CategoríaTecnología

Hacking ético: el aliado de la ciberseguridad

Tiempo de lectura: 6 min
1

A pesar de que el término “hacker” se suele relacionar con malas prácticas o con la ilegalidad, no todo es negativo. El hacking ético permite que expertos en ciberseguridad puedan usar sus habilidades y conocimientos para identificar las vulnerabilidades de sus empresas y trabajar en ellas. Si quieres conocer a profundidad en qué consiste y cuáles son los límites del hacking ético, sigue leyendo.

Te puede interesar: Bootcamp en ciberseguridad

¿Qué es el Hacking Ético?

El Hacking ético o white hat es una práctica realizada por profesionales en el área que utilizan sus habilidades para probar sitios web en busca de vulnerabilidades de seguridad y ayudar a las empresas a cuidar y reforzar sus protocolos de seguridad.

Estos hackers éticos no infringen ninguna ley mientras prueban los sitios, ni intentan explotar las vulnerabilidades que encuentran. Los hackers de sombrero blanco solo buscan fallos y los comunican al propietario del sitio web.

Diferencias entre el Hacking ético y el hackeo

Por supuesto, para definir a un hacker de sombrero blanco como el bueno, también necesitamos tener un malo: Los hackers de sombrero negro o black hat. Estos son los piratas informáticos que usan sus habilidades para explotar debilidades, destruir y robar datos para beneficio personal. 

Una de las tácticas más comunes de los Black Hat es el ransomware, que consiste en bloquear el acceso a los datos del usuario hasta que se pague un rescate. Cualquiera que sea su motivación, estos piratas informáticos representan una seria amenaza para las personas, las empresas y los gobiernos.

Si se una diferenciación clara entre el hacking ético y el hackeo, podemos decir que, ambos cuentan con los mismos conocimientos y herramientas, pero el hackigk ético los utiliza para beneficiar a la empresa en vez de aprovecharse de su vulnerabilidad.

Tipos de hackers

Anteriormente, hemos hablado de los White Hat y Black Hat. Sin embargo, estos no solo los únicos tipos. A continuación te contamos, qué otros existen:

Script Kiddies

Son las personas más peligrosas en cuanto a hackers se refiere. Un Script kiddie es una persona no cualificada que utiliza scripts o descarga herramientas disponibles para el hacking proporcionadas por otros hackers. Intentan atacar sistemas y redes informáticas y desfigurar sitios web.

Su principal objetivo es impresionar a sus amigos y a la sociedad. Por lo general, los Script Kiddies son menores de edad que no tienen conocimientos de hacking.

Grey Hat Hackers

El hacker de sombrero gris se encuentra en un punto medio entre el hacking ético y el black hat. La razón es que el hackeo no busca ser malicioso, pero si es usado para satisfacer un beneficio propio.

La diferencia es que no quieren robar a la gente ni quieren ayudar a la gente en particular. Más bien, disfrutan experimentando con los sistemas para encontrar lagunas, romper las defensas y, en general, encontrar una experiencia de hacking divertida.

Green Hat Hackers

Un hacker de sombrero verde es alguien que es nuevo en el mundo de la piratería informática, pero se centra intensamente en aumentar sus habilidades de ciberataque. Se centran principalmente en adquirir conocimientos sobre cómo realizar ciberataques al mismo nivel que sus homólogos de sombrero negro.

Bootcamp en Ciberseguridad

Fórmate en una de las profesiones digitales más demandadas y amplia tu tasa de empleabilidad

¡Me interesa!

Su principal objetivo es evolucionar hasta convertirse en un hacker de pleno derecho, por lo que dedican su tiempo a buscar oportunidades de aprendizaje de hackers más experimentados.

Blue Hat Hackers

Son un tipo de hacker muy similar a los script kiddies debido a que son principiantes en el campo de la piratería. Actúan usualmente bajo un acto de venganza o al ser desafiados. A su vez, utilizan el hacking como arma para ganar popularidad entre sus congéneres y no cuentan con deseos reales de aprender.

