerza y la claridad de los valores y la misión.

Esto engloba tanto el ambiente de trabajo como la misión de la empresa, la ética de la compañía, sus valores, expectativas y objetivos.

7# Oportunidades de crecer y aprender

El desarrollo personal y profesional es importante para todo empleado, especialmente para los más jóvenes. Quieren aprender, adquirir nuevas habilidades y continuar desarrollándose profesionalmente. En este sentido, es necesario estimular un mayor rendimiento y mejorar el compromiso y que la organización ofrezca oportunidades de desarrollo a todos los niveles, desde el aprendizaje en el trabajo hasta la tutoría, la observación y programas específicos de capacitación interna o externa.

8# Vida personal

Irremediablemente, los problemas personales de los trabajadores afectan a su desempeño laboral. Pueden causar problemas de concentración, falta de atención o de compromiso o incluso ausentismo. El tiempo que invertimos en trabajar es una gran parte de nuestro día a día por lo que un manager puede hacer mucho para apoyar a los miembros de su equipo que están pasando por un momento personal complicado. Ser pacientes y mostrar comprensión es un buen inicio.

Cada vez son más las empresas que cuentan con un plan para este tipo de situaciones, en las que incluyen la flexibilidad en el trabajo, el tiempo libre pagado o programas de asistencia al empleado. Es un momento clave para impulsar su confianza y motivación cuando se recupere.

¿Qué te ha parecido este artículo sobre los diferentes tipos de motivación? Deja tus comentarios y ¡comparte!

Y tú, ¿qué valoras de un puesto de trabajo? Si diriges una empresa y quieres atraer nuevos talentos, no dudes en seguir estas recomendaciones de nuestro Master en RRHH Online con el que aprenderás a aplicar las últimas técnicas de reclutamiento, selección, organización y motivación.

Master en RRHH Online

Integra las últimas técnicas de gestión del talento con la integración de las nuevas tecnologías en la empresa.

¡Quiero informarme!

Christian Pastrana

Leer más

16 comentarios en Tipos de motivación laboral: cómo conseguir equipos satisfechos

  1. Brenda - Cursos para empresas dice:

    Cuando un equipo de trabajo tiene el conocimiento mas actualizado y las herramientas para su trabajo, el personal se vuelve mas eficiente y obtienen mayor satisfacción lo cual lo motiva a realizar su trabajo con un mayor desempeño y calidad en los resultados lo cual terminan en un enorme beneficio a nivel personal y empresarial.

    1. Ana Martín del Campo dice:

      ¡Buenos días Brenda!

      Estamos muy agradecidos por tu comentario, con el que estamos totalmente de acuerdo. El patrimonio personal de un negocio es clave para el éxito profesional.

      Un saludo!

  2. Buen día! Muy interesante este articulo. Me estoy iniciando en la parte de Gerencia Administrativa y de verdad considero que es importantisimo tomar en cuenta todos los factores que mencionas allí. Sin embargo, que sucede cuando trabajas con un equipo, o liderizas un equipo que no tiene buen rendimiento a pesar de contar con las herramientas necesarias para obtener buenos resultados? Es decir, hay buen clima, se les toma en cuenta, entre otras cosas, y aun así no tienen un rendimiento que podrían tener. Que se hace en estos casos?
    Gracias de antemano!

  3. Muy interesante el artículo. La verdad que la motivación del personal en las empresas es un problema muy importante que afecta seriamente a la productividad. Creo que estas en lo cierto en que se debe de tratar como un objetivo vital a mejorar en cuanto que si esto no se resuelve, realmente no sirve de nada otras estrategias que se puedan realizar en la misma para poder avanzar y crecer en cualquier organización. Yo personalmente por medio de la PNL he podido analizar críticamente muchas situaciones personales y de otros compañeros y me he dado cuenta que realmente siempre te encuentras como causas muy diferentes que ocasionan la poca motivación. Es un tema a tratar individualmente pero con estrategias globales dentro de las empresas.
    Felicitaciones por el artículo.

    Saludos!!!

    Miguel Ángel

  4. Creo que uno de los principales factores que hacer aumentar la motivación es el ambiente laboral que se respire en el espacio de trabajo. Cuando uno se siente cómodo trabaja mejor.

  5. La motivación siempre serpa un factor que defina él éxito o fracaso del equipo de trabajo en una empresa. Para lograr el éxito se necesita que exista una buena comunicación entre los trabajadores. En este sentido la superación individual siempre va a tener buenas repercusiones en los demás integrantes, uno a otro se inspirarán.

  6. Hola Mariano

    Muchas gracias por tu comentario. Como indicas, si los empleados no trabajan en un buen ambiente la productividad desciende y sobre todo puede originar conflictos internos. Si la organización no consigue motivar a sus empleados surgen problemas como el que citas.

    Muchas gracias por tu comentario
    Saludos

  7. gracias por tu informacion es muy importante. estoy haciendo mi tesis en motivacion laboral y competitividad en una empresa de loreto, si tuvieras mas informacion exelente con algo de actualidad

    1. Hola Mabel

      Muchas gracias por tu comentario. Me alegro que te haya resultado interesante para tu tesis. ¿Qué tipo de información estás buscando? En estos momentos no disponemos de casos de actualidad vinculados a los tipos de motivación en una empresa.

      Saludos

  8. hola muy buena información, actualmente estoy realizando un trabajo, referente de como influye la motivacion laborar para el logro de los objetivos de una organizacion, tengo algunos detalles que corregir y es que como puede medirse lamotivacion laborar en los colaboradores. me comentaron de un escritos apodado valbuena pero no consigo mucha informacion de el. si en algun caso puedes ayudarme recomendandome algunos autores seria de mucha ayuda, de ante mano muchas gracias. y felicitaciones por tu aporte hacia la sociedad

    1. Hola Rafael

      Muchas gracias por tu comentario. Espero que te haya resultado útil e interesante para tu trabajo. Lamento decirte que no tengo constancia de los escritos Valbuena que comentas, pero si te fijas en el artículo nos hacemos eco de las principales teorías con respecto a la motivación laboral de diferentes autores como Maslow o Vroom. Otros autores que han escrito sobre el tema son: Douglas McGregor con sus teorías X/ Y, o Herzberg quien distingue entre «higiene» y «motivadores».

      ¡Mucha suerte con tu trabajo!

  9. muy buen aporte..estoy realizando una presentación y debe incluir motivación laboral..me sirve de mucho!!

    1. Hola Soledad

      Nos alegramos que te haya resultado útil el artículo. Mucha suerte con tu presentación 😉

  10. Muy buen aporte. La motivación es fundamental para los empleados. Hay que tener en cuenta que el personal motivado trabaja mejor y en consecuencia incrementa poderosamente su productividad.

    1. Hola Rocío

      Muchas gracias pot tu comentario. Coincido contigo en la importancia de la motivación tanto para los empleados como para la propia empresa. Aunque cada vez se tiene más en cuenta, es cierto que las organizaciones necesitan incluir programas o tareas de motivación laboral en sus planes de gestión de personas o capital humano; así aumentaría la productividad laboral y sobre todo, los trabajadores acudirán a sus puestos de trabajo felices. Está demostrado que el clima laboral influye en el rendimiento laboral, por lo que no hay que obviarlo en la gestión de los recursos humanos de una empresa.

Deja una respuesta

Síguenos en las redes