Red Hat Hackers

También se les conoce como Eagle-Eyed Hackers. Son similares a los hackers de sombrero blanco. Los hackers de sombrero rojo pretenden detener el ataque de los hackers de sombrero negro. La diferencia entre los hackers de sombrero rojo y los hackers éticos es que los primeros son bastante despiadados a la hora de enfrentarse a los hackers de sombrero negro o de contrarrestar el malware.

Son conocidos por ser especialmente despiadados en su caza utilizando cualquier medio posible para acabar con ellos. Esto a menudo se traduce en utilizar las mismas tácticas que los hackers de sombrero negro y usarlas en su contra, utilizando el mismo malware, virus y otras estrategias para comprometer sus máquinas desde dentro.

Otros tipos de hackers

Adicional a los tipos de hacker mencionados anteriormente, también se encuentras los hackers patrocinados por el estado, los cryptojackers, los hacktivistas, y los insider maliciosos o denunciantes, que son individuos que tienen como objetivo exponer información confidencial, ya sea con un fin de venganza o con interés de denunciar alguna actividad ilegal.

¿En qué consiste el hacking ético?

Habiendo entendido las diferencias entre los tipos de hackers, vamos a adentrarnos en el que nos compete.

En resumen, estos piratas informáticos tienden a emplear los mismos métodos de ataque cibernético que utilizan los piratas informáticos malintencionados para realizar pruebas de estrés en la red o encontrar vulnerabilidades en las aplicaciones . Los hackers éticos utilizan rootkits avanzados y personalizados para realizar diversas pruebas.

Según el contrato que tengan con sus empleadores y empresas, los hackers de sombrero blanco pueden atacar y probar sistemas de datos específicos, como las redes, los puntos finales o las aplicaciones del cliente. O tienen la autoridad para ejecutar ataques más amplios que pueden incluir múltiples sistemas.

  • Pentesting:  También conocido como test de penetración, se trata de un ciberataque simulado autorizado diseñado para evaluar la seguridad del sistema. 
  • Social Engineering: La ingeniería social es un método para en engañar a las personas con el fin de que revelen información confidencial, como contraseñas o números de tarjetas de crédito. 
  • Ingeniería inversa: Este es el proceso de desarmar algo para ver cómo funciona y así poder entender mejor su funcionalidad.
  • Análisis de malware: Consiste en comprender cómo funciona el malware y qué hace. Esta información se puede utilizar para mejorar los sistemas de seguridad y proteger contra futuros ataques.

Otros métodos permitidos por el hacking ético son los ataques DoS, Nessus, análisis forense de disco y memoria, entre otros.

Funciones del Hacking ético

El papel del profesionales del Hacking ético no solo consiste en mejorar los sistemas y reforzar la ciberseguridad de las empresas. Aquí, algunas otras funciones.

  • Proteger el software a través de la detección de habilidades
  • Cumplimiento de las normativas empresariales a través de testeos de seguridad tanto a clientes como a personas que ofrezcan información confidencial dentro de sus procesos
  • Monitoreo el comportamiento y las actividades de los usuarios de aplicaciones y servicios
  • Encontrar y cazar activamente una amenaza dentro de la propia red que ya puede haberla comprometido
  • Respuesta a incidentes cada vez que un atacante intente o viole de alguna manera la seguridad de la empresa.

¿Qué estudiar para ser hacking ético?

Si estás buscando formarte como hacker ético, aprender sobre herramientas de ciberseguridad y métodos de hackeo útiles para crear barreras de protección en tu empresa, te recomendamos nuestro bootcamp en ciberseguridad en el que, en solo 6 meses, desarrollarás las habilidades técnicas necesarias para hackear un sistema, descubrirás como funciona la arquitectura de redes y analizarás como todo un experto las vulnerabilidades al que un sistema se puede enfrentar y su respectiva solución. ¡A qué esperas!

Bootcamp en Ciberseguridad

Fórmate en una de las profesiones digitales más demandadas y amplia tu tasa de empleabilidad

¡Me interesa!

Lorena Ramírez

Periodista apasionada de los entornos digitales y la tecnología. Departamento de Marketing y Comunicación de IEBS Business School Leer más

Síguenos en las redes